Polski Fiat Absolute Crazy

En 2006, cuando solía usar Youtube y estar más involucrado en el mundo del automóvil publiqué un vídeo titulado «Polski Fiat Absolute Crazy«. El caso es que debido a una denuncia por parte de Merlin Beggars, una entidad de la que la comunidad acusa de falsas denuncias, Youtube bloqueó el acceso al vídeo.

Desde que se publicó el 29 de octubre de 2006 hasta que se cerró su acceso, recibió 40.000 visualizaciones, lo que en aquella época era muchísimo.

Unas semanas atrás me escribió un usuario particular. Recordaba haber visto el vídeo en mi canal, y me pedía si podía hacerle llegar el archivo para publicarlo él. Se lo pasé, y a los pocos días Youtube aplicó la misma censura con él. Fue precisamente esa persona la que me sugirió publicarlo en mi página, así que aquí lo tenéis: Descargar vídeo Polski Fiat Absolute Crazy (10,22MB en formato MP4).

A modo de SEO, esta era su simple descripción:
A crazy Fiat 126 in Poland, modified to be able to run backwards. Quite mad, crazy and funny.

9 comentarios en “Polski Fiat Absolute Crazy”

  1. amigo Guti, aprovecho comentarte que hoy cumple un año uno de mis bebes (casio w217h) y te reporto una exactitud excelente, muy buena impermeabilidad y un año muy contento con el, los otros cinco que tengo están todavía a prueba, estoy muy feliz con mis casios, saludos amigo desde Mexico.

  2. gracias amigo Guti, saludos desde México a ti y a todo el foro, y que pasen un excelente Día de san Valentín, que lo disfruten con sus novias, esposas y/o amigos.

  3. Este vídeo es mítico. Cuando salió por otras redes (diría que incluso antes que en YouTube) pegó lo suyo. Es una locura lo que hicieron con ese 126.

    Ojo con algunos denunciantes falsos. Hace no mucho, llegaron a explicar en un canal de fotografía que sigo, Photolari, que les pasó de forma más clara con cierto abogado alemán que se tira el pego de ir representando y velando por derechos de autor de tal o cual artista o famoso, y claro está, exigiendo borrado y/o pasta con amenaza de pleitos legales. Y contactaron directamente con el fotógrafo de renombre por el que supuestamente actuaba ese estafador en su nombre, y alucinó aún más el fotógrafo en cuestión. Supongo que a estas alturas, el que estará siendo reclamado por suplantación de identidad, lucro a costa de derechos de autor y nombre de otro, es el granuja, y denunciado por el propio artista, que cuando vio el origen de lo que pasó (que pusieron en la web una de las fotos de sus trabajos publicados con pie de página de su autoría, donde se expone o expuso… y como ejemplo en un artículo hablando de algunos más, exposiciones de esas fechas, y cosas así, vamos algo de lo más normal) les dijo que ni de coña quiten nada ni se preocupen los de Photolari.

    Yo no he llegado a subir nada a YouTube aunque mi cuenta es muy antigua. Pero la verdad, menos ganas de probar a hacer algo y subir nada de cosecha propia (sin recurrir a contenidos de otros usos mercantilistas y para lucro que no tanto culturales). Menuda casa de putas, tanto YouTube en sí, sus algoritmos o como lo quieran explicar, y las guardadas que practica tanta gentucilla mierda con ansias de joder o de que su lomo suba mucho más así. Algunas ideas a veces me rebotan, pero entre tiempo justo, que el vídeo para mí es territorio más desconocido que las lunas de Saturno y Júpiter y que sí sé el tiempo que requieren en edición para obtener algo al menos agradable de ver, pues la guinda para que se le quiten las ganas a uno son las guarradas no ya de un sitio puntual, si no de la propia gentuza y toda su hipocresía en cuanto huelen cierto beneficio y lucro para sí sin doblarla. Y cuando termino pensando en esto, pues ya es que da igual pensar en qué plataforma usar, porque mi conclusión es que estamos queriendo que la red de redes se siga convirtiendo en semejante mierda.

Deja un comentario