Perin, nació el 22 de septiembre de 1989. Se le "bautizó" como Bandido en honor a una serie de dibujos animados en las que aparecía un perro blanco y negro, de la que ya no recuerdo el nombre.

Lo recogimos de un hospicio de perros cuando contaba 3 semanas, y era más pulgas que perro.

Rápidamente pasó a llamarse Perin de Perindolo, mi padre siempre ha sido un hombre con mucha inventiva… Aunque familiarmente le llamábamos también Peque, Bitio, Remol, Grimol, Perro, …

Era un perro que pese a no ser extremadamente inteligente si que era muy listo. Se hacía querer a su manera, con esos comportamientos que tenía de persona, y ese carácter mezcla de cariño e independencia.

Era uno más de la familia, y su carácter y físico hacía que la gente en general lo apreciara. Todos los que le conocían aportaron algo a su vida. Desde hacer carreras con él, hasta componerle canciones (Perin el perro sabio).

Le gustaba correr cuando se le tiraban pelotas, aunque sus preferidas eran las piedras. Le gustaba el campo, la hierba, y la arena de la playa.

Hacía mucho deporte y estaba en forma. Seguramente su único mal eran los ataques de epilepsia que padecía desde pequeño, pero que fue aprendiendo a controlar con el tiempo.

¡No te olvidamos!