El día 31 de diciembre cuando Ramón García diga feliz 2005, toda España tiene que levantarse y gritar al unísono: "¡¡¡¡¡POR EL CULO TE LA HINCO!!!!!".

Será un momento histórico y no se podrá repetir hasta el 2025. ¡No perdamos esta oportunidad!