Ebauches

Desde que me gustan los relojes, he alabado siempre la calidad de su interior, en el sentido de su fiabilidad y durabilidad en la función de contar el paso de los segundos de manera ininterrumpida durante muchos años. Algo que me sonaba al atractivo principio del movimiento continuo.

El tiempo iba pasando, a medida que profundizaba, y mis conocimientos aumentaban, se confirmaron mis intuiciones de que en efecto el interior de un reloj, era lo más complicado de todo, y se me hizo patente que justamente por esta razón, pocas empresas estaban preparadas para fabricar las maquinarias.

Lo que en horología se denomina manufactura, es de hecho cuando la marca, produce todos los componentes del reloj, y pese a que comparado con otros sectores, como la automoción, debería ser lo habitual, en realidad no lo es. O sea que la mayoría de relojes que vemos, no llevan una máquina fabricada por la marca.

Solamente la emblemática Rolex; Seiko de la que se dice que hasta fabrica sus propias pinturas, y aceites; o Vostok, controlan el proceso completo de manufactura de sus relojes y todos los componentes de todos los modelos que fabrican.

Otras como Orient, Casio, o Citizen, lo hacen solamente en algunos de sus modelos.

Esto quiere decir que la mayoría de relojes que vemos, desde Lotus o Duward, hasta TAG Heuer o Tissot, fabrican el reloj, pero compran la maquinaria, a veces a empresas dentro del mismo conglomerado, y otras a fuera.

Lo que se denomina ébauche, es precisamente la parte principal del movimiento. Donde se omiten la esfera, las agujas, la corona. A veces en relojes mecánicos también la cuerda, y el escape. En movimientos de cuarzo, puede ser la pila.

Pueden ofrecerse en diferentes calidades, o especificaciones al igual que lo motores de coche, y luego la empresa que los adquiere, puede personalizarlos o ajustarlos antes de montarlo en sus modelos. Lógicamente, modelos más caros, dentro de que partan de la misma base, estarán más ajustados, habrán pasado mayores controles de calidad, y ofrecerán mejores materiales en su interior.

Podría mencionar entre las más relevantes ETA, que poco a poco está dejando de suministrar sus calibres a terceros, Sellita, Ronda, Soprod, o Dubois Drepaz.

¿Os imagináis que hubiera compañías que solamente se dedicaran a fabricar motores, y que luego éstos se incorporaran en marcas tan variopintas como Porsche u Opel?

Tenemos también otra tipología de fabricantes de ebauches, que serían aquellas que principalmente hacen relojes, pero que también venden sus movimientos a otras marcas. Es decir, tienen la infraestructura para completar el proceso de manufactura al completo, y deciden amortizarla vendiendo esos mismos mecanismos a otras marcas. Estos mecanismos, pueden tener las mismas especificaciones que los oficiales o no.

En este aspecto, podemos mencionar al número uno en cuanto a ventas Citizen que con su marca Miyota, licencian sus maquinarias mecánicas y de cuarzo. Pero también Seiko Instruments con sus NH Poljot, o Sea-Gull.



4 comentarios en “Ebauches”

  1. Un buen artículo Guti. En el mundo de la relojería cada vez compensa menos hacer los movimientos (o calibres), obtienes muchos mas beneficios comprándolos «por toneladas». Casio hace muchos años que descubrió esto para sus analógicos, limitando solo sus movimientos propios a sus relojes más elitistas.

    Ahora está ocurriendo otro tanto con los movimientos electrónico-digitales. Ya muchos de sus componentes (chips) compensa más adquirirlos aparte, algo impensable hace solo unos pocos años. Casio ya ha comprado el chip Bluetooth para sus relojes (cambió dos veces de suministrador), y ha adquirido a Sony el de su GPS. Yo no me imagino algo así en los ochenta, cuando todas competían contra todas, pero ahora el escenario ha cambiado radicalmente. Ni siquiera las manufacturas son lo que eran, antes eran sinónimo de calidad, de exclusividad -en algunos casos, no en todos-, de fidelidad a una marca.

    En el ejemplo de los coches que pones… bueno, compartir motores es algo que ya viene de muy atrás, y normalmente lo hacían varias marcas habitualmente, aunque era un poco «una excepción» (entre comillas). Ahora también es el pan nuestro de cada día porque también es cierto que cada vez quedan menos marcas de coches. Si te pones a pensar, todos son grupos industriales muy fuertes: PSA, GM, Renault-Nissan-Samsung, VAG… que reúnen a la vez varias marcas en lo que se ha dado en llamar «sinergias». En ese concepto no cabe lo de fabricar algo para un solo modelo porque no es competitivo, a no ser que lo vendas a un precio elevadísimo.

    Creo que cada vez quedarán menos marcas «genuinas», y las que queden o bien serán tan excepcionales que sus precios se convertirán en prohibitivos. También es cierto que antes te comprabas un reloj y era realmente «tu» reloj, te pasabas años con él. Hoy en día te compras un reloj y salvo en casos contados no se convierte en algo perdurable, quizá por el desencanto de todas esas marcas que hace que cada vez nos identifiquemos menos con ellas, al estar un poco todas mezcladas, y también porque ha bajado la calidad en los procesos de forma significativa. Al menos en general. Puede que eso nos resulte doloroso, pero el mercado es así, y los tiempos también. No se puede combatir contra ello.

    Ocurre como los mass-media, hoy en día están en manos de poderosos grupos, los medios que subsisten son muy marginales y las pasan realmente duro para sobrevivir. Pero vamos, esto seguramente daría para hablar largo y tendido 🙂

  2. Es verdad ZonaCasio, es una tendencia que va en auge, muy a nuestro pesar, y que no carece de lógica para amortizar inversiones en tecnologías cada vez más compleja.

    Coches cada vez más potentes y con menor consumo, móviles más potentes, …

    Algo que se explica perfectamente con el módulo de GPS que decís en el GPW-1000.

    Cuando hablamos de relojes, me descuadra más. Un Seiko 7S26 o un ETA 7750 son desarrollos de los años 70, que si bien han ido evolucionando, han sido ajustes muy menores. No tiene razón de ser que se repartan sus costes, pues su inversión está más que amortizada.

    De Casio, lo mismo, los Miyota de cuarzo, son excelentes, pero yo optaría por movimientos propios, igual que con los módulos digitales, ello permite mantener el control, y optar por reducir calidad para abaratar precio, también en el movimiento.

    Me encanta la conclusión, y la suscribo. Cada vez nos vamos a encontrar con menos desarrollos genuinos. Los que queden, serán cada vez más de lujo, por lo que la gente normal que ame e producto que sea, cada vez lo tendrá más difícil para conseguirlo.

  3. Otro buen e interesante artículo, y más ahora que entro en el mundo de los mecánicos. Siempre aprendiendo algo más y este es buen sitio. Precisamente en el artículo «Uso de los relojes mecánicos-II» estoy intentando comentar algunas cosillas.
    Saludos y Felices fiestas y año nuevo.

Deja un comentario