';

El fin de ZonaCasio (y su resurgimiento)

Guti me ha pedido que escriba unas líneas respecto a los últimos acontecimientos en torno a ZonaCasio, su cercana desaparición, y su resurgimiento.

La historia creo que ya la conocéis de sobra: Google nos eliminó de un plumazo el blog, no solo eso, también nos bloqueó el acceso a su panel de administración, de tal manera que nos vimos impedidos de poder rescatar siquiera algo de su material, incluyendo su histórico y abundante contenido.

¿Por qué lo hicieron? La explicación «extraoficial» u «oficiosa» que hemos podido conseguir tras pasarnos días buscando información aquí y allá fue que uno de sus bots de control de publicaciones «se equivocó» y anuló el blog. Sin embargo eso no aclara por qué cuando ocurre, el bloqueo se realiza sobre una página en concreto o un grupo de páginas (ya nos había pasado en publicaciones pasadas), pero no a todo el contenido íntegramente.

Hace unos días me escribían desde el G-Shock Friends diciéndome que ellos también estaban siendo atacados, y que si sabía o tenía algún conocimiento sobre qué persona (o equipo de personas, a estas alturas casi podría llamárseles «hackers» -o «haters»-) podrían estar detrás. Os lo digo sinceramente: lo cierto es que no tengo ni idea. No sé si es un ataque o simplemente una coincidencia, o si de lo que tratan no es realmente de perjudicarnos a nosotros sino a Casio, y nosotros no seamos más que unas victimas colaterales. Lo cierto es que lo ignoro. Tampoco se me ocurre qué intereses puede tener nadie -si es que existe alguien- para hacer este tipo de cosas.

Sea como fuere el resultado al final y la realidad es que se habían llevado por delante el blog, porque obviamente yo no iba a continuar invirtiendo ni trabajo, tiempo, desvelos y esfuerzos, en una publicación que en manos de un poder totalmente dictatorial te la eliminan de un plumazo sin previo aviso, sin posibilidad de réplica ni de defenderte, y más aún: sin darte la oportunidad de contactar con alguien para arreglar el asunto. La dirección que te envían en Blogger es una de esas típicas «no reply» a la que nadie te contesta.

Sea por un bot venido de la misma Google mal programado, o por capricho de un administrador de Blogger o cualquier otra historia, para el caso es lo mismo. He de decir que tanto Guti, SiempreCasio.es, RelojesdeModa.com, G-Central y por supuesto la propia Casio España, todos se prestaron a ayudarme en lo que estuviera en sus manos para echar a andar de nuevo. Es en esos momentos tristes y duros cuando uno descubre a las personas que de verdad te valoran y con las que puedes contar: las que dan la cara por ti. En el caso de Guti me facilitó enormemente el que pudiera lidiar con los entresijos técnicos de una nueva web, que sopesé en su momento como una alternativa en respuesta del cierre del blog.

Sin embargo pronto me di cuenta que levantar una nueva web de cero era una tarea no solo titánica, sino que no llegaría a cumplir los mínimos requisitos deseados ni en velocidad, ni en prestación de servicio, ni en capacidad de almacenamiento, ni en ancho de banda que fuera capaz de responder a todo el público que diariamente visita Zona Casio. Poner todo el sitio en un servidor gratis era volver a jugar a los dados, a arriesgarte a estar offline cada dos por tres, y a aventurarte a que hoy estés y mañana vuelvas a desaparecer. Tras intentarlo, incluso haber programado y diseñado algunas páginas del nuevo portal -que adelanté en Telegram-, me di cuenta de que no sería práctico. Era pasar de «guatemala a guatepeor».

Por lo tanto, en pleno fin de semana y tras estar varios días lidiando con el asunto decidí tomar la resolución definitiva: ZonaCasio se cerraba. Si Blogger nos lo devolvía lo dejaríamos online hasta que los mismos de Blogger decidieran volver a retirarlo cuando les apeteciera, pero no tenía sentido volver a actualizarlo más.

Acababa de difundir ese comunicado en Zona Casio Radio cuando me contactaron desde un sitio web de referencia mundial. Su fundador se implicaba personalmente en el proyecto y me ofrecía llevarse todo Zona Casio a su propio servidor, ofrecer alojamiento rápido, fiable, y todos los servicios que en Blogspot era imposible ofrecer. O sea: ellos podían catapultar a Zona Casio a la primera línea en publicaciones de su tipo. Si Zona Casio era uno de los blogs de referencia de Casio en el mundo, con ellos podría crecer hasta límites inimaginables, porque eran capaces de hacerlo (ya lo habían hecho con otras publicaciones exitosas que tienen).

Pero claro, debía cederles todo el trabajo, un dominio con un ranking de un valor brutal, y nada menos que once años de publicaciones. En suma: un blog de referencia de manera íntegramente. Durante esas horas muchas personas -casi todas, a decir verdad- me dijeron que lo vendiese, que aprovechase la ocasión para sacar una buena tajada, incluso que pusiera el dominio en un parking y me lo quitarían de las manos. Si pensaba sólo en lo material, obviamente me compensaría mucho más sacar pasta, aprovechar la oportunidad, deshacerme de todo, venderlo al mejor postor y largarme con viento fresco. No obstante yo no veía más que a los lectores, los participantes y los usuarios: ¿qué era mejor para ellos? ¿Vender el dominio, dejar el contenido, abandonar el blog…? ¿U ofrecérselo a unas personas que llegaban cargadas con nuevas ilusiones y que podrían darle ese impulso que en Blogspot no teníamos? Y como era eso, o dejar el blog apagarse y morir vendiéndolo al que ofreciese más por él, decidí dárselo sin más. Quede claro que yo no saqué ni un céntimo en todo este asunto, lo único que conseguí fue más trabajo y más dolores de cabeza.

Durante el día siguiente estuve tratando con varias personas que estaban interesadas en el dominio, obviamente ZonaCasio.com, aún sin ninguna web detrás, es muy suculento. Mientras eso ocurría y las llamadas y negociaciones se sucedían, con los potenciales nuevos dueños me encontraba descargando «a bloque» el material del blog para intentar guardarlo (para mí, para ellos, o para quien fuese). Como Google no te permite elegir un blog de entre todos los que hayas tenido en toda tu historia online, me vi obligado a descargar casi 2 GB de «basura» para obtener algunos (que no todos) de los archivos de Zona Casio que Blogger albergaba. Tenemos que tener en cuenta que durante estos años en el blog han participado muchas cuentas, personas y colaboradores, y que además utilizábamos publicaciones a distancia por correo, porque el nuevo editor de Blogger es de todo menos práctico. Eso quiere decir que muchos archivos era imposible recuperar, los nuevos gestores no podían llevarse «el blog a bloque» sin más, simplemente Blogger está pensado para que esa tarea resulte lo más ingrata y complicada posible, y así no se te ocurra llevarte lo que publiques contigo. Es cierto que poseen una herramienta de exportación, pero con blogs tan extensos como Zona Casio y con tantos años activos simplemente no funciona.

Empezaba la semana y le comenté al actual nuevo propietario que había tomado una decisión: él era el único que ofrecía mantener el blog vivo y a disposición de todo el mundo, de cualquier aficionado a Casio. El resto querían el dominio, o querían aprovecharse de su posición o de su fama. Y pensando precisamente en eso, en los aficionados y los lectores, le dije que se lo llevara sin más.

He de decir que los nuevos dueños estuvieron trabajando intensamente para poner en tan sólo un día todo el blog online en un nuevo sitio. No os podéis imaginar lo que eso supone. De hecho, contacté con ellos en la madrugada de aquel día y aún se encontraban dedicándose a fondo para que todos los usuarios e interesados pudieran navegar por el nuevo blog, cosa que lograron completar en tan sólo un par de días.

Ahora Zona Casio no está en mi poder, no me pertenece y está en otras manos que estoy seguro sabrán hacerlo muy bien y pondrán todo su empeño en ello. Curiosamente mientras eso ocurría, yo había ido anunciando todas las novedades por Telegram. Le había comentado a los seguidores de esa red social que el canal iba a cerrarse y el blog tendría otro futuro pero, para mi sorpresa, en lugar de irse acudían a inscribirse más personas al canal, de manera que liberé el nombre de Zona Casio en Telegram para que los nuevos propietarios del blog pudieran quedárselo, y cambié su nombre por TeleCasio. No pensaba hacer nada en Telegram, simplemente surgió de forma natural: TeleCasio se convirtió entonces en un pequeño rincón donde «cuatro amigos» hablamos de relojes y de Casio de forma distendida. No pretende ser nada más allá que una conversación de amigos, de los más incondicionales que ya me seguían en Zona Casio, de los lectores más fieles y de los aficionados que quieren seguir en contacto conmigo y formar, entre todos, una pequeña comunidad para hablar sin más de nuestra afición. Sin obligaciones, sin intereses creados, sin complicaciones de ningún tipo.

Aunque Zona Casio ya no me pertenece, obviamente le deseo el mejor de los futuros. Por supuesto me ha dado mucha pena tener que desprenderme de él, más aún verlo pasar de manos de esta forma, pero en cierto sentido me siento contento porque sé que he hecho lo mejor para la comunidad de aficionados a Casio, no solo permitir que perviva la publicación y que siga disponible su contenido, sino además que pueda actualizarse en manos de un equipo joven y comprometido. Estoy, por tanto, muy agradecido a sus nuevos propietarios y sé que lo harán muy bien, especialmente a Elio, que se enfrentó con un reto no menor y que pocos habrían abordado como él, dando un paso adelante con valentía y consiguiendo volver a poner el línea el blog en un sitio nuevo en tiempo récord.

Por mi parte no tengo ningún proyecto «relojero» inmediato, solamente de momento seguiré conversando con los que quieran acompañarme en TeleCasio como un grupo de amistad y sin más pretensiones que disfrutar de nuestros relojes y pasar un rato entretenido. ZonaCasio tiene nueva vida, y confío en que también va a tener un futuro esplendoroso. El blog lo merece. Vosotros os lo merecéis.

18 comentarios en “El fin de ZonaCasio (y su resurgimiento)”

  1. Tengo sentimientos encontrados. Por un lado, me dá muchísima bronca y frustración que la gente de Blogger tenga estos descuidos, patinazos, o caprichos de borrar de un plumazo un blog de la talla y enorme trascendencia como ZonaCasio. Lamentablemente, no creo en las coincidencias ni casualidades, y me inclino a pensar que ha sido una movida digitada y orquestada por intereses detrás de la enorme popularidad de tu sitio web. Sinceramente, estoy consternada.
    Y por otro lado, me alivia saber que tienes aún tu pequeño reducto de contacto, publicación y divulgación para compartir con esa enorme masa de seguidores que disfrutaban de tu popularísimo blog.
    Desde aquí te mando abrazos, un muy especial y sincero reconocimiento a tu enorme labor de divulgación e información, y a tu incansable capacidad creativa.

  2. Hola Gabriela, gracias por comentar. Guti me ha hablado mucho (y muy bien :D) de ti, tu bagaje relojero es impresionante.

    Sobre Blogger es que era desesperante, al final ves que tu contenido se lo has dado a una plataforma que en cualquier momento te lo quita en un suspiro, de buenas a primeras y sin mayor motivo ni explicación. Por fortuna hoy día hay alternativas, como bien defines aunque sea un un reducto pequeño, donde puedo continuar con los cuatro frikis que compartan afición y tan a gusto.

    Gracias por tus palabras

  3. Buenas tardes. Coincido con Gabriela en sus apreciaciones. Nada es casualidad. Pero siempre queda la memoria del corazón que es la verdadera historia que permanece. Mucho ánimo, gracias siempre y nos leemos en Telegram.

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Cuando ocurren este tipo de cosas, yo diría que fortuitas o por cuestión de azar, son las consecuencias las que nos hacen reflexionar Gabriela. Nos damos cuenta lo poco habitual que es alguien que dedique más de una década a traernos contenido a diario, a veces más que eso. El tiempo de investigación, de transmitir ideas y valores… Todo ello de una forma altruita y desinteresada. Eso es lo que año tras año logró Zona Casio, y que es ahora que no lo tenemos cuando lo valoramos y lo ponemos en contexto.

    Por fortuna TeleCasio está ahí para seguir con esa tarea, quizás ya no centrado en cientos de miles, sino solamente en cientos o en miles, pero a fin de cuentas el núcleo duro que realmente vivía y participaba de las experiencias y el tono de ZonaCasio.

  5. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Bienvenido TeleCasio, menudo cambio también tenerte aquí de esa manera. Mi apoyo a esta nueva iniciativa de comunidad, y de nuevo, mi reconocimiento a tus conocimientos y mi agradecimiento por todo lo que lograste.

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Así es juliobelda, quizás cambien los medios, pero ahí seguiremos, disfrutando e intentando compartir con el artista antes conocido como ZonaCasio.

  7. Hola Luis ( TELECASIO). Antes que nada, todos mis respetos y admiración y mil gracias por habernos regalado tantos años de enseñanzas y dedicación a Casio, a la cultura general, y a la divulgación. Sé de primera mano qué es producir contenido en Blogger ( con todos los riesgos que ello acarrea) y sé qué es, qué se siente, y qué sacrificios hay que hacer para sentarse a componer, escribir, investigar, informarse, producir y poner en órbita contenido de calidad. Por otro lado, y lamentablemente, cuando uno está en una plataforma gratuita como Blogger sabe que está sujeto a los designios y caprichos de la gratuidad: hoy, uno está, mañana, no se sabe. Para mí Blogger es la única opción, ya que no poseo medios económicos para solverntar una plataforma de pago. Por lo tanto, y cuando llegue el momento, si mis blogs se pierden… pues encararé otros proyectos.
    Hace algunos años tuve problemas en Blogger, que por suerte se solucionaron. Hoy día, sin embargo, ya no tengo fuerzas para soportar el bloqueo de uno de mis blogs y por lo tanto creo los dejaría perder. Ya no tengo paciencia ni tiempo para perder con los caprichos de los algoritmos de Google.

    Abrazos Luis, y estamos en contacto.

  8. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es una situación complicada Gabriela. Ten enfrentas no solamente a la titánica tarea de crear contenidos de forma libre y desinteresada, algo que en parte haces por gusto, sino también a los designios y arbitrajes de plataformas como Blogger.

    Si te sirve de consuelo, ni pagando se arreglan estas cosas. Siempre estás expuesto a los designios de un tercero, a conflictos y a problemas, que a fin de cuentas te enfadan, te frustran, y te distraen de lo que quieres hacer que es escribir.

  9. Comparto totalmente lo que dices, Gabriela. Además, cuando se hace esto por afición y sin cobrar un centavo, si encima tenemos que poner dinero de nuestro bolsillo pues es absurdo. Porque al ginal, ¿sabes? todos se benefician menos quien pone el contenido: a Google le pagan los anunciantes por las búsquedas hacia tu blog, las marcas de relojes, obviamente, cobran, y todo el mundo se lucra menos lis que las divulgamos

  10. @Guti, dices que «… ni pagando se arrglan estas cosas» Pagar no te libra al 100% de estas canalladas, pero ciertamente estás menos expuesto que si no pagas nada y dependes totalmente de Blogger, WordPress et altri.

    Si Zona Casio hubiese pagado un alojamiento – por ejemplo, en caso de tecnología WordPress hay proveedores serios que ofrecen precios de 2,5 EUR / mes – no se hubiese visto en esta tesitura.

    Yo con mi humilde blog acabaré haciendo algo parecido: cada vez desconfío más de los grandes y sus caprichos, errores y malas actitudes.

  11. Buenas tardes Luís (Z. Casio), Javier, Grabiela… Que ZC haya «desaparecido» me da pena; de hecho creo que fue mi «madre» para iniciar los comentarios… de allí llegué aquí. Un sitio donde siempre me han tratado con amabilidad y respeto.
    Hoy que estoy un poco pachucho (he enterrado a mi tía, la única que me quedaba con vida) enchufo y me leo esto….
    A Javier ya le pregunté por ZC varias veces… y me dijo que estaba malito… ahora mismo me voy al telegram… tal vez el formato sea lo mejor una comunidad que habla de relojes y se respeta..

    Un abrazo a todos.

  12. Te acompaño en sentimiento Sergi.

    En Telegram puede haber menos respeto aún que en web, por eso se aprecian más a personas de temple como tú. Me alegrará verte po allí

  13. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Tristemente así es TeleCasio, y si las cosas no cambian, veremos más contenidos independientes desaparecer. Internet quedará siendo algo de pago, bien sea directamente por suscripciones, o con publicidad como Youtube, clickbaits…

  14. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Yo también lo hice un relojista, y mi experiencia es que siempre dependes de un tercero. Un alojamiento barato te sirve, pero cuando el blog crece, necesitas algo más grande, lo cual implica más dinero. Estás a expensas de conflictos entre el servidor, WordPress, los plugins que uses, el tema, las personalizaciones que hayas aplicado… Vamos, que cuando WordPress se actualiza o cuando los del hosting dicen que van a actualizar lo que sea, tiemblo…

    Por otro lado es una decisión que personalmente me costó tomar. Creas un contenido desinteresadamente, porque te gusta, le dedicas horas, y ¿encima tienes que pagar dinero? Pero me resigné y lo hice, no quedaba otra.

  15. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Lo siento mucho Sergi. Eso sí que son cosas realmente importantes.

    Sobre Telegram, está claro que las cosas cambian. Al final lo que queremos es que nuestro «trabajo» llegue a la gente, y hay que estar donde ellos están.

  16. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Digamos TeleCasio que tanto en ZC como en Telegram como en toda internet, el porcentaje de gente con poca educación es muy elevado. Sin embargo con algún hater puntual, lo habéis mantenido a ralla. Me imagino que un hater prefiere otro tipo de contenidos, y no se siente cómodo entre gente educada.

  17. Aficionadoalosrelojes

    De Google no se puede depender. Como ya he comentado, yo hice una aplicación de un juego popular con el objeto de que la gente matase su tiempo cuando se encontrase esperando. Para sacarme unos euros y recuperar los 25 euros que me había costado la licencia de desarrollador me suscribí en Google Adsense.
    Al mes, 1 semana después de sacar una nueva actualización que mejoraba enormente el juego, recibo un correo automático de Google donde se dice que mi aplicación fomenta el hacking y que puede ser utilizada por usuarios malintencionados para hackear a otros y que quedaba baneado de Adsense. Reclamo solicitándo que me digan exactamente donde fomento el hacking, de qué forma mi aplicación se puede utilizar de forma malintencionada cuando no tenía interacción entre usuarios y por que, si tan peligrosa es mi aplicación, seguía publicada en Google Play sin ningún problema. La respuesta automática de Google, unos expertos han verificado la aplicación y esta fomenta el hacking…. y, por tanto, quedas baneado de por vida de Google Adsense.
    Sobra decir que mi aplicación estuvo publicada en Google Play, sin publicidad, hasta hace unos meses que decidí quitarla ya que Google Store requería algún texto legal en las apps y yo había decidido no dedicar un tiempo más a ella desde que me banearon.
    Por ello, mi recomendación es no depender de los servicios de Google, es imposible contactar con humanos y, por tanto, solucionar cualquier error o malentendido que pueda pasar.

  18. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es curioso lo volubles que son los criterios Aficionadoalosrelojes. La App era una amenaza y no podías monetizarla, en cambio no era tanta amenaza como seguir en su Store. El problema de estas cosas es que eres un mindundi, que nadie en Google se va a preocupar por ti. Van a ser revisiones automatizadas y a nadie le va a preocupar una App como la tuya. Y quien dice tu App dice la web de ZC o cualquier otro proyecto.

    En mi caso me pasó algo parecido en Windows Market Place para Windows Phone. Primero tuve que pagar 100€ por una licencia de desarrollador, todo ello pese a que mi App era gratis.

Deja un comentario