Argumentos para cambiar la correa de tu reloj

La Entrevista a Gregorio López «Goyo» de Diloy me hizo pensar acerca de las correas de reloj. Independientemente que nos refiramos a las tradicionales correas de piel, resina o de cualquier otro material, con el tiempo y por más que las cuidemos, deberemos reemplazarlas. Los normal es que la correa siempre nos dure menos tiempo que el reloj. Claro que con la cantidad de relojes de pésima calidad que se venden hoy en día, puede que eso no sea siempre cierto.

Debo mencionar esos relojes, no siempre baratos, que cuando los compramos nuevos vienen con una correa de malísima calidad y que, a veces es además hasta fea. Este artículo no trata sobre los cambios de correa de reloj por «necesidad», sino por gusto.

Cuando le cambiamos la correa a un reloj, le estamos dando una vida nueva, nuevos aires. Una sencilla modificación que puede hacer que se vea completamente distinto. Bajo ese mismo concepto, un reloj distinto se puede adaptar mejor a nuestro estado de ánimo, o nuestra ropa.



Con el práctico sistema de cambio rápido de correa que montan por ejemplo algunas correas Diloy, podríamos intercambiarlas diariamente si quisiéramos. Tal vez sea excesivo, pero hacerlo una vez al mes, es un cambio agradable.



Es la excusa perfecta para que nos volvamos a poner aquel reloj que teníamos guardado en la caja desde hace tiempo. La solución para que nos volvamos a ilusionar por una pieza a la que hace tiempo que no le hacíamos caso. O incluso la alternativa para rejuvenecer ese reloj que lleva ya unas cuantas décadas midiendo el tiempo.



12 comentarios en “Argumentos para cambiar la correa de tu reloj”

  1. En la gastronomía los ingredientes de un plato no sólo deben ser de calidad y estar bien cocinados, sino que deben casar. Incluso una buena correa puede estropear un buen reloj si ambos no casan.

    Un reloj de mi colección por el que tengo especial aprecio es un Casio con esfera azul oscuro y agujas de color naranja. Es un reloj que compré de segunda mano a buen precio, y que llevaba una correa de coco.

    No quedé contento con la compra. Finalmente me di cuenta de que no era que el reloj o la correa estuviesen en mal estado – al contrario -, sino que la combinación de ambos no era mi gusto. Unos guisantes hacen una buena combinación con unos taquitos de jamón, pero no con nata.

    Finalmente tuve una idea: comprar en AliExpress una correa de tipo NATO de color azul oscuro con una franja central de color naranja. Tras la espera, probé esa nueva correa, y el resultado fue como combinar guisantes y taquitos de jamón.

    ¿Qué hacer con la nata sobrante? Pues tenía sin correa todo un Festina de aire clásico, y le puse esa de correa de coco. Dicho Festina dejó de ser unas tristes fresas sin acompañamiento para convertirse en un delicioso postre de fresas con nata.

  2. Además de lo estético también entra en juego la ergonomía. Hay que tener en cuenta que en la comodidad de llevar un reloj la mayor responsable es la correa.

    En mi caso he descubierto que las correas de nailon son inmensamente más cómodas que las tradicionales plásticos de los digitales, incluso en verano apenas me ha molestado, y eso que en invierno he llegado a tener que quitarme el reloj varias veces al día.

    Supongo que otros materiales, como el cuero, también serán igualmente cómodos… y aquí entra lo que ambos comentáis: el gusto personal y lo que le pega a la maquinaria en si mismo.

  3. Una bonita metáfora un relojista entre comida y relojes que creo refleja estupendamente la cuestión. Así es. Una correa puede dar el toque diferente a ese reloj que tenemos arrinconado, y otra quitarle todo. Tomando tu idea si me permites, puede ser la sal o la pimienta.

  4. Es cuestión de gustos Fernando, porque todas tienen sus ventajas e inconvenientes dependiendo de la persona. En efecto la correa es lo que agarra el reloj a la muñeca, el principal punto de contacto con nosotros, y el factor que más influye en la comodidad.

    Para mi las más cómodas suelen ser las de resina. Ligeras, flexibles y suaves. El problema es que son bastante efímeras. Las textiles no tengo tu suerte, porque aunque suelen ser baratas y muy duraderas, el roce no me parece tan cómodo. Al final escojo las de acero, para mi duraderas y cómodas, aunque para muchos incómodas por su peso. En su defecto las de piel, para mi en los buenos modelos cómodas, pero que duran aproximadamente como las de resina.

    Ojalá que poco a poco vayamos viendo nuevos materiales textiles. Más robustos, o más flexibles, o más suaves, o más ligeros, … Una mayor oferta que nos permita escoger.

  5. El clima es otro factor, sobre todo en mi ciudad, con veranos de 45 grados. En ese caso, la resina y el acero (por lo menos, el acero de mi Orient Mako) no son una opción, son demasiado calientes; los textiles de una Nato o similares me encantan, pero la tela y el sudor no combinan demasiado bien. Lo que me deja el cuero, pero no el de fábrica, sino que debo mandar a hacer correas especiales, con cuero grueso, casi vaqueta.

  6. El problema del cuero grueso Kabe, es que si no es suficientemente flexible resulta incómoda. Estéticamente me gustan mucho esas correas gruesas artesanales, y son muy duraderas. Mi favorita es la del Unyber que recuerdo que como reloj no te agradó en general.

    Una corra asi, con unas costuras rústicas queda estupendo. Además creo que está bien apoyar a los artesanos locales.

  7. Fernando tiene mucha razón. Las correas de nylon son más baratas, más sufridas que las de cuero o resina, y enormemente cómodas. Además, son muy resistentes, y si las ensucias no tienes que andar con «mejungues» o trucos de la abuela como las de cuero o resina, simplemente a la lavadora o en remojo un día en un cubo, y andando.

    Las de resina no todas son flexibles (que se lo digan a las que montan en los SWG-100!!), y su duracón es de tres años (no porque no puedan durar más, sino que poniéndosela todos los días los polímeros tienen esa vida útil, si sigues con ella es como apostar a los dados: en cualquier momento se puede partir y caerte el reloj, sobre todo si la llevas en clima soleado -les afecta mucho los rayos ultravioleta-).

    Los armis es difícil dar con uno que sea cómodo, no depende solo del armis, sino del tamaño del reloj. Y los armis de cierre deployante son muy malos y endebles (y pillan los pelillos, así que para quien tenga mucho vello no quiero ni pensar la tortura que le debe suponer ese tipo de armis).

  8. Hay una empresa que se llama Aries Ipsa en Fuenlabrada que fabrica correas de resina para la sustitución de las que montan los casio en origen, para los que esten interesados pueden descargarse en pdf en la pagina de dicha empresa las referencias que fabrica, que son muchas, un saludo

  9. El otro día estuve mirando en Diloy para comprar una correa de un W-720 que por cierto son de una calidad impresionante y muy baratas y están la mitad agotadas, precisamente las dos que se parecen al mencionado modelo también estaban agotadas y de 20mm quedaban solamente dos que no se parecían a la que buscaba, espero que repongan stock porque al final la he comprado el doble de cara que en Diloy.

  10. Gracias Pepe Casio. Me consta que están en ello, sólo que el proceso de fabricación es largo. Deben hacer tiradas grandes de un modelo concreto, y eso tarda. No obstante, estoy igual que tu con las correas. Quería un par para el DW-5600C y un par para F-91W/F-84W y las segundas están agotadas. Habrá que esperar.

    También me puse en contacto con Aries-Ipsa, a ver si me dejan probar algunas de sus correas.

  11. Buenos dias, si buscais correas compatibles para el casio w720 en RUIZ REVUELTO fornituras las venden a un precio muy asequible además tienen página web y las podeis comprar a través de ella

    Un saludo

Deja un comentario