';

Balanza digital CX-Series

Después del cronocomparador Weishi MTG1000, buscaba una balanza de precisión que fuera compacta y me permitiera pesar relojes. El peso es una cifra que muchas marcas no proporcionan y que hasta ahora solía medir de manera muy orientativa con con una báscula de cocina Bernar Omega. Hubiera preferido un instrumento mecánico y así evitarme problemas de pilas, pero no existen a precios asequibles en la actualidad, así que opté por esta genérica CX-Series.

Balanza digital CX-Series

La recibimos en una esperada caja de cartón blanco que está bastante cuidada. Aunque es un empaquetado bulk que no muestra ningún indicativo de fabricante o de comercializador incluye la fotografía del producto y sus características más esenciales.

Balanza digital CX-Series

En la parte de atrás vemos sus especificaciones más técnicas, si bien en forma general, ya que de esta balanza hay diferentes versiones.

Balanza digital CX-Series

En el lateral aparecen esas versiones, esencialmente diferenciadas por el rango máximo de pesaje, y la precisión, o mejor dicho, rango de visualización del mismo. Algunas representan el peso con un dígito, y otras con dos. Opté por esa segunda opción, es decir, hasta 500 gramos con dos decimales (0,01g , hectogramos o cg). También indica estar aprobada CE y RoHS (Restriction of Hazardous Substances).

Balanza digital CX-Series

Se acompaña de un díptico en inglés que nos hace de libro de instrucciones, pero es enormemente intuitiva y fácil de usar, así que esas dos páginas casi parecen un desarrollo de sus características.

Balanza digital CX-Series

El aparato está construido en plástico y su aspecto es bueno, parece más caro de lo que es, en gran parte gracias a un perfil que imita el metálico pero que en realidad es plástico cromado. La cubierta protectora negra está bien cuidada y parece sólida, si bien su cierre a presión no parece que vaya a durar demasiado. No deja de ser una rebaba de plástico rozando contra otra de plástico. En mi caso no hay problema, no pretendo transportarla, algo que parece no tener sentido en una balanza de bolsillo.

Puesto que iba a convivir con el resto de material que utilizo en las reseñas, cuanto más compacta fuera, mejor. Pero al mismo tiempo debía permitirme comprobar el peso de objetos de cierto tamaño como es el caso de algunos relojes. Para ello podemos utilizar la cuberta protectora como plataforma o cubeta, algo muy práctico y que no en todos los modelos ocurre.

En el frontal 4 botones nos dan acceso a las funciones de la báscula: TARE (calibrar a cero por ejemplo descontando el peso del cacito); MODE para alternar entre las diferentes unidades de pedición (gramo, onza, …); PCS (para contar cuantos objetos hay en base a un peso determinado unitario, lo que no tiene más misterio que una división) y ON/OFF para encender y apagar. Los botones sólo se tienen que pulsar una vez, no hay combinaciones extrañas que efectuar. Las operaciones tampoco requieren pulsar más de una tecla. Son de plástico duro y se pulsan agradablemente, parecen duraderos.

Balanza digital CX-Series

El compartimento de las pilas también abre y cierra con aparente robustez, no se le ven problemas lo cual me sorprende porque hasta en aparatos más caros suele ser uno de los puntos débiles. Veremos con el tiempo si es cierto o sólo una apariencia. En ese sentido llama la atención el adhesivo con el control de calidad pasado, pero que además especifica el año de fabricación de esta unidad (2020).

Balanza digital CX-Series

Funciona con pilas convencionales en vez de las caras, y difíciles de conseguir pilas tipo botón. Éstas no vienen incluidas, así que aproveché dos AmazonBasics AAA recargables que tenía por ahí, y las puedo recargar cuando necesite. Me parece más sostenible y ecológico. Hay modelos parecidos que llevan una batería de litio incorporada y se recargan por USB. Ya sabéis que el problema es que si pasan mucho tiempo completamente descargadas al final el acumulador se daña y es irrecuperable. Llegados a ese punto, ponte tu a buscar que tipo de batería recargable necesita. Mucho más práctico unas pilas recargables estándar.

Balanza digital CX-Series

Es muy funcional, nada más pulsar sobre el botón de ON/OFF, el panel de presentación te muestra un saludo en forma de «HELLO», menos de un segundo después está ya preparada para trabajar. Un display que imita al LED, pero que es en realidad un LCD invertido y retroiluminado, como si fuera un Casio G-Shock GW-B5600 con la luz activada; ofrece una buena legibilidad que es lo que me importaba, si bien ahora a posteriori hubiera preferido un LCD normal, menos vistoso pero igual de funcional y con menor consumo energético al no ser necesario alimentar la luz. Lleva sistema de autodesconexión, tras 180 segundos de inactividad se apaga automáticamente. Es algo que valoro mucho cuando estás concentrado escribiendo y se te va el santo al cielo.

Balanza digital CX-Series

La base es de metal y se ve sólida. Dejando los objetos estáticamente en la plataforma las mediciones no fluctúan, eso hace innecesarias otras funciones tipo MIN, MAX o AVG. Tendremos el peso exacto de un sólo vistazo. Además incorpora indicación de baja carga de pilas, en esa situación el LCD mostrará la palabra «Lo».

Como no la iba a usar salvo para las pruebas de relojes, tampoco necesitaba algo muy caro o especializado. Me costó 7€ en Aliexpress, aunque este modelo en concreto no lo he visto en otras tiendas online tipo Amazon o eBay.

En mi canal de Youtube he dejado un pequeño vídeo mostrando su desempaquetado y algunas de sus características.

Especificaciones técnicas:

  • Color: plata
  • Capacidad máxima: 100g/200g/300g/500g
  • Precisión: 0,01g/0,1g
  • Rango de Error: +/- 0,03g
  • Unidades: g /oz / tl /gn /ozt /dwt / ct
  • Alimentación: 2x pilas AAA (No incluidas)
  • Luz trasera: Retroiluminación blanca
  • Pantalla LCD: Pantalla LCD de 5 pulgadas
  • Plataforma: acero inoxidable
  • Apagado automático: 1 minuto
  • Dimensiones: 115X65X15mm

10 comentarios en “Balanza digital CX-Series”

  1. Son muy útiles esas básculas, yo también tengo una. Adquirir una mecánica no son tan caras, de hecho las mecánicas de laboratorio (de buena marca) te salen por unos 100 €, y las digitales (para laboratorio, de marca también) no te suelen bajar de los 300. Otra cuestión son esas chinas de marca blanca, contra las cuales no pueden competir, pero que vamos, una balanza escolar para clases de química, o de laboratorio, si es mecánica no es muy cara y son mucho más asequibles que su símil electronico:
    https://www.raig.com/balanzas-de-laboratorio-y-analisis-ab1/

    Claro que también las hay mecánicas más complejas y que son una pasada:
    https://www.medicalexpo.es/prod/ohaus-europe-gmbh/product-86473-972004.html

    Calidad por los cuatro costados, nada que ver con esas chinas de por ahí.

    Ahora te faltan las pesas patrón:
    https://www.pesara.es/pesas-patron.html

  2. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muy interesante Faith Perkins. Las balanzas científicas y médicas las conocía, una pasada, pero obviamente ¡qué precios!
    Lo que no sabía es lo de las balanzas escolares, no son mala idea.
    Llevas mucha razón con lo de las pesas patrón y la calibración, en breve publicaré un artículo al respecto, algo curiosamente que esta CX Series no documenta en el manual.

  3. Por el precio y prestaciones que ofrece está muy bien, aunque no hubiera estado mal contar con otra con mejores materiales habida cuenta de la tarea frecuente que piensas asignarle; aunque por otro lado supongo que éso repercutiría en el peso y en cambio esta unidad será muy cómoda de utilizar y guardar.

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Tienes toda la razón jostma, y es algo que yo mismo me planteé. El problema es el habitual, ya no hay gama media, no hay productos prime. Sólo tenemos low-cost y premium. De manera que aumentar en calidad para ser más duradera implicaba multiplicar por 5 o 10 el precio. Si hubiera encontrado algo con las mismas características pero con mayor durabilidad digamos por 20€ o 30€, sin duda la habría elegido.

  5. El mayor problema de este tipo de artículos es el que contamos tantas veces: que en la franja económica ya no se encuentran este tipo de cosas, porque los chinos lo han invadido todo. Así que si quieres una mecánica solo tienes la opción de irte a la franja más profesional, y ahí es donde son tan caras. Claro, la gente ve una china de esas con un aspecto muy chulo y dicen: «ah, mira que guay, y qué buen precio», y así ha desaparecido su competencia en mecánico. Acaban relegadas a segmentos muy minoritarios y eso encarece su precio.

    Porque al final, construir una balanza mecánica (hablo de balanza, ya no de esas básculas tan rebuscadas mecánicas como la de medicalexpo) no es tan complejo,máxime con los medios de fabricación de hoy que permiten exactitudes más fáciles de conseguir. Pero como no hay mercado para ellas, han desaparecido. Una lástima porque como bien dices no necesitan pilas, siempre la vas a tener disponible, y esas sí que duran toda la vida. Estas por una cosa o por otra (o porque pierden precisión con el paso del tiempo por cómo están construidas) son casi de usar y tirar. Claro que es lo de siempre, la gente dice: «bueno, bajo al chino y por 5 € me compro otra…». Ese es el problema de estas cosas, hemos perdido la capacidad de apreciar las ventajas de las mecánicas, aunque inicialmente supongan una pequeña (y muy pequeña inversión) de inicio.

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Justo ese es el problema Faith Perkins. En cierta forma nuestra búsqueda de lo barato, aunque fuera malo, nos ha condenado a movernos en lo barato. Si a eso sumamos la electrónica, donde aquí tampoco aporta ninguna ventaja, pues acabamos teniendo una basura electrónica barata, pero que terminaremos teniendo que tirar a la basura a los pocos meses o años.

  7. Buena información de esta herramienta.
    Útil para elaborar reseñas lo más completas posibles. Prefiero las digitales como la señalada, que a las mecánicas, creo porque soy medio enfermizo por la exactitud jeje.
    Gracias por compartir este artículo Guti, saludos a todos.

  8. Buenas noches Javier y resto de amigos.
    Sobre la balanza o peso me parece adecuado y útil, como dice D. Ricardo, para mejorar la calidad de las reseñas. Ahora bien la siguiente pregunta: que relación existe entre las dos variables? Es decir, para mis escuetos conocimientos un buen peso quiere decir acero más grueso y componentes más pesados.¿ Eso es mejor?

    Gracias Javier y un saludo a todos….

  9. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es uno de sus grandes atractivos Ricardo, poder leer que el peso son 53,03 gramos en vez de simplemente 53g es algo que aporta valor. Lo mismo que poder leer 10:58:50 en un reloj digital. Ahora bien, para usos puntuales como es mi caso y el de la mayoría, requerir pilas es un engorro. En mi caso al menos acepta recargables, pero me obliga a estar pendiente de su nivel de carga cada vez que la quiero usar, algo que en un aparato mecánico no ocurriría.

  10. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    El tema del peso es algo que no asocio directamente a la calidad del reloj Sergi. Me explico: El peso de un reloj es una cifra que los fabricantes no suelen aportar, pero que suele tener impacto en la comodidad del reloj. Algunos estamos acostumbrados a relojes pesados y los ligeros se nos hacen «raros» en la muñeca. Otros no toleran los relojes de cierto peso, así que directamente les resultan incómodos. Parece sorprendente que las marcas no suelan proporcionar esa información, pero es así, y no sólo me refiero a relojes chinos, sino a marcas de cierta reputación.

    Comparar la calidad de un reloj en base a su peso es algo que sólo se puede hacer en modelos directamente comparables. Un reloj puede tener una caja robusta, pero si va acompañado de una correa de cuero pesará menos que un reloj con brazalete de acero y una caja regular. Lo mismo podemos decir del cristal, un cristal mineral gordo tendrá más peso que uno de zafiro más fino. Para hilar fino, habría que desmontar los elementos del reloj, al menos correa y caja y pesarlos por separado. Ahí sí que podríamos apreciar diferencias. En todo caso es algo que de momento no pretendo hacer, creo que es más importante la inspección visual y las sensaciones. Eso por no hablar del material donde un reloj de titanio será más ligero que uno de mal acero.

Deja un comentario