Casio GMW-B5000D

Desde que en ZonaCasio saltara hace unas semanas la liebre sobre el nuevo Casio GMW-B5000D estuve expectante. Iba a ser después de mucho tiempo aquello que tantos ansiábamos, un G-Shock digital completamente de acero, es decir, sin bisel ni correa de resina que tuviéramos que reemplazar. Esencialmente lo que andaba buscando desde que tuve el MTG-930.

Pero no era sólo eso, se basaba en el tope de gama, el legendario y conocido Príncipe (GW-5000) con su caja de acero roscada, manteniéndose por tanto fiel a sus predecesores los GW-M5610, DW-5600E y DW-5600C.

Además en Casio anunciaban que equipaba un cristal de zafiro, aquello por lo que llevo tanto tiempo abogando, y que para la marca japonesa parecía un imposible, un reniego constante.

Otro culpable de la emoción era el nuevo módulo 3459 que prometía conectividad Bluetooth (BLE 4.1). Desgraciadamente no iba a ser barato con esos nuevos aires de grandeza de la marca, estando tasado a 499€ la versión de acero (GMW-B5000D-1ER); 599€ la versión de acero con acabado dorado (GMW-B5000TFG-9ER); y unos exagerados 899€ para la versión de acero con recubrimiento DLC (GMW-B5000TFC-1). No obstante estaba decidido, aunque eso requiriese vender mi PRW-3100T.



Ficha técnica

GéneroHombres
CajaAcero inoxidable. 49,3mm X 43,2mm y 13 mm de alto.
Botones4 de acero inoxidable
EsferaLCD con tecnología STN
BiselAcero fijo
CristalMineral
IluminaciónLED
TraseraAcero inoxidable roscada con recubrimiento DLC
CorreaArmis de acero inoxidable de 16mm. Cierre con pulsadores
FuncionesHora, minutos, segundos, día, día de la semana, cronógrafo, temporizador, 5 alarmas, señal horaria, radiocontrolado, conexión Bluetooth
Resistencia al agua20 ATM
Peso167g
ComplicacionesCalendario programado hasta 2099, luz automática, ahorro de energía, alimentación solar, botones silenciables
Prestaciones10 meses de autonomía. +/- 15 segundos/mes
OrigenMade in Japan
Garantía2 años
PVP499€
DistribuidorCasio España

Presentación

El GMW-B5000D se presenta en la conocida caja de cartón de color negro que contiene la lata metálica hexagonal de Casio G-Shock del mismo color, es decir, un packaging idéntico al del GW-M5610.





Nos encontramos ante multitud de documentación en su interior, la tarjeta de garantía internacional, advertencias sobre bluetooth y una referencia rápida (69 Kb. en formato PDF). Por desgracia no incluye el manual completo en formato papel, un documento que debemos obtener por nuestra cuenta en formato electrónico para sacarle el máximo partido al reloj (Guía de operación (1,1 Mb. en formato PDF)), y ciertamente una pequeña desilusión a tenor de lo que nos tenían acostumbrados en Casio.



Tras retirar las excelentes protecciones plásticas que evitan daños durante el transporte nos impresiona el deslumbrante acero brillante de todo el conjunto. Muy sólido, espectacular, casi de lujo.



Diseño y construcción

Como adelantaba en el artículo Reflexion acerca del Casio GW-5000 Gold era lógico que Casio iba a aprovechar todo ese esfuerzo de desarrollo para un «modelo de calle», y ese ha sido precisamente este GMW-B5000D. No ha sido la primera vez que compro un reloj sin haberlo visto físicamente, pero sí ha sido la primera vez que lo he hecho sin tener sus especificaciones completas, y es que ni siquiera Casio las tenía publicadas al completo, ni tenía disponible en la web su manual de instrucciones en ningún idioma. No había difundido la autonomía de su batería ni el peso del reloj. Tampoco lo había hecho en cuanto a sus dimensiones, pero estaba claro que serían casi idénticas a las de los otros miembros de la familia 5000/5600.

La gama se compone de los siguientes modelos:
GMW-B5000: Display invertido con bisel de acero plateado y correa de resina. 399€.
GMW-B5000KL: Display invertido con bisel de acero dorado y correa de resina. (edición limitada).
GMW-B5000D: Display positivo con armis y bisel de acero plateado. 499€.
GMW-B5000TFG: Display positivo con armis y bisel de acero dorado IP. 599€ (35 aniversario)..
GMW-B5000TFC: Display positivo con armis y bisel de acero negro DLC. 999€ (35 aniversario).

Notablemente robusto y masivo es precisamente el tipo de reloj que muchos demandábamos. Un reloj digital con buenas prestaciones como es habitual en la marca japonesa pero además con una calidad constructiva y materiales a la altura.

La caja de 49,3mm X 43,2mm y 13 mm de alto es similar en cuanto a tamaño al resto de relojes de la familia 5600/5000, un tamaño compacto si lo comparamos con otros modelos de G-Shock, y que lo hacen compatible con vestimentas más formales.

La construcción interna con diferentes capas de protección permite que el reloj mantenga su resistencia a los golpes que esperamos de un G-shock genuino, y una resistencia al agua de hasta 200M (20 ATM o 20 BAR).

Los pulsadores son de acero inoxidable, como en el modelo de entrada DW-5600E, y son la decisión correcta, tanto funcional, como estéticamente.



La pantalla LCD es extremadamente legible, porque mantiene más o menos el diseño de los 5600 con dígitos de buen tamaño y en negrita, pero que en este caso, además utilizan tecnología STN (Super Twisted Nematic). Tienen un aspecto muy definido y en un color totalmente negro, algo que desde niño siempre he valorado. Quizás por eso no me agraden los segmentos ultrafinos por los que apuesta tanto Casio últimamente.

Aunque en algunas páginas oficiales de la marca se dice lo contrario, se confirma un cristal de tipo mineral endurecido, nada de zafiro, lo cual desvirtúa un tanto el conjunto puesto que si había un candidato ideal para equiparlo, era sin duda este GMW-B5000.



El armis o brazalete es de eslabones macizos, con un diseño bastante agresivo y pesado. Es el principal motivo que eleva el peso total del reloj hasta los 167g. Se adapta a cualquier muñeca, y en mi caso requirió eliminar 4 eslabones. El cierre es por pulsadores como ya viéramos en los BC, muy cómodo y que aparenta ser muy confiable. Ofrece microajuste, pero mejorable agregándole un cierre de seguridad. Va firmado por G-Shock.



No solamente es el armis, sino que el bisel es también de acero, por fin tenemos un reloj digital que nos dure muchos años sin tener que ir sustituyendo biseles y correas de resina.

La trasera roscada es preciosa, casi idéntica a la del GW-5000 y resulta perfecta en todos los sentidos. Como valor adicional, es Made in Japan. ¡Honestamente no se me ocurre como podría ser mejor!



La iluminación es por LED y está muy bien resuelta, diría que mejor incluso que la electroluminescente de sus hermanos de gama.

Módulo

El enfoque que ha seguido Casio al desarrollar el módulo 3459 de este Casio GMW-B5000 ha sido diseñar un reloj tecnológicamente avanzado, pero con una tecnología suficientemente probada y estable como para no quedar obsoleto en pocos meses (o años). Me parece un enfoque estupendo.

Por tanto su conectividad Bluetooth apenas sirve para sincronizar la hora con el teléfono o localizar remotamente el teléfono. No puede considerarse un smartwatch, pese a que en Casio han optado por permitir que algunas opciones del reloj sean configurables desde la App creada a tal efecto (G-Shock Connected) además desde el propio reloj. Obviamente resulta más cómodo cambiar la zona horaria desde un teléfono táctil que navegando por los menús de ajuste del reloj, pero es algo opcional, puesto que podremos hacer exactamente lo mismo sin haberlo emparejado.

Bueno, no exactamente lo mismo, porque incomprensiblemente en B5000 sólo nos mostrará una indicación de batería baja, pero no los niveles de carga como si hacen otros Tough Solar. Para conocer la carga con más detalle debemos recurrir sí o sí al smartphone. También se ha perdido por el camino la posibilidad de desactivar el radiocontrol. Podemos desactivar bluetooth y radiocontrol, pero no uno o el otro por separado.

Y aquí llegan los problemas porque la aplicación oficial que mencionaba funciona fatal. En mi Samsung Galaxy S8, ni siquiera es capaz de comenzar la configuración, y se queda colgada al elegir el modelo de reloj. No es problema del teléfono ni tampoco del reloj, puesto que el sistema operativo Android ha sido capaz de vincularse correctamente. Casio indica unos requisitos mínimos donde solo figura Android 6. Tengo Android 8, así que los cumplo sobradamente. El problema es del software, algo en lo que Casio siempre lo ha hecho bastante mal.



Ya lo vimos con los GB-5600 y los GB-6900 hace 5 años. La aplicación G-SHOCK+ era tan mala que incluso una alternativa desarrollada por hobby (BlueWatcher) era mucho mejor. Tienen un grave problema, las tiendas de aplicaciones tanto de Android como de iOS tienen cerca de 10 aplicaciones oficiales independientes dependiendo del modelo de reloj. A saber: G-SHOCK+, CASIO WATCH+, G-SHOCK Connected, OCEANUS Connected, MR-G Connected y CASIO MOMENT SETTER+. Huelga decir lo complejo y costoso que debe resultar mantenerlas al día y corregir sus errores cuando tienen tantas bases de código separadas, y probablemente diferentes equipos de trabajo responsables.

La decisión correcta hubiera sido partir de una aplicación común, y agregarle el soporte para los diferentes relojes y funciones. De esta manera cualquier mejora beneficiaría a todos.

Visto lo cual la conectividad BT es inusable, pero como no es en absoluto necesaria no hay ningún problema. Sólo que hubiera sido mucho más inteligente por parte del fabricante nipón prescindir de esa característica, y ahorrar el dinero en electrónica y software que han invertido. Un ahorro, que habría compensado con creces el coste del cristal de zafiro que decía antes.

Continuamos con el módulo convencional que incorpora funciones nunca vistas anteriormente en Casio. Me estoy refiriendo al formato de fecha configurable (M.D o D.M). No es que sea la revolución, pero llevaba esperando algo así desde el Databank DB-E30D.



Recupera asimismo el nombre del día de la semana en diferentes idiomas (inglés, el español, francés, alemán, italiano y ruso), una función que veíamos en Databank pero que es la primera vez que tenemos en G-Shock.

A ello debemos sumarle temporizador y cronógrafo de hasta 24 horas; sincronización radiocontrolada Multiband 6; 4 alarmas, despertador y señal horaria; calendario programado hasta 2099; alimentación solar Tough Solar con 10 meses de autonomía y ahorro de energía (PS); iluminación por LED y una precisión de +/- 15 segundos/mes.

Mantiene la capacidad de silenciar los botones, de activar la iluminación automática al girar la muñeca y nos deja escoger entre una duración de luz de 2 y 4 segundos (con electroluminescencia era 1,5 o 3).

Os podéis hacer una idea de todo su potencial en el manual de usuario en formato HTML.



Sensaciones

En la muñeca el Casio GMW-B5000D se siente a años luz del Nixon Base. Me recuerda mucho al Casio W-780 pero super-vitaminado.

Su discreto tamaño combina igual de bien con bermudas y manga corta que con camisa y corbata (o pajarita). Puede parecer un reloj moderno y elegante, lo mismo que un old-school desenfadado. Socialmente no desentona, pero por lo que decía antes nos hace sentir un poco como en los años 80.

La legibilidad es excelente, porque ofrece un contraste mejorado y mayor ángulo de visión, algo que queda patente cuando lo comparamos con modelos sin STN como el GW-5000.



Sientes la resistencia de un G-Shock combinada con la resistencia de una construcción completamente de metal, aunque habrá que ver qué tal resiste ese aceri los arañazos del uso diario.

La opción de llevar el día de la semana con dos letras y el formato de fecha en español es algo que hace de este reloj un guardatiempos muy especial. El problema es que cuando llegamos a un viernes, nos damos cuenta que es UI en vez de VI. Han intentado aprovechar el display de segmentos, pero con poco éxito. Está bastante claro que hubiera sido mejor dejara como dotmatrix la parte del día de la semana, y usar segmentos en la fecha. Probablemente al final termines poniéndolo en formato inglés, que tiene también el encanto de ser más fiel a sus predecesores.

Conclusiones

Al principio se rumoreaba que se trataba de un modelo limitado al 35 aniversario de G-Shock. Sin embargo la marca ha confirmado que no será así, y que formará parte del catálogo permanente lo cual deja claras sus ambiciones.

Un reloj que cubre una necesidad de muchos usuarios y aficionados. Un reloj digital avanzado construido íntegramente en metal. Lamentablemente las funciones de conectividad son desastrosas y sin pensármelo dos veces las habría cambiado por un cristal de zafiro.

El precio oficial de 499€ es muy elevado como Casio nos tiene acostumbrados. Por ejemplo el GW-5000 no cuesta mucho menos, así que podemos decir que al menos es coherente. Conociendo a la marca, se podían haber «subido a la parra» y pedirnos 999€ por él. Otro aspecto son los descuentos en las tiendas, en donde podemos llegar a conseguirlo con mejor precio.

Si estás considerando la compra del GW-5000, y particularmente si quieres equiparlo con el armis mixto BC como yo hice, el GMW-B5000D me parece una opción mucho mejor, y que quizás hasta te salga más económico. Sin embargo ves preparándote para tener problemas de conectividad, a que Casio abandone el desarrollo de la App.



▲ Más▼ Menos
Digital y acero
Linea clásica digital
Bluetooth inútil por culpa del software
Sin cristal de zafiro
Precio elevado

Actualizado a lunes 14 de enero de 2019. 8:42:
Gracias al comentario de @ma620_ en Twitter he podido saber que los fallos de G-Shock Connected se deben a tener activado en Android el Modo Desarrollador. Efectivamente desactivándolo, la conectividad funciona perfectamente. Nada que ver ni con el dispositivo ni con la versión de Android.

Sorprende la poca profesionalidad de Casio, dejando que la solución la tenga que haber dado un usuario en vez de alguien del equipo de producto. No tengo ninguna otra aplicación que falle con el Developer Mode, lo cual dice muy poco en favor de ella. Pero lo peor del caso, es que es un fallo no previsto. Fácilmente podrían comprobar durante el arranque si está activado y mostrar al usuario un mensaje indicando que la App es incompatible.

17 comentarios en “Casio GMW-B5000D”

  1. Relojazo se mire por donde se mire, un magnífico digital. Lástima de precio, que es uno de sus únicos puntos negativos (y el peso claro, que casi 170 gr. hay que saber llevarlos 😀 -una versión en titanio sería fenomenal-). Un fallo lamentable es no poder desactivar el BT y el Waveceptor por separado, deberían haberlo tenido en cuenta en G-Shock.

    La trasera es absolutamente impresionante, por fin un Serie 5 sin nada de plástico detrás.

    Buenísima review Guti, gran trabajo (me ha encantado el listado de todas las versiones disponibles, junto con sus precios).

  2. Lo primero, mi enhorabuena por este review.

    En mi opinión, sobra el Bluetooth. Supongo que desde el departamento de marketing de la empresa les habrán dicho que un reloj así vendería menos sin el Bluetooth de marras.

    Opino así por que sabemos que el smartphone del dueño y su reloj Casio serán incompatibles en un futuro no lejano. Tu nuevo smartphone de dentro de unos años viene con la última versión de Bluetooth y, ¡oh sorpresa! ya no tiene retro-compatibilidad para esa versión antigua de Bluetooth del reloj. Opinión que sería la misma en el caso de que la aplicación para el smartphone fuese buena.

    Acepto – de mala gana – la obsolescencia en los smartphones; en cambio, en los relojes – salvo que sean smartwatches, y para mí esa es una historia distinta -, no la acepto.

    En cambio, me encanta que el reloj sea radio-controlado y, además, ¡multibanda!

    Dejo una pregunta. Uno de mis relojes en un Casio Waveceptor hecho completamente de metal, salvo los botones y dos piezas de resina situadas entre la caja y la correa. Entiendo que dentro de estas piezas están las antenas necesarias para captar la señal de radio, y el hecho de que sean de resina es evitar la creación de una jaula de Faraday que hubiese impedido la recepción de las ondas electromagnéticas. Si este reloj no tiene ninguna pieza de resina, ¿dónde ha sido colocada la antena?

  3. Muy agradecido por tus palabras un relojista. Claro, aceptamos que un teléfono o un ordenador puedan quedar anticuados. Dependen de terceros (el sistema operativo, los programas), y al final necesitarán tener prestaciones y capacidades que no existían cuando lo compramos. En un reloj me pasa como a ti, pienso que dar la hora no debería quedar anticuado, y por eso me opongo totalmente a ese tipo de obsolescencia.

    En cuanto al efecto de Jaula de Faraday, estoy un tanto oxidado en física, pero creo que si la antena toca las partes metálicas, entonces la propia jaula se convierte en antena para las ondas, es decir aumenta su potencia. Ello explica porque desde hace bastantes años tenemos relojes radiocontrolados íntegramente de metal, no en Casio, pero si por ejemplo el Citizen Pilot Radiocontrolado (AS2020-53H).

  4. Gracias bianamaran. Aunque las referencias y sus precios han sido gracias a el elenco de información en ZonaCasio.

    La única forma que he encontrado de desactivar el Bluetooth y mantener la sincronización Multiband es desemparejar el teléfono desde el reloj. De ese modo no utiliza BT y por tanto no malgasta energía, mientras que por otro lado, activo la conectividad.

  5. ¿Si desemparejas el móvil, no sigue emitiendo ondas de radio? Yo que tú le pasaría un scanner, no vaya a ser que…

  6. Excelente review. Coincido en que queda muy mal de parte de Casio seguir ofreciendo relojes con funcionalidad Bluetooth tan limitada y que ni siquiera funciona, podría esperarse de un reloj genérico pero no de una marca reconocida. Sea como sea es un avance y para lo que sirve el reloj va a servir como uno de los mejores de su clase, si no el mejor de los que ha sacado Casio en los últimos años. Ya veo el reloj como carne de coleccionistas old school y además como complemento de moda de cantantes de hip hop, que de hecho van a hacer una muy buena inversión en este reloj en particular. No lo veo para un uso rudo, pero para eso están los relojes Casio normalitos sean o no G Shock.

  7. Excelente Review. Mantiene las funcionalidades del módulo 3419 del GB-5600B, es decir, tocar el vidrio para detener la alarma y alertas por vibración? Gracias

  8. Que increible colección tienes Goti. Yo personalmente me quedo cont tu
    GMW-B5000D tuneado. Es fantastico el extensible que utilizaste para el cambió. Pero este Casio GMW-B5000D. Es un sueño hecho realidad. Solo para descargo de mi sana envidia. Te comento desde que conoci tu revista on-line. En comprado tres automáticos, un digital. Y mi primer cuarzo Swiss Made… Sale caro seguirte. Jajajajaj. Saludos y otro abrezo amigo.

  9. Muchas gracias Marco Sosa. Nuestra afición relojera no es barata, pero al menos ocupa poco espacio. Lo importante es que nos haga felices, y que no nos quite el dinero de algo que verdaderamente necesitemos. Poco a poco irás perfilando tus gustos. De momento son tan particulares como los míos, automáticos y digitales.

    El brazalete de mi GW-5000 es el del GW-M5610BC y GW-6900BC, de material compuesto con metal. Es ligero, mantiene la apariencia de resina, y muy cómodo. Recientemente se lanzado el GMW-B5600, una mezcla de GMW-B5000 y de GW-M5610 que parece que aún lo mejora.

    El GMW-B5000D, es el reloj definitivo en cuanto a construcción, caja de acero como el 5000, pero también brazalete y bisel. No habrá que cambiar ninguna pieza de resina, y eso me agrada.

  10. Espero que entre las declaraciones que dio el nuevo presidente y jefazo de CASIO que invitaban a pensar que quería que la empresa volviera a creer como cuando muchos la conocimos, este modelo sea la antesala de una necesaria revolución en sus digitales. Entre ellos, la vuelta de versiones con cajas completas de acero.

    Lo del bluetooth, aplicación en el móvil… ya me hace no decidirme por un reloj. Menos si es radiocontrolado y con una razonable si no estupenda precisión cronométrica. Lo complica (y se complican) para nada, por la mercadotecnia en torno a otra cosa mucho más perecedera y obsoleta que cualquier reloj como son los «smartphones».

    Y tengo que ser el bicho raro: admiro este bicharraco y más con esa línea mítica, el G-Shock genuino. La caja con tapa roscada ni qué decir. Sus aptitudes de resistencia bruta. Pero no puedo decir que me guste el diseño de la caja, de las guardas… xD. En fin, que espero que en un tiempo de este, pues CASIO saque modelos similares por ejemplo con este módulo, pero con cajas más elegantes. Que entre esta línea, y la de las cajas de W720-780, o las de acero que podrían tener un A158 y A164, se pueden hacer muchas cositas y con tremenda sensación de calidad y aptitudes de dureza.

  11. Yo no soy tan optimista Alejandro. Mientras en el sector de la relojería digital no haya verdadera competencia, las cosas no cambiarán. No hay otro motivo que explique porque Casio es capaz de fabricar relojes analógicos con caja maciza de acero y cristal de zafiro a menos de 100€, y que por contra algo así en un digital ascienda hasta 700€. En otro comentario mencionas a Pulsar, una segunda marca de Seiko, lo que indica también el poco interés que tiene la matriz en la relojería digital.

    La única opción que veo es que los chinos de Skmei o cualquier otra marca empiecen a desarrollar digitales competitivos. Si cuando eso ocurra no es tarde para Casio, se pondrán las pilas.

  12. La verdad es que ahora mismo es pronto. Pero que lo dijera de forma pública el nuevo dirigente de CASIO, es algo que no había pasado. Y al nada, uno de sus buques estrella míticos en acero inoxidable.

    Encima tuvieron que cerrar hace nada, meses, por el pasado octubre creo su división fotográfica CASIO Exilim. ¡Exilim! Con lo que fue eso… pero cayeron en lo mismos que con los relojes. De ser los primeros en atreverse a lanzar al mercado la primera cámara digital (compacta, pero la primera de todas), y hacer modelos MÍTICOS, que están cotizadísimos como la F1, las ultracompactas V7 y V8 con sus bases de carga y sincronización de fotos, las ZR100, ZR200, ZR400, ZR700 y ZR800… pero se durmieron y cuando quisieron reaccionar con modelos de nuevo innovando, sensores algo más grandes, colaborando en óptica con Olympus iZuiko y Hoya, ya fue tarde.

    A ver si reaccionan y logran reponerse.

  13. Reconozco que tienes razón Alejandro. Es la primera vez en la historia en la que ocurre algo así en Casio. Como yo decía son solo palabras, pero como bien apuntas, son palabras que nunca habían salido del máximo responsable de la marca. Esperemos que tenga su efecto. Pese a mi escepticismo, nada me gustaría más.

Deja un comentario