Como muchos de vosotros, comencé programando en lenguaje BASIC. Por aquellos días era no estructurado (con números de linea), e interpretados. Además en mi caso, sobre un hardware de 8 bits.

Bastante tiempo después, con Turbo Basic, llegué a la compilación, que como ahora es conocido por todos, permitía transformar el código fuente, en este caso en código ejecutable nativo. Además Turbo Basic implementaba un dialecto de BASIC estructurado, que permitía evitar el código espagueti.

Turbo Basic 1.0 escrito por Bob Zale, y vendido a Borland, apareció en 1986, llegando a la revisión 1.1 de 1987. A partir de este momento, y por causas que nunca llegaron a aclararse, quedó olvidado. De este modo, los que éramos fieles a BASIC, nos pasamos a Quick BASIC y BASIC Compiler / BASIC Professional Development System de Microsoft.

En 1990, el autor original, crea PowerBASIC 2.0, como una actualización sobre lo que ya aportara Turbo Basic 1.1, y que va recibiendo actualizaciones hasta 1997 con la versión 3.5. En aquel tiempo, Powerbasic compite no solamente con otros compiladores de BASIC, sino con Pascal y C en cuanto a eficiencia de código y características. Entre ellas hay que destacar los punteros, el ensamblador en linea, el soporte de memoria EMS, o la generación de código de 16 bits optimizado para procesadores 386.