¿Por qué un obsequio no siempre es una buena idea?

Cuando empecé con esto del Made in Spain, hace muchos años, antes incluso de que me diera por darlo a conocer en el blog, de las primeras cosas que busqué fueron unos jeans, una prenda básica como se la denomina ahora en el entorno del postureo. Así es como encontré los Capitán Denim (antes MRC Jeans y antes Mercajeans). Sin embargo, a medida que fui profundizando, descubrí Trousersland, esencialmente la web desde la que venden online Confecciones Vargas. No sólo eran algo más baratos, sino que me parecieron de mejor calidad y más duraderos. Mi favorito fue desde que lo descubrí el Trousersland Broad Peak o el Tirachinas Ranger en la denominación de Covartex / Confecciones Vargas.

El caso es que desde entonces, igual que las J’hayber Olimpo o las camisetas Ferrys se han convertido en un clásico para mi. Compras que voy repitiendo a medida que se dañan, y que son «mi fondo de armario».

En una de esas situaciones, realicé un nuevo pedido a Trousersland, que para mi sorpresa vino acompañado de un par de agradables detalles: Dos siempre útiles bolígrafos.



Pero… ¿Seguro que fue agradable? Pues lo cierto es que no, y el motivo es muy sencillo. Supongo que la mayoría o todos los que acudimos a Confecciones Vargas o a Trousersland lo hacemos porque creemos en el Fabricado en España, en la calidad, y en la sostenibilidad. No nos importa pagar un poco más, porque sus cualidades nos compensan. Así que cuando el obsequio son un par de bolígrafos baratos chinos, uno se da cuenta que parece que ellos mismos no prediquen con el ejemplo.

Además, se trata de apoyar a empresas que lo hacen bien, pero que están precisamente asfixiadas por la industria, normalmente de basura asiática como es el caso de Confecciones Vargas. Es verdad que no quedan muchos fabricantes de bolígrafos en nuestros país, pero haberlos haylos, y creo que cualquiera habría preferido un boli de más calidad y español que dos de esos de bajo coste y sin marca.

Ciertamente si con ese tipo de acción promocional querían promover su web, tenían opciones mucho mejores. Porque es que esos dos bolígrafos simbolizan justo lo contrario de lo que ellos venden, no es promocional, sino ¡despromocional! Y ojo que en lo que a pantalones se refiere, mi opinión es excelente, lo expliqué en la reseña de jeans TCH, pero es que cuando hacen ese tipo de cosas, parece que sólo pretendan tirarse piedras sobre su propio tejado. Una cosa es que se hundan como Victoria o Yumas porque sus productos sean malos, otra bien distinta es que teniendo una calidad indiscutible, cometan estos errores de principiante. Quiero creer que solamente por estar mal aconsejados, y que no han hecho ni un análisis DAFO del producto, ni saben quién es su target.

8 comentarios en “¿Por qué un obsequio no siempre es una buena idea?”

  1. A uno de los bolis se le ve una rebaja hasta sin ampliar la foto. xD

    La verdad es que si por un lado tenemos el ‘a caballo regalado no le mires los dientes’, por otro no te falta razón.

    A ver, que yo no soy de carrera, ni mucho menos experto en publicidad: a ver, si un cliente que ya te ha comprado dos o tres veces, o que te hace una compra curiosa le quieres agregar un regalito, un detalle en este caso de ropas y con uno de los productos principales los pantalones vaqueros (por ejemplo)… ¿no sería mejor unos detallitos producto de la misma empresa? Si incluso pueden incluir lo promocional…

    Por ejemplo: una especie cartera sencilla de tela vaquera, con un bolsillo sencillo para meter por ejemplo algunos billetes doblados por la mitad o lo que sea y dos o tres en el otro lado para alguna tarjeta, DNI, bonobús… con un bordado o etiqueta de piel de las de los vaqueros cosida. O misma idea, pero en plan para enfundar el móvil: un bolsillo de tela vaquera, y por un lado de los exteriores, quizás un par de bolsillos tarjeteros. ¡Por ejemplo! Dos chuminaditas curiosas, pero hechas por ellos.

    Si no, pues otro producto de ellos del catálogo que sirva de detalle y ya que conocen al cliente… una camiseta básica de su talla por ejemplo. ¿Quieren incluso que sea promocional? Pues con un logo bonito y curioso bordado o cosido a máquina…
    En fin, cosas más o menos siguiendo una línea y relación más lógica.

    Es como si la antaño e incluso la actual Inoxcrom quisiera tener un detalle con un cliente, y le añade uno o dos bolis que ni son Inoxcrom siquiera, y que hasta el más bajo de gama de los suyos de los desechables le da 10 vueltas en calidad… no cuadraría. O que en una visita incluso de mero trabajo a una bodega, si te ofrecen un picoteo, en vez de un vinillo y chacinilla de ellos, te ofrecen refresco y unos minisandwich de fiambre tipo de máquina.

  2. Buenas a todos.
    Lo has clavado,Guti.
    Al igual que Alejandro.
    Hay mil detalles que se pueden hacer sin como bien has dicho no predicar con el ejemplo.
    Que poca vista comercial y publicitaria.
    De acuerdo,que como también ha dicho Alejandro,a caballo regalado….pero es una incongruencia de tomo y lomo por parte de empresas españolas que han de lidiar con el brutal mercado asiático.
    O bastaba,no regalar nada, tampoco.No están obligados.
    Pero esto parece indicar,una vez más ,la poca atención que se suele poner en los remates y en los acabados finales.Todo cuenta, cuando se trata de fidelizar y afianzar un cliente.
    Aunque el producto a vender y comerciar,sea excelente,con tanta oferta es fácil en estos tiempos,que se despiste un cliente.
    No lo digo,por los bolígrafos,sino como una visión global del pensamiento de muchas empresas,que no prestan atención en cosas básicas y sencillas.
    En los detalles que a priori,pueden parecer nimios,a veces se consigue el acercamiento y la confianza plena del cliente fidelizandolo del todo.
    Las cosas cuando se hacen bien del todo, bien hechas están.

    Saludos.

  3. Exacto, no sólo es que no sean bolis Made in Spain, sino que además son malos. O sea es un obsequio que en realidad representa justo lo que ellos ofrecen, calidad y Made in Spain. La idea de una cartera, monedero o cualquier detalle hecho por ellos, con su tela vaquera y su logotipo, habría sido algo mucho más interesante, útil, duradero y coherente. A ver si nos leen y nos hacen caso, que esa es otra.

  4. Creo que ese tipo de cosas Pedro son las que faltan en muchas empresas españolas. Calidad tenemos, y muchas veces precio también, pero son esos detalles. La comunicación, el trato con el cliente… Lo he comentado varias veces, pero muchas de ellas, ni siquiera responden a los emails, lo cual lo dice todo. Si alguien tiene una duda, y no se la responden, pues se van a una marca extrajera que fabrique en China, porque ahí si hay comerciales que responden sus dudas.

  5. Totalmente de acuerdo. Además, como dice Alejandro, ya que fabrican elementos textiles podrían haber puesto perfectamente una carterita «made in Spain», incluso un cinturón, o las siempre socorridas y tan populares pulseras de tela. El boli promocional al final no solo es un objeto inútil, sino que en este caso va en contra de los principios que se supone debería predicar la propia empresa.

  6. Hay que ser burro para regalar dos bolis «chinorris» no se dan cuenta que es tirar piedras contra tu propio tejado…

    Hace poco pedía a un proveedor europeo algo, no recuerdo que pedí ni que precio. Entre lo que yo había pedido venia como obsequio un paquete de ositos de gominola de Haribo. Una tontería pero me pareció chapo como elemento identificador. Lo de los ositos de gominola me ha pasado con varias tiendas online europeas.

    Con tiendas nacionales he pedido varias veces a una tienda online de material táctico y como lo que venden es un material caro siempre procuran meter algún regalo como parches, pegatinas especiales, raciones de emergencias y etc…

    Gracias.

    Un saludo.

Deja un comentario