Correas de resina

Si como a mi, os gustan los relojes Casio, con toda seguridad habréis llegado a tener un cierto grado de frustración al ver como tras algunos años de uso, su correa de resina se rompe, al mismo tiempo que el reloj cuenta todavía con bastantes años de vida por delante.

Lamentablemente los recambios son caros en proporción a los precios habituales de los relojes de resina, así que a veces con pena, lo habitual suele ser deshacerse del modelo, y adquirir uno nuevo. No es nada nuevo, y hasta Casio comunica oficialmente que una correa de resina tiene una duración estimada de 2 años. Obviamente se curan en salud, como hacen con la autonomía, la duración de las juntas, o la resistencia al agua. Tengo modelos que están perfectos tras más de 7 años.

Hay diferentes tipos de materiales en las denominadas correas de resina. Las resinas naturales como el caucho, y resinas sintéticas como el policloruro de Vinilo (PVC), el di-isodecilftalato (DIDP) o el poliuretano (PUR).

En Casio, son de PUR, a continuación os explicaré un poco los fundamentos de estas correas de resina, y que precauciones y cuidados nos aumentarán su duración.

Las correas de los relojes de resina, están en realidad fabricadas con PUR, esto es poliuretano, que esencialmente es una mezcla de dos plásticos: uretano y polietileno.

El uretano, es un material de gran calidad, muy estable químicamente, resistente al agua, y aislante. No en vano, es utilizado por estas cualidades en determinados aislantes de cohetes, o estaciones espaciales. Sin embargo, el uretano es muy rígido, con lo que para darle flexibilidad, se mezcla con el mencionado polietileno.

El polietileno es por ejemplo el material con el que se hacen las bolsas de plástico de los supermercados, tremendamente suaves, flexibles y resistentes, pero más químicamente degradables, y por tanto menos duradero.

La tecnología de Casio, lleva mejorando su fórmula desde hace 25 años, con el fin de obtener una combinación óptima entre resistencia (uretano), y flexibilidad (polietileno). A día de hoy, esta proporción es difícilmente mejorable, o sea que no se puede reducir más la proporción de polietileno.

De modo que cuanto más polietileno tenga el poliuretano (PUR), más cómodo será, pero menos duradero. Estos serían las principales amenazas al PUR:
Fotodegradación: Los rayos UV rompen los enlaces del polímero, de modo que cuanto menor sea la exposición al sol, mejor.
Hidrólisis: El contacto con un ácido o base combinados con agua, destruye también esos enlaces químicos, especialmente a altas temperaturas. Es decir, el sudor del verano, la exposición a humedades altas, mojarlo y no secarlo, el agua salada, …
Agentes químicos: Ciertos agentes contribuyen a la degradación del polietileno: Ozono, acetona, disolventes, pegamentos, derivados del petroleo, cloro, bronceadores, repelentes de insectos, perfumes, … Cuanto más lo alejemos de éstos, más nos durará.

Naturalmente en algunos modelos, son mejores que en otros, tanto por calidad de mezcla y materiales, como por grosor.

Como fabricantes, apuestan por alternativas como los refuerzos de carbono, los armis compuestos, o las pulseras de titanio. Pero nosotros como usuarios, también podemos aportar:
Limpieza: Limpiar la resina con agua corriente al menos una vez cada dos semanas. Si hay más suciedad se podrá usar un jabón, lo ideal es uno neutro, preferiblemente de pastilla a líquido. Una vez lavado, debe secarse correctamente. Se debe evitar el agua caliente, es mejor fría que templada.
Ajuste: No debe ir demasiado apretada, así se reducen tensiones, y se aumenta la circulación de aire. Se recomienda una holgura suficiente como para que podamos introducir un dedo. Practicar la técnica del abrochado y desabrochado de la correa, nos ayudará a reducir su fatiga.
Aceite de silicona: Aplicar aceite de silicona al menos una vez al año para hidratarlo y protegerlo externamente.
Almacenaje: Almacenar el reloj protegido de la luz, y la humedad. Un cajón no es lo adecuado, suelen ir acumulando humedad, y al abrirlos y cerrarlos, las vibraciones, y los cambios rápidos de humedad y temperatura, acabarán dañándolo. Las cajas originales suelen ser bastante adecuadas, aunque el cajón de un relojero de calidad, con bolsas desecantes es todavía mejor.

10 comentarios en “Correas de resina”

  1. ¡Pués sí que es superinteresante!. No sabía tanto sobre esto. y la verdad es que los que tenemos muchos relojes con estas correas nos vienen muy bién estos conocimientos.
    Sinceramente me ha gustado y lo voy a guardar en mi carpeta de datos de relojes. Gracias

  2. Al igual que a ti Francisco, el tema de las resinas en las correas me importaba, así que decidí investigar un poco, recopilar información, y aquí está, listo para la carpeta de datos de relojes, o para quien le pueda resultar útil también.

    Gracias.

  3. Javier, muchas gracias por tan interesantes consejos. La verdad, llevo muchos años usando relojes analógicos, tanto de pila como de cuerda. Harto de darles arañazos en caja o cristal, he decidido reservarlos más para trabajo o compromisos y para deportes, fines de semana, vacaciones y demás darle un poco de trabajo a un G-Shock y es por lo que dí con tu página. Tengo un GW-5100M y acabo de estrenar un GW-6900 al que dedicas también alguna página que he leído. Realmente son relojes robustos difíciles de igualar en precio prestaciones. Te pueden gustar más o menos, pero no termino de encontrar un G-Shock de agujas con un diseño que merezca la pena. Algunos son realmente estrambóticos o otros son más discretos o retro incluso. Bueno, felicitarte de nuevo por la recopilación sobre Casio. Recuerdo un reloj que tuvo mi padre, y que me regaló de joven cuando aprendí a «leer un reloj de agujas»… Era un Casio Casiotron, de acero, en aquella época un relojazo, cuando en los 70 y primeros 80 se llevaban mucho los Casio digitales. No he encontrado una página con datos suficientes, pero me acuerdo de aquel reloj como si lo tuviera delante. Un abrazo y ánimo a seguir con tu Enciclopedia Casio.

  4. Muchas gracias por tus palabras Sodapop.

    Soy también un fan de los relojes analógicos mecánicos, y de los relojes digitales, pero los analógicos de cuarzo cada vez me llaman menos la atención, salvo algunos modelos que encuentro tecnológicamente muy avanzados.

    Con el GW-6900, no te has equivocado para nada. Es mi G-Shock preferido. Efectivamente tienes el análisis que hice aquí para el negro, y aquí para el amarillo. ¡Qué lo disfrutes por muchos años!

    Sobre el Casiotron, probablemente lo encuentres aquí: relojes clásicos Casio.

  5. Es muy interesante Javier toda la información y los consejos sobre las correas que has recopilado.Voy a hacer una carpeta para guardarlo todo en PDF o Word.
    Casios con correa metálica solo tengo tres AE-70, CPA-100D-1AVEF y W-752D-1AVES, de siempre me han gustado los de resina en negro porque tampoco soy muy de colorines,aunque hay modelos que si me gustan con algo de color.Aparte tengo mucha medida de muñeca desde siempre y tengo problemas con las correas.
    Las correas de resina para mi son más cómodas pero un problema cuando se rompen, de 18mm he encontrado una replica de la del F-91W por 2,90 € a un vendedor Valenciano de electrónica que por ahora me dan muy buen resultado y para 20 y 22mm las compro en AliExpress muy similares a las originales por 5 €.

  6. Es el eterno problema de Casio, Pepe Casio. El precio de los recambios es alarmante. Que vendan una correa de resina que cuesta menos de 1€ a 10€, es increíble. No me extraña que todos recurramos a versiones chinas.

    Por cierto que Diloy tiene correas compatibles de resina bastante buenas, y por unos 5€.

Deja un comentario