Casio necesita un buen software y el desastre de G-Shock Connected

En el artículo ¿El futuro de los relojes digitales? ya referenciaba las deficiencias del software G-Shock Connected escrito por Casio Computer Co. Ltd. Un aspecto que ya había mencionado en las pruebas de los Casio G-Shock GMW-B5000D, GW-B5600 y sobre todo del GPR-B1000 «Rangeman». No importa si hablamos de plataforma iOS como Android, en ambas es un desastre. Pesado, lento, con pocas funcionalidades, y lleno de errores.

Estaba a punto de resignarme, cuando tras renovar mi antiguo Samsung Galaxy S8 en favor de un Xiaomi Mi 9T Pro, decidí darle otra oportunidad. Tengo instalada la app en un iPad Pro de 11 pulgadas y cuarta generación. Ya me va bien, porque para ser sinceros, la aplicación de Casio apenas tiene utilidad. Realmente me costaría de creer que tenga usuarios fieles que la usen asiduamente. Menos aún que lo hagan con satisfacción, basta darse un paseo por las críticas reseñas que hay en Google Play y la App Store.

Tras instalar la aplicación y ejecutarla sobre mi Android 10, me llevé una sorpresa. Pensaba que en tecnología ya nada me sorprendería, pero efectivamente era algo que no había visto antes. Un absurdo mensaje de error que rezaba:

«No pudo abrirse la aplicación porque está desactivada la animación. Para usar esta aplicación debe activar la animación. Cancele la eliminación de la animación de asistencia al usuario, las opciones de desarrollador, el modo de ahorro de energía, etc., y asegúrese de que la animación funciona antes de usar la aplicación.»



Dejando de lado con que siendo estrictos el mensaje es falso, dice que la aplicación no se pudo abrir, cuando en realidad la prueba de que se abrió es que es la propia aplicación la que genera el mensaje de error, y evitando ser demasiado duros con la pésima calidad de la traducción al español, un hecho al que por desgracia estamos acostumbrados, no sólo en software sino también en literatura, la frase de «Cancele la eliminación de la animación de asistencia al usuario» me rechinaba. Yo creo que ni los ingenieros, o mejor dicho, los becarios de Casio la entenderían.

El principal problema es que la aplicación parece ser incompatible con todo: el ahorro de energía, las opciones de desarrollador, y ¡hasta las animaciones! Nunca antes me había topado con una app tan restrictiva, ni con un mensaje de error tan imperativo.

No sólo el G-Shock Connected hace pocas cosas, las hace ocupando mucho espacio, mucha memoria y con lentitud, sino es que además, parece que necesite un entorno controlado de laboratorio para ser capaz de funcionar.

La mayoría estaremos de acuerdo en que Casio fabrica unos relojes que en las gamas bajas son excelentes. Ningún otro fabricante, ni tan siquiera las marcas chinas, es capaz de ofrecer tantas funciones, prestaciones y calidad por ese precio. Digamos que de 40€ para abajo, Casio es insuperable. En las gamas medias, aún se defiende, tiene modelos muy competitivos, y otros que no lo son tanto. Unos pocos los consideraría como excelentes, la mayoría normales, y no creo que tengan ninguno que sea basura. En las gamas altas, lo hacen mucho peor. Sus tarifas no paran de aumentar, y no se dan cuenta que sus competidores no se quedan quietos.



Constructivamente son capaces de hacer cosas como el G-Shock GMW-B5000D, un reloj extraordinario, al que como ya dije, solamente le falta el cristal de zafiro. Sin embargo en cuanto a módulo, le eliminan funciones que ya tenían sus hermanos menores, los todavía vigentes Casio G-Shock GW-M5610. Deciden dar el salto tecnológico y apostar por la conectividad Bluetooth, y a confiar ciegamente en una aplicación para la que no están preparados. No es nada nuevo, lo mismo les ocurrió con la anterior generación, la G-SHOCK+. Hasta tal extremo que fuera un aficionado catalán (Juan Carlos Fernández Jara) el que tuviera que crear una implementación alternativa, la BlueWatcher. Un software que programó desde cero, y que resultó no solamente superior al oficial, sino además brillante.

Como siempre, es algo que me apena. Estratégicamente la marca apuesta por la tecnología, pero luego es incapaz de desarrollar un software decente en que apoyarse. Algo que incluso la mencionada Xiaomi con sus smartbands de menos de 30€, hace de una forma más que solvente. Honestamente, si necesitan de buenos programadores, que me contacten, conozco a unos cuantos.

Comparativamente, sus firmwares son estupendos. En relojes tienen módulos magníficos: el CPA-100, el W-S210H, el DBC-32, … Pero de nuevo, son relojes de gama baja, modelos en los que la marca es muy competitiva. Evidentemente sin dejar de mencionar sus calculadoras. Modelos como la CAS fx-CP400, la gráfica y programable fx-CG50, o la científica fx-991SPX II que rozan la perfección.

Si son capaces de ofrecer firmwares tan buenos, ¿por qué no hacen igual con el software? ¿Tan poco personal cualificado hay en Japón? ¿Tan justos van de recursos en Casio como para no poder formar un equipo competente.

14 comentarios en “Casio necesita un buen software y el desastre de G-Shock Connected”

  1. Son las cosas de Casio que no entiendo, me desagrada decir que yo no simpatizo con los relojes actuales, soy fan de los relojes vintage los cuales amo, como sabes Guti no simpatizo con los G-shock porque me han dado mucha lata y los modelos anteriores me han dado exactitud y durabilidad, como ejemplo te menciono el w89, f105 y el extraordinario f91 como primer reloj. Es una verdadera lástima que esos tiempos no volverán. Saludos mi hermano y saludos a todos.

  2. Buenas noches D. Javier D. Ricardo y demás lectores.

    Tienes toda la razón D. Javier. Casio es un gigante que le ha pillado con pie cambiado la nueva conectividad. Se ha vuelto muy lento en dar respuesta a un mercado extraordinariamente reactivo a la conectividad i nuevas prestaciones. Creo que eso no es el punto fuerte del carácter nipón ( ¿Cómo si son super tecnológicos?) Desde mi punto de vista, tuvieron su cenit ( punto álgido) en la década de los 90, pero ahora están un poco anclados en aquella década. Toyota sigue con los hybridos de aquella época, Nissan ( para que hablar, después del primera no han sacado otro coche igual), Toshiba le han comido la tostada, ya no te digo en telf movil .. Es solo un punto de vista u opinión.

    D. Ricardo ¿ Cómo va? Sólo leo cosas muy tristes de nuestro país hermano México.

    Buenas noches caballeros.

  3. No creo que el problema sea falta de personal preparado ni en Casio, ni tampoco en Japón. El problema probablemente tenga que ver con una cultura empresarial que, por los motivos que sean, no se lleva bien con el desarrollo de software.

    Nokia era la empresa lídea de la telefonía móvil hasta que los sistemas operativos Android e iOS se introdujeron en ese mercado. ¿Había dentro del gigante finés falta de gente preparada? Puede, pero me parece improbable. La causa más probable del colapso de la telefonía móvil de Nokia – la empresa sigue existiendo; lo que adquirió Microsoft fue la división de telefonía móvil – fue una cultura empresarial que le llevó, primero, a no anticipar la irrupción de los smartphones y, después, a reaccionar tarde.

    https://medium.com/multiplier-magazine/why-did-nokia-fail-81110d981787

  4. La mayoría de Casio modernos me han decepcionado a mi también Ricardo. No sólo son caros, sino que al final, por una cosa u otra, acaban siendo un fracaso. Creo que hasta el GW-9400 todo estaba más o menos bien, pero a partir de ahí, son eso, chapuzas, remiendos.

  5. Nosotros nos vamos dando cuenta Sergi. Casio se va quedando atrás. En relojes tecnológicos se ha visto superada por Garmin o Suunto. Le quedan los digitales tradicionales, pero son relojes que salvo unos entusiastas como nosotros, la mayoría de gente cada vez valora menos.

  6. Tal vez sea eso un relojista, que Casio está tan anclada en el pasado que no ha sabido adaptarse. Sin embargo, Casio lleva fabricando relojes desde hace mucho tiempo, cosa que Garmin no. Que Garmin haya evolucionado y Casio no significa que Casio debe mejorar.

  7. Muy acertado el post, coincido con él plenamente, y con las opiniones de los lectores. Sergi tiene mucha razón, y como bien dice también Un Relojista, no es que no puedan, ni que no tengan personal, es que hay cosas que aunque no quieras hacer te obliga el mercado y luego salen como salen.

    Lo que no me parece de recibo es que uno se compre un reloj, como los últimos que están sacando en G-Shock, y sin una app no puedas hacer nada con él, sin el móvil prácticamente te queda un bonito pisapapeles. ¿Para qué quiero un reloj, entonces? Pues para eso consulto la hora en el móvil y listo. Es una estupidez, y Casio se está tirando piedras a su propio tejado.

    Y no creo que en la gama baja ya lo hagan también, cuando el otro día veo los nuevos F-91 a 27 €, ¡madre mía! ¡Si ese era el precio que tenían no hace tanto sus modelos WR100 con armis!

    Coincido con lo que dices, Guti, que hasta el GW-9400 más o menos les iban bien las cosas, aunque creo que los despropósitos ya venían de bastante antes, lo único que no se notaban – o se notaban menos – porque en cuanto a precio, pues seguían siendo competitivos, incluso los G-Shock. Ahora ya piden unos precios que no tienen ninguna gracia cuando ves el reloj que te llevas por ese dinero que tienes que pagar.

  8. Lo que me parece muy lamentable es que supuestamente la gente traga con todo. Según ellos, esos relojes los han pedido y probado los trabajadores de la escudería de F1, y uno se pregunta: ¿los probarán en serio? ¿Los usarán? Porque en el paddock genial, pero luego los ves por ahí y todos usan mecánicos (o muchos de ellos). Entonces da que pensar, y te preguntas si en realidad Casio les pide que les sugieran algo, y se lo sugieren por decirles lo primero que se les ocurre. Luego ven el reloj, muy bonito y tal, pero empieza a petardear y ya pasan. Palmadita en la espalda a Casio y todo arreglado.

    Y quien paga los platos rotos es, por desgracia, el consumidor que luego va a la tienda y se lleva esa butifarra, y con los displays invertidos otro tanto de lo mismo.

  9. Lo que yo veo en la F1 es puro patrocinio ET. Quiero decir, son los relojes en venta, los que ya son de serie. En ese punto si el equipo en cuestión sugiriera algo, cosa que como tu dices dudo, ya sería tarde para aplicarlo. Implicaría rediseñar el producto, la cadena de montaje y volver a fabricar.

    Si la marca y el equipo tuvieran éxito, usarían relojes de pre-serie, es lo que hacía Richard Mille con Rafa Nadal. Claro que hablamos de precios distintos…

  10. Buenas noches D. Javier, D. ET, D. Ricardo, D. Un relojista…

    No sé cuanto tiempo aguantará la moda de los «old School» ochentera, no sé cual será la tendencia del público objetivo en cuanto a la adquisición de relojes inteligentes… pero han llegado para quedarse, de eso estoy seguro. De no ponerse las pilas Casio quedará muy retrasado en el mercado, por mucho que saqué el marlin de acero y venda a «capazos» no creo que pueda ganar la batalla de los relojes herramienta (bandas de actividad, controladores con gps, smart…)

    Errores en mi opinión (lo mismo que las suizas en la crisis del cuarzo:
    No saber leer el mercado.
    Infavalorar a las nuevas empresas: suntoo, garmin, xiaomi..
    Creer que controla el mercado (cuando siempre es al revés).
    Sobreproteger: GSchok.
    No reeditar relojes con gran demanda de segunda mano, porque (según creo) si lo tienen en resina por 25 euros como van a pagar 50. A parte, cada vez son más femeninos.
    Creerse que son moda y diseño.

    Es una opinón en términos generales. De todas maneras sigo creyendo en casio. He tenido en exclusiva (sólo) durante más de 15 años, son relojazos y una marca fiable.

    Buenas noches caballeros.

  11. Diste en el clavo Sergi. Creo que Casio está pecando de lo mismo que pecaron las suizas, precisamente aquello por lo que entre otras marcas japonesas saltaron a la fama. Siguen mirando su propio ombligo sin ser capaces de, como bien dices, leer el mercado y el futuro.

  12. Bueno, eso es lo que dice Casio respecto a su ECB-10, que lo hicieron basándose en las sugerencias que les hacían los de Toro Rosso (o como puñetas se llamen ahora), como cambiar automáticamente de horario sin que el reloj te pida confirmación, etc., para poder moverse libremente por aeropuertos.

  13. Pues me sorprende ET. Por dos motivos, el primero que en contra de lo que yo decía, fueran capaces de hacer esa modificación. En segundo que decidieran aplicarla, algo que quizás es muy útil para alguien que cambia de país cada fin de semana como en la F1, pero que creo que debe ser un incordio para usuario/viajeros normales.

Deja un comentario