Por Mar García Santurde, editora web en Trazos del Tiempo.

Hola a todos, me gustaría aprovechar la oportunidad que me ha dado Javier para presentaros una marca que acabo de conocer hace unas semanas. Se trata de una firma de relojes austriaca, VIRIBUS UNITIS, compuesta por modelos masculinos con influencia militar y ese toque vintage que está tan de moda.

La primera colección de VIRIBUS UNITIS es Airborne y está compuesta por cuatro relojes distintos, dos en bronce y otros dos en acero, con esferas tipo sándwich bicolor y vistosos colores rojos, azules, marrones y verdes.



El artífice de la marca austriaca es Thomas Hiden, un apasionado de la relojería mecánica con ambiciosas aspiraciones profesionales: quiere crear relojes 100% Made in Austria procedentes de los bosques de Viena con materiales convencionales y preciosos (aunque también tiene proyectados otros medidores ejecutados con productos ecológicos). De momento la producción es limitada, 200 unidades de cada reloj a un precio medio de 400 €.



Con el lanzamiento de la colección Airborne, VIRIBUS UNITIS está comunicando en web y redes sociales para darse a conocer a nivel mundial. Todavía quedan muchos pasos por dar para esta joven marca, que cuenta apenas con unos meses de vida. Destacar que este detalle es una gran oportunidad para coleccionistas y retailers ya que la marca austriaca aún no cuenta con distribuidor en España.



Una bonita historia

El nombre de esta firma relojera austriaca tiene un doble significado. Por un lado, se refiere al acorazado histórico SMS Viribus Unitis de la armada austrohúngara y, por otro, a la traducción “unión de fuerzas” utilizada por el emperador Francisco José I. Sus iniciales, V” y “U” en alusión a VIRIBUS UNITIS, se encuentran en partes como la corona o la trasera de la caja, grabada con los buques de guerra de aquel momento.



El legado histórico de VIRIBUS UNITIS es un valor añadido indudable, el paso siguiente será conocer realmente el funcionamiento de sus prestaciones técnicas. En líneas generales nos encontramos con cuatro relojes vintage (A11, 153.52, 153.27 y A24) equipados con maquinarias automáticas Miyota 9015, esferas bicolor tipo sándwich (Panerai también utiliza este recurso), tratamiento Superluminova en índices y agujas, cajas de 44 mm en acero (30 m) o bronce (200 m), cristales de zafiro con recubrimiento AR, producciones reducidas a 200 piezas por modelo, brazaletes NATO o armix y una ajustada relación calidad-precio: 400 € de media (IVA incluido).



Agradecimientos a Javier Gutiérrez Chamorro y a su espacio dedicado a la relojería. Compartimos pasiones comunes.