Brocha de Epsilon pelo de caballo «Fan Shape»

Con el Epsilon Blue Mediterranean me quedé gratamente sorprendido, así que decidí probar una brocha de la misma marca. Ya sabéis que Epsilon es la marca creada por El Mirall Distribucions, y que podemos encontrar fácilmente en la tienda online Gifts&Care, caracterizada por su buena relación calidad-precio, que personalmente, es lo que me gusta, más que la exclusividad o cualquier otro factor.



En el caso de las brochas de afeitar, son diseños exclusivos y propios y que fabrican en España los líderes del sector: Vielong, de manera que podemos obtener unos materiales y acabados de primera linea, con precios de salida tan razonables como los 27,75€ sin incluir descuentos.



Sin embargo en el caso que nos ocupa, las novedades son varias. Primero el diámetro del mango a la altura del nudo, 26mm, más grueso que las habituales brochas y que tiene la ventaja que permite una mayor cantidad de cerdas. De este modo ofrece una mayor superficie en la punta de cara a facilitar la aplicación del jabón y su espumado. Precisamente por su mayor diámetro hay que tener en cuenta que probablemente tu anterior soporte para brocha se quede pequeño, así que nada tan fácil de solucionar como el soporte para brocha de la misma marca Epsilon de 6,5€.



Cuesta 40,95€, y está disponible en diferentes diseños de mango acrílico: Imitación cuerno, marfil, negro, azul o verde. Perfecta para ir a juego con tus gustos y tu armario. Por el mismo precio tenemos la versión de 27mm, que va un poco más allá.

Según el fabricante, su uso ideal es para el afeitado con jabones duros, puesto que la altura del pelo de 50mm, da más rigidez a las cerdas. Personalmente no lo he notado, es decir, con jabones de densidad habitual, me ha funcionado también muy bien. Lo que sí que se nota, es el pelo que en la punta está cortado en forma de ventilador (de ahí lo del «fan shape»), en vez de redondeado o bombilla como la mayoría de brochas. No se nota que pinche más o que sea desagradable, pero sí que se nota que al tener mayor rozamiento o fricción, hacen falta menos pasadas para espumar o para extender la mezcla.



El pelo es una mezcla al 35% de crin o tusa y 65% de cola, lo que hace que sea más dura que otras brochas de pelo de caballo como la Vielong 13071 que son 50%/50%, porque el pelo de la cola es más largo y duro que el de la crin. Aunque ya lo expliqué en su momento, creo que es importante de recordar que a de otros pelos naturales, el caballo es sostenible y ecológico, porque el animal no sufre ningún maltrato durante el proceso, de hecho a muchos equinos, hasta les resulta agradable. Es un corte de pelo como el que nos hacemos los humanos, una tarea rutinaria que es necesaria para mantener la higiene y el cuidado en el animal, y que suele realizarse durante la primavera, ayudándole también a estar más fresco en verano. A. Según indican en su web, son el único fabricante del mundo en utilizar pelo de crines y colas.

Hasta donde yo sé, el fabricante español Vielong es el único a nivel mundial que utiliza el pelo de caballo en la confección de sus brochas. Con tantas ventajas, y considerando que no es caro, me preguntaba a qué se debía que no estuviera más extendido. La razón es un tanto rebuscada, y hay que retroceder hasta principios del siglo XX en el que se constató diferentes epidemias de Ántrax o Carbunco, contagiadas supuestamente por esporas contenidas en el pelo de caballo. Obviamente ha pasado casi un siglo desde aquello, y las condiciones fitosanitarias han mejorado notablemente.

Además de más ancha, es algo más alta que las brochas a las que estamos acostumbrados, un total de 95mm, 50mm de pelo como decía antes, y 45mm de mango. Pensaba que eso podría traer una sensación de pérdida de control, pero es justo lo contrario, en mis manos, que no son gigantes, más bien al contrario, el agarre es mejor, así que se agarra bien y no resbala.



Por supuesto, todo ello mejor acompañarlo con un buen jabón de afeitar, en este caso con la nueva linea N.A.S.A. (New Age Shaving Action) de la empresa italiana Tcheon Fung Sing di Barile Paola, una empresa italiana que aunque a la mayoría no nos suene, llevan desde 1945 en el negocio del afeitado. Su historia es curiosa, porque como indica la primera parte del nombre, fue un inmigrante chino, Tcheon Fung Sing, quien la fundó, llegando desde su China natal hasta Italia. Corría el año 1930, y poco después, durante la Segunda Guerra Mundial fue capturado como prisionero de guerra. Se casó con una italiana, y empezó a fabricar jabones de afeitar. Gracias a ello fue galardonaco en 1961 con la Medalla de Oro de productos de afeitado en la Feria de Turín. Le sucedió su hija Gabriella Tcheon, y finalmente su nieta Paola Barile. Esta es precisamente la segunda parte del nombre de la empresa.

Los productos de NASA cuentan con dos variantes, la Saturno y la Marte, cada una de ellas tanto en jabón de 150ml (sapone da barba), y en aftershave de 100ml.

Marte:
– Jabón de afeitado 125ml: 13,50€.
– Aftershave 100ml: 13,90€.

Saturno:
– Jabón de afeitado 125ml: 13,50€.
– Aftershave 100ml: 13,90€.

El que he elegido ha sido el jabón Marte que está compuesto de una base arcillosa natural (calamina) y aceíte de cannabis entre otros ingredientes activos. Se trata de un jabón blando, un poco como el Epsilon Blue Mediterranean, por eso os comentaba lo de la brocha «fan shape». El aroma es suave y agradable, tirando a dulce aunque no se describirlo. No produce demasiada espuma, pero es suficiente para el deslizamiento de la cuchilla. Lo mejor que tiene es que una vez terminado el afeitado deja la piel muy tersa. Quizás ese efecto se empieza a producir durante el afeitado, y por eso la maquinilla recorre tan bien la piel. La marca lo denomina efecto lifting, y es cierto.



Para terminar, esta vez no será un aftershave, sino que será una colonia. La Colonia Blue de Myrsol, y que se complementa a la perfección con el Myrsol Blue del que ya os hablé en Myrsol Blue y Myrsol F/Extra. Es un agua de colonia que imita tanto en el frasco, como en el color y en el olor a la loción equivalente. Al tratarse de colonia, el aroma es más intenso que en el after-shave, así que si te gusta su olor y quieres algo que sea algo más fuerte y con mayor persistencia es mi caso, el agua de colonia es una gran opción. Los 19,50€ que cuesta incluyen el bonito frasco de cristal de aspecto modernista, muy parecido al de 180ml de sus lociones, pero con 235ml de producto.



4 comentarios en “Brocha de Epsilon pelo de caballo «Fan Shape»”

  1. Buenas,

    Quisiera hacer dos precisiones acerca de las brochas de caballo:

    – He sido usuario durante años de las Vielong, y tienen un problema serio a mi entender: si intentas espumar con ellas en cara usando movimientos circulares, el pelo se enreda por el centro y las hace inusables a no ser que te dediques a desenredar los nudos con un peine fuerte después de cada uso con el peligro que tiene de partir los pelos. Las puntas suelen ser ásperas también. De hecho, el fabricante recomienda usarlas para espumar en bol y aplicar la espuma usando pases laterales (también llamados de «pintor»).

    – Vielong no es el único fabricante de brochas de pelo de caballo, hay otros. Sin ir más lejos los chinos venden tanto brochas como nudos sueltos y sin tener que ir tan lejos el fabricante italiano Zenith lo trabaja también aunque sólo confecciona nudos de 27 mm, por ejemplo:

    https://www.yourshaving.com/es/10-brochas-de-afeitar#/tipo_pelo-caballo

    De hecho como personalmente prefiero espumar en cara, me he deshecho de todas Vielong de caballo que tenía y tengo en cambio dos brochas Zenith (una en pelo tratado extrasuave y otra en normal 50/50 más firme), que se pueden usar en cara con movimientos circulares sin problema y cuya relación calidad-precio además me parece bastante mejor. Sólo les hecho en falta que me resultan un tanto grandes, ojalá el fabricante se decidiera a hacer nudos más pequeños…

    No obstante lo dicho, los aficionados estadounidenses son bastante aficionados a las Vielong para las que se hacen incluso ediciones especiales para tiendas online americanas, pues ellos gustan de usar sólo las puntas para espumar (menos problemas de enredos) y les mola que el origen del pelo sea ese.

    Un saludete

  2. Guti, ¿has notado algún efecto secundario del aceite de cannabis -o cáñamo- que contiene el jabón? xD

    Para la siguiente brocha, yo probaré de nuevo con pelo de caballo. Ya usé una hace la tira de años, pero ni me acuerdo… me funcionaba pero tampoco le eché mucha más cuenta. Era una brocha muy común, de tipo barbería, que había en cualquier droguería. Recuerdo que a mi padre se le rompió la suya un día, y se la dejé, y me tiré unos años espumando directamente con las manos, me dio por ahí. Hasta que un día me compré la que fue mi brocha hasta hace nada, de mango sintético símil carey, pero ya era de cerda. Y ni siquiera lo miré, vi un día la brocha y va, la compré y ya está.

    Pero esa brocha que fue creo la que siempre usó mi padre, era más bien pequeña, pero de pelo bastante suave, y espumaba bastante bien el jabón de barrita.

  3. Claro, pero una cosa es que Vielong fuera de los primeros, que puede ser, y otra que actualmente sean los únicos que trabajen ese pelo como pones en tu artículo, son cosas distintas…

    Un saludete

Deja un comentario