Gracias a marcas como Vostok, Molnija o Agat, me he hecho un defensor de la antigua tecnología soviética.

Por supuesto, con mi amor a Elektronika (Электроника), y a los relojes digitales, tener un vintage digital ruso, era algo que tarde o temprano ocurriría. Aunque en este caso de manera un tanto accidental.

Se me había metido entre ceja y ceja otro modelo antiguo de Casio, como el W-780, un digital con esencia, herencia, y la calidad que ya no podemos conseguir en los modelos actuales. O sea módulo completo, caja de metal, cristal mineral, …

Después de intentar localizar sin éxito un LIN-155, me propuse ir a por un DW-5600C (Speed), lo quería en excelente estado, y con el módulo 691. Los precios se disparaban, y tampoco iba a ser un reloj para toda la vida, pues estaría atado a los recambios de resina. Al final, descarté a Casio, y me fui a por un Elektronika.

Elektronika, es la enseña única con la que se comercializaban los productos electrónicos rusos, independientemente de la fábrica que los produjera, o de si fueran relojes, teclados electrónicos, máquinas de juegos, etcétera.

En nuestro caso, los populares relojes digitales de Elektronika, se producían en la factoría Integral (ИНТЕГРАЛ), la quinta fábrica estatal de este tipo de productos, y a la que se conocía sencillamente como la Número 5, ubicada en Minsk (Bielorusia). Es por eso que estos relojes, se conocían como Elektronika-5, de los que al más puro estilo capitalista, aparecerían multitud de modelos y variantes.

La fábrica se fundó en 1962, como especialista en la fabricación de relojes domésticos, algo que culminaron en 1973 con su primer digital, en aquel caso basado en LED. El relevo tecnológico no tardaría demasiado, y poco después saldrían de la factoría modelos LCD, con una pantalla siempre visible, y menor consumo energético. Como miembros destacados, tuvimos los Electronika 52, Electronika 53, Electronika 54, Electronika 55, Melody 55, Elektronika 77, todos ellos en diferentes revisiones y ediciones.

Ya expliqué que los rusos eran tremendamente capaces tomando conceptos de otros países, y adaptándolos a sus necesidades, por lo que si sigues leyendo, verás cuan extraños eran.

Prueba de sus altos estándares de calidad es que fueron usados con profusión en el espacio en la década de los 80, viendo al cosmonauta Victor Mikhailovich Afanasyev llevando un Elektronika 52B en la muñeca.

Estos relojes se mantuvieron en producción hasta 2011, en realidad, la fábrica sigue en activo produciendo artículos electrónicos, relojes incluidos, aunque ya no aquellos viejos Elektronika, que se fabricaron de manera ininterrumpida durante más de 35 años.

Este Integral ChN-54, fue de los últimos modelos comercializados, datado de diciembre de 2010, en un estado totalmente nuevo, y con toda su dotación de origen: caja de cartón, y una hoja tamaño A3 en ruso, que contiene las instrucciones, especificaciones técnicas, garantía, y el pasaporte que especifica su fecha de fabricación y número de lote. Por lo visto no se conservó con demasiado cuidado, y la tapa trasera está rallada.

Llama la atención, que no incluya correa ni armis, solamente el reloj. Parece ser, que se ofrecían tanto de este modo, es decir, sólo el reloj de pulsera, como también con diferentes tipos de correas y armis. Intuyo que los gustos ruskie, daban gran importancia a éste tipo de elemento, por lo que preferían venderlos sin él, y que fuera el usuario el que escogiera el que más le gustase. Algo muy importante, teniendo en cuenta que como casi todo lo que producían, estaba diseñado y construido para durar muchos años, de modo que de manera inevitable el usuario tendría que reemplazarla tarde o temprano, usando cualquier modelo de 18mm de ancho entre asas. Por eso, si vemos fotos de Elektronikas, comprobaremos que muchos van con correas de cuero, algo muy poco habitual con los digitales del resto del mundo, que solían venir con correas de resina o metálicas.

Por lo demás, a primera vista, no parece muy diferente de un Casio A-158, un tamaño similar (35 X 37 X 7 mm), y un peso muy ligero también (20 g), aunque algo superior al ser totalmente metálico. No he logrado averiguar cual es ese base metal, probablemente sea latón, porque está cromado para hacerlo plateado (nitrito de titanio o boruro), pero quizás sea acero de más o menos calidad. En cualquier caso, la tapa trasera es a rosca, y si que es de acero inoxidable.

Si miramos su pantalla, de nuevo nada que parezca diferente a un Casio básico como el F-91W. Hora, minutos, segundos, día del mes, y día de la semana. En vez de usar un LCD de varios segmentos para mostrar el día de la semana con dos letras como suele hacer Casio, en Integral utilizaron una opción más inteligente que fue aprovechar el espacio disponible en la pantalla para representarlos con diferentes marcas. Así la abreviatura del día de la semana en cirílico, tiene mucha mejor resolución: de izquierda a derecha по (понедельник/lunes); вт (вторник/martes); ср (среда/miércoles); че (четверг/jueves); пя (пятница/viernes); су (суббота/sábado); y во (воскресенье/domingo). Además ofrece marcas independientes para la activación de la señal horaria y las 4 alarmas. El LCD es menos legible que en otros relojes, no se si es de mi unidad o algo general, aunque el color de los dígitos es de un oscuro correcto, éstos son bastante finos, lo que sumado a un fondo del panel más oscuro de lo habitual, reduce levemente el contraste. Algo que se nota como es normal en ángulos de visión inclinados o con poca luz.

Igual que éstos, tiene también luz, basada en la antigua tecnología de microlámpara, de mucha intensidad. Contamos igualmente con señal horaria, que en este caso es solamente un bip, en vez del bip doble habitual en Casio.

Internamente guarda la fecha completa (día, mes y año), algo indispensable en la mayoría de relojes digitales que cuentan con calendario preprogramado, en su caso válido desde el año 2000 hasta 2050. La diferencia aquí, es que es posible consultar el año, además del mes, desde las pantalla secundarias.

La siguiente novedad, muy habitual en los relojes soviéticos, y en absoluto para el resto, es la opción de ajuste, que nos permite regularlo fácilmente desde una opción de menú, haciendo que adelante o retrase en intervalos de 0,1s desde -6,3 segundos/día hasta +6,3 segundos/día. La explicación es muy sencilla. Como sabéis el principal, y casi único factor de influencia en la exactitud de un reloj de cuarzo es la temperatura. Cuando enfrentamos a un instrumento como este a climas tan extremos como los que tenemos en la USSR, ésta puede variar notablemente, así que los ingenieros pensaron en un sistema que pudiera compensarla, y así ser lo más preciso posible tanto si usamos el reloj fundamentalmente en entornos cerrados y cálidos, como exteriores y fríos.

Gracias a ello, hay testimonios que atestiguan precisiones efectivas de menos de dos segundos de desviación al mes, ¡casi COSC! En todo caso, sus especificaciones oficiales, indican un rango de precisión de +/- 0,5 segundos/día a 25 +/-5˚C, es decir, mejor que los mejores Casio y Seiko digitales que acreditan +/- 15 segundos/mes.

Otra característica que lo hace especial es que dispone de 4 alarmas diferenciadas, algo que no vemos en los relojes digitales básicos, y que en general está restringido a los Databank.

Las alarmas 2-4, son diarias, es decir saltan cada día a la hora especificada, que sonará solamente durante 3 segundos. La alarma principal, es semanal, pudiendo sonar a una hora determinada, el día o días de la semana que establezcamos, y con un tono a elegir entre las 5 melodías incorporadas, o bien el pitido normal. De nuevo, una característica que los occidentales solamente veíamos en los Melody.

Solamente ofrece horario de 24 horas, algo previsible dada la predilección de la sociedad soviética por este formato, y desde luego, debida a que el AM/PM es típicamente del mundo capitalista. Los botones no suenan al ser pulsados, ni tienen esa opción.

Por supuesto lo ya comentado de caja de metal y cristal mineral, lo hacen todavía más exclusivo, pese a que no sea resistente al agua.

En cambio no tiene ajuste específico para horario de invierno/verano (DST) que tienen los Elektronika 53; ni el cronógrafo o cuenta regresiva como en los Elektronika 55; ni modo de 12h/24h como en los Elektronika 77; ni iluminación EL como en los Elektronika 79; ni son resistentes al agua (water proof) como las versiones M (modificadas); ni tampoco resistentes a los golpes (shock proof) como en los 53M. Un buen ejemplo más de la filosofía rusa, donde no apareciera un Elektronika 56 con todas las opciones.

Pensaba que sería complicado de utilizar, pero su manejo resulta bastante familiar a los usuarios de relojes digitales. Cuenta con cuatro botones como sigue:
– Superior izquierdo: Light (Свет): Luz
– Inferior izquierdo: Mode (Режим): Cambiar entre modo hora, 4 alarmas, y ajuste de hora y fecha.
– Superior derecho: OK (Вкл): En modo hora normal activa o desactiva señal horaria, en modo alarma activa o desactiva la alarma.
– Inferior derecho: Set (Выбором): Mostrar fecha completa en modo hora, activar/desactivar alarmas.

Todo es muy intuitivo, salvo las acciones que requieren pulsar un botón durante más de dos segundos. Entre ellas está el ajuste de precisión, al que accedemos con Mode. En vez de pulsar al final este botón para terminar en el modo ajuste de fecha/hora, lo pulsamos durante dos segundos, y accedemos a esa pantalla.

A nivel interno, los expertos lo califican como bien diseñado y construido, con una base de fibra que integra los circuitos en vez de baquelita, y detalles como el reloj de cuarzo, con una etiqueta indicando su frecuencia: 32.768 Hz.

La pila AG3 / LR41 / L736 / SR736 / SR41W de solamente 35-45 mAh comparado con por ejemplo los 80 mAh de una CR2016. Según indican ello le da una autonomía de 3 años de uso, aunque no especifican en qué condiciones.

Actualizado a 26 de diciembre de 2015. 8:37:
El amigo stepona555, ha tenido la amabilidad de hacer llegar este artículo a WhiteLion, un experto en Elektronika. Me aclara que el ajuste de precisión, no es tanto para regularlo ante posibles variaciones de temperatura, sino para ahorrar costes con los osciladores de cuarzo.

Según me indica, un cuarzo típico, tiene un precisión de +/- 50 segundos/mes. Ello quiere decir, que muchos de estos componentes, serán rechazados en la factoría, al no dar una tolerancia satisfactoria. Por ejemplo si un Casio básico, nos garantiza +/- 30 segundos/mes, esto quiere decir que el 40% de los osciladores, estarán estadísticamente fuera de las especificaciones. La forma de solventarlo, es con un modo de ajuste dependiente del usuario, y que en el caso de Elektronika, permite virtualmente ajustar hasta +/- 3 minutos por mes.

La ventaja para el usuario, es que una vez ajustado, podemos disfrutar de nuestro reloj digital económico, consiguiendo desfases de +/-5 segundos/mes, o incluso menos.

Actualizado a domingo 13 de marzo de 2016. 17:12:
Ajustado con la corrección de -4,6 segundos/día, he conseguido marcar una precisión de unos +4 segundos/mes. Teóricamente con el ajuste de -4,7 tendría que quedar en +1 segundo/mes, pero no lo he conseguido. De todas formas, esa marca, supera con creces mi mejor registro, que era el del Casio GW-M5610. Lo que demuestra que el regulador es una excelente medida de precisión.