Sharp W506T vs HP 300s+ vs Casio fx-991SPX

Hace ya un tiempo que hablé por última vez acerca de calculadoras, fue con motivo de la Casio fx-991SPX II (Edición Especial Jess Wade). Hoy voy a cambiar de marca, o mejor dicho de marcas. Es cierto que en Europa y Japón Casio es el líder indiscutible en cuanto a ventas, lo que explica porque los que solemos empezar con una Casio, seguimos siendo fieles a la marca. En cierta forma sabemos cómo funciona, estamos acostumbrados a ellas, y además, son más fáciles de adquirir.

Para esta reseña comparativa me he centrado en modelos de calculadoras científicas, con alimentación solar, que permiten representar visualmente las expresiones. Es lo que Casio llama V.P.A.M, Sharp WriteView y HP TFD; todas ellas siendo calculadadoras no programables, y que por tanto deben estar admitidas en cualquier centro de estudios o prueba gubernamental.

Las calculadoras elegidas han sido la Sharp W506T, la HP 300s Plus y la Casio fx-991SPX. ¿Por qué deberíamos elegirlas? Bueno, para empezar, son más baratas que la de Casio.



Sharp W506T (EL-W506T-GY)

Lanzada el mercado en el año 2017 la Sharp W506T-GY es la actualización del W516 con algunos cambios externos, y pasando de 556 a 640, y por tanto el modelo más reciente de esta comparativa. Pese a que cualitativamente esas 640 funciones superan con diferencia al resto, carece de máximo común divisor (MCD), ni mínimo común múltiplo (MCM).

La presentación es bastante sencilla, una caja de cartón de tamaño muy compacto en donde se ve una fotografía de la calculadora.





La dotación es la adecuada, con un manual de usuario y ejemplos en varios idiomas. Lo podéis descargar aquí (2,3 MB. en formato PDF).



Tiene unas dimensiones de 168mm X 80mm X 14mm y un peso de 98,5g, y la cubierta es deslizante, en plástico negro y con un bonito acabado poligonal. Como no tiene un menú de modos, un adhesivo en la parte interior de la cubierta nos hace de recordatorio.







La pantalla es LCD dotmatrix capaz de visualizar 4 lineas y 16 dígitos (32 x 96 píxeles) representando las expresiones en formato WriteView. Los dígitos son de color azul oscuro, y se ven muy bien.





Se vende a 24,99€, que es un precio muy competitivo.

HP 300s+ (NW277AAB1S)

Continuamos por la más antigua del lote, la Hewlett Packard HP SmartCalc 300s Plus que apareció en el mercado en 2013. El conteo de funciones es de solamente 316, aunque permite factorización de números primos, máximo común divisor (MCD) y mínimo común múltiplo (MCM).

La presentación es la que más impresiona del lote, un blister que es además voluminoso debido a la documentación que la acompaña.





Entre todos los accesorios incluídos sorprende un mini-CD con el manual de instrucciones en formato electrónico, y que si os interesa se puede descargar también de aquí (15,2 MB. en formato PDF).



Tiene unas dimensiones de 153mm X 79mm X 15cmm y un peso de 115g. Si bien es la más compacta de toda la comparativa, es también la más pesada, algo que se nota en la calidad y la robustez de los materiales usados. Se siente muy sólida y la cubierta protectora es casi industrial, como si fuera la de un portátil de la marca, incluyendo unas patas de goma antideslizantes. Pocas marcas prestan atención a la parte de atrás de sus aparatos, en HP han logrado que sea incluso más atractiva que el frontal, en un color negro brillante muy moderno y elegante.







Sin embargo, los botones no son demasiado agradables de operar, requiere pulsaciones precisan y con decisión, o de otro modo no harán nada. Son agradables, pero es como si tuviéramos que llegar a apretarlos casi hasta el fondo. Pero sin duda, la peor parte se la lleva su pantalla. Técnicamente es equivalente a la Sharp, de 4 lineas y 15 dígitos (31 x 96 píxeles) representando las expresiones en formato TFD (Text Format Display); usa también un tono azulado en la matriz de puntos, pero su contraste es muy bajo, llegando a ser difícil de leer cuando las condiciones de luz no son ideales.





Su precio de venta al público es de 24,90€, el más barato del grupo.

Casio fx-991SPX

Aparecida en 2015 es la sucesora de la fx-991ES Plus que aún se vende en algunos mercados, aumentando sus funciones desde las 417 funciones de ésta, hasta las 552/576 funciones de la fx-991SPX / fx-991SPX II que incluyen la incluyendo factorización, el máximo común divisor (MCD) y el mínimo común múltiplo (MCM), lo que la convierten en la más potente del lote.

Como la HP se presenta en un blíster, la documentación no es tan completa como la de ésta, pero más que la Sharp. Ofrece 3 años de garantía en vez de los 2 de sus competidoras. El manual de instrucciones se puede descargar aquí (666 KB. en formato PDF).



La cubierta protectora, en este caso en su edición especial de Women in science es también de plástico deslizante como en los otros dos protagonistas, pero muestra una ilustración de Jess Wade. Quizás el color blanco no quede tan bonito como el negro de HP y Sharp, pero eso va a gustos.



La pantalla LCD dotmatrix es la mejor de todas, con 4 lineas y 16 dígitos (63 x 192 píxeles). En modo condensado pueden aumentar las lineas hasta un total de 6, y utilizando Natural Display o VPAM / SVPAM (Visually Perfect Algebraic Method / Super Visually Perfect Algebraic Method). Debido a su pantalla algo más grande, es también la más voluminosa de la comparativa (165mm X 77mm X 11,1mm), pero también la más delgada y ligera (90g).





Está a la venta por 34,90€, como ya adelantaba al principio, el más elevado de las tres.

Conclusiones

El veredicto es sencillo. Si buscamos capacidad de cálculo, el mejor modelo disponible es la Casio fx-991SPX2, también el más caro. Si nos limita el presupuesto, mi candidata favorita es la Sharp EL-W506T, casi a la altura de la Casio en cuanto a funciones, pero por 10€ menos. Si bien yo diría que la Casio fx-350SPX2, también de la familia ClassWiz, y que cuesta menos incluso que la HP 300s+, sería mi opción recomendada en cuando a potencia-calidad-precio. Si las Casio Classwiz son líderes de ventas, queda demostrado que es por algo, de hecho es notorio como Sharp y Hewlett Packard en este caso, han ido adaptando la forma de uso de sus calculadoras a las de Casio. Si te austa que te cueste entenderlas como pasaba hace años, no tienes porque preocuparte.

Si bien creo que ha faltado algún modelo de Texas Instruments como la TI-34 MultiView, de Canon como la F-789SGA, o de Citizen como la SR-270X. Quizás la comparativa habría sido más justa con la Casio fx-85 SPXII en vez de la fx-991SPX II, pero por alguna razón, no es un modelo tan difundido como el resto, de hecho en SoloCalculadoras no la tenían disponible. En todo caso, tanto Hewlett Packard, como particularmente Sharp van rezagados con respecto a Casio, tanto es así que más parecen competir con modelos de la generación anterior como la fx-991ES Plus, o las fx-991ES Plus 2nd Edition que parece que finalmente no llegarán a España.

6 comentarios en “Sharp W506T vs HP 300s+ vs Casio fx-991SPX”

  1. Las sorpresitas que se lleva uno.

    Yo en mi época de colegio e instituto, en plenos años ’90 y terminando prácticamente recién entrado el siglo, mi calculadora terminó siendo una Texas Instruments Ti-36x Solar. Estupenda, aún la conservo… aunque no sé por qué, dos o tres segmentos de la pantalla se fueron a tomar viento y pasó tras estar años guardada en el cajón sin apenas uso. Un buen día la saco para usarla, y me encuentro la sorpresa. Una lástima.

    Pasaron los años, y un buen día mi padre entraba por la puerta de ir a unas compras habituales para la casa con mi madre, y entraba como cada vez que venía con algún capricho por impulso… «¡Ale! ¿no te dije el otro día que tenía ganas de una calculadora algo mejor que la (Casio solar) de bolsillo? ¡Pues mira la que traigo!» Y venía con la HP 300S+. Recuerdo que le dije «¿Y a dónde vas con eso? Si te sobrará 3/4 partes de lo que será capaz de hacer… y esas calculadoras por lo que he visto, no son las pantallas que mejor se ven… si te hace falta, haberme pedido la mía que ni la uso (aún no tenía falla en la pantalla), que tiene más dígitos que la de bolsillo, pero se ve muy bien.» Y dicho sea de paso, también su teclado es mucho más cómodo de uso, yo lo equiparo al de las Casio y al de algunas Canon de los años 80 con dígitos retroiluminados.

    Me dicen que la HP 300S+, es de los años de mi Ti-36x o muy poco más moderna, y me lo creo. Pero es que viendo la SHARP, me dicen que es de principios de los años ’90 o de mediados como mucho, y también me lo creería. Por el aspecto digo y la sensación que me da, no recuerdo si había ya por aquellos tiempos calculadoras científicas con estas pantallas de varias líneas y mostrando ecuaciones y hasta gráficos casi como se reflejan en papel.

    Y resulta que no, que la más «vieja» del trío es la HP, y es sólo de 2013. Lo que son las cosas.
    O quizás los años (¡ay! xD).

    Yo, sin ser un friki de las calculadoras, recuerdo con más cariño que ninguna aquella estupenda Canon de los años ’80, tamaño entre la de bolsillo y la de sobremesa más pequeña. La primera que yo empecé a usar y entender como funcionaban. Es que era hasta bonita la jodía. Se notaba maciza, contundente, sería de como unos 3 cm. de grosor, el plástico negro de la carcasa y su trasera era muy rugoso, pero a la vez brillante y agradable al tacto. Con su pantalla con unos… supongo que serían unos 10 dígitos o por ahí, ni muy pequeños ni muy grandes. Pero que se veían estupendamente porque la pantalla era negra y los números eran electroiluminados en un bonito blanco azulado. Siempre se veían clarísimos. Y no por ello ni por la época era tragona de pilas, sus dos AA con las que funcionaba, siendo buenas alcalinas le duraban una barbaridad. Luego tenía lo que es ya el teclado, pues como una chapa con aspecto de acero inoxidable cepillado (metálica era, aunque seguramente sería una plancha fina de aluminio, pero parecía acero cepillado), y unas teclas estupendas que funcionaban de lujo de tacto y todo, con los letreros en blanco. Salvo la tecla AC y las de operaciones, que eran anaranjadas con sus letreros en negro. Buscando por Internet, tenía que ser una Palmtronic LD-81 / 8M (con su funda).

    Esa sí que me gustó y me habría encantado conservar… pero dos caídas tuvo a lo largo de tantos años, y la segunda fue fatal. Los plásticos de aquella época es lo que sí tenían… que cuando estaban demasiado rígidos por el efecto del paso del tiempo, pues partieron en esa caída pestañas internas que unían ambas partes y alguna que otra raja sin mucho buen arreglo que poder hacer.

  2. Puedo estar equivocado Alejandro, pero lo que vi fue eso, que la HP300s+ salió en 2013. Claro que era una evolución de la HP300s, que esa si que era más antigua, así que puede ser que fuera muy parecida a la que recuerdas con tu padre.

    Gracias por contarnos la anécdota. Ese tipo de aportes personales, ayudan mucho a entender porque nos agradan este tipo de cacharritos.

  3. No, no, si esa calculadora (que la tengo) es la HP 300S Plus, la que comparas. La misma.

    Y mirando el manual .PDF, verás que en las primeras páginas marcan «Copyright 2012» y todo. Así que no creo que vayas errado, no.

  4. Muy interesante el vídeo Kabe. Desconocía que en los 80 las calculadoras Casio fueran las más populares en USA. Pensé que allí siempre tirarían de los suyo, HP y TI. Menudo movimiento de marketing y manipulación que hicieron… Porque evidentemente dio sus frutos.

Deja un comentario