Casio fx-82 Solar II

Soy un entusiasta de las calculadoras, además que me resultan muy útiles, es que me gustan, y si son de Casio, aún más. Mi calculadora de uso habitual suele ser una Casio Classwiz, la fx-991SPX II que me parece muy equilibrada, es decir, es suficientemente potente, pero a su vez manejable y fácil de usar. Eso no quita que de vez en cuando me de por exprimir los modelos más potentes como las Classpad fx-CP400 y fx-CG50.

De vez en cuando caigo en la tentación de hacerme con un modelo que me llame la atención, lo hice con la preciosa SL-787 y la SL-760 que como sabéis siempre llevo en la cartera. No significa que las utilice demasiado, pero me gusta tenerlas y usarlas de tanto en tanto. Así es como compré la Casio fx-82 Solar II, una pequeña calculadora científica lanzada al mercado en el año 2017, y que viene a reemplazar, como es lógico, a la fx-82 Solar, aportándole un tamaño más pequeño, y una velocidad de cálculo más rápida. El diseño ha sido actualizado, y ahora sigue la bonita linea del resto de calculadoras de Casio, y que me parecen las más bonitas de todos los tiempos.



La fx-82 Solar II o fx-82 Solar 2 se vende en América como fx-260 Solar II, sin embargo ambas son el mismo modelo. No es una calculadora fácil de conseguir, y creo que el problema es su precio. He visto ofertas extranjeras donde la ofrecen por unos 8€. Muy barata en comparación con sus hermanas las Classwiz en donde una fx-82SPX II cuesta del orden de 20€. Me imagino que en Casio se han cuidado de limitar su venta en países desarrollados, y así no canibalizar las ventas de los modelos más caros. Sin embargo, no deja de ser sorprendente que la páginas de Casio Europe aparezca este modelo. Al final me he visto obligado a importarla de un vendedor alemán, pagando 19€, una cifra absurda en injustificada, pero un capricho sin más.



Te estarás preguntando qué tiene de especial este modelo. Lo primero es que como su nombre indica es solar. Solar quiere decir puramente solar. No lleva una pila de backup con la que funcionar cuando no hay luz, no es two-way power. Sólo funciona con luz, igual que la Casio SL-760, y eso me gusta. Esa es la razón por la que ha sido galardonada con «El ángel azul» («Blauer Engel»), el distintivo medioambiental para aparatos de funcionamiento sin pilas.

La siguiente característica importante es que es una calculadora de bolsillo, igual que la SL-160, o sea que sus dimensiones son reducidas (19mm X 70,5mm X 121,5 mm), y es bastante ligera (55g). Cabe sin mayor problema en el bolsillo de una camisa. Pero al mismo tiempo, es de los pocos modelos que cumplen con lo que debería tener, en mi opinión una calculadora básica además de las cuatro operaciones básicas y la memoria M+/MR: raíz cuadrada, cambio de signo y cálculo de porcentajes.

Como es una calculadora científica, permite otras operaciones que uso a menudo, como los cálculos con fracciones, las operaciones sexagesimales y las prioridades con paréntesis. Tiene una pantalla LCD puramente de segmentos con 10 digitos de capacidad (y 2 más para el exponente), en donde hubiera preferido los 12 de la Casio WM-320MT. Pero lo que verdaderamente sorprende es que tienen un contraste excelente, y unas dimensiones enormes, más aún, comparado con el reducido tamaño del aparato.



Es también el primer modelo que veo en donde el recordatorio o chuleta de los modos de operación se encuentra grabado en la carcasa protectora. Así no hay riesgo de que se despegue como ocurría antes. Lo malo es que cuesta un poco de leer, pero no hay más que imprimírselo en un papelito, y listos. Para que no tengáis que anotarlos, os los dejo aquí:

COMP: Mode 0.
DEG: Mode 4.
RAD: Mode 5.
GRA: Mode 6.
FIX: Mode 7.
SCI: Mode 8.
NORM: Mode 9.
SD: Mode ..

Para las conversiones de ángulos polares o rectangulares, la combinación es SHIFT y el modo escogido. Por ejemplo para convertirlo a grados (DEG), sería SHIFT Mode 4.



Si lo necesitáis, podéis descargar eso que nadie lee, aunque debería, el manual de instrucciones (748 KB. en formato PDF), que es bastante conciso.

Retratar también su blister de presentación, el tan característico y eficaz de las calculadoras Casio que si os dáis cuenta, aparece traducido en inglés y alemán, pero no en español, síntoma inequívoco de su procedencia extraña.





Para terminar, un recordatorio de sus características:

Memoria

  • Memoria de variables: 1

Matemáticas elementales

  • Funciones: 144
  • Niveles de paréntesis: 18
  • Cálculo de fracciones
  • Cotas dimensionales angulares DEG/RAD/GRAD
  • Conversiones entre >DEG/>RAD/>GRAD
  • Conversión de coordenadas Pol ÷ Rec
  • Funciones trigonométricas sin/cos/tan/sin-1/cos-1/tan-1
  • Funciones hiperbólicas sinh/cosh/tanh/sinh-1/cosh-1/tanh-1
  • Exponente, log, In, 10x, ex
  • Funciones matemáticas ?, x2, x-1, 1/x, x!, ?, xy, ?, x1/y
  • Cálculos en el sistema sexagesimal
  • Cálculo de porcentajes
  • Notación técnica ENG/ENG
  • Generador de números aleatorios

Estadística

  • Cálculo de totales de ?x, ?x2
  • Desviaciones estándares para valores agrupados y no agrupados
  • Permutación (nPr), combinatoria (nCr)

Cálculo diferencial y cálculo integral

2 comentarios en “Casio fx-82 Solar II”

  1. ¡Qué recuerdos me trae esta calculadora!

    En el bachillerato – a los de mi quinta nos tocó hacer los antiguos BUP y COU – cursé la rama de ciencias puras, y me tiré muchas horas utilizando una Casio fx-82B [1]. Recuerdo que cuando nos quejábamos a los profesores de la excesiva dificultad de algún problema alguno replicaba que le gustaría vernos utilizando una regla de cálculo de las de antes [2] y tablas de logaritmos …

    Ya en la universidad, mi calculadora Casio fx-82B la perdí o la estropeé durante el primer año de carrera. No recuerdo exactamente qué pasó; sí recuerdo que fue negligencia por mi parte. Dado que estudiaba ingeniería, tuve que comprar otra. Mi elección fue una Casio fx-82SX [3], una puesta al día de la calculadora que tenía antes. ¿Por qué repetí? Por tres razones. Una, que estaba contento con ese modelo de calculadora; otra, que ya sabía usarla; la última, que en los exámenes los profesores nos permitían utilizar calculadoras científicas a condición de que no fuesen programables.

    Con la Casio fx-82SX acabé la carrera. Aún la conservo pero no la utilizo mucho porque me dedico a la programación.

    En cuanto a que una calculadora como las de la gama Casio fx-82 sea solar no le veo mucho sentido por dos motivos.

    A mi actual calculadora sólo recuerdo haberle cambiado las pilas, dos de tipo AA, una vez en 20 años. Además, mi calculadora muy bien se puede alimentar de pilas recargables AA, a pesar de que éstas suministran una tensión de 1,2 V en vez de los 1,5 V de las pilas no recargables: acabo de hacer la prueba.

    Por otra parte, una calculadora a la que se le dé uso se va a llevar alguna ración de golpes a lo largo de su vida: se te cae del escritorio, de las manos o dentro de una mochila puede recibir algún golpe por parte de libros o botellines de agua. En estos escenarios una calculadora con alimentación solar está, en mi opinión, en desventaja: no creo que los paneles fotovoltaicos, dada su naturaleza cristalina, sean especialmente resistentes a los golpes.

    [1] https://www.youtube.com/watch?v=gOkUWfYjPOc

    [2] https://es.wikipedia.org/wiki/Regla_de_c%C3%A1lculo

    [3] https://www.youtube.com/watch?v=3RYdWi99ex0

  2. Fíjate que yo también me dedico a la informática unrelojista y en el trabajo uso mi vieja Casio FX-991ES Plus. Para hacer un par de cálculos tienes suficiente con la calculadora del PC o el móvil, para cosas complicadas puedes crear una hoja de cálculo. En cambio para necesidades intermedias, una calculadora en la que no se apague la pantalla como pasa en el móvil, o en la que no tengas que ir cambiando de ventana como el ordenador, tiene ventajas.

    Ahora recuerdo que hablé sobre ello en ¿Por qué usar una calculadora?. De hecho, por el precio que tienen actualmente, casi que hasta amortizas el consumo de batería que pueda tener el móvil. Quiero decir, por 20€ tienes la necesidad resuelta.

Deja un comentario