Cámara Sony DSC-H300

Hace muchos años me hice con una de las primeras cámaras digitales compactas que tenían un precio asequible, la Nikon Coolpix L20. No la utilicé muchos años, porque cuando empecé a usar el Samsung Galaxy S4, me di que su cámara era incluso mejor que la de la Nikon. Era lógico, estábamos comparando un smartphone, en aquel momento de última generación y gama alta, con una cámara fotográfica con 3 o 4 años a sus espaldas, y de gama media.

Dejé de lado la cámara, y luego pasé a un Samsung Galaxy S8 que me hizo olvidarme completamente de ella. Hasta que llegó un momento en que varias personas me sugirieron que para mejorar la calidad del blog, debía invertir en una cámara digital. Aquello tenía sentido, no quería gastarme mucho dinero, aunque finalmente contando cámara, bolsa, trípode y tarjeta de memoria, la broma acabó superando los 250€.

Como quería calidad, la opción más conveniente era una cámara tipo reflex. Sony siempre fue una de mis marcas favoritas, y tras mucho buscar, la DSC-H300 tenía un precio bastante competitivo. Además de la Sony DSC-H300, valoré otras opciones: Panasonic Lumix DC-FZ82, Kodak Astro Zoom AZ422. Me decanté por la Sony, ofrecía mayor resolución, el objetivo era de buena calidad, la marca me gustaba, y funcionaba con pilas que podían ser recargables, lo que me evitaba los problemas con las baterías de litio recargables.

La calidad de la DSC-H300 estaba a la altura del fabricante japonés, pesada, buenos materiales, y muchas funciones. No decepcionaba.



Los primeros días me dediqué a aprender su funcionamiento. Una cámara digital es más difícil de usar que un teléfono, tiene muchas posibilidades de ajuste, tarda más en capturar la fotografía, requiere un enfoque más estable y más certero, y también es más sensible a la intensidad lumínica. Pasado ese tiempo, fui incapaz de sacar mejores fotografías de las que tomaba con el Samsung Galaxy S8. Es extraño, pero la cámara con su trípode y buena iluminación, no llegaba al nivel del teléfono a mano alzada y con buen pulso.

Localicé el problema en su modo macro. Una función que es la que necesitan los objetos que traigo a esta página, y con fotografías que se toman de cerca. La Sony DSC-H300 no tiene ese modo, sólamente un modo en donde su software detecta a lo que estamos enfocando, y si determina que es algo cercano, pasa a macro. Algo que no funciona bien.

Pensé que tal vez debería haberme gastado más dinero y comprar el modelo superior, la Sony DSC-HX350. Sin embargo, un par de meses después, renové mi teléfono, el nuevo fue un Xiaomi 9T Pro, con una capacidad fotográfica aún superior a la del Samsung. Ahora el teléfono estaba ya a años luz de distancia de la cámara. Me refiero solamente a lo que yo requería, a objetos cercanos. Porque para fotografías a dos metros, o panorámicas lejanas, la cámara sigue sacando ventaja. En lo que a mi respecta, ha sido una de las peores compras de mi vida.

Analizándolo ahora, me doy cuenta que estoy comparando una cámara reflex de gama media-baja que se lanzó en 2013, con un teléfono móvil de gama media-alta, que apareció en 2019. Son casi 6 años de diferencia, suficientes como para que, por irónico que parezca, un teléfono haga mejores fotos que una cámara.





14 comentarios en “Cámara Sony DSC-H300”

  1. Buen día GUTI, buen artículo, para aprender algo de cámaras, aunque en estos tiempos los celulares tienen cámaras extraordinarias y cada año mejoran, para mí las cámaras son como los relojes mecánicos, no podemos vivir sin ellos, aunque se vean rebasados en eficiencia (en algunos casos), muchos saludos mi hermano.

  2. Buenas tardes D. Javier, D. Ricardo y demás lectores de la bitácora.

    En casa todo bien, que no es poco con la que cae.

    Yo nunca he sido de cámaras, me parece un mundo fascinante pero no he sentido «la llamada», lo veo un mundo complicado y con cierto nivel de especialización.

    Hoy en día, como comentaba D. Ricardo, tenemos teléfonos inteligentes (ja ja ja) que hacen una maravilla de fotos, de hecho la captura de imágenes es uno de los «intangibles» que nos venden. Supongo que es más fácil de apreciar esa mejora en estos dispositivos que milésimas de segundo en los procesadores; de hecho te aumentan el precio de manera desorbitada.

    Un amigo que si que es diestro en el tema, de manera aficionada, me dijo que los móviles estaban diseñadas para que el más tonto hiciera fotos. Bueno, yo ni con esas. ja ja ja

    Buen artículo D. Javier.

    ¿Cómo va Ricardo por México?

  3. Acerca de la inquietud de SERGI, le comento antes que nada que agradezco su interés, ahora pues, les reporto que en México hay 8 bajas por este mal que está azotando (bastante controlado) y contraparte de esto los reportes de mi querida España que vemos en las noticias y que sugieren un mal mayor, por favor cuidense mucho y sigan protocolos de seguridad. Saludos.

  4. No desmerezcas a esa cámara. Seguro que si le pillas el punto, tiene que dar mejores fotos que la de un teléfono en muchas situaciones. En detalles tanto como tratamiento del color, degradados de tonos y contrastes, aunque hablamos de una cámara con un sensor que desde hace muy poco, es el que empieza a ser el estándar en los smartphones y se anuncia a bombo y platillo (ahí la dejo caer, tú mismo recordarás la mercadotecnia de la cámara de los móviles denostando a las compactas «de sensor pequeño»… bueno, pues ese sensor, es el que la mayoría llevan ahora los teléfonos, un BSI-CMOS de 1″/2,5 ó 1″/2,3. Ahora hay algún teléfono que recién sacan o van a presentar, creo que Huawei, que monta un sensor BSI-CMOS 1″/1,7 que éste, es el típico sensor y tamaño que montan cámaras que hace años eran las compactas PROFESIONALES, como las Canon Powershot S, Powershot G7, G9, G11… o las Nikon Coolpix P6000, P6500, P7100… o un modelo muy reciente con ese tamaño de sensor, las Fujifilm X X10, X20 y X30.
    Por cierto, que salvando en Canon, Fuji, Panasonic y si acaso en Olympus y Ricoh, en lo que son sensores BSI-CMOS todos suelen ser lo mismo: SONY.

    Y tu cámara, está en el lote. Una cámara de un tipo que tuvo un montón de nombres, pero que no es una réflex (no tiene espejo) y además usa un sensor de este tipo, de 1″/2,5. Por lo que le permite ser relativamente compacta, pero con poco tamaño de objetivo y zoom, tener un zoom y aumento importante sin irse al tamaño que conllevaría otra cámara con sensor mayor (y que requeriría objetivos mayores) como las réflex para misma focal (pero con mucha más calidad claro). Tu cámara, es lo que se conoció como cámara ultrazoom, súperzoom, prosumer, puente (de «bridge» en inglés, por el tema de ser como una compacta fitaminada, y que ya si se desea o necesita algo superior tras ella, ya es terminar de pasar el puente e ir a las réflex)… las llamaron de muchas formas.

    Si practicas más con ella, con sus ajustes de fotometría y medición de luz, tiene que poder superar al smartphone. El sensor, es el mismo tipo, e incluso el mismo. Y créeme, ya llegando a la óptica, por grosor del móvil, y la tremenda limitación que ello impone a la óptica que puede montar, la que monta tu cámara puede dar mucho más detalle y calidad.
    Te falta practicar. Si le das en el clavo, tal cual te lo digo: con la foto de móvil, uno se puede conformar. Pero hasta la cámara más tonta puede dar mejor foto, detalle y calidad. Es así, en cuanto la óptica puede ser un poco más grande, contar con algo más de distancia de registro respecto al sensor, contar con diafragmas variables no con uno fijo y encima muy luminoso… eso da calidad. El móvil es medio centímetro en el que han conseguido meter algo de óptica en un tapón mínimo que hace de objetivo. Y no hay milagros.

    Lo que pasa, es que por lo que veo, es de la gama baja de esas SONY, y SONY en sí hace muchos años que se le fue la pinza limitando capacidades y ajustes en muchos de sus productos (y calidad), pero vamos no creo que fuera más limitada tampoco en ajustes que las compactas decentes aún de baja gama típicas, por el tema del enfoque macro. Pero esa cámara, hasta en modo Programado (no digamos si al menos te permite cambiar el programa de exposición que te de la cámara, el ajuste de abertura-velocidad tras la medición) y jugando con el ISO y la compensación de la exposición supera al móvil en detalle de las fotos. SONY no es mala, y las ópticas G propias tampoco. Y te digo incluso más: no creas que más megapíxeles es más resolución porque sí. A veces es un tamaño bruto aún más sobrado de por sí, pero perdiendo calidad y amplificando los defectos por llevar al sensor al límite… ajustando su resolución de salida de foto en ajuste intermedio (y hasta a veces en el bajo, depende de la cámara y el procesado que haya puesto el fabricante) se gana en calidad, detalle y nivel de ruido.

    Mira, te paso un par de enlaces a cámaras similares que pocos años se llevaban con la tuya. Son pruebas, de un fotógrafo profesional que en lo personal es usuario y fan del mundillo compacto (y desde hace unos también del móvil por practicadas además de por otras complicaciones que por lo visto le han surgido en la vida de salud)… esta es de la HX-100V un modelo superior a la tuya y con más modos, pero fíjate en las fotos que puede dar, color, contraste, limpieza (https://juancmmartin.wordpress.com/2011/06/10/sony-dsc-hx100v/) Y otra que dices que miraste en su momento, una Panasonic de la serie FZ (de nuevo, prosumer)… pues bien, en relación a lo que te he dicho, mira la prueba que te pongo, de una cámara compacta ni mucho menos tope de gama (ni siquiera media gama creo yo) Panasonic FX700 de 2010-2011, y fíjate en la prueba el detalle y calidad de foto que puede dar (https://juancmmartin.wordpress.com/2010/09/25/panasonic-lumix-dmc-fx700/). Y eso, que las fotos de la prueba no están subidas a demasiada resolución y tamaño (aunque es poco menos que lo que sería la resolución de la típica foto en papel fotográfico a 15 cm por el lado largo).

    Esa cámara, es da más que el teléfono Guti. Usa la compensación de exposición (en interior por lo general, se hay que bajar tranquilamente 2 tercios de punto, o incluso uno entero según el caso y donde se mida la luz), intenta no subir de 800-1600 ISO (más aún usándola en trípode, a cuanto más bajo mejor siempre que te permita congelar una aguja segundera si lo desea como límite), usa la medición de luz ponderada la centro o puntual si tiene el ajuste en vez de la matricial por defecto… ¡la tienes desaprovechada! xD

  5. Se nota que eres un experto en el tema Alejandro, algo que agradezco, porque aportas conocimiento e información a la que yo no llego. Ya digo que soy menos aún que principiante en la materia.

    Con lo de limitar funciones, das en el clavo. ¿Por qué no tiene un modo macro manual? Es decir, si puede ser automático, podría ser manual.

    Tu comentario me ha animado a volver a practicar con ella. Aprovechando la cuarentena es buen momento, así que ya te iré contando.

    Saludos.

  6. Muy buenas. Yo aquí técnicamente poco puedo aportar, no soy muy ducho en fotografía, no obstante suelo salir bastante al campo con el perro y lo fotografío, a parte de aves, zonas costeras, senderos, lagunas, etc…necesitaba una cámara que pudiera cumplir en poseer una gran calidad, un objetivo suficientemente solvente para las largas distancias y que fuera robusta para este tipo de actividades. Muchos me recomendaban cámaras reflex o evil por su posibilidad de cambiar objetivos, pero sinceramente a parte de esta actividad de salir a pasear de forma ocasional solo tiro «fotos corrientes», y con el móvil cubro este aspecto. Así que empece a informarme sobre una buena opción y finalmente encontré un producto que cumplía con creces. Se trata de la Fujifilm FinePix X-S1. Primer dato, «toda la carne en el asador», es un producto Made in Japan al 100%. La ves y parece construida par ir a la guerra. En una salida con un amigo, que si entiende de fotografía y que llevaba su reflex pudimos constatar que en fotografía exterior había un claro empate técnico, con el añadido que mi objetivo cubría más que la reflex, a no ser que este lo cambiara. Luego, en interiores, si había una diferencia a favor de la reflex. Pero lo dicho, aquí mi móvil hace lo que considero suficiente. Así que si alguien piensa en una Bridge que ojee este aparato, porque me ha dado grandes instantáneas. Eso si, pesa lo suyo, ojo con esto. Saludos.

  7. Es que es raro que no lo tenga Guti. Es lo que a mí me extraña. Si el modo macro suelen tenerlo hasta las compactas digitales más sencillas. Suele estar la opción en los modos de autoenfoque, y, por lo general, se normalizó que en modo AF normal, si la cámara detecta cosas en cercanía lo activa automáticamente si lo requiere.

    Creo que tu sospecha de que funciona mal puede ser porque desconozcas, primero, a qué distancia mínima puede enfocar tu cámara. A lo más cerca que pueda. En compactas y este tipo de cámaras, suele referirse a distancia desde el frontal del objetivo hasta el punto a enfocar (en las cámaras de objetivos intercambiables y más en las réflex, suele referirse a distancia desde el plano focal (es decir, desde el sensor o la película). Y ya solía ser una distancia muy corta en esa época en muchas cámaras de corte compacto, de 2 a 5 cm. Es la distancia mínima de enfoque. Lo tiene que indicar en el manual, que no sé como será en esta cámara si es que incluía manual completo en papel. Si es muy básico mira en donde esté la tabla al final con las especificaciones técnicas de la cámara, que ahí lo debe poner. Si no está en ese manual, búscalo en PDF, que seguro que SONY lo tiene subido en su web. Incluso te pondrá el rango de distancias de enfoque tanto en AF normal, como en lo que esa cámara puede considerar macrofotografía. Que yo estoy en que en esa época, 10 cm y menos, y estoy jugando con buen margen de error a mi favor.

    Pero, aquí entra en juego otra cosa que es la focal que es por lo que sospecho que crees que la cámara falla. Y es que lo normal, es que los objetivos de focal variable (zoom) es que la distancia mínima de enfoque se cumple en la focal más corta, es decir, la más angular y abierta. A más focal, la distancia mínima a la que puede enfocar la cámara aumenta. Si por ejemplo; por decir algo; tu cámara en manual dice que enfoca a una distancia mínima en macro de 4 cm desde la lente del objetivo a la focal más corta que será imagino de 24 a 28 mm. equivalentes, si tú quieres sacar la foto a pongamos 50 mm equivalentes, la distancia mínima de enfoque posible para la cámara ya no está en 4 cm, si no quizás 10-15 cm o algo más. Si a lo mejor, tú pones la cámara en un trípode sin saber esto, más o menos cerca de una mesa el reloj y lo que quieres sacar queda en un encuadre guay en pongamos una focal de 85 mm, 100 o más del zoom, pues seguramente si el sujeto a enfocar está más cercano de más menos 50-80 cm desde la lente frontal del objetivo, pues la cámara no enfocará tan cerca porque no puede. De normal, un objetivo de 300 mm. de focal no suele poder enfocar más cerca de 1,70 a 2 m. Así que imagínate.

    ¿Qué hace la cámara en esa situación usándola prácticamente sin tocar ajustes o saber cómo? Pues detecta cosas en cercanía, intentará buscarlos (suelen tender los AF a eso), pero como no puede enfocar, pues lo hacen a lo primero que mejor detecte en planos algo más lejanos. O en donde detecta más fuerte y claro contraste. Si no tiene el ajuste macro, y aunque lo tenga sigue dándose lo explicado tú ves que no enfoca y que la cámara busca foco como una loca pero no lo logra dónde tú quieres… y lo que quizás no sabes es que retirando la cámara un pasito o dos atrás, sí clava foco donde quieres.

    La explicación es orientativa, pero más o menos suele ser lo estándar. Ya conforme pruebes la cámara lo irás viendo como es concretamente en tu máquina, en base a su óptica utilizada y la electrónica que le haya configurado el fabricante. Y para adaptar más a este uso habitual del blog, tienes que ver qué modos de enfoque puntual tiene la cámara, o de zonas, no sólo el automático (que puede funcionar bien igualmente, todo depende de ver donde enfoca la cámara, que te lo dice en pantalla).

  8. Eso es Alejandro. Tiene un modo macro que se activa automáticamente. Pero no se puede forzar manualmente, algo que creo que daría mejores resultados. Lo que si tendré que investigar es lo de la distancia de enfoque. Ahora que lo dices, creo que las tomaba demasiado cerca. Y tal vez deba probar desde más lejos y con zoon, o bien sin zoom, pero luego reescalarlas con el PC.

  9. Tienes que probar a pulso mismo desde la focal más corta, y ver desde cuanto de cerca enfoca. Como la focal corta es muy angular, igual no te interesa el efecto de ampliación que se genera en la imagen, pero todo es verlo. E ir probando a subir la focal poco a poco y ver cómo varía la cosa.

    Una vez lo veas, yo creo que con esa cámara para muchas fotos sobre una mesa o superficie similar y un trípode de los de bolsillo harías mejores fotos y con mucho más juego que con el móvil. Si cámaras mucho más antiguas que esas, o de inferior gama sabiendo jugar un poco con lo dicho salían y salen fotazas que sin siquiera meter mucha lupa después en el ordenador, ya puede soñar cualquier móvil con hacerlas «a pelo» (ni con la misma comodidad).

    Culpa de lo que te ha pasado, también lo es de la mercadotecnia. Tanto antes del teléfono móvil con cámara como ahora, ya la cagaron vendiendo con las fórmulas «tú sólo apunta y dale al botón, que la cámara te hará fotazas ella sola»… y claro, cuánta gente después no se llevaba el chasco. Y con Internet más, al verse en el caso de «cómo aquel con misma cámara o incluso inferior hace esas fotazas y a mí me salen unos churros, seguro que mete horas en el Fotochof por un tubo»… y no. Es que sólo sabiendo jugar un poquito con esas cosas explicadas, probando con unas cuantas fotos y situaciones de luz y configuraciones para ver cómo la cámara interpreta el color y la luz en unas y otras, pueden marcar una diferencia brutal.

    Y en esas siguen las empresas y su mercadotecnia. Ahora con los teléfonos móviles. Es lo mismo. Si antes el chasco (o agradable sorpresa según) se llevaba al ver la foto en pantalla grande o en ordenador respecto verla en la de la cámara, ahora lo es igual pero entre la diferencia a ver la foto en la pantalla del móvil a verla a tamaño más normal y habitual y con mejores colores y luz en el monitor o la televisión de 50» o más.

  10. Seguiré tus consejos Alejandro. Estos días está nublado y no es lo mejor para hacer experimentos. Pero sí, lo de ir haciendo pruebas alejándome es lo que tenía en mente. Tengo trípode, así que por lo que dices, deberían salir buenas fotos. Es cierto que yo soy un negado, de los que me ha influido el aprieta y dispara. Nunca me ha motivado la fotografía, más que un hobby es una necesidad, así que si mi teléfono las hace «para tontos», para mi era suficiente.

    Pero sí, me dejas con el gusanillo. Al final una cámara de 200€ debería dar mejores resultados de los que he logrado. Aunque sólo sea por orgullo personal, debo intentarlo.

  11. Esa cámara enfocar enfoca. Hasta ahora, he hablado por kilómetros propios e intuición.

    Pero mira con una búsqueda en Flickr mismo por el modelo de tu cámara y añadiendo la coletilla macro: https://flickr.com/search/?text=Sony%20DSC-H300%20macro.

    Buenos colores, detalle sobrado, buena tonalidad, buen foco, incluso en fotos macro en interior con poca luz o muy suave y a ISO400…

    Si haces búsqueda quitando macro para que te salga todo, salen muchas más fotos y muchas que dan muy buena impresión y dan buena sensación de lo que puede darte esa cámara.

    Practica un poco, que merece la pena.

  12. Gracias por las búsquedas Alejandro. Yo no soy un experto en el tema, pero antes de comrparla busqué ejemplos de imágenes y me gustaron. Lo cierto es que en planos largos y con luz natural hace fotos geniales. Lo que se me resiente es lo que necesito para el blog, imágenes más cercanas y con menos luz. Pero sí, debe ser cuestión de insistir.

Deja un comentario