Aprovechando el relajo del período vacacional, me voy a permitir hacer un par de reflexiones sobre algunos acontecimientos sociales recientes, que de una u otra manera, me han sorprendido.

Carlos Sastre gana el Tour de Francia
La sección de deportes de un telediario, muestra imágenes del pueblo de El Barranco, en Ávila, donde la multitud celebra efusivamente la victoria ciclista de su paisano. No hablamos de fútbol, baloncesto, fórmula 1, ni tenis, siendo tal el caso, la reacción hubiera sido mucho más exagerada, y en lo que a mi respecta, diría que tendiendo a la locura colectiva.

Me pregunto porque los noticiarios no tienen sección de ciencia, arte, o al menos algo más general como cultura, mientras que si tienen de deportes. Dice muy poco a nuestro favor como sociedad, que no tengan la misma repercusión acontecimientos probablemente más provechosos, e igualmente heróicos, no tengan el mismo seguimiento. Me refiero eventos como la publicación de un libro de Eduard Punset, una nueva película de Isabel Coixet, una crítica de cinematográfica de Quim Casas, una columna que incite a la reflexión de Juan Manuel de Prada, o una conferencia de Jorge Wagensberg.

Nuevo disco de David Civera
Anuncian en televisión el nuevo disco de David Civera titulado para vivir contigo. Lo definen con el pretencioso apelativo de "el artista de los éxitos". Por algún motivo, nos quieren hacer creer que Madonna, Michael Jackson, o The Rolling Stones nunca existieron, y lo que es peor, que olvidemos el talento, de formaciones hoy ya clásicas en nuestro pais como Mecano o Heroes del Silencio.

Cualquiera de ellos merecen mucho más el calificativo de "artista de los éxitos", que sobre todo, tenían calidad.