10 ideas de regalos para niños

Acertar eligiendo un regalo suele ser una tarea difícil. Mucho más cuando se trata de escogerlo para un niño que, por norma general, suelen tener de todo o casi de todo. Además, ten por seguro que no dudará en expresar su rechazo en caso de que no le guste lo que le has regalado.

Para evitar este tipo de situaciones y acertar siempre con el regalo que decidas, existe una serie de recomendaciones que te vamos a mostrar a continuación. Te aseguramos que estas ideas serán útiles y un verdadero acierto.

10 ideas de regalos para niños

1. Ropa

A todo el mundo le gusta tener ropa nueva y, sin lugar a dudas, regalarla es un éxito asegurado. Desde camisetas o pantalones, pasando por zapatos o abrigos niña, tienes una gran variedad de opciones que no solo le encantarán a los más pequeños, sino que los padres te lo agradecerán enormemente.

Si el regalo es en verano puedes elegir una camiseta o un vestido y si es en invierno u otoño te recomendamos unos vaqueros o abrigos niña.

2. Juguetes

¿A qué niño no le hace ilusión un juguete? Existe infinitud de opciones entre los que elegir, por lo que debes de tener por seguro que el juguete perfecto para ese niño existe.

Juguetes de construcción o muñecos suelen ser un acierto seguro y, además, ayudarán a fomentar la creatividad y a mantener entretenido al niño durante horas.

3. Una bicicleta

Probablemente el regalo soñado por cualquier niño. Todos deseamos de pequeños una bicicleta nueva con la que poder pasear y hacer ejercicio. Si estás pensando en el regalo estrella, probablemente esta sea la decisión correcta.

Además, una bicicleta permitirá a los niños pasar mucho más tiempo con sus padres, reforzando esa relación enseñándoles a usarla o dando paseos en familia.

4. Regalos para experimentar la adultez

Todos los niños ven en las figuras adultas su ejemplo a seguir y tratarán de imitarlos en todo momento, por lo que regalarles juegos u objetos que fomenten el desarrollo de estos roles les encantará.

Desde juguetes relacionados con las profesiones a aspectos tan simples como unas llaves o un disfraz, todo vale para un niño.

5. Juegos creativos

Juegos como puzles o cartas para relacionar fomentarán y desarrollarán la inteligencia y los sentidos de los niños, por lo que generarán un interés en ellos enorme. Si estás pensando en algún regalo que entretenga y eduque a partes iguales, esta es la opción ideal.

6. Pinturas

A todos los niños les encanta pintar y dibujar, por lo que regalarles kits de pintura, colores o cualquier idea relacionada será un acierto seguro.

Pintando y coloreando los niños trabajan una gran cantidad de sentidos y se mantienen entretenidos durante horas.

7. Juegos de mesa

Hoy en día existen juegos de mesa para todos los gustos, por lo que esta opción será la indicada si quieres regalar momentos de diversión y tiempo en familia.

8. Instrumentos musicales

Al igual que con las pinturas, todo niño tiene por naturaleza un interés innato por la música y por descubrir e investigar este mundo. Regalar un instrumento musical será ideal para que desarrolle su creatividad y trabaje su oído.

9. Libros

Regalar un libro es sinónimo de interminables horas de entretenimiento y cultura. Hay libros para todos los gustos y diseñados de mil formas, por lo que quédate tranquilo, seguro que encontrarás el perfecto.

10. Tecnología

En un mundo tan globalizado y con las tecnologías a la orden del día, es interesante regalar objetos que permitan desarrollar aspectos relacionados con ésta. Le encantará a los niños y otorgará horas y horas de diversión.

Petit Bateau

8 comentarios en “10 ideas de regalos para niños”

  1. Compartiendo ideas desde la experiencia:
    1. Juegos de cartas: hoy existen juegos de cartas muy interesantes y divertidos para un gran rango de edades, se me ocurren nombres como «Virus!» (8 a 99 años) o «Piratatak» (5 a 12 años). Pero ojo, no tanto para casa: la de tardes en cafeterías o donde surgiera que hemos tenido a los críos entretenidos con esto. Baratos y se pueden llevar en el bolso para cualquier momento.
    2. Los puzles son todo un clásico, no aptos para todos los niños pero considero que es algo que todo padre debe probar. Además recordar que hacer un puzle entre varios también es divertido.

    Otros juegos interesantes Pallino y Rami de Quercetti, estos os los dejo para que los descubráis.

  2. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Totalmente de acuerdo contigo Fernando. Ese tipo de juegos que exigen concentración son un gran equilibrador del resto de actividades para los niños. Cosas que son rápidas, a las que no se les dedica más de 5 segundos, y que se contrarrestan con cartas, puzzles o dibujos. Incluso diría que es algo positivo para los adultos.

  3. Con todo respeto comento que el mejor regalo para un niño- según yo- es un juguete (y mejor si es educativo), Guti, Fernando, les mando un abrazo desde México. Saludos.

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Por supuesto Ricardo. Y otro regalo, este no material, pero que muchas veces se olvida, es que sus padres le dediquen tiempo. Algo que cada vez es más raro.

  5. Muy acuerdo con la bicicleta. Una bicicleta chula, y aconsejaría para variar un poco la creencia popular en España, que fuera de paseo: para que experimenten ya de niño que una bicicleta puede ser divertida sin necesidad de ser deportiva ni tener unos aspectos agresivos, y que a su vez se disfrutan de otra manera (o incluso mucho más en el día a día o en los momentos más relajados del día o de las vacaciones), que otorgan un punto de vista del alrededor más sosegado y seguro (al ir sentado erguido y pudiendo ver desde más alto que yendo en otras bicis en posición más al ataque).

    Y no lo digo por decir. En serio, aprovechad mientras que sean niños y que aún no atienden a modas ni lo que hagan o dejen de hacer su grupo de amigos o conocidos. Bici de paseo, que la experimenten por lo menos. Igual les gusta para siempre, igual no. Pero os lo dice uno que su primera bici de niño que fue una BH plegable típica con ruedas de 20″, que luego tras dos MTB (la moda) la tenía prácticamente olvidada de sus sensaciones… y al volver tras 20 años sin bici a los pedales, decidiéndome por una de paseo muy sencilla (una única velocidad) y clásica, tras más o menos las dos primeras semanas haciéndome a ella, un día en un momento «zen» y de disfrute que iba con ella al atardecer, de vuelta a casa, disfrutando apaciblemente sin pensar en nada… algo dentro de mi cabecita hizo «clic» con un recuerdo que vete a saber dónde estaba guardado, que me devolvió a un cierto momento al manillar de aquella BH y disfrutando de lo suave y cómodo que era rodar en ella. ¡Que no lo recordaba cómo iba y se sentía!, pues tendría por entonces, pues de los 6-7 años hasta los 10-12 años que tuve aquella bici… Y tras dos semanas haciendome a mi nueva bici de paseo, tras ese tiempo que si comparaba con algo era con la última MTB… y ese día que iba con la mente en blanco, pero que ya iría más hecho a ella, tan a gusto y en aquel momento, y en mi cabeza vino ese recuerdo junto a la sensación «¡eh! esto mola, qué bien se va y qué bien rueda esta bici… ¡como aquella BH!»

    Además, con la bici se les inculca también un cierto sentido de responsabilidad y de adulto con el tema de las pistas y precauciones más lógicas a la hora de circular y anticiparse al tráfico y las situaciones que se puede dar. Y como poco a poco la gente va retomando más la bici, pues también ven que es algo que se disfruta pero que también «es cosa de mayores» y que podrán seguir usándolas y disfrutándolas.

    Las nuevas tecnologías yo las retrasaría lo más posible. Una cosa es algún rato de algún videojuego mientras se vea que no les afecta ni trastorna de algún modo negativo, y otra es una tablet o un móvil como tales. ¡No! Tienen que descubrir el mundo, entender muchas cosas… y mejor que sea así, a que a saber cuándo y ante un despiste nuestro, se les plante por la tablet o el móvil a saber qué tontería por Internet (o que le pasen algún amiguito) y que les puede llevar a buscarse un susto o lío peor.

    Y cuando tienen cierta edad, y más si vemos que no son alocados, pues también les puede gustar algo tan «tonto» como una linterna (que encima puedan usar como faro delantero de quita y pon de su bici). O enseñarles a como usar y tener una navajita (tipo multiusos por ejemplo, que hoy las hay muy chulas de tamaño menudo, incluso algunas con la hoja con la punta redonda tipo cuchillo de untar) para alguna manualidad sencilla en el campo o para algún arreglo.

    O libros de consulta por ejemplo. A mí los típicos de bolsillo de Everest de todo tipo de temática de fauna, botánica, setas, de plantas venenosas… me encantaban (bueno, y me encantan, que de cuando en cuando sigue cayendo alguno jajajaja). Que les hace descubrir, que ven fotos de algo real que luego pueden ver o encontrarse un día por ahí y reconocer de ese libro que tienen en casa o en la mochila.

    Y comento otra más que yo recuerdo de mí mismo y puede ser interesante: llegó a mi casa no recuerdo por qué ni de qué, un libro de tapas duras, casi de bolsillo que se titulaba «Protege tu hogar». Me parece que era de Mapfre. Tendría yo unos 10 años más o menos… por el tipo de libro que era, pues bueno, mis padres no sé si de forma intencionada o no, pues lo dejaron a mano, por los mismos estantes por dónde estaban por ejemplo aquellos de Everest de consulta, otro que llegó que era de NISSAN (que por entonces el Patrol estaba en su momento álgido) que era una guía de 4×4 con ciertos conocimientos de algunas cosas, como peligros, animales, algo de nudos, precauciones en el campo o ciertas regiones con el agua… más los típicos diccionarios y otros libros más.

    Pues a lo tonto algunos días que ojería ese libro (que terminó desapareciendo con los años por cierto), que tenía muchas recomendaciones de seguridad, con bastantes fotos, precauciones domésticas varias… también son libros que van mostrando a los chavales con su curiosidad que en ese mundo que les rodea hay ciertas cosas que pueden ser un gran peligro, pero que con al menos reconocerlas y saber qué no hacer o como reaccionar, pues basta para evitarse problemas (o evitárselos a allegados mismamente). Si un día veis por ahí algún libro semejante, que no tenga pinta de tocho infumable claro, ya digo aquel libro de tapa dura era un libro incluso delgado, muy manejable, con fotografías de ejemplos varios, ameno… no descartéis pillarlo y dejarlo a mano y a su alcance. Si les llama la atención a ratos, terminarán entendiendo muchas cosas que pasan o que vean de cuando en cuando a los mayores mejor que quizás la explicación puntual.

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Claro Alejandro. Yo también recuerdo esas sensaciones zen que dices, y quizás por eso yo también volví a la bici hace como una década. No la uso demasiado, pero sí que algún domingo me doy una vuelta con ella. En mi caso fue una Conor MTB que compré en 2008.

    Lo de la responsabilidad es muy cierto, ayuda a desarrollarla, pero también a experimentar una velocidad que de otro modo sería imposible de alcanzar para un niño.

    Veo como un punto a favor el ejercicio físico, algo que en una sociedad cada vez más sedentaria es positivo para la salud y además puede asentar un hábito futuro.

  7. Bueno, en lo que respecta al físico ni qué decir. Además de todo lo que pasa más desapercibido en la bici, la actividad de toda la musculatura para el mero equilibrio (sentido que también se potencia en la bici) y la capacidad de reacción, anticipación… es muy completa. Y poco a poco, también irán familiriándose con un poco de mecánica y física, por cuando la bici noten que frene poco saber por qué es y el qué hay que ajustar y por qué, el por qué de las presiones de aire en las ruedas y su importancia, etc… que luego, igual le pueden servir esos conocimientos de base tanto si mañana tienen un patinete eléctrico con ruedas neumáticas, como si tienen alguna moto, coche…

  8. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Yo también lo recomiendo Alejandro. Personalmente nunca me han gustado los deportes, y por tanto tampoco la actividad física. Las únicas excepciones han sido caminar, y sobre todo, la bicicleta. Creo que por esa combinación de velocidad y técnica que requiere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *