Regalar tiempo

Lo más importante que le podemos dar a alguien es nuestro tiempo, porque es lo único de lo que todos disponemos de una forma limitada. Si dedicamos tiempo a una persona que nos importa, ello implica que dejamos de dedicarlo a otras cosas. Hemos elegido invertir nuestro tiempo en ella. Sólo podemos dedicar nuestro tiempo a una cosa a la vez, así que compartir nuestro tiempo con esa persona tiene por consecuencia que no lo dediquemos a otra persona u otra actividad.



El tiempo puede ser una llamada telefónica, salir a tomar algo, dar un paseo, charlar tranquilamente en casa, un mensaje de Whatsapp, o simplemente un pensamiento. Tiene más valor cuánto mayor es la competencia y menos nos agrada esa actividad. Si por ejemplo no nos gusta una película de cine en concreto y decidimos verla con esa persona, significa que estamos ofreciendo un sacrificio mayor. Pero también tiene que ver con el coste de oportunidad, las otras opciones que tengamos. Si estamos aburridos en casa sin nada que hacer, dedicarle un tiempo a esa persona significa mucho menos que si tenemos decenas de planes interesantes. Habremos elegido regalarle nuestro tiempo de entre más de 10 opciones que teníamos.

De la misma manera, cuando los demás comparten su tiempo, nos han elegido a nosotros entre otras de sus opciones. Nos han hecho el regalo más valioso que podían hacer, por encima del dinero. Nos han escogido a nosotros.

En ocasiones ocurre que la otra persona no valora nuestro regalo, esa decisión que tomamos de dedicarle tiempo; o simplemente no le da la importancia que merece. Puede que nos sintamos mal: decepcionados, defraudados, o que pensemos que hemos fallado. En absoluto. Hemos hecho lo que había que hacer, lo que era correcto. Las personas que nos importan merecen que les dediquemos tiempo, del mismo modo que ellas deben dedicárnoslo a nosotros, de forma altruista y sin esperar nada a cambio. Es en esas situaciones en dónde deberíamos darnos cuenta que fue la otra persona la que falló, si alguien debe sentirse culpable es ella, nunca nosotros.

Perdimos un tiempo, algo que no se puede recuperar, pero eso no debe forzarnos a dejar de dar nuestro tiempo a quien lo merezca. Las personas que nos importan lo merecen.

16 comentarios en “Regalar tiempo”

  1. RICARDO ESCALANTE SERRANO

    excelente texto y muy necesario en estos tiempos; ejemplo, soy electricista y un amigo de mi trabajo tiene un problema eléctrico en casa, el me pide ayuda y le dedico unos minutos tratando de ayudarlo con sus dudas, eso es lo mejor que puedo regalarle en ese momento, que chévere seria que todo el mundo regalase unos minutos de su tiempo!!!! saludos desde México Guti. (por cierto, tu le das mucho tiempo a la gente,felicidades maestro
    )

  2. Buenas noches D Javier, D. Ricardo y queridos lectores de la bitácora.

    El tiempo ( Cronos devorando s sus hijos). Estoy contigo, damos y recibimos. Aunque ya lo cantaba Manolo García : «nunca el tiempo es perdido». Ahora mismo desde el sillón observó a mi mamá, que estoy cuidando por las noches porque está malita. Y realmente no pienso que estoy dando mi tiempo o regalándolo. Sólo lo ofrezco y disfruto, por muy duro que sea el momento.

    Ánimo a todos.

  3. Exacto Sergi. Y aunque a veces pensemos que es tiempo perdido porque la otra persona no lo valore, no debemos sentirnos mal por ello. Hicimos lo que debíamos hacer, y si alguien falló fue el otro. Por eso debemos seguir dedicando tiempo a otros, sobre todo a aquellos que lo valoren.

  4. Bonitas palabras. Aunque de joven te da la sensacion de que tienes todo el tiempo del mundo. Solo al llegar a ciertas edades uno se da cuenta de lo es escaso que es el tiempo, de que los dias y las noches se acabaran y que todo lo pasado y vivido solo ha sido un momento fugaz. Porque la vida pasa, y pasa pronto.

  5. Amen a todo. Por eso, gracias por el tiempo que te tomas en realizar, este, tu blog. El cual, me regala, a mi, tiempo de entretenimiento y aprendizaje, cada día. Un saludo.

  6. No solo molesta que cada vez se valora menos, como tantas cosas, que encima cada vez más de quienes no lo valoran lo más mínimo, más se atreven a exigirlo.

    A este paso, nos vamos a la mierda. Si no nos adelanta trabajo antes cualquier «petardazo» que pegue el clima.

  7. Buenas noches a todos.
    Que gran post,Guti, excelente reflexión.
    Como ha dicho otro compañero,eres un maestro.
    El tiempo.Que extensión que tiene esta palabra.
    Todos los comentarios,muy acertados,cada cual en su perspectiva.
    Cierto que hoy dia,en esta sociedad frenética que se inculca el culto a la velocidad en todos los apartados de la vida,hay menos personas que dedican tiempo a otras,y mucho menos de manera altruista.Una utopía.
    Llegados a este punto,mí percepción es que uno nunca debe hacer o regalar tiempo a otros esperando algo a cambio,ya que ello antes o un ratito más tarde traerá decepción, Siempre.
    Cuando uno se canse o se aburra de compartir tiempo con otras personas,a otra cosa,pero siempre sin expectativas de ningún tipo por parte de otros.
    Sólo así,hace uno las cosas de corazón,y avanza como persona.
    Hoy día, mayormente,se inculca que hay que hacer algo, siempre buscando el mayor beneficio y rendimiento.Claro,en determinados aspectos es coherente y lógico.
    O sea,voy a compartir algo con esta persona,pero espero que ella haga lo mismo otro día.
    Y claro,mucha gente va por la vida con anteojeras,solo ve lo suyo,su camino y lo que espera conseguir al final de el.
    Y no es consciente de detalles tan hermosos como los descritos en el post.
    Yo personalmente,ya no pienso en que los demás devuelvan lo que yo ofrezco, porque hasta ahora,muchas veces no ha sido así,sino que hago lo que siento,no pienso,que debo hacer porque me apetece en ese momento.
    Tan sencillo como eso.
    Sino,es para estar enfadado todo el día.Y es muy cansado, además,que paradójicamente,una perdida de tiempo.Eso si.
    Tampoco,nuestra sociedad occidental,es consciente de que la muerte(tema tabú),incluso hoy día,que es considerada «moderna y avanzada», está presente a cada instante de la vida.No importa,que seas joven o anciano,sano o enfermo.Puede llegar en cualquier momento.
    Y ni antes ni después,sino cuando corresponde a cada cual, aunque no lo entendemos.
    Porque digo esto?
    Porque si fuéramos conscientes plenamente de ello,gozariamos del tiempo presente como deberíamos hacer,el aquí y ahora.
    Sin pensar en resultados ni expectativas de los demás.

    Sergi,te felicito por tu comentario y por el cuidado a tu madre.Una manera de ser y obrar, excepcional.Un abrazo.

    Gracias Guti,por estos tremendos post.Como siempre,un placer.

  8. Gracias Pedro. Intento hacerlo lo mejor posible, y aunque valoro mucho tus palabras, y las del resto de lectores, considero que no es para tanto.

    Iré continuando con esta tendencia de reflexiones relacionadas con el tiempo. Esperemos que os sigan gustando.

  9. Un artículo muy bonito y con muchas excelentes reflexiones sobre la vida y el tiempo, la vida es muy corta cuando ya has llegado a unos años es cuando te das cuenta y en cambio de crio queríamos que el tiempo pasara rápido.
    Muy buenas reflexiones que si lo miramos bien es raro el día que no solemos pensar en muchas de las cosas que se dicen en el texto de Javier.

Deja un comentario