A lo largo de los años las cosas cada vez van cambiando más. Si miramos 10 años atrás las cosas han cambiado muchísimo, no solo por los grandes avances tecnológicos, sino también por factores que han hecho que nuestra sociedad se reinvente.

Uno de estos grandes avances es el internet. Cuando en 1994 apareció, nadie esperaba que llegaría a tener el alcance que tiene hoy en día. Ahora podemos hacer casi todo en él, y el gran boom han sido las tiendas online.

En sus inicios tenían muchos detractores, temas de seguridad, miedo a poner números de tarjeta en internet, en definitiva, miedo a lo desconocido. Pero a día de hoy, hay muy poca gente que no haya comprado nada por internet. Billetes de tren, de avión, alquiler de coches, entradas para el teatro, cine, conciertos, ropa, electrodomésticos… todo está a nuestro alcance en un solo clic.

¿Qué es importante para el consumidor online? ¿Cómo se puede ofrecer la misma experiencia que en la compra tradicional? ¿Puede ser incluso mejor?

A continuación, 6 puntos que toda tienda online, debería por lo menos ofrecer/tener para dar la mejor de las experiencias y ganar terreno a la compra tradicional.



1. Quién eres

Cuando vas a comprar a una tienda física es fácil saber de quién es o quien trabaja allí porque lo ves. Pero en una tienda online no es así de sencillo.

Así que tener un apartado explicando quién eres, qué quieres, cuáles son tus objetivos, valores y tu misión, darán confianza al posible cliente.

Poner cara a una tienda online crea una relación más próxima, más personal, y el “engagement” es superior.

2. Imagen productos

Una vez dentro de la web está debe ser “amable” y con amable nos referimos a que sea fácil de usar, que sea intuitiva y que todo esté bien explicado.

En cuanto a los productos, han de tener su descripción, con la lista de materiales que se ha usado para hacerlo, las medidas y una pequeña descripción.

Las fotografías son muy importantes. No todo el mundo sacará una cinta métrica y calculará como es, así que si hacemos fotos donde pueda verse su tamaño a proporción de otro objeto o persona, será más fácil que el cliente tenga claro como es y tengamos un cliente satisfecho con su compra, ahorrándole que tenga que devolverlo.

3. Proceso de compra

El proceso de compra es el paso más importante. Es el último paso antes de poder considerar alguien cliente.

Para que este sea un paso exitoso, todo tiene que estar claro y ser sencillo. Especificando el precio total en todo momento, dando seguridad al momento del pago y que la recogida de los datos sea fácil de rellenar.

Si en este no damos la confianza necesaria nuestro “cliente” se irá. A nadie le gusta tener el miedo de comprar algo y hacerlo mal, así que optarán por irse.

4. Política de envíos y devoluciones

Este es un punto importante a la hora de fidelizar nuestros clientes. ¿Qué mejor que decirles que si no están convencidos de lo que han recibido o no es cómo esperaban, pueden devolverlo?

Pues se sentirán seguros y tranquilos, con la confianza de comprar algo y poder devolverlo tranquilamente sin tener que pagar de más ni poner problemas.

Es muy importante especificar desde el principio que política de envíos y devoluciones tenemos. Si son gratis o no, y durante cuánto tiempo podemos hacer la devolución.

Si en el caso de devolver un producto, se devuelve el dinero o se da un vale para una próxima compra.

La máxima información para el cliente siempre es una apuesta segura.

5. Packaging

¿Cómo entregaremos el paquete? Aquí marcaremos la diferencia con nuestros competidores. ¿Quieres ser uno más? Pues no leas este punto.

Pensar cómo vamos a presentar los productos, como vamos a envolverlos, en que cajas, que pondremos dentro es muy importante para marcar la diferencia en el sector.

No es lo mismo recibir algo metido en una caja, que encontrarte una nota dándote las gracias por confiar en “x” empresa.

Al igual que no es lo mismo recibir una caja llena de productos colocados de cualquier forma a recibir un paquete cuidado hasta el último detalle para que no se estropee, pero además para que llegue en forma de regalo a tu casa.

6. Atención al cliente

Y, por último, pero no el menos importante, debemos tener atención al cliente. Que su número sea fácil de localizar en la web, especificando en que horas podemos llamar, y que la persona de detrás del teléfono tenga las habilidades de tratar con clientes enfadados, disgustados o perdidos.

Estos no son los únicos puntos para tener en cuenta, pero son de los más importantes.

Autor: Adriana Vàzquez Farràs, Marketing Manager en Trendhim, accesorios para hombre.