Juguetes de cuerda

Me sorprende ver cómo tras la ristra de juguetes que desaparecen, otros vuelven. Este es el caso que os voy a relatar a continuación. Tras un más bien flojo Cuadernillo de actividades que se vende a 3,99€ pero que cuenta con todo el apoyo en cuanto a marketing y atractivo de la licencia de Peppa Pig propiedad Astley Baker Davies se encontraba un «regalo» en forma de muñequito de Peppa pero con un mecanismo de cuerda.

En los escaparates a los niños les llama la atención su colorido y aquello de La revista oficial de Peppa. A los mayores me imagino que su atractivo precio que además del juguetito incluye un cuaderno para colorear y adhesivos para pegar. A mi me llamó la atención su maquinaria de cuerda, algo que pensaba que había dejado de usarse en los juguetes ya en la generación de mis padres. Supongo que una cosa así debe atraer a muchos que como yo, les gustan los juguetes y a la vez la relojería.





El juguete en cuestión es un exponente de la característica basura china que lleva un par de décadas inundando el mercado y que aunque afortunadamente va a menos, ahí sigue. Claro que por menos de 4€ uno tampoco podría esperar más, si bien yo soy de los que hubiera preferido pagar 5€ y que la calidad fuera aceptable, por muy Made in China que fuera.



Ya desde el principio, las patitas eran incapaces de desplazar la obsesa figura de la cerdita, y eso que es hueca por dentro. Y en manos de un niño, no duró ni un minuto hasta que acabó perdiendo sus dos bracitos como se ve en las fotografías.





Como explicaba, me llamó la atención su mecanismo, que a trancas y barrancas funcionaba, y con un precio que ¿cuánto debería ser? ¿20 céntimos? ¿50? ¿1€? No más que eso definitivamente… Ojalá que esto sirva para que este tipo de juguetes regresen de alguna forma. Uno está cansado de tantas pilas y pilas de botón que dan energía a variadas tonterías (zapatillas, patinetes o juguetes con luces LED; motorcitos en coches o muñecos baratos) y que al final terminan en la basura.





19 comentarios en “Juguetes de cuerda”

  1. Una auténtica botaderos de $$$!!
    Recuerdo un pequeño tren de bajo costo que nos compraban de niños y era una maravilla, llevaba 2 pilas de gran tamaño y duraba mucho tiempo. En esos años llegaban juguetes de gran calidad.
    Gracias por el artículo Guti, saludos.

  2. Visualmente desprende un aire vintage muy entrañable… Pero si como apuntas la cerdita ni siquiera se mantiene en pie, se trata del típico juguete chino fallido.

  3. Buenas noches D. Javier, D. Jostma y D. Ricardo.

    D. Javier basura no diría yo, más bien, arma potencialmente peligrosa. Has observado si tiene sello de CE, edad a la que va dirigida el juguete….

    Primero.

    Si a mi se me ocurre diseñar y fabricar un juguete y comercializarlo en España (y por tanto a toda Europa). Me pedirían unos niveles de seguridad, dignos del público objetivo al cual va dirigido y de la salud pública. Este juguete dudo mucho que lo tenga ( o lo tendrá de un país en donde un funcionario ha ido de vacaciones a un buen lugar).

    Veo un saliente de metal con holgura, unas juntas mal selladas, elementos desprendibles (los bracitos) que pueden provocar lesiones oculares (el metal) y atragantamientos. Muy peligroso para un niño de corta edad propicio a explorar la resistencia de los materiales.

    Mi consejo es que te pases por consumo o les remitas el vídeo.

    PD. Me cabrea mucho que una marca o franquicia para facturar dineritos venda estos artilugios…

    D. Javier excelentes entradas como siempre. Muchas gracias por darnos el espacio y por tu tiempo.

    Buenas noches amigos.

    D. Ricardo.
    Aquí ya estamos viendo el toro salir…. Aunque en mi zona parece que está un poco más controlado… ¿cómo va por el hermano México?.

  4. Es así, desgraciadamente Sergi. Van apoyados por la licencia oficial de la cerdita Peppa Pig. Eso significa que quién más dinero ha ganado en todo ello es el licenciador. Y como bien apuntas, se ha desentendido de todo. Es un producto destinado al público infantil, niños muy pequeños, pero que en cambio regala un juguete que no es apto para ellos llegando incluso a ser peligroso.

    Asusta la irresponsabilidad y la propagación de estas técnicas. No he encontrado datos actualizados, pero en 2013 era así: «La licencia Peppa Pig ha logrado cerrar contratos con 39 licenciatarios en el último año, según informa la agencia de licensing que gestiona los derechos de la propiedad en España y Portugal y que considera que Peppa Pig se ha convertido «en una de las series más importantes de los últimos tiempos» en el país.

    Eran 39 nuevas licencias sólo en España y Portugal que se sumaban a las ya existentes. Empresas que pagaban religiosamente a la matriz por usar su marca y sus productos y que probablemente encargaban la producción a fábricas chinas que empleaban a niños y niñas sin control. Con tantos intermediarios y tan poco interés, nada de eso llega a la matriz, que de hecho deben estar mirando a otro lado, probablemente a sus cuentas bancarias.

  5. Buenos días D. Javier y resto de lectores.

    Por tu respuesta la conclusión es sencilla. Una completa irresponsabilidad por parte del licenciado y el licenciador. A pagarlo un cliente, que por su circunstancias evolutivas (niño, bebé…) puede verse afectado. Porque no pasa nada hasta que pasa y, entonces, todo es una indignación. La indignación debe venir antes del drama.

    Buenos días D. Javier y resto de lectores.

  6. Veo que no soy el único que le gustan estas cosas jeje, hace un par de años también me llamo la atención un muñequito de estos que era un mono haciendo el pino y lo compré por añoranza.
    En el rastro de Madrid venden unos robots de chapa con movimiento de cuerda muy chulos.

  7. Creo que es algo común entre los que nos gusta la relojería Stainless. En cierta forma entre ese motor de cuerda y un reloj mecánico no hay mucha diferencia. Es maravilloso contemplar como una tecnología tan antigua, sigue siendo útil hoy en día. Y cómo las técnicas actuales permiten fabricar casi todo en plástico y a un precio irrisorio.

  8. En relación a ésto, desde hace unos meses (el «confitamiento» es lo que tiene…) al ir indagando en ratos muertos por la red sin mucho orden ni concierto y recuerdos, se me metieron en la mollera dos cosas:

    Una, el cubo el Rubik. Tanto como atrezzo para algunas fotos, como mero adorno. Y qué narices, que no sé por qué no había tenido uno nunca, como sí un par de yo-yos, un buen número de puzzles y algún que otro juego de habilidad, juegos de mesa. Maté el gusanillo pronto, «en el chino» por un euro, un 3×3 con diseño clásico. Pero es lo que es… aunque bueno, entero está.
    Hace nada, entré en una juguetería que habían abierto cerca que no abundan (de la cadena Juguettos). Y mirando sólo había de corte clásico uno de Rubik, pero que a pesar del tamaño de la caja porque incluía algunos recambios, destornillador y nociones de cómo ajustarlo, no me convenció. Con la caja y todo, poco más que el cubo «del chino» debía pesar. Y al final, 18 euros «made in China». Y el aspecto del cubo original tampoco me convencía ni era lo que recordaba de los de mi época. Había otros con color de fondo blanco y algo curvos… pero tampoco eran nada del otro mundo.

    Y otra (dos), a raíz de escuchar en la radio a un músico y (creo que tenor) hablando sobre el tema de la música como culturilla, errores que se siguen cometiendo cuando intentan meter en la escuela desde niños ese tema y los instrumentos que se eligen para que los chiquillos aprendan y se enganchen a la música (anda que puso «fina» a la flauta dulce, y con razón, doy fe)… total, que cuando le preguntaron los directores del programa sobre algunos instrumentos alternativos que le parecieran más naturales, intuitivos, con más encanto, más apropiados y flexibles vamos, dijo «pues mirad, ¡la harmónica es excelente! y se está perdiendo».
    ¡La armónica! Maldita sea… si no tuve tres de aquellas que vendían en casi cualquier puesto callejero de chuches y dulces en los parques y algunos juguetillos, no tuve ninguna. Y desde luego, con más alegría y tiempo jugué con ellas que con la sosa y complicada flauta dulce cuando en mi colegio probaron a meter algunos años la clase de música.

    Pues donde menos te esperas… hoy en la papelería y librería habitual del barrio, veo un cubo, no de diseño clásico, de los redondeados con color de fondo blanco. Pero bueno, me llamó la atención. Nada más coger su cajita con blíster, pesa más que el Rubik con chatarra y el del chino juntos, un VCube3 (3×3) o algo así se llama. Mejor impresión también a la vista de como está hecho y rematado. Encima curioseándolo es producto de la UE y hecho en Grecia concretamente. Pregunto el precio que no lo tenía puesto, y 14 euros y poco (4 menos que el Rubik original y con peor impresión de calidad éste último). Pues mira, que a la saca, hasta que me cruce con uno clásico pero decente.

    Y me vuelvo para salir de entre las dos estanterías del local donde estaba, y en la de enfrente veo dos armónicas alemanas. Una de 10 orificios típica en clave C muy pequeñita, de bolsillo casi (no se veía, sólo la cajita), menos de 6 euros y de nuevo, «pesaba» se nota sustanciosa en mano. Y había otra cajita de otra, pero evidentemente por la cajita más larga y hermosa. Que cuando me la mostró en el mostrador, con 14 ó 16 orificios (notas) dobles (y a su vez, todas esas notas tanto sopladas como aspiradas, que dan distinto tono). No son gran cosa, pero a menos de 6 euros cada una, y viéndose bien hechas, en latón y acero inoxidable, sin aristas, todos los cantos suaves…. para matar el gusanillo y ver si me engancho, me bastan y sobran.

    Luego he buscado sobre la marca, y resulta que es una juguetera alemana (Gorki). Pero vamos, que como he visto las armónicas, ¡su padre! Profesionales no serán evidentemente (esas más bien arrancan sobre los 20-30 euros según he visto, pero de juguete tampoco tienen nada; pero nada que ver; con las que eran las habituales «hasta para los niños» en mi época que eran con el peine de a saber qué madera o conglomerado, con un lacado de color, y lo que tenían de metal pues era chapa con suerte de latón con adornos de colores. Pero éstas… el peine de una resina (y por lo que he visto en su web, seguramente de material sostenible, no de plástico, ABS u otros) con muy buen aspecto y acabado, las dos cubiertas en acero inoxidable pulido muy bonito y con adornos elegantes grabados, y las lengüetas de su interior se ven de latón y bien hechas. Menudo «juguete».

    Por cierto, que mirad y preguntad antes en establecimientos, que por unos minutos y el disfrute y punto sano del paseo, luego buscas «en internet» y pasa como me ha vuelto a pasar otra vez: las mismas dos armónicas en los vendedores más «baratos» de Amazon, entre casi 4 euros más si no el doble o algo más. Y que no me digan ni Bezos ni esos vendedores que es por el transporte o los impuestos.

  9. Alejandro, por lo del cubo de Rubik pasé yo también hace como 1 año. De niño mi madre tenía uno. Sin algoritmos ni nada era capaz de hacer varias caras, y con suerte el cubo entero. Debía ser algo moderno y caro, así que no me lo dejaban ni tocar. Entonces me compré uno del chino, no recuerdo, 1 o 2 euros. Se veía malo, y esa fue la motivación para dejar de tocarlo. Sólo sentía curiosidad y además pensando que las pegatinas se caerían ahí está guardado… Eso sí, en una especie de cajita transparente que venía que no está mal.

    Lo de la armónica me has iluminado. Yo también pienso como tu sobre la flauta, y eso que a mi pese a tener oído casi de madera no se me daba mal. Así que acabo de mirar, y lo que tu dices, las profesionales parten de 20€, hasta más de 500€ si quieres. Pero he visto una Hohner poner 30€ que no tiene mala pinta, o será que era la marca de mi flauta dulce y le tengo cariño.

  10. Jeje, yo ya he indagado un poco y las he tanteado ambas armónicas. Lo dicho, lo hace la juguetera alemana Goki (se encuentra fácil por la red, creo que la web de cabeza es Goki punto eu), pero a mi oreja y por lo que he notado probándolas eso suena bastante bien.

    La pequeña es una típica de 10 notas (u orificios, que en notas son dobles por el tema de que al aspirar salen medios tonos) afinada en clave C como le dicen. Vamos, una intermedia en los tipos de armónicas por lo que he leído, de las mejores para aprender y de las que les dicen «tipo blues». Lo dicho, aún recuerdo vagamente como sonaban las de juguete de mis tiempos de crío, y aquello sonaba bastante más estridente y menos fino… esta comparación suena de dulce.

    La grande, me equivoqué antes diciéndolo: ¡es de 20 orificios dobles! (y por tanto, hasta 40 notas así tirando por lo bajo contando con los tonos aspirados). De qué tipo en concreto será ni idea, ni tampoco en qué nota afinada porque no lo indica (la pequeña sí, con una C que tiene grabada y a color en un lateral del peine). Por lo que he visto, es más probable que sea una armónica más melódica y enfocadas a música folklórica e incluso de banda y orquesta. Desde luego me suena más fina (quizás un poco más aguda, menos grave) que la anterior.

    Me han encantado la verdad, muy buena impresión como neófito y curioso. También me habían parecido de construcción simple remachada (por lo que valen…) pero no, son desmontables para poderlas limpiar bien cuando toque, mediante los dos tornillos visibles.

    Mírate Guti, que ojeando yo por Amazon he visto una Suzuki (sí como las motos) de 10 orificios por alrededor de 10 euros con muy buena pinta. He leído que también son buenas y recomendadas. Las Horner más recomendadas me da la impresión de que también están un poco subidas a la parra de precio… he visto Horner 20 de las recomendadas para empezar y ser buenas por 25-32 euros, y por poco más o casi mismo precio, incluso armónicas melódicas (unas que tienen una perilla o palanca en un lateral con las que varía el caudal de aire soplado y hace incluso innecesario las notas aspiradas… vamos, una armónica que ya en sí es más compleja de construcción por mismo precio de las más simples de Horner).

    Si te animas, he leído en la web de un músico especializado en la armónica que ofrece cursos y todo, que de Horner hay que evitar las MS (hechas en Asia, peor calidad en general y por ello hasta más difícil y peores para tocar y dominarlas bien) y al final es que «te soplan» el mismo precio que por las Horner 20 (y «Progressive», son la misma) en clave C, o Suzuki y otros fabricantes decentes que incluso algo menos. Por lo visto según ese músico, en las armónicas también se cumple que no lo más caro necesariamente sea mejor, pero que sí una buena armónica bien hecha sí facilita tanto su dominio como el aprendizaje, y hay estupendas baratas y de 30 euros en clave C para aprender y malas también por ese mismo precio. Claro me imagino que una chatarra que tenga mala resonancia, demasiadas fugas de aire o que tenga las lengüetas como suelas de zapato o que vibren poco y de mal material en lo importante, mal afinadas, por mucho que quieras aprender o por muy bien que sepas tocarlas, pues que no hay manera. Y que aquí la calidad decente sí ayuda y es mejor para todos, hasta para el que empieza o se pilla una para echar el rato.

    Yo de momento probaré con estas que tengo para rato… más adelante, ya veré. Miré un rato por curiosear un poco de las que había comprado, y me quedo embobado con algunas. Preciosidades. He visto una tampoco cara (creo que era Suzuki también) de 10 orificios y compacta que decía que era de tonos más cálidos, más apropiada para música latina y caribeña… ¡anda que tiene que sonar fea también! Y bonita, no, lo siguiente.

    Claro, no es la más cara te vaya a dar más. Es que hay sin apenas moverte de precio, pues de varias afinaciones y tipos, más adecuadas para un tipo de música, tonos más naturales, o más graves, más agudos, intermedios, más melódicas, con más posiblidad de tonos intermedios… son un mundo.

    El cubo que he comprado da muy buena impresión. Me gusta. Pero por lo que he leído en su documentación, entiendo que no tienen el diseño clásico (patentes y derechos de propiedad de Rubik imagino, o que quieran diferenciarse). Pero ya tan sólo a la vista se ve mucho mejor que el 3×3 de Rubik que vi, y en mano al peso y por cómo gira y suena ni te digo. Supera al del «chino» claramente también, aunque a éste último exceptuando sus peores pegatinas y que no pesa, tras darle un buen tute de giros y tras echarle en las intersecciones de cada cubo de las esquinitas una gotita pequeñísima de aceite de máquina de coser y girarlos para que se extienda bien, mejoró bastante en el giro. Pero ni aún así le llega a este nuevo.

  11. He visto una Hohner Made in China por 10€ Alejandro y para empezar creo que será la que pille. Las que son Made in Germany empiezan en 25€ que me parece excesivo para un capricho. La barata es tipo Blues como tu sugieres. Las Suzuki como todo en Amazon tienen valoraciones opuestas. Las baratas son también Made in China, así que sinceramente prefiero una Hohner. Otra cosa que las chinas/japonesas fueran mucho más económicas. Veremos si la compro para Navidad o cuando.

    La verdad que cuando es un sector que no conoces, hay tantas marcas, modelos y precios que a uno se le escapa todo. Y bueno, con la cantidad de armónicas «promocionadas» que salen en la web de Amazon deben tener más mercado del que yo pensaba.

  12. Los «promocionados» de Amazon, y más cuando hace uno una búsqueda en concreto es para que lo estudien el día de mañana en las universidades.

    Sí, bueno, para tantear puede valer… Yo creo que ya «me he cargado» una nota aspirada de la mía (la de 10 orificios afinada en Do). De las nota más graves (a la izquierda) la segunda aspirada, o sea la Fa en grave, aspiro y suena asi sorda y a lata… ¡ains! xD. Menos mal que no son de las que más se usan, y para aprender más se usan las notas centrales las más equilibradas en afinación por así decirlo.

    Pero bueno, lo que dure duró. Ya he visto un vídeo por ahí de cómo se desmonta una armónica y si pasa algo así y se puede aún salvar un poco pues cómo reajustarle la nota. La miraré a ver si con un poco de cacharreo «tira» mientras dure.

    Ya he visitado una tienda de música cerca de casa, y tienen los precios como en Amazon de las Hohner y demás, o si acaso por 4 euros más. La Hohner Golden Melody que es la que me ha entrado por el ojo (mal gusto que tiene uno xD) en Amazon está sobre los 38, y ahí por 40-41 me la tendrían en la nota que quiera. Que esta es otra, según por lo que a uno le de más, conviene más unas que otras claro… la Do/C es la intermedia, la que «casi para todo» sin ponernos exquisitos, mejor para aprender… Pero por lo que ya he visto, más de un solo o toque de armónica que gustan a modo popular en diversos estilos pues no son de armonicistas usando armónica en Do, si no en Re, Mi, La y en Si bemol por ejemplo.

    Si me sigo enganchando y veo que voy soltándome un poco más, pues ya pillaré una más decentita, si no esa, pues de las que tengan allí en existencia algo más asequibles: tenían la 20, la Marine Band, Blues Band… unas cuantas. Y alguna Suzuki y otra marca más que he leído de pasada pero no recuerdo, no me he quedado aún con ella (es japonesa también). Le estoy cogiendo mejor el truco de lo que pensaba con lo básico y oído, porque como caiga en leer demasiado tecnicismo de solfeo, entonces sí que no me entero de nada xD. Y casi que como pasatiempo, todo eso pues casi sobra.

    Sí he visto ya en el canal Harpvard, que esto tiene algo malo como los relojes: que si te gusta conforme vas experimentando y usando, terminas no con una, dos o tres en quizás dos o tres afinaciones. Si no que terminas con un porrón de ellas, porque «como son baratas», compras algunas para más trote y preservar un poco más otras que te gustan más, para ir teniendo de recambio, porque las ves bonitas y a buen precio… y va y dice el pavo para arreglarlo mostrando un maletín/estuche textil abriéndolo en el que tendría unas 10-12 armónicas «y en nada te ves con algo así… y no son todas las que tengo ni tendré». ¡Ains! xD

  13. De momento, falsa alarma. No está dañada, pero sí quizás tocada.

    La cosa es que en las armónicas más baratas o de iniciación, no pecar de soplar o aspirar demasiado fuerte tampoco. O si no distorsiona. Y yo creía que no soplaba ni aspiraba especialmente fuerte, pero por lo visto un poco sí me llegaba a pasar y en las celdillas de las notas más graves sobre todo, pues me pasaba de rosca. Cuando prácticamente con aliento de la respiración ya suena y con muy poquito más, ya da el máximo que puede dar la nota sin distorsionar.

    Tiene su gracia, pero también su miga. He dejado de ver algunos vídeos y guías por el momento que metan tanto el solfeo de por medio (que yo, ni jota), que si no, me lío más. De momento con las nociones de las notas de la armónica que tienen las celdillas izquierdas, centrales y derechas y variaciones que ofrecen que son más o menos genéricas en todas (fuera parte de sobre qué nota esté afinada la armónica, si en Do (C), Re, Mi, Fa…) el ir pillando el truco a soplar y aspirar correctamente en la celdilla (o dos) cuando toque e irte haciendo con ella de oído, ya da para rato de práctica.

    Así ya poco a poco, a ratos de práctica ya me sorprendo jugando a improvisar el acorde de algún tema o canción, y me voy yendo ya prácticamente clavado a la zona de la armónica que intuyo que da la nota como más interesa y con cierto ritmo.

    Tenía razón la opinión que escuché en la radio al tenor (creo que dijo que era tenor de ópera), aunque no se tenga idea de música desde luego resulta la armónica más divertida, accesible o intuitiva y agradable de practicar que la flauta dulce que siempre le encargan a los niños en las escuelas. Es mucho más melódica y como lo que se hace para que suene por los acordes que se pretende lo que haces básicamente es «tararearlos» pero con tu aliento, cuando vas pillando más o menos los sitios donde exhalar o respirar, ya te va diciendo la propia armónica si vas bien o no y que os vais entendiendo.

    Igualito que la flauta dulce, que prácticamente todo me sonaba a las mismas tres notas, y si no salía un desafino de la hostia, fuera por agudo o por falta de aire (o de taponar más la nota en cuestión). xD

    La armónica que compré de las dos, que es más larga, es de 20 celdas dobles. Es de trémolo. Tampoco me suena mal, incluso algunas veces me suena mejor. Pero por ahora, demasiadas celdas y se me hace demasiado aparatosa aún… así que aprendiendo con la diatónica de 10 celdas en Do (C). Pero ya me está dando para confirmar que por gusto de oído y lo que más me gusta toquetear, me gustará más pillar una afinada en Re o incluso en Mi (una y dos notas más altas de Do).

  14. Aún no me he puesto con ello Alejandro. De hecho ni la he comprado. Me han entrado otros caprichos colándose por delante y tendrá que esperar hasta enero. Gracias por el consejo, está claro que la suavidad es la clave para dominar la mayoría de disciplinas. El afeitado clásico que compartimos, pero también por lo que veo la armónica.

Deja un comentario