Classic Start Menu forma parte de las utilidades gratuitas y de código abierto Classic Shell, junto a Classic Explorer (Explorador de Windows, y diálogos de archivos), Classic IE9 (Internet Explorer).

Classic Shell, permite recuperar algunas funcionalidades de Windows XP, Windows Vista y Windows 7, en cualquier sistema operativo Windows desde XP hasta 8.

No son hacks, ni modificaciones de archivos de recursos o MUI, es decir que todos los módulos de Classic Shell implementan esas funcionalidades desde cero en C++, por lo que no se modifica el sistema, y por tanto no hay más que desinstalarlo para revertir al estado normal.

En mi caso con Windows 8, Classic Start Menu me permite tener el menú de inicio de Windows 7, sin perder las características de Windows 8. Ya sea por falta de costumbre, o porque realmente el menú de inicio me aporta más flexibilidad, considero que tener ambos, es una ventaja. Porque poder acceder al escritorio Metro, así como al menú de inicio tradicional, lo encuentro más productivo.

Por defecto es una aplicación x64, que se acompaña opcionalmente de un servicio x86, consumiendo entre los dos, menos de 3 Mb. de memoria. Por lo demás, necesita apenas 6 Mb. de espacio en disco, y está disponible en castellano.

A diferencia de otras herramientas que se han apuntado al carro del menú de inicio para Windows 8, Classic Start Menu, lleva disponible desde 2009, como un añadido al funcionamiento del menú de inicio. Esto quiere decir que nos permite por ejemplo reproducir el modelo de menú de XP, en Windows 8, o hacer que XP tenga uno similar a Vista/7. Pero también quiere decir que es una aplicación madura, por lo que no es de extrañar que se comporte de manera muy estable, y aunque en general no es tan bonito como lo era el de Windows 7, y algunas características se aprecian algo más lentas, otras son también más rápidas y lógicas.

Es tremendamente personalizable, tanto es así que por defecto viene en un modo básico con las opciones imprescindibles, que podremos cambiar al completo en cuanto nos venga en gana. Como complemento se ofrecen diferentes skins que hacen posible modificar su apariencia.

Sin duda una buena alternativa, probablemente de superior calidad a productos de pago como Start8.