';

1880 el turrón más caro del mundo

Supongo que al igual que yo recordaréis como de niños se anunciaba el Turrón 1880, siempre acompañado de su consigna o eslogan de «el turrón más caro del mundo». Ya en mi infancia me llamaba la atención que un producto se publicitara de ese modo, era algo que me parecía ingenuo y contraproducente. ¿Acaso el precio más elevado siempre es sinónimo de mejor calidad?

1880 el turrón más caro del mundo

En aquella época yo andaba metido en mis aficiones infantiles y veía como mi relativamente asequible Casio F-87W era mejor, o al menos más completo que los Seiko 5 y Citizen 7 que rondaban las muñecas. En las ensoñaciones me daba cuenta que el Porsche 911 Turbo era mejor que el Ferrari 328 GTB, todo ello pese a que el Ferrari era más caro. Es decir, ya sabía que la tarifa no siempre era indicativo de calidad.

Años después, visitando un supermercado me dediqué a hacer mi propia comparativa o benchmark, y entonces descubrí que el 1880, pese a estar entre los turrones más caros, realmente no era el que más. Y si no era el más caro de las estanterías de aquel establecimiento, con toda seguridad no podía ser el más caro del mundo. Definitivamente mentían en aquella ancestral consigna.

No obstante pasaron los años, y el Turrón 1880 continuaba apareciendo en televisión con la misma frase. Entonces llegó el concepto de premium que efectivamente, venía a decir lo mismo que 1880: paga más porque es mejor.

Hace unos años que ya no recuerdo al turrón más caro del mundo, así que supuse que habría desaparecido… Empujado por la reflexión que os he planteado no me costó descubrir que afortunadamente los de Casa 1880 siguen en activo, y para mi sorpresa, aún utilizando aquello del turrón más caro del mundo. En turron1880.com nos cuentan un poco de su historia, cómo Bautista Sirvent abrió en 1725 su obrador en Jijona para fabricar turrón, hasta que en 1880 decidió registrar la marca con aquel nombre.

Sin embargo sería Juan Antonio Sirvent Selfa, abuelo de los anteriores propietarios, quien en la década de 1940, empezaría a darle vueltas al slogan que todavía siguen usando. Se explica una anécdota según la cual Sirvent Selfa era un hombre elegante y que podía permitirse visitar París de tanto en tanto para adquirir las mejores prendas. Se enamoró de una corbata verde expuesta en el escaparate de un comercio, así que accedió al local. Una vez dentro, el tendero le hizo saber que tenía corbatas mucho mejores y más caras, así que ese modelo verde, no era el ideal para una persona de su porte. Fueron tan elevadas sus dotes de persuasión que parece ser que terminó adquiriendo el modelo más caro, es decir, asoció precio más alto con mejor, y decidió aplicarlo a sus turrones.

Pero de todo, lo que me llama más atención de todo es que las turroneras, o al menos 1880, cierren por Navidad, o al menos esa es mi conclusión viendo la primera imagen. Sería como si las pistas de esquí cerrasen en invierno, ¿no?

Si nos damos cuenta, no es un racionamiento publicitario excepcional, ahí teníamos a L’Oreal con el «porque yo lo valgo», algo que surgió de la agencia McCann-Erickson en 1972.

Me preguntaba si 1880 ahora sí sería el turrón más caro del mundo, pero no. Haciendo una búsqueda rápida me encontré con Pablo Garrigós Ibáñez, un turrón gourmet de autor, y por lo visto con bastante menos tradición que las marcas establecidas que suele estar en el top en cuanto a precio. Pero también los de Torrons Vicens que con mucha historia, siempre fueron de los más caros en los lineales.

1880 el turrón más caro del mundo

37 comentarios en “1880 el turrón más caro del mundo”

  1. Buenos días Javier y resto de amigos.

    Me gusta que traigas este producto a la bitácora y con vuestro permiso comentaré.

    El turrón es uno de los dulces típicos de nuestra tradición culinaria, más si cabe, en el arco mediterráneo y, también, en las «castillas». Aunque principalmente hablamos de Xixona (Jijona) Alicante. Recuerdo que mi abuela paterna, nos lo hacía ella misma con los «pastisets de boniato» en estas fechas [ahora mismo aún puedo saborearlo en mis recuerdos].

    ¿Pero por qué el más caro del mundo? Pues por las materias primas y, sobre todo, la elaboración. En Xixona y la zona de Alicante, se utilizan unos materiales que son en primer término de una excelente calidad, de cercanía y con un control de la elaboración impresionante (he visitado el museo). La miel de la zona de interior de la C. Valenciana, la almendra marcona delicadamente tostada en láminas… Un producto premium que ultra calórico debería ser bandera de la gastronomía española.
    Recordar que el turrón tradicional es el blando y el duro (Alicante) estos son los genuinos.

    Que pasen un buen día.

  2. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muy buena explicación Sergi, me gusta la aproximación histórica y la de la elaboración. Pero hay otro tema, y es su precio. Quitando que eso de que «el turrón más caro del mundo» no me gusta, hoy podemos encontrar un paquete de excelente calidad por no más de 10€. Tal vez lo mismo que costaba en su época (haciendo la conversión). Pero es que en nuestra infancia, y todavía más anteriormente, esos 10€ ten daban para 3 chuletones, y ya os digo que en esa España la gente no comía chuletones ni una vez al mes.

  3. Yo la verdad soy más de turrones el lobo.es más no todos los años pero algunos voy a las ferias de turrón de Agost y xixona.de hecho tambien quiero recalcar que hace unas semanas estuve en la fábrica de chocolates valor en villajoyosa que también es algo que se toma mucho en reyes.

  4. Buenos días Javier y gracias por contestar.

    Totalmente de acuerdo sobre el precio y que actualmente se puede conseguir el producto de manera muy razonable; el del mercadona lo hace Antiu Xixona (una empresa centaria). Pero lo de la miel y la almendra es lo que sube el precio del artesano. MIeles industriales de china con más fructosa que producto, almendra largueta y otras variedades menos sabrosas… hacen lo que el precio sea más económico.

    Algo sobre almendras… https://www.sabormediterraneo.com/gastronomia/productos/almendras_variedades.htm

    Recordar que es un producto muy calórico, por tanto la degustación ha de ser en pequeñas cantidades…. Pero bueno, esa es mi visión… de hecho el turrón no es de mis postres favoritos (el pastiset de boniato si…)

    P.D por san Antón se acaba el turrón.

  5. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Pues aquí otro fan de los chocolates Oscar hostyn. A fin de cuentas el llamado turrón de chocolate tiene mucho más de chocolate que de turrón.

  6. Pues si jajaja yo soy un fanático de los bombones veo una caja y no dura ni un minuto y más de Ferrero Rocher
    Guti me acaban de regalar un reloj de bolsillo que aún funciona. No se el calibre que lleva pero al poner 17 zuan me suena a chino. Me gusta mucho y lo curioso es que si es así los chinos saben hacer las cosas
    https://1drv.ms/f/s!AgEAcdngs-kwg512DgjUsChGInoNDw

  7. Es muy bonito el reloj pero la verdad fíjate que nunca me habían gustado por fiabilidad los calibres chinos pero ahora veo uno de bolsillo con un calibre de 17 joyas que me supongo que tendrá bastante tiempo y aún funciona como ves en el vídeo. Por lo tanto estaba equivocado al decir que es mejor alejarse de ellos por que creo que es incabloc lo puedes ver en algún rubíe en las fotos del enlace

  8. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Los calibres chinos de antaño estaban diseñados y construidos para ser baratos de producir y sobre todo duraderos. Pretendían cubrir la necesidad de dotar de relojes relativamente asequibles a al menos parte de la población. Es decir, la imagen del calibre chino de antes no tiene nada que ver a la de ahora. Eran sencillos, eso sí, pero no eran en absoluto malos.

  9. Admito que en lo personal no soy de turrón, prefiero mantecados (no polvorones). Aunque si tengo que comer un turrón, prefiero el de milhojas:
    https://www.elcorteingles.es/supermercado/0110120961700687-lacasa-turron-de-milhojas-de-nata-calidad-suprema-tableta-200-g/
    Una pasada.

    Cuando era pequeño nunca entendía cómo la gente perdía los estribos por aquel turrón imposible de partir, y más imposible aún de masticar. Aunque no digo nada, con el jamón me pasa lo mismo.

  10. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Cada uno tiene sus gustos John Izarrebeitia. Lo que a mi me incita a reflexionar es lo mal que hemos exportado el turrón, los mantecados y los polvorones. Productos de primera calidad que apenas se conocen en el extranjero. En cambio, nos hemos tirado sin pensar a los Panetone. Bueno, por no hablar de la Nutella en vez de la Nocilla. Pero todo eso daría para un nuevo post.

  11. Yo la verdad es que no soy de turrones, alguno compro en una tienda de mi ciudad, que ya van por la tercera generación, el abuelo venía de tierras levantinas para la campaña de turrones, y al final acabó asentado en estas tierras, eso sí, en verano hacen helados (ahí si me dejo caer todo lo a menudo que puedo) y por estas épocas solo, turrones, peladillas y demás productos.
    En estas épocas soy de polvorones, y no de la Estepa.
    Respecto a lo de el más caro, me comentaba un bodeguero, que cuando enseñaba la bodega a turistas mandados por un hotel cercano, muchos le compran vino con esta frase «El más caro que tengas»…

  12. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Me encantan los helados Lopatin, pero con la edad me he vuelto quisquilloso e intento consumir solamente aquellos que son artesanos. No me valen los de La Jijonenca que dicen que lo son, pero los venden a granel. ¡Manías de uno!

    Relacionado con lo que dices mi padre siempre decía: «Cuando no sabes de algo, siempre puedes comprar lo más caro, y así seguro que no te equivocas. Quizás no sea lo mejor, pero nunca será malo. Sin embargo, mejor que aprendas a decidir.»

  13. Los helados estos, al igual que los turrones son artesanos. Así que si alguna vez te dejas caer por estos lares, puedes darte el gustazo sin problemas de conciencia XD.
    Respecto lo de acertar con lo mas caro… En principio debería ser así, pero está lleno de excepciones, es más alguna vez me he topado que lo más caro no es que no fuera lo mejor, es que casi podía ser de lo peor.
    El marketing, la disponibilidad, y demás factores influyen mucho en el precio de venta.
    Hace años oí una frase que con Internet se está aplicando, las cosas valen lo que el comprador esté dispuesto a pagar.
    Y me explico alguna vez he pedido a algún amigo o compañero de trabajo que me comprase algo por Internet, debido a que yo ya lo había buscado se había incrementado el precio de venta, es más llegar a mandar un enlace, abrirlo la otra persona, estar al lado y en mi tlf poner un precio y en el otro un 10% menos.

  14. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    De los precios yo también lo he visto Lopatin, y te refieres a Amazon. El tema no está en que se acceda al enlace, sino que en esos 10 minutos se produzca una venta. Por lo que he llegado a intuir, en mercancía que tienen mucho stock, a medida que se van vendiendo bajan los precios… Hasta que llega un punto en el que ya quedan pocas unidades, y entonces se mantiene o puede que incluso empiece a subir.

    Creo que al final es lo mismo que las ofertas de un comercio, liquidan aquello que no venden, sólo que Amazon lo hace a tiempo real y es fácil darte cuenta. Recuerdo hace mucho que me compré un Wallkman, pues 1 mes después la misma tienda lo tenía rebajado bastante, no sé un 30%. Me sentí tonto.

  15. No, no era Amazon Guti, lo he visto en varias páginas y me da que los tiros van más por la cookies.
    A mi pareja y su familia les pasa con los billetes de avión por ejemplo, una vez vistos, mágicamente empieza a subir el precio, pero lo miras desde otra IP y oh milagro, han vuelto a bajar.
    Luego lo que dices del walkman, creo que nos ha pasado a todos con rebajas o liquidaciones.

  16. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Probablemente lo de las cookies que mencionas Lopatin. Y no sólo es que cambien los precios, sino que además nos tienen controlados.

  17. Muy oportuno artículo, en efecto, «1880» no es el más caro ni tampoco el más antiguo, supongo que ese honor lo tendrá «Torrons Vicens» (1775), una elección que he hecho este año no atendiendo al precio ni a la solera, sino a que era la marca que menos aditivos contenía en la modalidad «Sin Azucar», al menos la que menos de las que he encontrado.

    Sobre el tema del famoso eslogan; tengo entendido que la normativa que regula la publicidad prohibe expresamente utilizar expresiones triunfalistas de ese tipo, aunque quizás al afirmar que es «el más caro» y no «el mejor», les baste para burlar la ley, en cualquier caso como apuntas -más allá de que se haya convertido en una frase entrañable de la Navidad-, no deja de estar faltando a la verdad; un engaño para, indirectamente, hacer creer al consumidor que se está llevando el mejor turrón del mercado.

  18. Les comento que en Mérida de Yucatán ( antigua ciudad llamada Thó), donde vivo, el equivalente del turrón es la «melcocha», una golosina elaborada con miel y forrada con hojas silvestres. Lamento no poder dar más información acerca de esta suculenta golosina, pues no conozco el proceso que es ancestral de los mayas antiguos. (Si alguien viaja a Yucatán, lo consentiré con salbutes, panuchos, cochinita pibil y por supuesto melcocha) solo si se ponen en contacto conmigo al viajar jeje.
    Gracias por el evocativo artículo Guti.
    Saludos a todos y feliz Navidad.
    Un abrazo a todos!!

  19. Lo primero es felicitar la Navidad a todos los compañeros (me gusta considerarlos así) de esta bitácora.

    A mí, al igual que a Guti, me parecía un eslogan pretencioso aunque si creía que podría ser verdad. En mi casa nunca entró ese turrón hasta mediados de los 90, que yo recuerde.

    Lo único que puedo decir es que nunca había sido muy aficionado al turrón, pero que el 1880 me pareció y me sigue pareciendo delicioso, quizá el mejor que haya probado nunca.

    Ahora que puedo permitirme comprar varias tabletas para estas fechas señaladas sin preocuparme demasiado, no lo hago por «miedo» a comérmelas todas. Además, considero que así se mantiene/perdura la sensación de degustar algo especial en unos momentos especiales.

    Siempre tengo en mente ese dicho que dice que el pastelero no come pasteles porque ya se cansó de ellos, y no quiero que me pase a mí. Ya sea con el turrón (en este caso 1880) o con otras comidas/bebidas «especiales»/»favoritas».

  20. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Como ha quedado demostrado es publicidad totalmente engañosa jostma. Otra cosa es que al tener bastante historia y al aparentemente no tener ningún beneficio con ella se haga la vista gorda. Pero vamos a ver, nos venden la regulación de autocontrol y similares y ya se ve que no sirve de nada.

    ¡Qué pequeño es todo esto! Yo también suelo consumir productos «sin azúcares añadidos», y como tu, hasta cierto punto me preocupa el sustituto que se usa para el azúcar. Eso me incita a volver a probar los 1880, hace décadas que no los consumo. Gracias por la recomendación.

  21. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es genial aprender cosas nuevas RICARDO. No tenía ni idea. ¿La melcocha se consume sólo en Navidad o durante todo el año?

  22. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias WR_100 e igualmente para ti y los tuyos. En mi casa fue lo mismo, yo te diría que hasta los 90 no probamos esa marca. Intuyo que en los 80 sí que su precio era comparativamente elevado, o bien quizás es que la economía no andaba boyante como para permitírselo.

    Es interesante cómo se han ido alterando los hábitos de consumo. De no comprarse por ser caro, a no comprarse por ser calórico. Os imagináis un eslogan actual del estilo a: «1880 el turrón más calórico del mundo». Jeje.

  23. Perfecto, pero me refería a Torrons Vicens, quiero recordar que la versión sin azúcar de 1880 sí incluye al menos algún «E-aditivo» en sus ingredientes. Bueno, ya lo verás, en mi caso es por tratar de evitar este oxidante del organismo que se lo meten a todo (tanto como conservante como para atraer el paladar de los consumidores), aunque también soy consciente de que los polialcoholes que se usan para sustituir el azúcar tampoco son precisamente inocuos.

  24. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Ahh, perdona, lo entendía al revés jostma. De acuerdo, entonces el más recomendable Turrón Vicenç. Pues lo tendré en cuenta.

  25. Guti, la melcocha se come todo el año y es muy escasa ahora, ya sabes, los tiempos cambian. Se usaba tradicionalmente el 1 y 2 de noviembre para los altares a los difuntos y era la fascinación de los niños en Navidad y Año Nuevo. El sabor de la melcocha es único y 100% gourmet. Pocas personas saben la receta original de este manjar que consigues con 5 euros ( 200gm.aproximadamente),
    Te comento que de mi familia nadie sabía hacerlo, pues somos originarios de Chihuahua (granjeros) y los que nacimos aquí no aprendimos nada de esta fantástica cultura maya, desgraciadamente ni el idioma aprendimos.
    Saludos y felices fiestas.

  26. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias por toda la información RICARDO. Intentet nos permite «viajar» sin movernos de nuestra silla.
    ¡Felices Fiestas!

  27. 1880, marca de turrón que siempre me ha caído muy antipática debido a ese peculiar slogan. Eso sí, hay que reconocer que en su dimensión de «attention whore», el slogan de marras cumple con creces.

    Siempre he detestado a quien hace ostentación de su posición económica. Ostentación que yo entiendo como una actitud. Yo hace años conocí, por tener un amigo en común, a alguien de familia adinerada, apasionado de los coches y que se paseaba con un Ford Mustang. Como apasionado de estas máquinas, sabía mucho de ellas: de mecánica, electrónica, chapa, pintura … Conocimientos que no sólo se quedaban en la teoría, sino que llevaba a la práctica manchándose las manos. Su Ford Mustang lo había importado directamente de Estados Unidos – de aquella no se vendía en Europa – y le hizo las adaptaciones necesarias para que cumpliese con la normativas de aplicación en la UE; algunas de éstas las hizo con sus propias manos.

    Él y su Ford Mustang no transmitían nada parecido a «Yo tengo esta máquina, tú no y te jodes».

    En cuanto a los turrones, me declaro enamorado del blando… y algo frustrado en estas fechas al respecto. Siendo el turrón, al menos por donde yo vivo, un producto que sólo se consume en navidad, merece la pena rascarse un poco el bolsillo y comprarlo del bueno en vez del barato que se vende en el supermercado. Nunca consigo animar a la familia a tal cosa, nadie parece dispuesto a tomar tiempo para aprender a apreciar un buen turrón. Siempre me digo que otro año será.

  28. @Oscar hostyn, en materia de calibres chinos hay que diferenciar entre diseño y ejecución.

    Hasta donde yo sé, en el primer apartado los calibres chinos poco tienen que envidiar a los de otros países del mundo. Muchas veces son clones de movimientos suizos o japoneses; y cuando son diseños propios – como el Tongji -, les ha salido bien.

    El problema está en el segundo apartado, la ejecución. Los precios bajos se consiguen a base de economías de escala y también rebajando las calidades. Un movimiento de buen diseño pierde buena parte de sus cualidades si, por ejemplo, sus piezas han sido fabricadas con tolerancias demasiado ‘generosas’.

    ¿Cómo evitar lo segundo? Si el reloj tiene un precio de derribo, es una lotería: te puede salir bueno o malo.

    El reloj de bolsillo que muestras en el vídeo y fotos parece, a primera vista, que utiliza un movimiento Tongji. Si te funciona correctamente, enhorabuena. Eso sí, probablemente la regulación con la que viene de fábrica no sea gran cosa.

  29. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    un relojista, muchas veces por envidia tendemos a asociar el mal carácter y la soberbia con el dinero. Es cierto que el dinero puede llegarnos a corromper, a hacer que perdamos de vista el mundo real, pero como demuestra tu anécdota está claro que depende de cómo seamos como personas. Hay ricos que son buena gente, igual que pobres malvados.

  30. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muy interesante el punto de vista que ofreces un relojista. No lo he tratado en ningún post, pero es así. Puedes hacer un diseño estupendo, pero si luego por los motivos que sean se recorta en tiempo o en dinero el resultado llega a ser mediocre. Si nos damos cuenta ocurría en la URSS, igual que veo que está ocurriendo ahora en Asia.

  31. Yo soy un entusiasta del turrón blando de toda la vida, el de Jijona, almendras, miel y poco o nada más. De todos los que he probado me quedo sin duda con el Turrón a la piedra de Primitivo Rovira, aunque su precio «nada bajo» es de 12€; no obstante en las muchas pruebas que suelo hacer, pues blando que veo que no he catado, lo compró, he de destacar por sabor, calidad y precio, pues anda sobre 5’5€ el Non plus ultra de la marca 25, muy cerca del sabor y textura de los más tops con un precio casi de marca de acceso. Lidl tiene uno que viene en un ensamblaje con tablita de madera que por precio sabor tampoco desmerece. (Ojo, hablo solamente de turrones de Jijona). Un saludo.

  32. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es algo que comemos muy puntualmente, así que vale la pena hacerlo con calidad Sergio RV Hyuga. Por lo que he visto, la compra al pormayor en la lonja tiene un precio de entre 4€ y 9€ dependiendo de la variedad, lo que explica en gran parte el precio que tiene el turrón.

Deja un comentario