Inmigrantes

Con el título de inmigrantes, polémico donde los haya, voy a intentar eludir confrontaciones. No voy a entrar a dar mi opinión personal sobre el tema, pero si a comentar un hecho que llevo años observando. Yo soy de los que entra muy temprano a trabajar, en esas horas, los trabajadores que usan el transporte público son una mezcla de nacionales y extranjeros.

Sin embargo los días que salgo tarde, que también me ocurre de tanto en tanto, lo que veo es que la mayoría son inmigrantes. Es decir, si por la mañana los que viajan en metro, autobús, tranvía o tren están repartidos mitad y mitad, ¿por qué por la noche suelen ser extranjeros? Mi teoría es que son los únicos que aceptan tener un empleo con ese horario tan poco convencional. Tal como anunciaba al principio, no entraré si es que «ellos» nos quitan el trabajo a «nosotros», o bien es que simplemente ejercen un tipo de empleo que a los españoles ya no nos interesa.

Tampoco valoraré si las consecuencias de ello es que los empresarios, al encontrarse con una buena cantera de vacantes se aprovechen, reduciendo suelo y aumentando jornada, y por tanto precarizando el empleo, o bien es que los españoles nos hemos vuelto tan vagos y elitistas que se nos caen enseguida los anillos.

Lo que sí quería poner de manifiesto es que en España registramos la tercera tasa de natalidad más baja de toda la Unión Europea, y que por si fuera poco, ésta es la más baja que hemos tenido en los últimos 40 años. Sin nueva población, las cosas sólo pueden ir a peor, y además, recurriendo nuevamente a las estadísticas, la edad media de los inmigrantes es muy inferior a la de la población local. Por tanto, el gasto que suponen en pensiones (la mayor partida de gasto de los presupuestos del Estado) es comparativamente más reducido. Por la misma razón, hacen un uso muy inferior del sistema sanitario frente a los de aquí. La causa de que los hospitales no dan abasto tiene dos causas. De un lado, la falta de inversiones públicas, por el otro, el progresivo envejecimiento de la población nacida en España. Y naturalmente, ninguna de esas dos razones tiene que ver con los extranjeros.

Hay una larga documentación histórica de cómo los países o las regiones han crecido gracias a la inmigración. No ha mucho que nosotros fuimos inmigrantes, emigramos fuera del país a buscarnos la vida, a Francia, Alemania, a América Latina… Sólo unos pocos hicieron fortuna, aunque la mayoría lograron salir adelante, cosa que no conseguían en su propia tierra, y al tiempo, ayudar a la nación que los aceptó.

Sinceramente, estoy ya cansado de que los medios nos manipulen para que sólo veamos lo malo. No quiero decir que todo sea positivo, la inmigración tiene problemas, pero queda patente que nuestros problemas existen incluso sin inmigrantes.



16 comentarios en “Inmigrantes”

  1. Tema duro para hincarle el diente. Yo estoy en Uruguay, país que pese a la imagen internacional está destruído en su economía interna y todos sus logros falseados por los políticos. Acá si no se está acomodado con el gobierno como empleado o contratista o en última instancia como beneficiario del asistencialismo social fascista se vive en la cuerda floja de verdad.

    Y mientras tanto nuestra deuda externa sigue creciendo, empresas pequeñas y medianas fundiéndose sin parar también. Tenemos impuestos del primero mundo y vivimos en el tercero. La gasolina entre las más caras de mundo (primera en américa) alimentos que los extranjeros que vienen no entienden porqué son tan caros, viviendas impagables, impuestos por doquier. Hasta si pintas tu casa vos mismo tenés que pagar impuestos, aunque no lo crean.

    Más de la tercera parte de la población vive con un sueldo mínimo que solo alcanza para comer o alquilar un cuarto en una pensión. Y pese a esto estamos llenos de inmigrantes venezolanos y de otros países de centro américa. Estos cuando llegan se les dan planes sociales que exceden por mucho nuestros sueldos. Pero si uno es uruguayo y no es mujer y no está lleno de hijos y no es negro ni homosexual si la está pasando mal es mejor que se quede quietito en un rincón hasta que se muera de hambre.Los planes sociales son para esta gente, porque si sos blanco, nacido en uruguay y heterosexual tenés la obligación de ser rico y por ende se tiene menos derechos. Esto es la realidad, espero ningún idiota opine cuestionándome lo que sucede en mi propio país.

    La cuarta parte de los empleados lo son del Estado. Otra cuarta parte vive de los servicios sociales fascistas, El resto ya se imaginarán cómo viven aquí. Y si sos muy trabajador y posees muchas otras virtudes podrás tener la oportunidad de tener tu pequeña empresa, que más del 80% se fundirá en los próximos años y te dejará con deudas probablemente impagables.

    A lo que voy es que todo lo que se hace desde los gobiernos es pura y dura política y el pueblo siempre podrá estar peor, aguantar un poco más de miseria, caos y pocas oportunidades.Obviamente a los macronúmeros de un Estado pueden ser útiles los inmigrantes… si hubiera una economía en crecimiento… pero no la hay aunque nos mientan de que sí.

    Me dan pena los acomodados en este país a los que se les dificulta enormemente poder conseguir mujeres para el servicio doméstico, jardinero y empleados a los que pagarles menos de lo que gastan en sus mascotas. A ellos también les viene bien la inmigración de famélicos. Bien, termino con la ironía.

    Yo no me voy a enojar con los inmigrantes aunque hay varios que merecen un tiro en la nuca apenas vayan a hacer los trámites. Tengo conocidos en el ministerio de relaciones exteriores y sé de lo que opino. Pero en general son gente que viene a trabajar escapando de una situación aún peor en sus países saqueados y desmantelados por sus políticos.

    El problema no es la inmigración, sino los fascismos políticos y el nuevo orden mundial. Los Estados son de hecho aceitadas mafias con muy buena prensa por estar bien paga con las publicidades oficiales. La casta de funcionarios y políticos apalancados por los ricos de verdad que explotan al ciudadano común.

    En Uruguay tuvimos un ejemplo muy representativo de la realidad real. Vinieron unos inmigrantes sirios a los cuales se les daba con asistencialismo social unas cifras que quintuplicaban y más nuestro sueldo mínimo, además de una casa y tierra para trabajarla. Y ellos estaban muy desconformes con todo eso, porque no era a lo que estaban acostumbrados en sus propios países en donde se les daba más. Nuestra civilización destruyó Siria. Como lo hizo con Libia, Iraq, etc.

    Es decir si te dan casa, tierra y esa suma en nuestro país tampoco alcanza para vivir medianamente bien. Parece que los malos no eran Hussein, Gadaffi, etc.

    La fábrica de pobres funciona muy bien en el mundo, con sus maravillosos engranajes de injusticia y estupidización. No hay nada que teman más los fascistas que a los ciudadanos libres en su economía y pensamiento. Los justos siempre pagarán por los pecadores y los pobres por los ricos.

    Pero bueno, a su vez la gran parte de la gente está contenta de que les festejen los vicios, que les liberen las drogas, que los aplaudan en sus perversiones y les escuchen la estupidez. Si tienen un gobierno que los premien con esos caramelos ya están contentos y conformes con los políticos.

    Y que nadie diga en voz alta que es nacionalista, que lo acusarán de nazi. Ya no se puede confesar que se es heterosexual porque será acusado de homofóbico. Y si decís que los nacidos de sexo masculino y que quieren seguir síéndolo tienen menos derechos que las mujeres y homosexuales varones, automácitamente sos considerado machista, por no decir golpeador y abusador de mujeres.

    La dicotomía Huxley Orwell se ha amalgamado en los hechos con el agregado (creo que estos profetas no lo alcanzaron a considerar) de la rutilante estupidización fragmentante y enloquecedora, por demás debilitadora, de toda nuestra civilización.

    Ya solo somos seres aislados, empobrecidos y sujetos a los vaivenes de la suerte y esclavos más que nunca de los Estados y los grandes empresarios, malgastando nuestro tiempo con estupideces tecnológicas con las cuales nos lavan el cerebro para que estemos conformes los momentos en que no estamos siendo explotados.

    Y ahora me despido con un mensajecito de un sudaca de pura cepa… No se quejen europeos. Ustedes no saben todavía lo mal que podrán llegar a estar. Esto ha sido solo el comienzo del caos para ustedes. América del Sur les muestra su futuro. Así que disfruten mientras puedan. Todavía viven en el paraíso. Aún tienen mucho más para sacarles y degradarlos.

    No es una crítica a los europeos, sino una advertencia en general. El proceso es paulatino, lento pero seguro. Miren cómo se premia a los farsantes, a los corruptos, a los parásitos, a los hipócritas y a los imbéciles. ¿Acaso siempre fue así? No, al menos no tanto. Y sumándole la globalización, la desaparición del poder de las masas para lograr su sustento solo con sus propios brazos y esfuerzo, hacen un combo explosivo ya sin solución.

    Y no olvidar que el nacionalismo es una mala palabra ya.

  2. Perdón que me salió un tocho el doble de extenso del artículo, pero espero haber sido claro. Considero demostración de respeto fundamentar mis opiniones y no tuve modo de hacerlo más resumido. 🙂

  3. Interesantes observaciones. A la inmigración se la acusa de casi todos los males: a la típica afirmación de que quitan el trabajo a los «humanos legales», se unen ahora las referencias al gasto social y sanitario; que como bien apuntas, no puede ser tan problema como se quiere hacer ver desde ciertos partidos políticos (son de otra índole los problemas que acucian y amenazan a la sanidad pública española), y recientemente los medios nos bombardean con el tema de la delincuencia; fenómeno qué también me sorprende, ya que hasta hace muy poco, una pelea entre traficantes de droga, pongamos en Madrid o Barcelona, directamente es que jamás sería digna de abrir unos informativos como sí ocurre ahora… En este sentido las cadenas de televisión parecen haber abandonado sospechosamente la prudencia de antaño, ahora sin pudor le muestran al espectador una asociación directa entre la violencia y la inmigración. Diera la impresión -al menos a mí me lo parece-, de que quieren enfrentar a la gente entre sí (a los mortales de a pie), para distraer nuestra atención y que no se nos ocurra «apuntar más arriba» a la hora de buscar a los responsables -auténticos-, de los problemas, de la crisis sistémica en la que se encuentra nuestra sociedad. Pero aún reconociendo que la inmigración puede crear problemas, creo que si realmente preocupara, lo lógico sería preguntarse por sus orígenes; riqueza mal distribuida, el negocio de la guerra, interses económicos, intereses en que ciertas zonas del planeta no se desarrollen, y por supuesto la corrupción política… Pero claro, supongo que es más factible para el ciudadano medio cargar contra unos inmigrantes indocumentados que contra unos poderes, los cuales no sabe, no puede o simplemnte no se atreve a enfrentar. Hay quién piensa que sí lo hace, por ejemplo señalando a las organizaciones y opciones políticas más sensibles con los derechos humanos; sin embargo, la contraparte ideológica de ésta no parece aportar tampoco mucho al asunto. Retirar la asistencia sanitaria a los inmigrantes no aporta nada, al contrario, conlleva un riesgo potencial sanitario para toda la población. Curiosamente fue con una administración de las llamadas «patrióticas», que España pasó de ser un país sin tradición receptora de inmigranes en los años 90, a un país que recibió millones de inmigrantes en muy pocos años con el boom inmobiliario, seguramente con la intención de mantener bajos los sueldos de la clase obrera. Es decir, veo un poco contradictorio que se utilice ahora el tema de la inmigración como problema cuando se contó con él económicamente. Y respecto a las opciones más radicales, tampoco tengo claro que soluciones ofrecen, ¿van a hacer uso del ejército y la marina para detener, embarcar y deportar a la población indocumentada del país…? Más allá de la moral, veo inviable y muy poco probable esta «solución final» -si es que ésta ha llegado a proponerla por algún partido, que lo desconozco-, lo que sí tengo claro es que en España se seguirá utilizando este tema para captar el voto junto al de Catalunya, ya que creo son fantásticas cortinas de humo para nuestros gobernantes.

  4. Agrego otro datito para que vean lo loco de la situación en mi país.

    Uruguay tiene el mayor porcentaje de inmigración española que vino en la época de la guerra civil. Creo seremos 75% descendientes de españoles y un 15 italiano.

    Hoy tenemos la tercera parte de los uruguayos emigrados a distintas partes del mundo que se fueron en las últimas décadas porque nuestra economía es un desastre. Y son muy pocos los que regresan y si lo hacen vuelven a emigrar al poco tiempo. Sin embargo recibimos inmigración a destajo. El otro día caminé por la principal avenida de nuestra capital y a la mañana la tercera parte eran caribeños deambulando o dirigiéndose a su trabajo. Increíble.

  5. Guti, hay unas cuantas cosas en las que creo que estás equivocado.

    Una de ellas tiene que ver con la cuestión de las pensiones. Nos dicen que nuestro sistema, que es ‘de reparto’, precisa que la pirámide de población tenga una base amplia; lo que no nos dicen es que este sistema también precisa de salarios medios tirando a elevados. Así, se nos presenta el problema de las pensiones como una consecuencia de la falta de natalidad y no dela baja productividad de nuestra economía.

    Con la llegada de la democracia – más bien partitocracia – la economía española dio la espalda a la actividad industrial y pasó a poner los huevos en la cesta del llamado ‘sector servicios’; por añadidura, estos servicios son más bien de bajo valor añadido. Aquí no cabe culpar a unos partidos sí y otros no: todos los gobiernos que hemos tenido se han aplicado a ello. Las consecuencias: paro, salarios bajos y el sistema de pensiones comprometido. Cuando la muerte de Franco y el fin de la dictadura, Irlanda y Corea del Sur estaban a la par que España en renta per capita; cuarenta años después ambos países nos superan por un amplio margen gracias a que el primero nación ha basado su economía en servicios de alto valor añadido y el segundo en la industria.

    ¿Cuántos millones de inmigrantes ha recibido España? Unos cuantos, y pese a ello el sistema de pensiones va a quebrar de aquí a unos años. ¿Por qué? Salarios bajos implican cotizaciones a la Seguridad Social bajas. Da igual que pongamos unos cuantos millones más de cotizantes, que alarguemos artificialmente las base de la pirámide poblacional: no es un problema cuantitativo (número de cotizantes), es en primer lugar un problema cualitativo (cotizaciones bajas).

    En cuanto a aquello de a los españoles se nos caen los anillos, ahí no puedo estar más en desacuerdo. Lo que los españoles no queremos es, por ejemplo, vivir en pisos-patera. Y para no vivir en uno de estos pisos necesitas que el salario llegue a unos mínimos. Años ha viví, de alquiler, en un pequeño estudio; a mí lado, pared con pared, en un piso de unos 70 metros cuadrados vivían 2 familias de inmigrantes ecuatorianos: ahí dentro había más de 10 personas.

    El argumento de que a los españoles se nos caen los anillos sirve para ocultar que muchos empresarios y consumidores quieren «duros a peseta»; estos ecuatorianos eran parte del ‘ejército de reserva’ que cobra salarios míseros y que es necesario para hacer realidad este imposible.

    En tiempos de la dictadura de Franco, uno de mis abuelos podía pagar, sin apuros, el alquiler de un humilde piso de unos 60 metros cuadrados en el que vivía con su familia, un total de 4 personas: ese abuelo era un obrero de baja cualificación – leer, escribir, las cuatro cuentas y a aprender sobre la marcha – que toda su vida trabajó en una fábrica. ¿Estamos los españoles dispuestos a retroceder a un nivel de vida que ya en la década de los años 50 del pasado siglo empezaba a ser una cosa del pasado?

    Y por último, no toda la inmigración es igual. Toda sociedad precisa de cierto grado de homogeneidad para que sea viable. En el caso de España no es lo mismo recibir, por ejemplo, a venezolanos que huyen del desastre de Maduro y sus cuates que recibir marroquíes o argelinos. Las personas no somos cosas. Un teléfono móvil tiene componentes y software fabricados en numerosos países del mundo, muy distintos entre sí, y funciona. Las personas, a diferencia de bits, microprocesadores, sensores, memorias y demás componentes, traemos con nosotras mismas culturas y antropologías distintas que no siempre son compatibles entre sí. Ni mejores ni peores: simplemente, incompatibles.

    No tengo ninguna duda de que hay poderes supra-nacionales que buscan crear sociedades rotas y divididas: éstas son más fáciles de pastorear y explotar. Es el viejo principio ‘Divide et impera’. ¿Por qué los a los refugiados sirios no se les instala en los países del Golfo Pérsico? Sería una elección que tiene mucho más sentido que enviarlos, por ejemplo, a Uruguay: son países de religión y cultura musulmana y, además, muy ricos gracias a sus grandes reservas de petróleo y el gas.

    Presuntos debates como el repunte de la delincuencia – de esperar, por otra parte- o viabilidad del sistema pensiones son en realidad cortinas de humo que buscan – y a menudo consiguen – despistar, al mismo tiempo que avanzan los planes de crear sociedades rotas y poco cohesionadas.

  6. ¿Saben cuál creo es el error de base de los ciudadanos comunes? A mi entender, claro está.

    Es el preocuparnos por nuestras naciones y Estados. Hay mucha gente que pertenece a distintas organizaciones y comunidades (digamos) que se manejan distinto. No voy a dar nombres de estas, el que entienda un poco de estos temas las conocerá y sabrá como operan o tendrá al menos la idea suficiente.

    Estas organizaciones tienen su propio orden y están bastante más allá de los vaivenes del «orden social» común. Sus integrantes no están sometidos a los vientos de los sucesos comunes de las economías de cada país. Son supranacionales y tienen mucho poder. Sus miembros se ayudan y promueven entre sí a costa de las grandes masas. Y son quienes desde las sombras nos manejan. No tienen nuestros problemas. Y nunca tienen ni tendrán problemas para alimentarse ni pagar el alquiler. Poseen la gran parte de los mejores trabajos y si son empresarios y se funden no importa, se les da dinero para emprender nuevamente.

    El dinero que es una gran convención está creado así para crear pobres y ricos. Como señaló UN RELOJISTA aunque tengamos muchas «cosas» somos más pobres que hace décadas. Hoy hasta estamos conformes de vivir en un cubículo mal alimentados y de poder bajar a la calle si no tenemos muchas probabilidades de ser robados.

  7. Muy buenas a todos.
    Un tema también de amplio y profundo calado.
    Bueno,como bien se ha comentado ya la parte «técnica»,entre otras cosas, expondré la parte «humana»,ya que el tema de la inmigración es muy amplio
    Otro factor a tener presente es la Gran Deshumanización a la que como individuos y sociedad estamos continuamente sometidos,con propaganda de desinformación y demás asuntos turbios,entre otros lo de falsa bandera.
    Continuamente nos manipulan a su antojo,para que veamos y pensemos como ellos quieren que pensemos y veamos.
    El miedo a perder el trabajo, porque se piensa que vienen a quitarnos el puesto y se nos hace ver,que la culpa es suya por venir aquí a «molestar».
    Ya nada nos conmueve ni nos produce desazón,excepto si perdemos el móvil o tengo problemas para entrar en Facebook, Twitter, Instagram,ect….
    Claro, ahí sí.Eso si es una «Putada»,con perdón.
    No nos conmueve oír que llegan pateras con mujeres en estado y niños.
    He oído burradas por parte de «personas»civilizadas,no?o eso nos dicen también que somos :una sociedad avanzada y civilizada,madre mía,que Ego ..pero bueno,a lo que voy:
    Joder,otra patera.Asi como los pillen,los monten en otra y de camino de vuelta.
    Eso sí es terrorífico,oír eso de un humano «civilizado».
    Os imagináis a vosotros con vuestros hijos en el mar,a oscuras,sed,enfermos,ect….?
    Huyendo de un país en guerra,con bombardeos,viendo o oyendo como otros seres «humanos»,violan a vuestras hijas?
    Ha de ser una experiencia terrible y de las más duras posibles.
    Pero ni tan siquiera,pensar eso nos conmueve a ponerse en la piel del otro por un breve instante.
    Que fácil resulta recetar medicinas cuando uno está sano.
    Que acertado ha estado Un relojista con aquello que decía,creo que Julio Cesar,de divide y vencerás
    Y lo consiguen.Vaya que sí.
    Separarnos por ideologías,gustos personales incluso y perder de vista a la persona cuando se mira a alguien.
    Hay que verse en la situación para poder emitir según qué juicios.
    Cierto,que con la inmigración también hay problema,pero como ha dicho Guti,y sin ella también la hay.Hay que tener una visión más amplia y dudar siempre de la versión oficial y sacar cada uno su punto de vista personal,ya que ellos solo contarán lo malo,creando en la población un odio visceral a cualquier inmigrante,ya sea legal o ilegal.
    A cualquier raza.Y justamente,yo pienso,que precisamente la blanca es la que más barbarie ha cometido desde siempre.
    Cómo esa estupidez que flota en el aire de los vaqueros eran los buenos y los indios los malos, verdad?Suena a chiste,pero no lo es.
    A veces me embarga la sensación de que como especie estamos involucionando.
    O mutando de ser.Simplemente.
    Cada día más preocupados por tonterías y banalidades.
    Cada día más y más separados.
    Y lo que es peor:cada día más solos rodeados de gente.

    Un saludo.

  8. Pedro… de acuerdo en todo menos en lo de la raza blanca la que ha cometido más atrocidades. No creo ninguna raza sea mejor que otras en este sentido. En África tienen varias razas de negros y se han destrozado entre sí siempre antes y después de la llegada del hombre blanco. En América antes de lo mismo la misma situación. Y sucede algo parecido entre las razas amarillas, se han cortado las cabezas entre sí desde tiempos inmemoriables. Pocas naciones se odian menos entre sí que las amarillas. Decirle chino a un japonés es un insulto peor recibido que sugerirle a un negro yanqui que se vuelva a Áfirca si está tan desconforme está con el «racismo» en USA.

    Nosotros como «occidentales» vivimos inmersos en nuestra cultura y dentro de todo somos bastante autocríticos a tal punto que nos endilgamos culpas un poco fuera de contexto, autocrítica que al menos no conozco en otras razas. Y no digo que no exista, sino que no parece tener prensa ni interés en nuestra cultura «occidental» los lamentos sobre las masacres entre negros, chinos u otras «razas» no tan numerosas como ser indígenas amazónicos y demás. Y ni hablar del odio entre paquistaníes e hindúes, etc.

    La gente que ha viajado mucho (no es mi caso) coinciden en una observación muy interesante. Todas las amplias mayorías en todos los países y razas y de costumbres muy distintas solo quieren vivir en paz, trabajar y mantener sus familias y en lo posible prosperar en armonía.

    Pero al parecer la cosa no es así al menos para los que están todo el día con la inconformidad, sembrando cizaña por diversos temas sin descanso. Es fácil como lo hacen con el viejito truco de la victimización. Los «victimizados» nunca son culpables de nada, inflan sus muertos y «persecuciones», muestran números parciales o mienten descaradamente.

    Y así somos fragmentados cada vez en grupos más pequeños. Uno o pertenece a uno de estos grupúsculos o movimientos «reinvidicatorios» que esconden el gran fascismo de luchar por obtener beneficios extras por razones políticas… o está en la vereda de enfrente tratando de no ser sometido por las diversas acciones de estos grupos.

    Incluso los delincuentes comunes en muchos países hoy viven mucho mejor que el ciudadano medio. En la cárcel tienen trabajo, techo, comida gratis, visitas de sus parejas, etc. Viven más tranquilos en la cárcel que peleando día a día por obtener su alimento y pagar sus impuestos.

    Nacemos y estamos condenados a rendir honores de por vida a nuestra nación sino seremos traidores a la patria, pero a su vez no podemos ser nacionalistas (en el buen sentido, no el fanático) porque está mal visto también. Y así en la misma ecuación en todos los temas importantes. Nos están enloqueciendo con lo que está «bien» y lo que está «mal».. y sin embargo lo más importante es poder vivir en un lugar, país o lo que sea en paz, pero cada vez es este menos posible por el reclamo de los «perjudicados» que siempre están desconformes.

    Por esto digo que si no pertenecemos a una de esas sociedades supranacionales solo somos números para quienes nos manejan. Y todos los miembros de esas sociedades nos desprecian mucho más a los que no pertenecemos a ellas de lo que puede despreciar el más ultranacionalista a un pobre inmigrante que solo está buscando no morirse de hambre. Claro que estas sociedades tienen un muy buen aparato de propaganda donde siempre quedan como «buenitos» o inofensivos.

    Es tanta la fragmentación de nuestras sociedades que poco falta para que nos sintamos extranjeros en nuestros propios países, no solo por el tema de la inmigración sino por el feroz cambio de costumbres, usos y modos, además de las leyes que nos estan encajando a la fuerza para imponer el fascismo. Un fascismo tan grande del cual no hay escapatoria y que sutilmente se muestra como la panacea, la «agenda de derechos» y que en los hechos crea problemas donde no los había o más grandes que aquellos que supuestamente resuelve.

    Hoy ya no se puede contra los políticos que parece pelearse entre sí pero están de acuerdo en el grueso de los temas, así estos nos perjudiquen de diversas maneras. Y de paso disfrazan muy bien su incapacidad de resolver algo importante. Y no les importa la inmigración sin control, ellos viven en sus burbujas de ricos y si mañana tienen que pagarse un ejército para poder de salir de sus casas hiper protegidas podrán hacerlo.

    Como decía Nietzsche, hasta el peor individuo de una sociedad es útil para que los demás le echen las culpas y las críticas. Un inmigrante indigente es útil para que las clases medias venidas a menos se siga sintiendo de clase media aunque ya no lo sea. Ya solo por eso un inmigrante muerto de hambre le es muy útil a las clases dirigentes.

    Pero bueno, evidentemente el truco está en no dejarnos ver lo empobrecidos que estamos, mientras los Estados y las clases dirigentes siguen acumulando poder.

  9. Arcano,al referirme a las razas,no quería decir que sean unas mejores que otras,ni mucho menos.Sino,que la raza blanca,en mi opinión es la que más ha perseverado en guerras y esclavitud,la que arrasó prácticamente las culturas indias,por ej de Norteamérica y Sudamérica,las 2 guerras mundiales,la barbarie del holocausto,ect….
    En todas las razas,hay seres humanos buenos y malas personas.
    Lo que está clarísimo,al menos yo,es que nos intentan engañar,y a muchísimos lo consiguen,como a bobainas.
    Tanto en materia de datos,todos ellos inflados o desinflados a merced de sus intereses,como tan bien has dicho,lo que está bien y lo que no,lo que debería gustarte y lo que no,creando así ciudadanos autómatas y que vivan en piloto automático y sin cuestionarse nada,y mucho menos sus corruptos intereses.
    Por ejemplo:
    A mí,me sorprende muchísimo que la inmensa población crea aún en los partidos políticos.
    De verdad,que hay gente que cree en ellos y en sus programas,debates,ect…y los sigan en noticias,en la TV a diario,a ver qué dice,a ver que no,que si podemos dice,que si PSOE hace….que si,si,que si no,……
    Nadie ve que es un circo mediático,un teatro,para que la gente no se fije en otras cosas,cuestiones,que con tantos partidos e ideologías continúan separándolos para que no rememos a una?
    Nadie se lo plantea?
    De nuevo,sigo viendo el problema de la deshumanización de la sociedad.
    De la robotización del individuo que no se salga de la fila.
    Que de cada vez hay menos valores humanos.
    Que de cada vez estemos más inconformes con lo que tenemos y necesitemos más.
    Que busquemos la felicidad en el exterior y buscando productos para satisfacer a nuestro pequeño yo.
    Volvernos insensibles al sufrimiento y penurias del otro.
    A lo que me refería antes:
    Os imagináis la terrible experiencia de jugarte la vida y la de tu familia en una patera en una noche oscura,muertos de sed, frío,hipotermia,ect ..?
    Ha de ser durísimo ver perecer por el camino a compañeros, familia…
    Pero ya estamos acostumbrados y lo vemos como algo «normal»,y porque hay tantos….
    Yo no tengo nada que criticarlos,como si he oído a gente de «bien» hacerlo.
    Mis más humildes respetos a los que se han jugado la vida y la de los suyos en un estado de desesperación que aquí no comprendemos,ni lo haremos nunca, porque tenemos un techo donde dormir,y guarecernos.
    El inmigrante que acepta un trabajo inaceptable en unas condiciones inaceptables,lo hace por desesperación y darle de comer a su familia e hijos,digo yo
    Sino porque dejaría su país para venirse aquí?
    Por mero capricho?
    Pero,claro,lo más fácil es meterse siempre con el más débil,otra virtud innata del ser humano.
    A mí lo que me revienta,es el empresario sinvergüenza,sin escrúpulos y sin moral que abusa del drama que quizá esté viviendo una familia.
    Habrá de todo,claro,pero,muchos sabemos que es así.
    Es más fácil pelearnos entre nosotros,que en arrimar juntos el hombro e ir todos a una.
    Tan difícil es darse cuenta?
    Creo que fue Silvio Rodríguez que dijo:
    Lo tremendo se aprende enseguida.
    Lo más hermoso,nos cuesta la vida.

  10. Pedro. No estoy defendiendo a la raza blanca ni quitándole las culpas. A lo que voy es que los blancos hemos sido los más «malos» simplemente por haber logrado los medios en su momento para hacerlo. Si hubieran sido los negros o amarillos habría sido la misma historia. Capaz la más inocente raza sea la amarilla china porque inventaron la pólvora y en vez de usarla como los blancos para salir a conquistar la emplearon en otras cuestiones. Pero tal vez solo pecaron de inocentes o no se avivaron para usarla en matar, para lo cual resultó muy efectiva y un gran paso tecnológico en cuanto a la guerra se refiere.

    De todas maneras este tema de la raza es menor en el contexto del tema que debatimos y estamos muy de acuerdo.

    Sí, sin dudas siempre caemos en una trampa al hizar una bandera, cualquiera sea esta. Por un lado es entendible «defendernos» entre quienes tenemos un pasado o ideas en común, pero el error está en considerar que alguien por hizar la misma bandera que nosotros es per se mejor a otro que defiende la opuesta o que no tienen ninguna.

    Hasta personas supuestamente inteligentes e instruídas caen en esta trampa tan imbécil. Por ejemplo con alguien religioso se puede debatir amablemente sobre la fé y esas cuestiones, pero si uno lo pincha un poco criticándole a los fieles de su grupo tarde o temprano mostrará su verdadera esencia sectaria y «espíritu de grupo» y expresará que sus «compañeros» son más virtuosos que la media de la gente. No falla esto. Y este ejemplo puede extrapolarse a cuestiones políticas y de todo tipo.

    Nosotros porque somos de XXX somos mejores. Tendremos ovejas descarriadas pero somos mejores que los de YYY

    A la gente imbécil, la mayor parte lamentablemente, acepta mágicamente que ponerse bajo bandera endilga virtudes. Y cada grupo se considera virtuoso o más que los demás grupos. Somos estúpidamente gregarios y hay que tener mucho cuidado con eso para no caer uno mismo en una de esas trampas.

    Y si hilamos fino la trampa más patética es la familia. Por ejemplo veamos al empresario sin escrúpulos para explotar a sus empleados pagando lo menor posible y cometiendo abusos propios de un psicópata con los mismos… para darle a sus hijos la mejor de las educaciones y posibilidades…. aunque sus hijos sean una basura humana y él mismo lo tenga bien claro. Seguro en su empresa tendrá empleadas a mejores personas que sus hijos, más meritorias y trabajadoras. Pero que estos pasen mal porque «no son su sangre» no le importa. Es cruel esto, muy primitivo, pero es la realidad.

    Es tan difícil ser justo o al menos intentar sistemáticamente serlo, que proyectar la justicia a nivel de una nación es diría imposible. Y esto especialmente porque a la mayoría de la gente no le interesa nada la justicia porque no está en su ética o simplemente porque está ocupada intentando sobrevivir o no enloquecer.

    Por esto vivimos en países que hoy día nos distraen con discursos estúpidos y leyes ridículas. Los políticos venden discursos y las masas los compran a un gran precio. Y el gran truco es habernos convencidos de votar al «menos peor» si somos descreídos. Con solo agitar algunos monstruos de miedo cuando las cosas se complican ya los políticos tienen asegurados otros períodos de gobierno en los que ellos vivirán como reyes.

    Estamos como ciudadanos solos, muy solos. Y cuando viene algún inmigrante a soportar las condiciones de vida y laborales que nosotros ya sabemos que no merecemos si no estamos atentos caemos en culparles de nuestra pobreza y/o problemas.

    En lo personal ya he tirado la toalla rindiéndome a las discusiones políticas. En los hechos mi cabeza siempre ha estado adelantada veinte años a todos los sucesos. Estoy harto de que vengan personas a reconocerme que los que les dije hace veinte años tenía razón… pero ya estoy veinte años más allá de sus presentes y para lo que diga en el día de hoy ya no lo entienden y me lo combaten.

    Lo único que sigue soprendiéndome y no puedo preveer realmente es el nivel de estupidez que parece ir acrecentándose en la gente en general. Los veo como los maridos cornudos que se ofenden cuando uno les da pruebas de que su mujer los engaña. Hoy directamente todos se enojan cuando les mostrás que están siendo engañados.

    No me acuerdo quien fue que lo dijo, tal vez Mark Twain, que es más fácil volver a engañar a la gente que convencerla de que han sido engañadas.

    El problema de fondo es que vivimos bajo la dictadura de la idiotez, sostenida por los que no son idiotas para su beneficio.

    Si no somos de los «dirigentes» somos los idiotas o los que los sufrimos.

  11. Vaya Arcano,pues ahora no puedo decirte nada más que estamos pensando lo mismo en este instante.
    Coincido contigo plenamente,menos en el principio,lo de las razas,pero en el resto,solo puedo decir Idem.
    Yo ya huyo de etiquetas, paradigmas y sistema de creencias impuestas sin cuestionarse.
    Es cansadísimo.Y no trato de convencer a nadie.Lo has descrito perfectamente.Además la gente,en cuanto le muestras otras alternativas,o se enojan o te miran viendo a un loco.
    El que quiera entender,que entienda.
    Y el que no,que entienda lo que considere oportuno.
    Soy apolítico,sin credo(ni creyente ni no-creyente),y no tengo bandera favorita.

    Por tanto,es difícil conversar con otras personas,de cada vez más.

  12. Tu reflexión me ha encantado Arcano_0. Creo que es una tendencia global, no sólo en Uruguay, sino también en la mayor parte del mundo. Europa no está tan bien como se dice, de igual modo que hace dos décadas Uruguay no estaba como se decía. Al final el desigual reparto de la riqueza hace que los pobres lo sean cada vez más. No es nada nuevo, ocurre que yo sepa desde el Imperio Romano con «pan y circo». El problema es que los ciudadanos somos cada vez más ciegos. Tenemos tanta tecnología que nos desconecta de nuestro mundo real, y nos permite soñar, que olvidamos lo que pasa cada día. Exactamente lo que apunta Pedro.

    Sin embargo eso no quita que tengamos prejuicios, como el de la inmigración que menciono. Gente que viene de fuera a quitarnos el trabajo. O que esa inmigración, justifique comportamientos deshonestos, como pagar un sueldo más bajo porque ese empleo lo podrá hacer alguien que no tiene nada mejor.

    jostma es una observación acertada. Los medios de comunicación también nos manipulan. Son ellos los que ponen de relevancia un tema u otro, y como en el caso de la inseguridad, juegan con el miedo de la audiencia. El miedo, igual que las distracciones nos desenfoca. Hace que nos olvidemos del problema en si mismo, y como bien dices, de los verdaderos responsables.

    un relojista, entonces no lo he debido explicar bien. Lo que quiero decir es que la inmigración es la que incentiva que empresarios avariciosos y con poca ética ofrezcan sueldos bajos a esos inmigrantes sin nada que perder. Eso aleja las posibilidades de empleo de los nativos, que con ese trabajo no hacen nada. No sé decirte cual de las dos es más probable, porque igual que he visto a españoles rechazar trabajos que no estaban mal, he visto a inmigrantes explotados. Eso por no entrar en que no se puede generalizar, y conozco inmigrantes que viven del cuento de las subvenciones sin hacer nada en todo el día, del mismo modo que conozco a españoles que lo hacen.

    Sólo quería terminar agradeciéndoos vuestros comentarios. Muy extensos, muy pensados y muy elaborados. Y es que son este tipo de discursiones, las que incitan a reflexionar, a ser conscientes de que también ocurren cosas malas por mucho que intentemos mirar a otro lado, y en cierta forma, a unirnos entre nosotros pese a que no estemos de acuerdo con el otro en todo. He ido unos días atareado y hasta que no he leído todos los comentarios del seguido no he sido consciente de todo lo que ha evolucionado el tema, y de lo que ha dado de sí. Así da gusto. Gracias de nuevo.

  13. Cada vez que entro a este blog y leo los comentarios xenofobos de arcano me quedo espantado, incluso alguien se atreve a darle la razón y todo… Cielos! Lo de la pólvora…, por favor, que patochada mas gorda.

    Lo de las pensiones y la juventud…, En fin, Guti, veo que te quedas con la mitad de la pelicula, que supongo que esla mitad que te interesa. Las pensiones es algo mas complicado que decir que nos las pagan los que vienen del Perú, infórmate sobre las inversiones (el estado invierte nuestro capital, de hay que parte de la nomina vaya a cotizar, usan ese dinero), y leete un poco sobre la venta de las reservas de oro que tenit España, y luego si eso vuelves y ya hablamos con un poquito de conocimiento de causa al menos.

  14. Yo creo que muchísima gente tiene que tomar nota.

    Veo como todavía mucha gente se resiste a ver y aceptar ciertas cosas, que no se contaban así. Pero que poco a poco, entre una mezcla de hartazgo y pesadez de una parte que se empeña en ser ciega (mientras soportan otros las evidencias de las irresponsabilidades y ceguera de los anteriores, claro está), está pasando.

    Además en el caso de España es muy fácil de explicar con la matraca interna ya casi tradicional (más que crónica) de las banderas y las nacionalidades: en España, precisamente por la Guerra Civil y la época franquista y los abusos que se cometieron, fue uno de los países en los que la bandera menos se luce. En los éxitos deportivos y muy poco más. Y siempre con mesura. Por un lado, por no atraer como la luz a las polillas a los que no se quiere dar calor ni en pintura, al reducto franquista/falangista o de poco razonable identidad neonazi (en España fue el franquismo). Por otro al paso de los años, para que «los siempre ofendiditos» como se diría hoy en Internet, de sus identidades «históricas» pues nada, que no se ofendan… pues nada, los españoles al final entre una cosa y otra, la bandera… es que ni a guardar. en la inmensa mayoría de horades es que creo que no la habrá en mucho más que en el DNI de titulares y poco más.

    Bueno, pues al final, tiene guasa que la desmadre de «ciertas mayorías» nacionalistas, han logrado que se vean más que nunca. Según ellos, todos fachas. La realidad es que muchos españoles ya han pensado «Bueno, si de todas formas soy tal y cual y lo peor, ¿a quien le estoy guardando decoro por sus decoros exagerados e infundados? Pues bandera fuera, que aquí cualquiera se saca la que se inventa hasta en su casa o quema la que le da la gana y hay que respetarlo y tolerarlo.»

    Pues con el tema de la inmigración hace años se hizo lo mismo. Para no dar alas al racismo. Aunque, es curioso, que España jamás fue un país en la historia de persecución racial… algunos pintan la expulsión musulmana… y la excusan con que ya llevaban siete siglos incluso… bueno, pues antes de esos siete siglos no estaban, y con cómo eran en aquellos tiempos, pues siete siglos después recuperaron el territorio (sumando además muchos apoyos en el avance en territorio musulmán ya que por lo visto, sabían lo que pasó siglos atrás) los terminaron expulsando. Qué le vamos a hacer. Luego, siglos después, hubo un conato similar contra los gitanos (que no llevaban ni 3 siglos creo)… esto si no recuerdo mal fue sobre el siglo XVII. Fuera de eso, nada más. Como desde tiempos de Hispania y Roma, beligerantes e invasores aparte, por aquí ha pasado casi todo quisqui. Es que ni hubo racismo negro, porque hay vestigios de lo contrario, que de los que llegaron a estar, se buscaba su integración y que se fueran sintiendo parte. Al entender de la época claro, pero nada ni parecido a la esclavitud que sí hubo en otros países… o en España bajo Roma o los mismos musulmanes (de lo que no se habla nada por cierto, como de muchas cosas).

    Pues bueno, por no dar alas al racismo ni a la xenofobia, llegó la norma de quitar según qué datos en noticias. Porque es verdad, por la lógica de la persona, no es relevante. Es relevante el hecho y su responsabilidad.

    Pero han pasado muchos años, y a pesar de seguir esa norma, es que mucha gente ha empezado a percibir amargas coincidencias… que igual de seguir callando datos, es contraproducente. Mientras que si los protagonistas y culpables, son nacionales ¿cómo lo llamo para «que no sea racista»? ¿Blancos? ¿Autóctonos? ¿Continentales? ¿De Europa Occidental y América del Norte o rusos y nórdicos? Pues sí se dice todo, con foto, e infinidad de datos… que para mucha gente, esto tampoco debería ser y es contraproducente. Pero que mucha gente ve bien, y más si la justicia al poco es laxa con la pena aún por cumplir o ni eso. Más aún, si es alguien reincidente y que por el tratamiento de sus delitos al nada, venga, otra vez a la calle…

    Pues cada vez más gente, al ver y descubrir que muchas tasas, hasta en datos oficiales muy, muy maquillados en su desglose para que no sea tachado de lo que no debe ser, van engrosándose… y si no se dice, ¿quiénes cargan con responsabilidad o los que hacen esas cosas y al alza? Pues sólo los españoles. Así, tal cual.

    Y eso qué queréis que os diga… yo veo que no puede ser, ni debe ser. O se hace que cada uno empiece a sentir las orejas coloradas por lo que le toca, si «por un casual», ese no ha hecho eso precisamente porque lo haya aprendido ni por los defectos de nuestra cultura, lo que no es justo es que se tape, pero falsamente… a estos lo tapamos «no sea qué»… pero que carguen los españoles en su estadística. Pues oiga… no. No me parece bien. Mismo tratamiento y facilitación de datos, fotos, caritas… para todos. El que se avergüence, que se redima y la sociedad lo premiará. El que no o la haga gorda, como pasa con otras causas (terrorismo por ejemplo), que apechugue.

    Y no entro en casos más concretos, porque la cosa a poco que se rebusca y da con datos oficiales, artículos y noticias de sucesos que no todos los medios periodísticos registrados como tal -nada de directamente blog vestidos de panfletos que apestan a kilómetros-, agencias… dan la informción completa y se atan cabos, a mí se me calienta la sangre de que no haya el mismo ruido y voces pidiendo justicia y mano dura como con alguno mediático.

    Y al igual que digo con otras cosas en el Mundo, no estamos en el siglo XIX donde aún en muchos sitios no llegaba ni el telégrafo. Que hoy en día, hasta muchos de los que vienen con una mano delante y otra atrás, traen el «smartphone» o rápido lo consiguen y se mueven por Internet… vamos, que se llega a mucha información, se pilla más o menos la que más más veraz y no, se coteja, se ven cosas que no salen en los medios de gran difusión y se puede pensar. Así que ciertos silencios… en tantos casos, con ciertos condicionantes… yo todavía me callo, pero cada vez me cuesta más. Empatizo muchísimo con las personas, llego a veces a ponerme quizás en situaciones que me parecen de chiste pero pienso «es que hay gente muy inocente y lo sabes porque lo has visto»… Pero hasta cierto punto, que la hipocresía no va conmigo.

    De momento, quiero seguir pensando que demasiada gente no ha llegado a pensar que igual mucha gente, esperando y creyendo francamente en lo que se decía, pues ciertas cosas que eran muy puntuales sin más historia, pues en eso quedarían y callaban. Pero que quizás si ahora mucha gente habla… es que es por algo, y palpable o más que palpable. Y cuando en España precisamente, la gente empieza a decir «oye, que está pasando esto y esto… que yo he visto esto aquí y allí a tal y cual… que al vecino o tal conocido de misma zona o vecina, esto y aquello…» igual en otros sitios del Mundo serían noticias de refriegas por represalias de tal y cual que si en tal barrio, en tal calle, en… es muy fácil y ligero decir «eso es xenofobia y racismo».

    O si no, lo que quizás ya pasará más de una vez… que resonará cuando quienes denuncien y llamen la atención a las autoridades sean pues mismos inmigrantes o hijos de ellos que poco menos digan «oye, que mis familia llegó aquí hace X años, y esto no lo hemos visto ni nos ha pasado aquí nunca», que algún caso hay ya, y quizás más porque ni resuenan. Pero parece que aún todavía, si dicen eso, españoles pálidos, pues nada… todos fachas, racistas y xenófobos.

    Cierto es que no hay que perder ojo de no dar alas a lo que no hay que darlas… pero es que tampoco por querer imponer el idealismo por decreto en la República de tu casa, ya va a ser ideal el Mundo en el que estamos. Que dista mucho de serlo, y en el cual si hay algo hay por definición intrínseca en el humano es egoísmo y ambición, y por tanto, maldad. Y si por vigilar solo en eso, no se está queriendo ver que te están entrando otros maleantes por otro lado, con mentalidad pues no precisamente mamada aquí, la verdad, pero que pueden terminar siendo un peligro por eso mismo, pues es como jugar con fuego a medio y largo plazo.
    Si encimas al final, en la práctica, la gente nada más que ve que es como si les dijeran «pues os aguantáis» más todo lo demás… no pidamos encima que la gente se calle indefinidamente. Porque si les dices «eso no, por piel fina», quién tenga ya callo, te dejará los ojos como platos a poco que te cuente unas cuantas o que te diga «¿a sí? ven y vamos a dar una vuelta y luego me cuentas… ¿te atreves?»

    Y yo lo digo en una ciudad aún muy tranquila (toco madera), salvo lo típico, no te metas en tal barrio, y ojo con las inmediaciones de aquel y más a ciertas horas… dos puntos o tres reducidos respecto a toda la ciudad. Pero ya son unos cuantos años, que me gusta enterarme de lo que va pasando un poco en casi todo el Mundo… y quitando el grano de la paja, sí, hace años, la mayoría quedaba en manipulaciones eso, de panfletos racistas y xenófobos. Pero desde hace otros cuantos, es que simplemente cotejando noticias de sucesos entre agencias de noticias y periódicos provinciales y locales, ves lo que unos callan y otros (cada vez un poco más) no dicen, y que aumenta el número. Y que bueno, que en muchas ciudades de España es que han notado lo mismo, y hasta barrios concretos que es que está la gente, la mayoría de sus vecinos gritando ya literalmente que ya está bien… algo que no es que se estile mucho, también hay que decirlo. Así que por algo será ¿no?

    ¿O es que según algunos, siempre sólo se equivocan todos los demás? ¿Lo de que cuando el río suena agua lleva, siempre son rumores y «fake news»? ¿Los periódicos y agencias de noticias que cada vez más no obvian todo dato que lleguen a conocer -y se nota en muchos casos que hasta se han molestado en cotejar-, lo hacen por eso y por joder? Yo no lo creo.

  15. Me alegra leerte de nuevo Alejandro, me tenías algo preocupado.

    Creo que al final se trata de eso, de camuflar los hechos para que así los ciudadanos miremos para otro lado. En el fondo algo que parece tan fácil como «no hay que perder ojo de no dar alas a lo que no hay que darlas», es lo que más trabajo les da. Mejor que nos tengan entretenidos con GHVIP o lo que sea que entretenga ahora a las masas, y que ellos puedan dedicarse a disfrutar de una vida holgada y sencilla, con poco o nada que hacer.

  16. Nada, tranquilo. Lo único que me ha pasado es que me ha pillado este último mes más liado que de costumbre.

    Yo es que tengo el defecto que para mantener más o menos informado a nivel internacional y de lo que nos debería importar a todos (y a todos, es a todos, no sólo «a los que nos cuelgan el mochuelo» y pintar a otros países poco menos que de santos inocentes) procuro leer a ver qué cuentan, dicen y cómo pues todas las bandas. Luego, cotejo con las agencias de noticias de cabecera (mis favoritas, Reuters, AP, AFP, EFE… y antaño cuando sobre todo tenían multilenguaje hasta con RIA Novosti -y con La Voz de Rusia- antes de que Putin les metiera mano descaradamente). También miro mucho Euronews, aunque también últimamente menos, a veces le he notado ya giro ideológico o quizás de algunos redactores y aprueban, sobre todo en este tema. Pero bueno, todavía algo es salvable y la miro.

    Como digo hace como unos diez años o algo más, se veía noticias quejándose de la inmigración, culpándolos… panfletos ideológicos o medios de corte muy del espectro derecha y ultraderecha evidente. En muchas incluso cantaba la exageración y hasta la invención… ni caso.

    Pero desde entonces hasta hoy, es que empecé a comprobar que muchas cosas las inventaban y se descubría. Pero otras más que hace diez años, es que por ejemplo en España y Europa tapaban información de forma descarada. Si buscaba información con ayuda de traductor de medios fiables en el país de origen de la noticia que no se callaban la información aunque la legislación les obliga… es que el cante de la ocultación de información y verdad es evidente.

    Y bueno, poco a poco, a la fuerza, así están cambiando ciertos procederes informativos. Poco a poco, y sutil… unos dicen que todo es ultraderecha ,que sí que lo hay que hay cuidarse. Pero no, ahora no es la mayoría invención de esos panfletos ni bulos. Ahora bien… a quién intente enmascarar sus discursos y caretas idealistas cuando durante tantos años, también etiquetaron muy a la ligera sin temblarles el pulso, yo no pienso encubrirlo tampoco ni callarlo. Antes una cara colorada que cien veces amarilla. Que de lo último, bien que se han hartado y todavía muchos, en vez de no juzgar tan a la ligera.

    Interesa todavía que sigamos siendo tontos y desinflamados. Pero como hoy la información si no llega por donde debería, puede llegar por otras vías, la mayoría de la gente que no es tan tonta, y si además van empezando a ver en cambios cercanos… pues normal que mucha gente hable. Pero yo al menos procuro escuchar y cotejar, antes que saltar como otros sí hacen tachando de lo peor.

    El pensar y el ser crítico, siempre molestó a la ideología. Y así seguimos.

Deja un comentario