Hace tanto como más de 8 años, que hablaba sobre el futuro PHP 6, un lanzamiento que a día de hoy no se ha materializado a pesar que en tecnología, 8 años representen un mundo.

PHP 6, del que se lanzaron compilaciones de desarrollo, nos prometía soporte unicode, y un motor optimizado que daría mejor rendimiento, algo que daría nuevos aires a PHP.

Sin embargo, decidió apostar por UTF-16 en vez de Unicode, lo que poco a poco fue frenando la velocidad de desarrollo, al mismo tiempo que quemaba los ánimos de la mayoría de desarrolladores.

Además, las asombrosas mejoras de rendimiento obtenidas en los benchmarks sintéticos, nunca llegaron a trasladarse al mundo real. Así que el proyecto fue cancelado en 2012, no sin antes haberse ido integrando algunas de sus mejoras en PHP 5.2, 5,3 y 5.4, afortunadamente.

Así es como en 2014, surge el proyecto PHP NG (Next Generation), que consiste esencialmente en desarrollar el nuevo Zend Engine 3.

El nuevo motor, persigue mejorar la eficiencia, de manera que sirva de base para añadir nuevas funcionalidades en el futuro. Para ello, se han dedicado a auditar aplicaciones y frameworks del mundo real tales como WordPress, Drupal, SugarCRM, o Symfony para ver dónde PHP usaba la CPU y la memoria, y concentrar sus esfuerzos en esas partes.

El nuevo motor, PHP NG, ha resultado ser casi el doble de rápido que PHP 5.6, no solamente en pruebas sintéticas, y además ha reducido su consumo de memoria, estando ya muy cerca del código nativo generado por HHVM.

De este modo, se prevé lanzar PHP 5.7 en septiembre de 2015 sin nuevas funcionalidades sobre PHP 5.6, y en diciembre de 2015, liberar PHP 7, que sería un 5.7, con las nuevas características añadidas.

Habrá que ver hasta que punto estas fechas son realistas, pero si la tendencia es cómo la actual, con mejoras palpables y cada vez menos bugs, parece que si que llegaremos a tener una versión que insufle nueva vida a PHP.