Tras casi 3 años con el LG Optimus E900 Optimus 7, tocaba una renovación, y el elegido ha sido el Samsung Galaxy S4 (modelo GT-I9505).

Lo primero que llama la atención es la poca calidad aparente del producto, y más teniendo en cuenta su precio actual, con una tapa posterior de plástico, que va anclada por unos anclajes interiores de plástico, y un packaging más bien discreto y espartado. Nada que ver con la de aluminio negro del E900. A este respecto, las fuentes oficiales afirman que la tapa de plástico es resistente y ligera, y que no tiene nada que ver con un ahorro de costes… Permitidme que discrepe.

Una vez en marcha, la experiencia se transforma totalmente. Con Android 4.2.2 (Jelly Bean), 2 GB de memoria RAM, y 16 GB de espacio de almacenamiento, el sistema se mueve magníficamente, gracias a su procesador Qualcomm Krait 300 de cuatro cores, y funcionando a 1,9 Ghz. Sencillamente una maravilla con proceso de fabricación de tan solo 28 nm.

El procesador gráfico es un Qualcomm Adreno 320 con soporte completo OpenGL 3.0 y Direct3D 9.3, que da un excelente rendimiento. La pantalla está a la altura: 5 pulgadas Full HD (1920×1080) y tecnología Super AMOLED .

El aspecto que más me gustó fue su batería, de 2600mAh, 500 mAh más que en el Galaxy S III, y que según pruebas independientes ofrece una autonomía de entre 8 horas en el peor de los casos, hasta 4 días en el mejor. En situaciones intermedias, están las 18 horas de conversación; o los más de 2-3 días con un uso normal.

Por lo demás cuenta con una cámara trasera de buena calidad y 13 Mpixeles de resolución, mientras que la frontal es de 2 Mpixeles. Su tamaño es grande, el más grande de los smartphones diría yo (136.6 X 69.8 X 7.9 mm), y su peso es ligero (130 gramos).

Cuenta con tecnologías de vanguardia, muchas de ellas imposibles de usar por el momento, o poco extendidas: NFC, conectividad 4G/LTE de hasta 100 Mbit/segundo que todavía no se ha desplegado en España, o el tentador Bluetooth 4.0 LE.

Entre sus carencias, pues no tiene radio FM, el espacio de almacenamiento para el usuario es del orden de 9 GB, y la memoria RAM disponible una vez arrancado de unos 1,3 GB.

Actualizado a domingo 9 de noviembre de 2014. 11:23:
Tras casi año y medio de uso, y una caída al suelo dentro de su funda que apenas deformó la esquina inferior derecha, una desafortunada caída dentro de la mochila donde estaba protegido con su funda, ha agrietado el cristal.
Es difícil de usar, porque puede llegar a cortar, así que temporalmente, lo he envuelto en una bolsa de bocadillo transparente, y aunque la legibilidad dista de ser óptima, es usable hasta que encuentre sustituto.