Relojes como inversión

Seguimos reflexionando acerca de aspectos relacionados con la relojería, continuando con el artículo Vivir de las apariencias y la relojería. En esta ocasión sobre la creencia de que invertir en relojes es una buena forma de gestionar nuestro dinero. Dicha afirmación es generalmente falsa. Es decir, invertir en relojes no es una buena idea.

Digo en general, porque eso no quita que pueda haber casos concretos en donde un reloj se revalorice, pero por norma general no lo hacen. Recuerdo en mi niñez el Porsche 959 o el Ferrari F-40, unos automóviles que ya a los pocos meses de su aparición en el mercado empezaron a revalorizarse. Os hago memoria, en 1987 cuando aparecieron ambos modelos, tenían un precio de 40 millones de pesetas (unos 240.000 euros al cambio). En años reciente, hemos visto subastas en donde el F-40 se ha vendido por 1,1 millones de euros, y el 959 por 700.000. ¿Buen negocio verdad?

Pues realmente no tanto, porque si hacemos el cálculo teniendo en cuenta el aumento del IPC en España, y como ya vimos con Los relojes y los precios, nos daremos cuenta que esos 240.000€ de la época equivalen en la actualidad a unos 600.000€. No podemos despreciar el coste de mantenimiento que han tenido esos coches desde 1987. Para que un vehículo llegue a esas cifras en una subasta, debe estar en un estado completamente original y en perfecto estado de mantenimiento. Como explicaba en ¿Cuánto cuesta una vida tipo Corrupcíón en Miami, eso requiere en el caso de los coches revisiones oficiales de la marca cada 6 o 12 meses, lo usemos o no. En caso contrario, o si éstas no se realizan en talleres de la marca, el precio de venta descenderá notablemente. Agreguemos el coste del aparcamiento, y el tiempo que lo hemos usado. Nuevamente es importante que el coche se haya movido de vez en cuando, pero no en exceso, y por supuesto evitando golpes y accidentes. No es algo tan fácil.

Claro que si tenemos la fortuna de tener un Ferrari 250, si que habremos hecho negocio. Lo podríamos haber subastado por 40 millones de euros, y aunque el coste de mantenerlo desde la década de 1950 sería elevado, económicamente sería rentable. No olvidemos tampoco que si nos hubiéramos comprado el primer 250 de 1953 justo cuando nos sacamos el carnet, hoy tendríamos 83 años, tampoco íbamos a poder hacer mucho con los 40 millones…

En relojes ocurre otro tanto. Se habla permanentemente de los Rolex Daytona, o de marcas como Vacheron Constantin, Jaeger-LeCoultre o Roger Dubuis que logran cifras astronómicas en subastas. Los argumentos son los mismo que hemos visto para la automoción. Sólo unos pocos se revalorizan a ese nivel. El precio de un reloj, como cualquier otro artículo, depende de la oferta y la demanda. Si hay pocas unidades y muchos compradores interesados, el precio será más elevado.

La verdad detrás de eso es que son relojes exclusivos. Por ejemplo los Rolex Daytona que logran cifras increíbles son modelos concretos, y que además pertenecieron a personalidades como Paul Newman o Eric Clapton. No sólo cuenta el reloj, sino también de quién fue.



Son guardatiempos que están en un inmejorable estado de conservación. Incluso algunas unidades son NOS (New Old Stock), pero eso no ocurre sólo con los relojes. He visto gafas de sol Persol, como las mías o las que llevaba Steve McQueen que se venden a 2.000€ o incluso más. Pero ahora no vayas a comprar cosas como un loco y guardarlas para venderlas en el futuro. La cosa tampoco va así. Mi Casio Casio W-780 lo compré en estado precisamente NOS por lo mismo que costaba en su época actualizándolo al IPC. Incluso el Waltham Modelo 1899, pese a haber esperado casi 150 años, vale ahora mucho menos de lo que costaba en su época.

El reto es que nadie sabe a priori que relojes u objetos se van a revalorizar. Ocurre con objetos vintage como los coches, relojes, estilográficas o gafas de sol, pero también con las obras de arte. Si quieres invertir dinero, lo mejor son las operaciones financieras en donde no interviene mercancía física alguna. Si quieres algo físico, limítate a los metales preciosos como el oro o el platino porque pese a su inutilidad práctica, se les llama preciosos por algún motivo.

Si quieres comprarte un reloj, hazlo solamente porque te gusta.



10 comentarios en “Relojes como inversión”

  1. Sos más joven que yo así que no creo hayas llegado a experimentar la «Importancia» que tuvo hasta hace unas décadas la filatelia. Incluso acá en Uruguay había un mini programa de TV diario que se repetía dedicado a los sellos.

    Imagino a los que invirtieron en sellos en aquellos tiempos y hoy se deben querer pegar un balazo. La población de filatélicos se debe haber reducido al 0.000001. Sellos de miles hoy deben valer diez porque a casi nadie le importan ya en estos tiempos de email.

    Creo que con los coches pasará algo parecido y muchos íconos que hoy día incluso circulan serán una especie de cachilas que solo verán la calle en algunos eventos, hasta el Ferrari más caro o las Harley. ¿Cuánto falta para que un motor ruidoso realmente pase de moda y pase a ser algo así como un insulto a la humanidad?

    Con los relojes todo es más difícil de extrapolar…. pero mi opinión es que todo cambiará cuando el tema batería y el modo de consulta información cambie y un smartwatch pase a cumplir todas las funciones de los móviles. Será con alguna especie de proyección de datos en el brazo tipo cine o algo holográfico, pero ya llegará con la batería que se inventará también.

    Y cuando esto suceda el reloj tradicional pasará a ser algo así como el sombrero hongo o galera, el bastón labrado o los vestidos de miriñaque, algo absolutamente excéntrico, conjuntametne con el teléfono móvil también y cualquier aparato de solo hora adosado a la muñeca.

    Y toda esta cháchara para ir a que en pocos años todos los relojes caros pasarán a valer poco más que nada.

    ¿A cuánta gente en realidad le interesa la relojería en verdad? Como aficionados sabemos que el precio de la alta relojería (o relojes caros) está dado tal vez en su mayor porcentaje en que hay gente que simplemente puede pagarlos. Así que cuando esta gente considere dejar de verlos como algo que vale la pena lucir y poseer sus precios se derrumbarán.

    Fijate que si todos los famosos fueran conscientes de lo que tienen en sus muñecas y en los valores agregados que tiene el que ellos los luzcan, podrían mandar a remate sus unidades para hacer beneficencia, pero nunca lo hacen porque directamente no se les ha ocurrido. Y no se les ha ocurrido porque sus relojes no les importan demasiado, a no ser que les paguen por usarlos y representarlos.

  2. Me gusta tu argumento final Arcano. Las celebrities no le dan valor a sus relojes porque normalmente no les gustan. Los llevan porque les pagan y no pueden ni imaginarse del valor, mejor dicho, precio que tienen.

    La alta relojería la conocemos los que nos gustan los relojes, y es exactamente eso. Precios elevadísimos porque prefieren fabricar pocas unidades ya que hay gente que está dispuesto a comprarlas. Una pena, porque un reloj es algo suficientemente interesante como para que dieran la oportunidad a la gente de disfrutarlo.

    Los sellos, igual que las monedas las viví de niño. Es cierto, habrá colecciones y colecciones en casa que hoy en día no valen casi nada.

  3. «hoy tendriamos 83 años», que buena percepcion, es cierto. A veces se nos olvida lo evidente, y ese es un buenisimo ejemplo para hacernos ver que sea el objeto que sea que conservemos, tal vez no podremos disfrutarlo.

  4. A tenor de lo expuesto en esta entrada, lo que sí podría calificarse de inversión son modelos muy determinados de relojes. Por añadir uno a la lista, un Seiko 6105-8110 – el que lucía el capitán Willard en ‘Apocalypse Now’ – podría ser otro. Y en mi humilde opinión, sería más una inversión cuyo objetivo fuese conservar el valor – esto es, batir la inflación -, que una que buscase grandes revalorizaciones.

    Pero en general, los relojes de alta gama – ni los de Seiko, ni los Rolex, ni los Audemars Piguet … – no son inversiones.

  5. Pienso que se esta olvidando la utilidad de invertir en bienes raices, en general es bastante dificil perder dinero, con la poblacion mundial aumentando en modo constante, y el aumento del nivel de vida hace que sean factores externos que ayudan bastante a recuperar y hacer crecer la inversion

  6. Tal vez los bienes raices sean una alternativa mucho más racional Robinson. Lo que ocurre que tampoco es completamente segura, de ahí que se le llame inversión. Casi todos los países van viviendo burbujas en las que el precio asciende, hasta que llegado su techo se desploma.

    Dependiendo del momento en que te pille puedes perder dinero, y mucho.

  7. Son muy pocos modelos los que se revalorizan, pero fíjate en algunos G-Shock vintage que cada vez que se ven por ebay se venden a diez veces su precio de tarifa original sin estar siquiera en estado NOS. Pero claro, eso es algo que nadie sabía cuando esos modelos estaban a la venta.

  8. Así es Rober. Unos pocos modelos de G-Shock están a precios estratosféricos. Esencialmente el DW-5000C original, que debido a ser el primero, y a su fracaso comercial, fue escaso y se cotiza entorno a los 500€. Sin embargo no es una revalorización increíble, puesto que un GW-5000, está oficialmente cerca de los 400€.

Deja un comentario