Pierrot Oral Care. Cepillos de dientes

La mayoría los productos de Pierrot Oral Care están fabricados en España, incluyendo todas las pastas dentífricas y todos los colutorios como ya pudisteis ver en el pasado artículo sobre Pierrot Oral Care. Pastas y colutorios. Después escribí sobre los peines de Fussy Beauty Care, y como Fussy pertenece también a Fushima SL como Pierrot, decidí escribir este artículo sobre sus cepillos de dientes.

La fábrica de Fushima en Guarnizo produce más de 25 millones de cepillos de dientes manuales al año, así que aunque no conozcas a Fushima o Pierrot porque no leyeras la anterior entrega, los convierte en el mayor fabricante de éste tipo de productos de higiene bucodental del país. De hecho, el extraño nombre de Fushima, proviene de la ciudad de dónde adquirían la cerda natural en sus orígenes de 1945. Empezamos con los cepillos dentales Colours Pack y Eco Pack a 1,50€ el pack de 3, y 1€ el pack de 2. Esto es, a 0,50€ la unidad, un precio que parece increíble porque debemos recordar que son unos cepillos Made in Spain, y que salen al mismo precio que los Deliplus (importados de China por la valenciana SP Berner).



Me siento identificado por su gama de cepillos, porque además de ser de buena calidad y estar hechos aquí, sus precios son asequibles. Sus modelos más caros (Xtreme Ortodoncia, Precision Monotip, Masajeador y Posquirúrjico se venden a solamente 2,25€, así hasta llegar a los más asequibles que son los packs que os mencionaba. No en vano, el asequible modelo Eco es el más vendido en la web. En este caso no soy una excepción, y es mi modelo favorito. No sólo es barato, sino que lo tenemos en 4 colores distintos (azul, rosa, morado y verde) y en 3 dureza de cerda (suave, medio y duro). El diseño del mango y el cabezal triangular me recuerda mucho a los Jordan Classic, un cepillo manual que cuando empecé a usarlo a finales de los años 80, rompió las reglas en cuanto a diseño de cepillos de dientes, y que ahora se fabrican en Malasia en vez de en Noruega.



Por curiosidad adquirí también su Cepillo eléctrico Revolution (5,95€) junto a sus Recambios cabezales Revolution (2,95€ 2 unidades) ya que hasta ahora usaba en el trabajo el de VECKIA (y un Oral-B en casa). Como esperaba, éstos no son Made in Spain, empero nuevamente en Pierrot Oral Care hacen gala de su transparencia, e indican claramente que es de China, y quién es el importador. Lo que sí es cierto, es que Pierrot destaca en el precio, siendo más asequible que sus competidores. A saber: Veckia (6,85€), Carrefour (6,88€), SP Berner (6,90€), Lacer Micromove (7,55€), Colgate Actibrush (9,37€), Oral-B (9,95€).



14 comentarios en “Pierrot Oral Care. Cepillos de dientes”

  1. Voy a tener que echarles un vistazo, ya que dentro de poco me toca renovar el mío. Y me apetece cambio. De hecho creo que aprovecharé a ver si logro pegar cambiazo a todos en casa, que son del Mercadona (de cerda suave). No van mal, pero a mi me han ido también otros cepillos de dientes mejor, francamente.

    Así que creo que para la próxima pego el cambio yo sin avisar, como me encontré yo hace dos o tres renovaciones de cepillos en plan lote completo. Y si de paso lo hago con mejores cepillos BBB y hechos en España, mejor. xD

    En Mercadona deberían ya de hacer una modalidad de contrato con proveedores sin tanta exclusividad ni tampoco por ello jorobar más su PVP, y dejar de priorizar a «empresa de aquí» que lo único que hace es aprovechar el chollo «importando y fabricando allí». La calidad de muchos productos nacionales los merece. Y más si vuelve a hacer visibles a mucha gente marcas como esta Pierrot, que en cuanto la vi en otra entrada del blog la recordé, y yo la daba casi por desaparecida, comprada por a saber qué grupo multinacional y absorbida o liquidada, y cosas así.

    Y los listos de los chollos haciéndolo y trayéndolo todo de China, pues que lo hagan allí. No con tantas facilidades. Que registrar una S.L. con un despacho con cuatro pelagatos, y unas naves con otros tantos como almacén permite demasiadas facilidades que aportar, lo que es aportar, no nos aportan ni levantan tanto.

    Que como se nos suele decir pero a la misma dirección del escalafón de siempre: «falta proactividad, inquietud, implicación e innovación por la empresa». Pero muchos siguen intentando que siga funcionando el vendernos la moto.

  2. Haces muy bien Alejandro porque te van a sorprender. No sólo que estén hechos aquí, o que sea una marca de toda la vida, sino que la calidad que tienen es buena, y cuestan lo mismo que los de Mercadona. Por cierto que yo usaba también los Hacendado Suaves, como tu.

    Es evidente que Mercadona se mueve por el beneficio económico más que por la calidad. Si Pierrot te vende 3 cepillos a 1,50€ y gana dinero, quiere decir que cuando los vende Mercadona, entre Mercadona y SP Berner, ganan mucho más. Todo a costa del trabajo chino y de empleados que cobran muy poco, porque como casi siempre, los beneficios van a quien no aporta valor. Por eso disfruto tanto dando a conocer marcas españolas, productos que descubro y que me gustan. Ya coincidimos en Kenphor, o en Pardo, pero hay tantísimos que aún son desconocidos y que merecen una oportunidad…

  3. Difícil va a ser revertir eso. Pero si cada vez más leo y oigo retazos, tanto por Internet como por ahí, es que algo va poco a poco calando y haciendo el boca a boca, más las experiencias de cada uno percibiendo o fijándose en calidades entre un producto y otro al tener que cambiar para el avío.

    El Kemphor hay rachas que lo fui cambiando por otros por probar (que ya vienen diluidos). Pero sin entrar en calidades, que tampoco es que lo superen ampliamente, es que qué va duran poquísimo en comparación al concentrado de Kemphor. Si yo igual me paso en dosis y lo uso 2-3 veces al día con 4-5 gotas por un vasito de colutorio Lacer sin llenar hasta arriba… y me dura meses y meses el frasco. Coñe, el que tengo en uso lo compré en abril y va por la mitad. Y cuando por ejemplo he usado frasco grande Lacer o de Listerine que vienen ya diluidos, pues en mes y medio o dos meses máximo ya toca reemplazo.

    Alguna vez también lo uso como dentrífico ligero, en plan esos casos que no tienes los dientes sucios, pero sí notas que por la cara interna no están igual. Pues: mojo el cepillo en agua, y le pongo una o dos gotitas… y eso hace casi milagros. Recuerdo que mi padre lo hacía a veces, aunque me decía -y supongo que por alguien que sabría, farmacéutico o a saber quién- que no es bueno abusar para cuidar el esmalte.

    Aparte del sabor aromático que tiene con ese punto a mirra tan característico y diferente a los típicos enjuagues bucales.

  4. Me gusta cuando eso ocurre Alejandro. Lo veo en mi entorno y en el blog, cada la vez la gente se pregunta más de dónde vienen las cosas, y prefieren pagar un pelín más por productos españolas. A veces se llevan sorpresas, como con Pierrot o Pardo, que ofrecen productos muy competitivos al mismo precio que los chinos. Desgraciadamente la publicidad funciona, y todo acaba en manos de multinacionales. Pero cuando le explico a alguien la historia de Pierrot o de Filomatic, notas como tienen interés en ella, les agrada la marca y lo que ofrecen. La pena es que aunque cada vez me lee más gente, nunca llegaré a la audiencia que tiene un anuncio de televisión.

    Pero no importa. Cada vez somos más. Tu también recomiendas Kemphor a tu entorno, y alguien de ellos a su vez también lo recomendará, así que poco a poco entre todos podemos darle la vuelta al asunto si es lo que consumidores queremos. Y yo si quiero.

    El Elixir Kemphor cunde mucho, creo que ya te comenté que yo también uso el tapón/vasito de Lacer. Al principio me resultaba incómodo tenerlo que mezclar, y me hice un frasco (de otro enjuague Kemphor) ya mezclado. Ahora me he acostumbrado. Al final son 5 segundos los que se tarda.

  5. Pues hoy como ya he comentado, he comprado en una de las droguerías de mi barrio finalmente la Beter que probaste para el blog. Y me dio por echar un vistazo en donde los cepillos de dientes (que jubilo el mío ya hoy -Deliplus suave-)… ¡y tenían Pierrot! Unos pocos, casi toda su gama, pero en menor cantidad entre tantos OralB, Signal, Colgate… los típicos y todos made in «por ahí» y si no a superior precio, muy similar.

    Así que de lo que he visto, como he notado que últimamente los Deliplus tienen que ser algo menos suaves de lo que eran pues este último alguna vez me ha hecho sangrar algún punto de encía entre dientes, cosa que no me pasaba. Así que como entre que me resultaban suficientemente suaves y buen precio, pero un poco cabezones para llegar atrás del todo donde las muelas del juicio ya les estaba buscando recambio.

    De los que he visto que tenían he visto uno de Pierrot, el Masajeador de su gama «Specialist» (https://www.pierrot.es/tienda/es/cepillos-dentales/39-masajeador.html). Pone que es de cerdas ultra suaves, cabezal más compacto y de forma mas estrecha por delante. Como el de los antiguos Jordan, pero un poco más pequeño… en fin, que a ver como me va. No necesito dureza, así que a ver qué tal.
    Muy chulo por cierto, en acabado transparente, con detalles de color. Yo he cogido el naranja. El precio creo que el mismo que en su web, 2,25€. Pero si es bueno, me resulta y encima siendo made in Spain y de los de siempre, me compensa. Si no me va bien por ser demasiado suave, pues ya sé donde buscarlos y miraré los suaves a secas o medios, a ver qué tal. Pero vamos, yo creo que sí. Y con ese tamaño y anchura de cabezal, seguro que voy a notar un mundo de diferencia y comodidad para llegar a los recovecos a la altura de las muelas del juicio.

    En casa aún les queda recambios de Deliplus. Pero lo tengo vigilado. En cuanto vea que los renuevan por esos, el siguiente recambio de tres los compro yo de Pierrot, jeje. Total ¡valen igual! Yo primero probaré y como vea que me va y que les gustarán, ya le van a dar por saco a los made in China por muy de la marca de Mercadona que sean. Poco a poco voy logrando promover que se piense un poco las cositas, que se pruebe y dar un golpe de timón hacia casa, o si no por lo menos que quede en Europa. 🙂

    Y si de entrada por el cambio primero enfurruñan, les recuerdo que me queda el tarro de Floïd de 400 ml. casi entero aún… que no me provoquen, jajajaja. xDD

  6. Yo hago lo mismo. Y te das cuenta que cuando la gente ve que el Made in Spain cuesta casi igual, y encima es mejor, te acaban dando la razón. Sí, que al menos quede en Europa. Volvemos a los abuelos cebolleta, has mencionado los cepillos Jordan, y me has recordado a mis favoritos en la juventud. Si te sale bien, tendrás esas lineas, y encima en un Made in Spain. Por 2,25€, el riesgo es pequeño. Así vas adelantando hasta que tu familia termine los Deliplus. ¡Eres la avanzadilla probadora de Pierrot!

    La linea Specialist tiene cosas muy aparentes. Va a ser la siguiente que vaya probando.

  7. Mala experiencia de compra por Internet. En este apartado son unos aficionados.

    Compra grande, para varios meses, de colutorio, cepillos de dientes y dentrífico. Todo bien hasta que llegamos al pago. Intento pagar con PayPal – algo sumamente habitual en las compras por Internet – y tenemos que:

    1. Error en el pago.
    2. Se me da una referencia del pedido y se me pide que contacte con Pierrot.
    3. Intento contactar con Pierrot y la única forma de hacerlo es enviar un correo electrónico. No estoy por la labor de enviar un correo electrónico y esperar a ver si me responden.
    4. El carrito de la compra está vacío. No hay un servicio de chat que me permita contacter con una persona responsable de la empresa que me dé una una solución rápida.

    No sólo eso, hacen algo que podría ser una infracción en lo referente a la protección de datos y, en todo caso, maleducado: te obligan a darte de alta en su newsletter.

    Paso de hacer la compra. No gasto mi dinero con aficionados. Ayudar a empresas españolas sí, pero aquellas que den un servicio correcto. Y en pleno 2019 disponer de una tienda on-line decente no es nada del otro jueves.

  8. Y añado … lo dar de baja tu cuenta de usuario, dificilillo. A ver si encuentro el enlace antes de que me canse de buscar.

    Lo dicho: los de Pierrot son unos aficionados en materia de comercio electrónico.

  9. Siento mucho lo que te ha ocurrido un relojista. Y tienes mucha razón, la venta online es clave en una marca que no tiene una distribución suficientemente amplia, creo que es algo estratégico. Ya es difícil que un nuevo cliente de el paso a comprar un producto que no ha visto, y tu has tomado esa difícil decisión después de leerme. Después de eso debe ser lo fácil, que escojas lo que necesitas y que lo compres. Sin embargo si esa parte falla, todo se va al traste.

    Yo hice como tu, un pedido grande que me durase, y la verdad que funcionó bien. Lo malo es que aunque lo arregle, probablemente ya te han perdido como cliente. Es decir, te has llevado una mala experiencia, y eso es muy difícil de recuperar.

  10. UN RELOJISTA, has podido tener mala suerte o coincidencia con que tengan fallos. Pero la verdad es que en algo sí te doy una razón absoluta: una vez ya metido en pantalla de pago y demás, tendrían que dar al menos un teléfono (y no línea de línea de tarificación especial) con un horario de atención para posibles incidencias o problemas como el tuyo. Un contacto más directo.

    Últimamente estoy viendo de forma mucho más notable los productos Pierrot en droguerías de barrio, y sobre todo en Carrefour (y los precios son los mismos o muy semejantes, si no incluso algo más bajos). Por si te interesa.

    Yo estoy encantado con el cepillo que compré, de los de cerdas más suaves. Temía que fuera eso, demasiado suave que no me limpiara, pero qué va. Con limpieza frecuente y normal, me funciona estupendamente. Pero no me ha vuelto a sangrar mas algún punto de unión de dientes en la encía por simplemente cepillar, que con los dos últimos Deliplus de dureza media del Mercadona parece que venían siendo casi una constante cuando antes no era así. Y es que me da que los están fabricando más duros (y baratos) y se las están colando.

  11. Habrá noticias del pedido que hice, desde Pierrot se han puesto en contacto conmigo y parece que todo está en vías de solucionarse satisfactoriamente para todos. Ya contaré la historia completa cuando acabe: si se cuenta la malo, injusto sería no contar lo bueno que viene después.

    No sé a qué modelo te refieres. En mi caso el modelo al que me refiero es el ‘Gold’. Cuando he utilizado este modelo de Pierrot – pocas veces, no siempre lo encuentro – nada tiene que envidiar a un cepillo Oral B Pro Expert.

    Pierrot tiene que arreglar su de la tienda on-line.

    La distribución y la publicidad necesarias para estar en tiendas físicas baratas no creo que sean, y en este sentido una empresa de tamaño medio como Pierrot está en desventaja frente a multinaciones gigantes que como, por ejemplo, la propietaria de una marca como Colgate.

    En este caso hay una característica de los productos de higiene dental que ‘iguala’ a grandes y pequeños: al contrario que muchos productos de alimentación, al ser este tipo de productos de naturaleza no perecedera tiene sentido que un comprador haga un pedido grande, ya que así ‘hunde’ los gastos de envío.

    Este tipo de productos no perecederos son toda una oportunidad para el comercio electrónico. Éxitos como el que tiene Dollar Shave Club (Estados Unidos) [1] – tanto que lo compró Unilever por un millardo de USD – son un ejemplo de ello.

    [1] https://en.wikipedia.org/wiki/Dollar_Shave_Club

  12. Yo también los he visto en Carrefour Alejandro y un relojista. Sin embargo en tiendas de barrio, al menos en mi caso, nada de nada. Siguiendo con lo que dice un relojista, a ver si nos cuenta la historia completa. Ciertamente igual que criticamos, debemos agradecer cuando es el caso.

    Estoy de acuerdo en lo de hacer compras grandes, así se diluye el precio del envío, y bueno, al no ser perecederos pues es la ventaja. Volviendo a lo de Carrefour, al menos en el que yo voy de vez en cuando, les falta mucha gama de productos, así que si al final tienes que recurrir a la web para comprar lo que te falta, no vale la pena, pero es un primer paso. Es cierto, haber si otras grandes superficies lo imitan.

  13. Algo me daba a mí que te responderían, UN RELOJISTA. Pierrot no es mala empresa, si no, no llevaría tantos años funcionando. Y lo que te pasó me huele más a un fallo puntual, o generalizado durante un tiempo por ello, y te ha tocado entre los afectados.

    Guti, en Carrefour yo empecé a ver algunas cositas. Pero luego, los expositores y stands de Pierrot más grandes. Todo, todo, no creo que lo tengan, claro, pero se veía bastante surtido de todo.

    En lo que son mis tiendas de barrio donde más los veo, es en las droguerías y perfumerías Aromas, y en Da Más… por lo menos. Ya digo ahí mismo compré mi cepillo, que es de los suaves de gama post quirúrgicos si no recuerdo mal (había también uno llamado así, que no lo elegí por no pasarme de blando ya… xD).

  14. A ver si un día tengo tiempo y me paso por otro centro Carrefour donde haya más cosas Alejandro. Porque si tienen bastante, pues bueno, a uno le sirve para proveerse por una buena temporada. Aunque bueno, teniendo en cuenta que desde la web de Pierrot, se pueden comprar y el envío es gratis a partir de 15€, creo que será más bien por curiosear lo que tengan.

Deja un comentario