Hacía tiempo que dudaba entre el Orient FEZ09005W0 y este Orient FFD0J004W0. Estéticamente me gustaba mucho más el primero, con su tapa trasera de exhibición, y su diseño más clásico. La tapa trasera transparente, la esfera con segundero pequeño, y subesfera para el fechador gracias al calibre 46J53, era preciosa. Sin embargo, precisamente ese fechador, es poco legible, lo que unido a su peso demasiado ligero, y la falta de lumen le restaba mucha practicidad, y también me gustaba mucho el Tissot Heritage Visodate (T019.430.16.031.01).

De todas formas con unos precios de tarifa de 392€, y de 320€ respectivamente, los dejé un poco de lado. Es un reloj más bien de vestir, que como le ocurre al Certina DS-1, hacen que no los lleve regularmente. En éste caso aún más, debido a la correa de piel, que en general no encuentro particularmente cómodas. Si os fijáis en las fotos, veréis que no es tampoco el reloj clásico y elegante, con algunos toques más deportivos.

La verdad es que como me pasó con el M-Force amarillo, lo encontré con más del 50% de descuento, es decir, apenas 150€, y así, era una pieza difícil de rechazar. Además, com la incertidumbre que traerá consigo la anunciada reestructuración de la marca, debida al grupo Seiko-Epson, anunciada hace algunos meses, valía la pena tenerlo.

Antes de comenzar con el reloj, dejadme que añada algunos detalles sobre la marca, en los que no entré cuando hablaba de Orient, y que han acarreado cierta polémica. Os decía, que la marca Orient Watch Company, aparece en 1950, de la mano de Shogoro Yoshida. Sin embargo, en 1932, ya había montado su propia fábrica de relojes de pulsera. En 1920, ya producía relojes de mesa, en 1912 producía cajas de oro, y en 1901, montó una tienda de relojes. Muchas marcas potencian su tradición, llevando sus raíces hasta el principio, cosa que Orient no ha hecho nunca, y siempre han admitido como 1950 el año de su fundación. Pero si en realidad consideramos ese 1901, vemos que su historia, casi se duplica en el tiempo.

Aclarado esto, vayamos con este FFD0J004W0, bautizado como Curator y englobado dentro de la colección Executive de Orient, junto a los conocidos Conductor, Duke o Sun & Moon. Una linea elegante, pero no tan clásica como pudieran ser el Bambino, Symphony, el Monarch o el Union de la Classic. Está disponible en diferentes colores de caja y esfera: FD0J001T (esfera negra con caja y agujas doradas tonalidad oro rosa); FD0J001W (esfera blanca con caja y agujas doradas tonalidad oro rosa); FD0J002W (esfera blanca con caja y agujas doradas); FD0J003B (esfera negra con caja plateada y agujas pavonadas); FD0J003A (esfera gris con caja plateada y agujas pavonadas) y el FD0J004W (esfera gris con caja plateada y agujas pavonadas), o sea el que he escogido.



Lanzado al mercado en 2013, es un reloj que me recuerda mucho al Orient Star Standard Date, y que en general pasa bastante desapercibido, salvo por el indicador de reserva de marcha situado a las 12, y el diseño de sus agujas triangulares. Está en la linea media de Orient, si consideramos que Orient 3 Star (Gama baja); Orient (Gama media); Orient Star (Gama alta); Royal Orient (Gama premium).

En este rango de precios, cuenta con un importante atractivo, el cristal es de zafiro, en vez del habitual vidrio mineral. No sólo es resistente a los arañazos, sino que además es algo más transparente. El otro aspecto importante, es el indicador de carga que os comentaba.

Hay que destacar la caja en la que se entrega, con una parte superior de aluminio, que resulta mucho más moderna y resultona que la de otros Orient, de precio bastante superior como el M-Force 2011. Diríamos que es la primera impresión, y que hace crecer las espectativas ante lo que nos vamos a encontrar en su interior.



La caja es de 41mm de diámetro sin contar la corona, y 11mm de alto, que sin llegar a la delgadez del Luch de cuerda, es muy plano para un reloj de carga automática. Pesa 85g, muy ligero comparado incluso con otros relojes de correa de piel como el Hamilton Khaki Field. La razón quizás sea que este Orient, es solamente resistente al agua 50M. Es adecuado para un reloj con correa de cuero, pero como a menudo comento, considero que lo mínimo para poder estar tranquilo ante una eventualidad son los 100M (10 ATM). En cuanto a la correa que os mencionaba, es de piel genuina, color negro, y 22mm de ancho, contando con la hebilla firmada. Aunque no lo parece, es muy acolchada, gruesa y rígida. Sorprendentemente me resulta muy cómoda, salvo cuando apoyo la muñeca sobre una mesa, donde la noto demasiado elevada. Estéticamente una de color marrón claro, le habría sentado mejor.

En las fotos que había visto, la esfera se ve de color blanco. En realidad cuando lo vemos en vivo, comprobamos que está más elaborada, con un tono nácar (perla), que dependiendo de la incidencia de la luz, hace efectos de tornasolado, y le da un toque de sofisticación. De todas formas, hubiera preferido algo más diáfano y sencillo, es decir blanco puro, que además la haría más legible, y menos propensa a los reflejos.



La trasera es de acero roscada, y por tanto ciega, y aquí es donde habría pedido una transparente como en el FEZ09005W0. En los relojes mecánicos, es un deleite poder apreciar su movimiento, aunque sea uno tan relativamente sencillo como en este caso. El otro punto que no me gusta es la corona, es a presión, y muy cómoda, pero no viene firmada, y queda demasiado sosa. Tiene lumen aplicado en las agujas horarias y minuteras, así como unos puntos encima de los marcadores horarios. En las primeras es muy bueno, gracias a la superficie disponible, y en las marcas es normal. En general no es sorprendente como en el Seiko Monster, pero diría que mejor que el Tissot PRC-200, que es mucho más caro.

Como podemos leer en su esfera, es Japan Movement (Japan Mov’t), o sea que solamente el calibre está fabricado en Japón. Naturalmente es menos que cuando en otros modelos más caros, se indica Made in Japan; pero hay que reconocer que ni siquiera modelos más caros de otras marcas, fabrican el movimiento en Japón, ni mucho menos los suizos. Fuera de eso, no aprecio diferencias externas en cuanto a acabado o calidad, comparado con uno 100% Japan Made.



Monta el calibre de manufactura propia 46N40, una variación del popular 46943 que llevan entre otros los Orient Mako y Ray, al que se le ha eliminado la complicación de día de la semana, y se le ha agregado la de indicación de reserva de marcha. Orient no se caracteriza por movimientos refinados o sofisticados, y en este caso, va un paso más allá, así que no ofrece parada de segundero, y su carga es completamente automática, sin posibilidad de remonte manual. El rotor es de carga bidireccional, late 21.600 vph y tiene 21 rubís. Pero como es también habitual, los exprime muy bien, son sencillos, fiables, duraderos, y muy precisos. Documenta 40 horas de reserva de marcha, y una precisión de -15/+25 segundos/día. En mis mediciones, la reserva de marcha real ha sido de 49 horas, y la precisión de unos +4 segundos/día. Nuevamente, unos valores que son parejos e incluso superiores al de relojes muchísimo más caros, y de mayor prestigio.



Nunca os lo he explicado, así que os hago un breve resumen de lo que significan este identificador del movimiento Orient 46N40:
– 40: Tipo de movimiento.
– N: Complicaciones (reserva de marcha).
– 4: Nivel de acabado (de menor a mayor, siendo 5 el máximo).
– 0: Revisión.

Es decir, un grado equivalente al del citado 469 del Titanium Slide Rule, e inferior al del M-Force naranja. Creía que al ser WR50M, el rotor de carga, que en todo Orient no destaca por su silencio, llegaría a ser ruidoso como un sonajero. En realidad no es así, y no se hace notar más que otros relojes Orient.

El indicador de reserva de marcha, está graduado hasta las 40 horas, que es el valor que garantiza el fabricante. Sin embargo, en mi unidad, la aguja llega a ascender hasta lo que serían 43 o 44 horas, más del máximo. Quizás sea un pequeño desajuste en la cadena de montaje, o quizás sea que como la autonomía real, es siempre superior a ese valor, han decidido darle cierto margen. Honestamente no veo que sea un problema, ya que el reloj, se para exactamente cuando la reserva es de cero, por lo que quizás deberían haber graduado el indicador de 0-45h. El caso, es que no me ha ocurrido con otros relojes que tienen esa complicación, y me recuerda un poco al indicador de reserva de gasolina en el Opel Corsa GSi, que después del máximo entraban 6 o 7 litros más en el depósito, y el indicador sobrepasaba un poco el máximo. Revisando fotografías, no es extraño ver cierta desalineación entre la leyenda de la reserva de marcha, y la aguja, que a veces baja algo más del cero, o sube algo más del 40 como en mi caso. En algunos se ve perfectamente ajustado, y en otros no. Es un detalle que a muchos les pasará desapercibido, pero que yo he notado. Un detalle de falta de calidad, o de control en el mismo, y que con un desfase de 4 horas, representa un enorme margen de error del 10%. Quiero pensar que si estuviera fabricado en Japón esto no ocurriría, porque con los EL0300 que tengo, está ajustado a la perfección.





En suma, este Curator, es un reloj mecánico, con cristal de zafiro y buena calidad. De una marca poco vista en nuestro país, y por lo tanto, diferente y exclusivo, pero que sale casi a precio de Duward o Lotus.