Calzados Segarra, parte de Segarra Group es una empresa española ubicada en Castellón, que llevan produciendo calzado Made in Spain desde 1882.

La marca Segarra, propiedad de Calzados Canos García tiene muy buena reputación con sus botas (campo, militares y de caza), quizás no tanto como Chiruca (Grupo Fal), pero son reconocidas por su duración y relación calidad/precio. Obviamente fabrican otros tipos de calzado, además de botas. Como tenía ganas de probar por mi mismo, opté por algo de ellos que fuera menos conocido.

Mi elección ha sido la zapatilla deportiva Segarra Modelo 810, que extrañamente forma parte de su gama de calzado laboral. Me resultó atractiva por su acabado en piel de serraje de color natural (marrón tostado), y la suela de caucho también natural.



Se presentan en una sencilla caja de color blanco y letras en color azul, destacando el Segarra desde 1882, que es su principal rasgo de identidad. Debemos acudir a su base, para leer el cotizado Made in Spain. Lo único a destacar, es que de un tamaño ligeramente inferior al habitual. Ningún problema, porque las zapatillas caben perfectamente.



El color marrón de la piel flor, o serraje del exterior, adquiere tonos más oscuros o más claros dependiendo de la incidencia de la luz. Queda muy bonito, logrando un un aspecto muy natural. Además es una tonalidad bastante sufrida en cuanto a manchas y roces.



El forro interior es de velour en color blanco, como si fuera borreguito, pero mucho más fino. Quizás por esta razón son tan frescas, transpiran muy bien y son perfectas con buen tiempo. Durante los tres meses de invierno, en que el frío es intenso, no serían la mejor alternativa.



Hacen gala de la mejor tradición artesana de la marca, así que son algo rústicas en cuanto a construcción y apariencia. Si prefieres algo más urbano, por 2€ más, tienes el modelo 701, casi idéntico a este 801, pero con algunos detalles más.

No se puede apreciar en las fotografías, pero son muy flexibles, así que se adaptan en seguida a nuestros pies y son cómodas. Como la suela no es excesivamente gruesa, aíslan poco la pisada. No resultan incómodas, pero transmiten las irregulariedades del terreno, en mayor medida que otras deportivas. Precisamente esa sensibilidad, hace que me resulten muy agradables de usar a la hora de conducir, porque tendremos una mayor precisión y control sobre los pedales. Tienen un buen agarre.



La longitud de los cordones es perfecta, parece una trivialidad, pero en la mayoría de calzado, los cordones vienen dimensionados incorrectamente, o pecan de largos, o se quedan escasos. Sin embargo, los protectores en los extremos son algo finos, dando la impresión que no van a ser tan duraderos como el resto. Es algo que sólo el tiempo y el uso nos podrá decir.

Llevo años en los que apuesto por el calzado de piel, tanto en los zapatos clásicos, como en las deportivas, por lo que Segarra se posiciona como una buena alternativa a las J’hayber Olimpo o Pista.



Por si todo esto fuera poco, tienen un precio de venta verdaderamente competitivo, 21,95€, y se pueden encontrar con relativa facilidad por menos de 20€. Un precio bastante inferior que sus competidores Made in China como las Paredes Estrella. Sin lugar a dudas muy meritorio. Unos sneakers altamente recomendables. Hechos en España, fabricados en piel.