Fundada en 1950, Orient siempre se ha caracterizado por su apuesta en cuanto a relojes mecánicos. Ciertamente hace años que ofrecen también algunos de cuarzo, pero como puedes comprobar la mayor parte de su catálogo, lo componen los relojes con movimiento automático.

De hecho, comenzaron con su calibre 469, idéntico al del Titanium Slide Rule, basándose en el Seiko 7005. Desde entonces, siguieron anclados a ese movimiento, añadiéndole mejoras, y nuevas complicaciones, pero sin ningún cambio mayor.

Prueba de ello, es que los modelos con día de la semana, siguen sin contemplar la corrección rápida desde la corona (fue un añadido posterior, ya que el Seiko 7005/7009 no lo incorporaba), sigue latiendo a 21.600 bph, etc. Por contra, son movimientos muy probados, duraderos, y robustos, fabricados todavía en Japón, y que además, salen de fábrica muy bien ajustados en cuanto a precisión.

Irónicamente, a partir de 2001, Orient pasó a formar parte de Seiko Epson, proceso que se completó en 2009. Sin embargo, ambas mantienen su independencia, y no se aprecian sinergias destacables ni modificaciones en sus lineas de producto.

Andaba detrás de un reloj de buceo (diver), por lo que esta vez, el modelo elegido ha sido el M-Force (SEL03002M/EL03002M), que fue lanzado en 2011, como continuación de la saga M-Force que comenzaría en 1997. Salvando las distancias me recuerda mucho al Heuer 844 de finales de los 70.

Viene en una caja de cartón que cumple exteriormente, y que saca buena nota en cuanto a su interior, incluyendo un manual de instrucciones (1091 Kb. en formato PDF), con la información de uso y técnica necesaria.

Es un guardatiempo que llama poderosamente la atención, primero por la esfera de color naranja, y luego, por lo contundente de su tamaño: 46mm sin contar la corona (47.8mm contándola). Claro que una vez puesto, a pesar de seguir siendo grande, no lo parece tanto, y es que el grosor del bisel, le permite pasar por un reloj de 42mm o 43mm a lo sumo. La altura de la caja es de 13,3 mm, nada exagerado. Con un peso de 270 g, no es precisamente ligero, pero no incomoda. Es cuestión de habituarse. La corona, roscada para mantener la estanqueidad, va situada a las 4, evita molestias al doblar la muñeca, algo muy de agradecer con su considerable tamaño.

Dentro de las pocas libertades que deja el diseño de un reloj de buceo, donde lo que prima, debe ser la funcionalidad, me gusta que se aleje de las inspiraciones del Rolex Submariner, o del Blancpain X Fathoms, que están bastante vistas, y en cambio aporte algo de su propia cosecha como es el caso.

El EL03, además de su contundencia, está muy bien terminado, con buenos materiales y acabados. A diferencia de su competidor el Seiko Sumo, monta un cristal de zafiro. El bisel es rotativo unidireccional de 120 clics, y a juzgar por su sonido demuestra mucha calidad. Hasta aquí, da la impresión ser un reloj más caro de lo que en realidad es, algo que se refuerza al comprobar el grabado Made in Japan de la trasera. Ésta es roscada, también de acero 316L como el resto del reloj, con unos grabados más bien anodinos.

El lumen es excelente en cuanto a luminosidad, mejor que la del Citizen, pero destaca especialmente en cuanto a su larga duración. Las 3 aguas principales así como las marcas horarias lo llevan impregnado. Curiosamente el pigmento es de una tonalidad levemente más oscura en las primeras, que en las segundas. Un detalle original y útil, es que el bisel es también luminescente en su punto de las 12h.

El calibre es el automático 40N5A de manufactura propia, con 22 rubís, y como decía antes a 21.600 bph. Su principal diferencia es que incorpora indicador de reserva de marcha, una complicación que desde hacía tiempo que me llamaba la atención. A diferencia del anterior 46N4A, ofrece además parada de segundero, y cuerda manual. La cuerda manual, es todavía más suave que en el , y muy eficiente. Bastan apenas 25 giros de corona, para tenerlo completamente cargado. El rotor carga bidireccionalmente, y figura también entre los más eficiente, como ya he apreciado en otros Orient, no es silencioso. No es algo que me moleste, más bien al revés. Prueba de ello es que es suficiente con un uso, incluso diría que sedentario, para mantener la carga al máximo, y raras veces la he visto bajar de 30h en el indicador. De hecho ese 40N5A, es exactamente el mismo movimiento que equipan los Pro Saturation Diver (EL02003W), el reloj profesional de buceo de la marca.

Lo que más me ha gustado, es sin duda lo bien regulado que viene de fábrica, algo bastante común en Orient, pero quizás no hasta este extremo. Con una desviación media diaria de +3 segundos por día, sólo puedo catalogarlo de magnífico. Ha superado a relojes de mucho más empaque como el Certina, quizás no con tanta regularidad. Pero es que además, tiene la ventaja de como se comporta. Porque si pasa todo el día descansando sobre las 9h, la variación se convierte en -4 segundos por día, lo que me permite compensarla fácilmente. Oficialmente acredita una precisión de -15/+25 segundos por día. La reserva de marcha oficial, es de 40 horas, de la que he constatado cerca de 45 horas.

El nombre, parece ser que es una contracción de Mechanical Force, es decir Fuerza Mecánica, lo que para mi, le va como anillo al dedo.

Gracias a su estructura tanto interna como externa, cuenta con una triple certificación ISO: ISO 6425 para relojes de buceo resistentes al agua a presiones de hasta 20 ATM; ISO 764 para relojes antimagnéticos con resistencia a campos de hasta 4.800 Amp/m; e ISO 1413 para relojes resistentes a golpes ante aceleraciones de hasta 5.000G.

Yo lo veo como el G-Shock de los relojes mecánicos, resistente, fiable, y con una buena relación calidad-precio.

El principal defecto que tiene es el armis, de una calidad y robustez, que no está a la altura de resto del reloj, y que es incluso peor que en modelos más básicos de Orient. Por ejemplo, el cierre deployante, aunque tiene pulsadores, está fabricado con chapa prensada bastante fina, y los eslabones finales no son macizos, lo que provoca leves chirridos ante determinados gestos. No es algo a lo que le de mucha importancia, pero convierte un reloj de 10, en uno de 8. Incluso con lo robustos que son los pasadores, al final es una lástima. En caso de quererlo reemplazar, el candidato perfecto es sin duda el SUPER Engineer Type II.

A muchos no les gusta el logotipo de Orient, a mi se me gustan los dos leones sujetando el escudo de la marca, pero es cierto que la combinación de colores no encaja demasiado en el modelo. Tenemos las serigrafías de Orient y Automatic por un lado en negro, que quedan bien aunque la tipografía del automatic la típica fuente clásica de otros modelos, la de M-Force 200m del mismo color, que es un tanto accesoria, y el logotipo en plateado que desentona bastante. Habría bastado algo más discreto del tipo de Orient M-Force 200m.

El precio de venta recomendado, es elevado, superior a los 500€, pero no cuesta demasiado conseguirlo por mucho menos, lo que lo convierte en una adquisición excelente. No en vano, sus predecesores se comercializaban bajo la enseña superior de Orient Star, lo que dice muchísimo en cuanto a su calidad y prestaciones.

En cuanto a mejoras, se me ocurre que las agujas podrían haber sido algo más largas para aprovechar el espacio de la esfera, y algo más gruesas para mejorar la legibilidad. Del mismo modo, la ventana del datario podría ser algo más grande, parece que no aproveche el espacio disponible. La manecilla de reserva de marcha, podría incorporar lumen como en el EL03005Y.

Estaría bien un armis y caja de titanio para este M-Force, igual que incorpora el nuevo DV01001B, que pese a todo, para mi es más simplón y menos acertado que éste.

Ellos lo resumen muy en la asociación con Subaru, tecnología japonesa, mecánica potente, fiabilidad, y prestaciones. Todo ello a precios razonables, a costa de sacrificar otros aspectos.

Una marca que me encanta, que ofrece muchísimo en relojes mecánicos para lo que cuesta, y que desgraciadamente no tiene la distribución que se merece en nuestro territorio. Sólo le falta dar el salto que todos esperamos con sus movimientos: 28.800 bph, día de la semana integrado, y por supuesto manteniendo todo el buen hacer de ahora.