';

Dirk Pitt y su Doxa

Desde niño que me gustó la literatura de evasión, durante muchos años devorando bolsilibros de ciencia-ficción. Poco a poco fui introduciendo otros géneros en mis lecturas, especialmente los de investigación. Me imagino que por eso me gusta tanto el James Bond de Ian Fleming o la patria Brigitte Montfort de Lou Carrigan. Por supuesto también los clásicos de Sherlock Holmes escritos Arthur Conan Doyle o en menor medida Modesty Blaise de Peter O’Donnell.

Sin embargo no fue hasta hace bien poco que descubrí a Dirk Pitt, el personaje de Clive Cussler que lanzó su primera aventura en 1973 («Peligro en el Mediterráneo»), hasta llegar a su vigesimoquinta novela «The Devil’s Sea» de 2021. Pitt es un aventurero que protege el entorno oceánico, algo muy novedoso en aquella época. No sólo es un hombre de acción en el sentido de poseer muchas habilidades, sino que también hace gala de un intuitivo y entrenado ingenio.

Dirk Pitt y su Doxa

Al igual que el Paul Davis de J.G. Chamorro, el personaje de Cussler tiene bastante que ver con el propio autor, así que dejadme que os explique brevemente su biografía.

Clive Eric Cussler nació en Illinois en 1931 y falleció en 2020 en Arizona. Su padre sirvió en el ejército alemán durante la I Guerra Mundial, y su tío llegó a ser un as de la aviación en la misma época. Así que no es sorprendente que durante la Guerra de Corea Clive Cussler se alistara en la Fuerza Aérea de EE.UU, llegando a ser sargento.

Dirk Pitt y su Doxa

Después de eso se dedicó a la publicidad, primero como copywriter y después como director creativo. Según se dice, ideando anuncios televisivos y de radio con gran impacto.

En 1965 comienza a escribir para en 1973 publicar su mencionada primera novela. Sin embargo su afición era la exploración marítima, habiendo llegado a descubrir más de 60 barcos hundidos de los que también explicó por escrito su historia de no-ficción.

Dirk, su personaje, trabaja en la National Underwater and Marine Agency (NUMA), una organización encargada de explorar y preservar los entornos oceánicos, una suerte de ONG ficticia, que pocos años después pasaría a existir en la realidad cuando el autor la creara en el mundo real.

Quizás no sean unas novelas demasiado conocidas, prueba de que apenas ha sido llevado al cine o la televisión con la más notable excepción de Sahara (2005) con Matthew McConaughey y Penélope Cruz, basada en la novela del mismo título de 1992.

Dirk Pitt y su Doxa

A Clive Cussler le gustaban los automóviles clásicos, tenía una buena colección, y muchos de ellos aparecían también en la ficción, siendo conducidos por el habilidoso Dirk Pitt quien muchas veces nos transmitía las sensaciones de pilotaje con esos coches. Pero en cuanto a reloj, Pitt no cambiaba tanto, llevó siempre un Doxa Sub 300T («aqua-lung»).

Dirk Pitt y su Doxa

Antes de su incursión en el mundo publicitario, Cussler estuvo trabajando en una tienda de buceo durante dos años. En su último día de trabajo su jefe le regaló una caja azul con aquel Doxa 300T, era el año 1969. Por aquella época Doxa ofrecía relojes de submarinismo muy especializados, eran robustos al tiempo que sus precios eran más bajos que los de las marcas de lujo. Relojes que se hicieron famosos por ser los primeros relojes de buceo con la esfera en color naranja, según se dice, a raíz de un estudio creado por la propia Doxa que indicaba ese era el color con mejor legibilidad bajo el agua.

Durante los casi 50 años que se publicaron novelas de Dirk Pitt, y las más de 100 millones de copias vendidas, Pitt siempre llevó su Doxa 300t en la muñeca, nunca cambió de reloj, al igual que hizo su autor.

Me gusta el hecho de que sea un reloj que aún se venda, pero más aún que no se haya vendido a la industria cinematográfica como pasó con 007.

Dirk Pitt y su Doxa

23 comentarios en “Dirk Pitt y su Doxa”

  1. Cesar José Maestre

    Gracias por darnos a conocer este autor y su obra. Siempre me seduce el género detectivesco, al menos para mí este señor Cussler es una novedad total, y muy bienvenida.
    De niño leí bastante, para evadir mi realidad. Recuerdo como devore la trilogía de parque jurásico de Michael Crichton, la isla del tesoro, y aventuras parecidas. Y eso nunca se a detenido, la lectura de aventuras es para mí un placer increíble.
    La adolescencia me la pasé entre Conan Doyle y Agatha Christie, pasando por la Torre oscura de Stephen king, esa obra me resulto interminable y que me marca tanto.
    Por eso me gusta tu obra Guti, Paul Davis es un tipazo.
    Este guardatiempos con su caja de almohadilla se me hace familiar con otros relojes, aunque tiene su carácter propio. Es una pasada de reloj, muy bonito y muy marinero.
    Un saludo con afecto y gratitud Guti.
    Y demás amigos mis aprecios.

  2. «According to Cousteau, he favoured the arresting bright orange over any other colour due to its superior legibility in the murky depths of the ocean. In fact, Cousteau was such a fan of the dive watch and the highly legible orange dial that, before long, not only the Frenchman but also his entire “Calypso” diving squad were wearing the SUB 300. And Cousteau believed in the product so resolutely that his company, U.S. Divers, even became the sole distributor for DOXA watches in North America.»

    https://timeandtidewatches.com/history-of-doxa-dive-watches/

  3. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchísimas gracias Cesar José Maestre. Estos artículos de tipo más cultural no tienen demasiado éxito, aunque creo que vale la pena hacerlos. Yo también conocí Clive Cussler de forma tardía. Por lo visto gozó de gran popularidad en Estados Unidos, pero en el resto del mundo mucho menos.

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias un relojista. Sabía que Cousteau había llevados Doxas naranjas entre otros relojes de buceo, pero no sabía que fuera tan fan de ellos y que toda la tripulación los llevara. Unos relojes históricos, que realmente me gustaría mucho poder ver cómo son actualmente.

  5. Buenas tardes amigos.
    Tampoco conocía al autor, pero he de reconocer que tiene buen gusto para los relojes.
    Sobre la lectura ahora en agosto tengo un par de novelas policiales pendientes, mis favoritas…
    Que pasen un buen día.

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Pues me he leído tres aventuras de él Sergi. Por tantearlo esocgí la primera, una de las últimas y una de las de en medio. Con diferencia mis favoritas son las primeras. En las últimas me gusta cómo el personaje ha evolucionado adaptándose a los nuevos tiempos y tecnologías.

  7. Que interesante artículo. He leído algunas novelas de Cussler, y en general me gustaron bastante. No conocía que el autor fuese aficionado al submarinismo y del reloj que usaba (muy bonito, por cierto); lo dicho, muy interesante. Saludos Guti.

  8. @Guti, estos artículos de tipo cultural puede que no sean los de más éxito, lo que no quita que sean muy interesantes y que tengan una funcion importante. Al menos en mi caso, a mí a veces hasta me aburre la n-esima reseña de tal o cual novedad en el mundo de los relojes; hay algún blog, en idioma inglés, que he dejado de frecuentar debido a eso.

    A mí cada vez me gusta más Hodinkee [1] debido a que además de cubrir novedades también cubre otros aspectos del mundo del reloj relacionados con experiencias y emociones.

    Sin eso, Hodinkee sería un sitio web chulo pero sin toque humano, sin alma.

    [1] https://www.hodinkee.com/

  9. Conocía la película Sáhara pero no al autor de la obra, una lástima que nos dejase -como otras personalidades-, en plena pandemia por el covid. Respecto al modelo sub 300T, me parece muy atractivo y afortunadamente cercano al original de la época.

  10. Cesar José Maestre

    Saludos amigos.
    Disculpa Sergi, podrías compartir tus lecturas? Me gustaría saber qué tienes pendiente, el género policial me mola mucho también.
    Mis mejores deseos

  11. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Ahora que lo conozco te diría que eres un afortunado Gerardo, yo lo conocí muy tarde y me hubiera gustado conocerlo antes. Esperemos que este artículo aporte un granito de arena para que más personas se animen con Dirk Pitt.

  12. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Coincido contigo un relojista. Creo que ambos apostamos por ese tipo de reflexiones alrededor del reloj, cosas que van más allá del reloj en sí mismo y que nos hablan de sociedad, modas, tecnología, mecánica o cultura.

    Con Hondikee yo voy a rachas. Lo dejé de seguir cuando empezó a mercantilizarse, pero hace unos meses he vuelto porque me parece que los contenidos son diferentes, un poco lo que tu comentas, posts que van más allá de las fotos en vivo de un reloj.

  13. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es curioso Jostma. A mi de Doxa también me encanta el 300T, quizás por su toque retro, pero también el 200. Es decir, los modelos más asequibles. Lo normal suele ser lo contrario, que te gusten los más caros. Me queda pendiente por saber si realmente ofrecen buena calidad-precio. Sus tarifas no están mal para lo que son.

  14. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es una buena idea Cesar José Maestre. A ver si Sergi se anima y nos comparte sus títulos. De hecho es algo que podríamos hacer entre todo, y dar algunas recomendaciones de lectura para el verano, sean o no sean relojeras. Tengo que examinar lo que hay en mi Kindle y ver que preveo para vacaciones.

    Mientras tanto os dejo una reflexión. Tanto Clive Cussler como Ian Flemming eran escritores de aventuras que me gustan. Ambos tenían mucha pasión por los coches, algo que lo demuestran en las descripciones de sus personajes: Pitt y Bond. Cussler además se nota que conoce el mundo del mar, y eso lo rodea de barcos, buques, e incluso aviones. Flemming a cambio lo hace con otros artículos de estilo de vida como ropa o cigarrillos.

    Sus dos personajes llevan reloj como algo importante, pero que yo recuerde, nunca han profundizado en ellos, salvo por sus características físicas. Es curioso.

  15. Buenos días amigos.

    Por petición os cuento los libros que me quiero meter entre cejo y entrecejo: «Perros mirando al cielo» que va sobre la pandemía, después de histórica la de Cesar: Yo soy Roma (de Postegillo) y alguna más caerá Si la administración no le da por dar instrucciones de inicio de curso el día antes de las vacaciones como es tradición (100 páginas de normativa) o les da por sacar protocolos en julio…

    Que pasen un buen día.

  16. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias por compartirlos. No conocía ninguno de los dos título. Yo soy de sinopsis, así que a los que le molesten que no lean lo siguiente. El de Roma soy yo me motiva bastante. El de Perros mirando al cielo, pues ser un drama forzado o algo interesante. Me quedaré a la espera de tu opinión Sergi, antes de leerlo.

    Feliz domingo para ti también.

    Roma soy yo (Santiago Posteguillo)
    DESPUÉS DE JULIO CÉSAR, EL MUNDO NUNCA VOLVIÓ A SER EL MISMO.
    Si alguna vez hubo un hombre nacido para cambiar el curso de la Historia, ese fue Julio César. Su leyenda, veinte siglos después, sigue más viva que nunca.

    Roma, año 77 a.C. El cruel senador Dolabela va a ser juzgado por corrupción, pero ha contratado a los mejores abogados, ha comprado al jurado y, además, es conocido por usar la violencia contra todos los que se enfrentan a él. Nadie se atreve a ser el fiscal, hasta que de pronto, contra todo pronóstico, un joven patricio de tan solo veintitrés años acepta llevar la acusación, defender al pueblo de Roma y desafiar el poder de las élites. El nombre del desconocido abogado es Cayo Julio César.

    Combinando con maestría un exhaustivo rigor histórico y una capacidad narrativa extraordinaria, Santiago Posteguillo logra sumergir al lector en el fragor de las batallas, hacerle caminar por las calles más peligrosas mientras los sicarios de los senadores acechan en cualquier esquina, vivir la gran historia de amor de Julio César con Cornelia, su primera esposa, y comprender, en definitiva, cómo fueron los orígenes del hombre tras el mito.

    Hay personajes que cambian la historia del mundo, pero también hay momentos que cambian la vida de esos personajes. Roma soy yo es el relato de los extraordinarios sucesos que marcaron el destino de César.

    Perros mirando al cielo (Eugenio Fuentes)
    Santiago, medico a cargo del servicio de urgencias del Gregorio Marañón, disfruta de unas merecidas vacaciones tras el estres de la primera ola de la pandemia de Covid. Viaja con su mujer y su hijo a Breda, pequeño pueblo donde el ejerció la medicina por primera vez veinte años atrás, y estaba recien licenciado. Cuando a los pocos días aparece muerto, su viuda contrata a Ricardo Cupido, el detective que ya es viejo conocido de los lectores de Eugenio Fuentes, para que le ayude a esclarecer el caso. Cupido, que no logró resolver el último caso encargado (el accidente de tráfico en el que murió una mujer embarazada de siete meses en la carretera de Breda), se implica hasta el fondo en este nuevo, en el que tendrá que investigar si las razones de este asesinato están en el presente o en el pasado que vuelve.

  17. Leí a Pitt en mi juventud, tal vez 6 o 7 de sus novelas. Dices que se te hicieron repetitivas, puede que porque ya vas conociendo a los personajes e intuyes cómo reaccionarán.

    P. D.: Bonito ese Doxa.

  18. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Jose Mª. Aunque las aventuras y los escenarios cambian, la sorpresa se va apagando. Es un poco como las películas de Tarzán, que aunque tengan aventura, no dejan de ser cosas muy parecidas. Pienso que puede que sea porque aunque el tema de la ecología y el medio natural me gusta, el del mar no lo hace tanto. Algo más urbano como James Bond hace que me identifique más.

  19. Cesar José Maestre

    Esa sensación de relato repetido la he experimentado varias veces. La que tengo más presente ahora son las novelas de Michael Crichton, todas me parecen similares en cuanto a la trama y esquema de personajes, aunque la temática siempre fue muy distinta en cada obra, igual que los escenarios, de lo más variopinto. Y sobre todo lo noto en las obras más recientes, y menos o casi nada en las primeras.
    Creo que el estilo del autor tiene mucho que ver, y tambien, el hecho de la fórmula ganadora de un Best seller, funciona y no hay que tocarla para nada. O al menos creo que algo de eso habrá en el entorno más comercial de las editoriales.
    Gracias por las sinopsis Guti, a mí me gustan muchísimo, las encuentro interesantes a la par de útiles. Me parecen un abrebocas y siempre me gustan en cualquier contexto.
    Y quedó pendiente de lo que traes pendiente en tus lecturas, me gustaría saber qué tienes por leer.

  20. Que bonita historia. No conocía ese personaje, pero me parece impresionante, tanto en lo real como en lo ficticio. Y el hecho de que tuviese un único reloj, y encima la suerte de seguir fabricándose, es algo que también se da muy poco si exceptuamos a las grandes marcas.

  21. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Esa explicación tiene sentido Cesar José Maestre, que vayan depurando tanto el estilo para garantizar el éxito que al final en cierta forma se parezcan.

  22. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muy interesante Le Metayer, y con muchos puntos en común entre el personaje y el autor, empezando por su reloj.

Deja un comentario