Aprovechando la reciente presentación de la nueva colección dedicada al padel de J’hayber, contando con el patrocinio de Gaby Reca y Agustín Gómez Silingo, os quiero hablar de unas zapatillas a las que les tenía muchas ganas, las J’hayber New Pista.

Las zapatillas deportivas (ahora sneakers), New Pista (60608-850), son como su propio nombre indica, una reinterpretación de las legendarias J’hayber Pista de los años 1980. Estamos acostumbrados a que reinterpretación signifique la pérdida de las cualidades originales que le dieron fama. No es para nada ese el caso, como ya os comenté con las New Olimpo. Las New Pista siguen fieles a los valores y atributos que le dieron tanta popularidad antaño, manteniendo un diseño que apenas ha variado en estos 30 años.

Dentro de la familia que la marca denomina Olimpos (antes Classic), nos encontramos diseños que continúan con ese estética reconocida. Desde las mencionadas New Olimpo o Aventura Olimpo, hasta las Olimpia, las Aventura Atenas y las antiguas Atolón.

Se presentan en la habitual caja de cartón de J’hayber, a saber sobria y discreta. En su interior nos encontramos las bambas, bien protegidas cada una de ellas envuelta en una bolsita de plástico transparente. Como es costumbre de la marca, las zapatillas no traen en su interior ningún tipo de papel para evitar que se deformen durante su almacenaje.

La zapatilla incluye una etiqueta de cartón, que firmada por J’hayber I+D, informa de la composición, y la razón social de la empresa. Me sorprende que a diferencia de mis anteriores J’hayber, no se mencione el Fabricado en España, y venga encabezado por un Fabricante o importador, en vez del Fabricado por J’hayber. Quizás sea que han normalizado la etiqueta para usarla en todos los modelos. Pero lo cierto es que tiene el inconveniente de dificultar la identificación como producto hecho aquí.

Su estética puede gustar o no. A algunos les parecerá algo anticuado y superado, mientras que a otros nos resulta atemporal y clásico. Pero donde no hay discusión posible, es cuando no referimos al buen hacer con el que están producidas, y a la resistencia y duración que ofrecen, dándole mil vueltas a sus competidores.

Respecto a sus compañeras de gama, aportan algo de color a los Olimpos, una característica, que es lo único que se hecha de menos. Con una resultona mezcla de base blanca, típica de las zapatillas deportivas clásicas, combinada con el toque fresco del azul y las franjas negras. De hecho, y a pesar de su denominación completa (New Pista Blanco Ad. Azulina), sólo está disponible en este color. Al mismo tiempo, quizás por ser casi imposibles de conseguir en Barcelona, son un calzado, que a diferencia de las Olimpo en sus diferentes variantes (negro, blanco, blanco-marino, o serraje), está poco visto. Si consideramos que las New Olimpo son el calzado del día a día, en la oficina, el restaurante, o la peluquería, las New Pista son la versión desenfadada, mejor adaptada a fines de semana y vacaciones.

No dejan de ser el producto práctico, funcional, y sin grandes alardes que a muchos nos ha ido acompañando durante toda la vida. Un producto nacional, que como fiel usuario de J’hayber, y de este tipo de zapatillas particularmente, debo reconocer que de los muchos pares que he tenido contando Av Olimpo, Atolón o Waxe, nunca me han decepcionado, estando siempre a la altura de lo esperado.

Por lo demás, es todo conocido, pues salvo contadas, y ligeras diferencias, son idénticas a las conocidas Aventura Olimpo. Es decir, volvemos a estar ante un producto de excelente calidad, hecho en España, y lo más importante, realmente cómodo. Una horma ancha, una suela con excelente agarre tanto en seco como en mojado, pero a la vez muy resistente al desgaste, un diseño reconocible, una construcción a base de piel de bovino, y unos cordones ligeramente cortos y elásticos. Para no repetirme, podéis revisar las reseñas de la Atolon y las Aventura Olimpo.

La lengüeta es más fina que en las New Olimpo, en cuanto a comodidad, no noto diferencia en ello. Quizás la ventaja ocurra con temperaturas cálidas. Pero lo que más me gusta de ella, es el reconocible pebetero con la llama olímpica que siempre han lucido, tal vez como guiño a las Antorcha de 1972. Y debajo de ella, el preciado, ahora sí, Made in Spain.

La combinación cromática, es algo que a medida que se van usando, gusta todavía más. Y es que el color blanco radiante, se va apagando con la natural suciedad de la calle, y por tanto, los tonos azules van tomando preponderancia y contrastan con la franja roja. Algo que si cabe, tiene más atractivo con la suela.

El precio es el de costumbre. Ni barato ni caro. 60€ en la tienda online, y algo menos si recurrimos a nuestra zapatería habitual o a Amazon.es.