Hace unas semanas me compré un Casio A158WA, fue un puro capricho, en el que caí por su asequible precio. Amazon lo tenía a 13€, el mismo precio al que podríamos conseguir un F-91W con correa de resina, algo sorprendente.

Precisamente ese es el reloj que os comentaba en El mito de los Casio Made in Japan acompañando al Casio A159W.



En todos mis relojes digitales, tengo la costumbre o manía de activarle la señal horaria. Ese pitido que suena a cada hora en punto, y que me permite ser consciente del paso del tiempo aunque no esté pendiente del reloj.

Lo cierto es que lo tengo tan interiorizado, que ese pitido o chime, muchas veces ni soy consciente de que ha sonado. Incluso por las noches, que también suena, no me molesta en absoluto, ni siquiera si lo llevo puesto, o lo tengo en la mesita de noche justo al lado de mi cabeza.

La primera noche que me lo puse, a las 12:00am (00:00), me despertaron unos pitidos. Me desperté, me desvelé, y en seguida me di cuenta que era la alarma del A158. Como sabéis, viene por defecto programada a las 12:00, y seguramente me había equivocado, activando la alarma, en vez de la señal horaria. Revisé la configuración del reloj, y todo era correcto. Estaba activada la campanita que indica la señal horaria (hourly signal), y la de la alarma (alarm) estaba desactivada.

Se me pasó por la cabeza que podía ser un defecto del reloj, que las conexiones entre la alarma y la señal horaria estuvieran invertidas. Es decir, el reloj mostraría en su LCD la campanita en la posición correcta, pero queriendo decir alarma, y por el contrario mostraría el icono de la alarma, pero significaría señal horaria. Decidí poner la hora a las 11:59pm (23:59), y activar la alarma. Lo que ocurrió es que a las 12:00am (00:00) sonó la señal horaria. Entonces volví a poner el reloj a las 11:59pm (23:59) y activé la señal horaria, que es como lo tenía. En efecto a las 12:00am (00:00), sonó la alarma. Estaba en lo cierto, y las funciones estaban intercambiadas.

Ahora que ya vais entendiendo también porque me desvelé, volví a repetir la prueba una vez más. Cuando estaba activada la señal horaria, sonaba la alarma, y además parpadeaba el iconito de la campana que es lo que debe ocurrir con el icono de la alarma cuando sonaba.

Me puse a pensar que tal vez me hubieran dado gato por liebre, y estuviera ante un Casio falso. Así que dejé el botón inferior derecho 3 segundos, y ahí apareció la palabra CASIO (CAS10). El reloj era original sin lugar a dudas.

Como suelo hacer, me puse en contacto con los chicos de ZonaCasio, quería saber si por su experiencia era un problema habitual en estos relojes, o si tenían constancia de estos fallos de calidad en las versiones japonesas. Me indicaron que no tenían constancia de que algo así hubiera ocurrido nunca, y que pese a ser un caso aislado, eran preocupantes estas deficiencias en una factoría de Japón.

Mi duda era que quizás el reloj estuviera defectuoso, que el vendedor fuera consciente de ello, y que por ese motivo lo ofrecía a un precio tan bajo. No tenía sentido, estando dañado, Casio se lo hubiera reemplazado al vendedor.

Conclusión, es un problema verificado. Extraño, eso es cierto, poco o nada habitual, pero que al menos en mi caso ha ocurrido. Son de esos problemas que acaban lastrando la reputación de los relojes Casio premium, y que a un coste 100 veces superior, también son fabricados en Japón.

Sin más os dejo con el mi vídeo del fallo, que es cuanto menos curioso de ver.