Entrevista a Alberto Magliola de Citizen Watch Ibérica

De nuevo en esta ya prolífica, sección de entrevistas al sector relojero español, hoy con alguien que tiene mucho que contarnos: Alberto Magliola, director general de Citizen Watch Ibérica. Él es italiano, pero si continuáis leyendo entenderéis el motivo de su presencia. Con él conoceremos un poco más de Citizen, de Citizen en España y la Península Ibérica y del panorama relojero.

Entrevista a Alberto Magliola de Citizen Watch Ibérica

Encantado de conocerte Alberto. Te agradezco mucho tu tiempo, y quiero hacerlo extensible a Manel Cruz de Citizen y Miguel Martínez del SAT de Palma de Mallorca que fueron quienes lo gestionaron para que esto fuera posible.
Encantado de estar aquí contigo Javier. Muchas gracias por esas bellas palabras diciendo que somos protagonistas del mundo de la relojería, porque yo creo que lo somos. No por mi persona, sino por tener el honor de distribuir Citizen. Junto a nosotros hay otras marcas, pero son pocas las que son buenas como nosotros.

Eres un hombre del que se siente la pasión por la marca Citizen. Algo que creo que es fundamental cuando estás a los mandos de una empresa. Llevas más de 30 años vinculado a la compañía. Comenzaste en 1990 como senior accountant, para luego pasar a ser jefe de contabilidad de Citizen Watch Italy y en 1999 aterrizaste en la filial española, de la cual asumes la dirección general desde 2013. Háblanos un poco de tu trayectoria profesional.
Sí, empecé en 1990 como senior accountant, así que mi base es de carácter administrativo. Comencé con la filial italiana y sinceramente nunca hubiera pensado en que acabaría en España y menos aún como director. Especialmente lo de poder ir a otro país es algo que no tiene precio. Ahora es más normal y la gente joven sale al exterior, es algo fundamental porque con el paso del tiempo te das cuenta que no existe solamente tu país. Que hay gente que piensa diferente a ti y tienes que acostumbrarte a ello empezando desde cero. Te das cuenta que la forma en qué hacías las cosas no siempre era la mejor.

Después, en 1999, me vine a España. La filial de Citizen la llevaba el distribuidor portugués en colaboración con Citizen Alemania en Hamburgo. Pero desde Italia se buscaba alguien que pudiera venirse aquí y uniformizar las best-practices de la multinacional. Han pasado muchos años como bien decías, y jamás pensé en llegar a tener una experiencia de este tipo, date cuenta que comencé haciendo apuntes contables. A mí siempre me interesó el negocio visto desde diferentes puntos de vista, poder aprender y ver hasta donde llegaba.

Y hace cuatro años desde Japón nos pasaron también la distribución de Portugal, que de alguna forma significaba que confiaban en nosotros y en cómo hacíamos el trabajo.

Entrevista a Alberto Magliola de Citizen Watch Ibérica

En tu faceta personal, ¿cuándo recuerdas que te empezaron a gustar los relojes? ¿Cuál fue tu primer reloj?
Yo recuerdo mi primer reloj, fue de cuando hice la primera comunión, sería con 7 u 8 años. En aquel entonces estaban de moda los relojes sumergibles cuando jugábamos a fútbol en la iglesia. Así que cuando un pariente me preguntó yo le dije que quería un reloj sumergible. Era de la marca suiza Monvis, que estuve buscando por internet pero ya no está activa. Se me cayó varias veces al suelo y en la última el relojero ya no podía garantizar su estanqueidad. El hecho de no poderlo usar en la playa fue algo que me quedó como un recuerdo indeleble.

Cuando llegué a Citizen viendo que estaban haciendo relojes de buceo para profesionales me quedé maravillado. Un diver es algo que no cualquier marca puede hacer porque requiere de unos estándares elevados. El producto estrella era el Citizen serie AY5000 con el calibre 3740 dotado de profundímetro. En aquella época destacaban los Aqualand, hay que recordar que en Citizen inventamos el reloj con profundímetro, un reloj revolucionario que todavía seguimos vendiendo. Hasta aquel momento ningún reloj te decía hasta qué profundidad habías descendido, en ese sentido Citizen siempre ha trabajado la tecnología. Siendo estrictos, ya existían otros relojes con sensor de profundidad antes de que nosotros lo hiciéramos, lo que si hicimos fue lanzar el primer reloj con profundímetro electrónico, en 1986. De hecho, la patente del invento se registró en USA en noviembre de 1985.

Entrevista a Alberto Magliola de Citizen Watch Ibérica

El último es también un diver, lo compré el año pasado, es automático, 200 metros, con movimiento 8204. El NY0086-83L, en donde se ha vuelto a la estética un tanto vintage, de la que noto que tenemos una demanda creciente. Relojes profesionales que deben cumplir normas estrictas. Siempre he tenido una debilidad por este tipo de relojes de submarinismo, me hacen sentir como si volviera a ser joven con mi reloj sumergible. El hecho de poder nadar con un reloj me lleva a pensar que es un producto bueno y robusto, la misma sensación que tenía de niño.

Entrevista a Alberto Magliola de Citizen Watch Ibérica

Hay muchas curiosidades en la historia de Citizen que la gente desconoce. Por ejemplo que parte de 1912 con Rodolphe Schmid, un relojero suizo afincado en Japón, y que en 1918 registró la marca que en 1930 daría paso a lo que es la Citizen actual. Háblanos un poco de ello.
La historia de Citizen que conozco es la que tiene documentada la marca. Esa parte de la historia seguramente tenga algo de cierto, pero el caso es que se remonta a 1912, mientras que de cara a los japoneses la historia comienza en 1918.

Ese es el momento en que se funda el Shokosha Watch Research Institute para la investigación relojera, algo que era puntero por aquel entonces. Parece ser que el alcalde de Tokio, Shinpei Goto, decidió llamar al primer reloj de bolsillo fabricado en esa fábrica como «CITIZEN», con la esperanza de que ganara el aprecio y el favor de la gente. Es la filosofía que seguimos conservando en Citizen. Nuestro rango de precios es muy variado porque queremos que cualquier ciudadano, independientemente de su poder adquisitivo pueda llegar a tener en su muñeca un reloj de alta calidad como son los nuestros. No somos un producto exclusivo, pero sí hacemos un producto de gran calidad. Nuestros precios permiten que cualquier persona que tenga un trabajo pueda adquirir un Citizen. Por eso lo de Citizen, que significa «Ciudadano» traducido del inglés.

Y aquí sí que es mucho menos conocido. ¿Qué historia tiene Citizen Watch España primero y luego Citizen Watch Ibérica?
Si repasamos la parte legal veremos que es en 1993 cuando se estrena la filial española de la mano del distribuidor portugués. Como te explicaba antes, partió de la filial alemana, que fue la primera que llegó a Europa. Los japoneses cuando entran en Europa, el primer país en el que piensan es en Alemania por la cantidad de enlaces industriales que comparten. En 1997 de la mano de Citizen Watch Italy, comenzando como Eurotime S.A., y que luego sería Citizen Watch España.

Desde hace cuatro años, al ganar la distribución para Portugal es cuando pasamos a ser Citizen Watch Ibérica.

Si nos remontamos a la historia previa antes de Eurotime, la marca la llevaba una empresa de origen hindú que ya estaba en España en los 70 y tenemos comerciales que ya estuvieron trabajando con ellos. De hecho en los 80 Citizen era muy famosa y hacia publicidad de manera masiva, hay carteles de Citizen en el Camp Nou en la época de Maradona e incluso en 1981 en el España-Malta famoso, Citizen tenía publicidad en el estadio. Los hindúes, por lo que se, dejan la marca a finales de los 80, y Citizen se acuerda con el distribuidor portugués para que abra Eurotime en 1993.

Citizen Watch tiene un paradigma de negocio que no es habitual en otras marcas de relojería. Citizen Watch Global mantiene activas unas 4.000 referencias cada año. De ellas es cada filial la que escoge cuales quiere traer a su país. Hasta ahí, es la forma de trabajo más o menos habitual. Sin embargo en vuestro caso, se da también potestad a las filiales en sus respectivos países para que creen sus modelos específicos, que a su vez acaban engrosando el catálogo global y pueden terminar siendo escogidos por cualquier otro mercado.

En eso los japoneses siempre han tenido mucho respeto por cada mercado local, algo que se pone de manifiesto con manera de gestionar. Ellos nos dan las directrices, pero no interfieren en el día a día obligando con lo que hay que hacer. Son dos o tres directrices básicas que todos debemos seguir. Evidentemente si te dan una orden debes cumplirla, pero nos dan mucha libertad.

El mercado italiano, el mercado latino, el mediterráneo (Italia, España y Portugal), siempre ha sido diferente del resto. Hay preferencias diferentes en cuanto a muchos artículos de consumo, en particular los relojes. Es debido a esas diferencias que se extendió la colaboración entre Italia y España, y en cascada con Portugal.

Desarrollamos colecciones específicas para el mercado español e italiano porque los gustos son bastante dispares. Si estos productos tienen un éxito especial a nivel de ventas, llaman la atención de la matriz. Ellos se quedan con esas referencias en su catálogo e informan que son modelos que han funcionado muy bien en España, Italia o Portugal por si a otro país les interesa. Por una parte es un orgullo para nosotros, porque implica el reconocimiento de la idea, pero por el otro es perder la exclusiva de algo.

Evidentemente poder crear algo local y que luego pueda usarse en todo el mundo es una enorme satisfacción. Nosotros somos fundamentalmente vendedores, ya que la fábrica está en Japón. De forma que vernos involucrados en el proceso de manufactura de eso que hemos creado es un orgullo, está claro.

Cuéntanos cómo son los relojes que tienen éxito en España.
Tenemos una colección llamada la OF que va desde 109€ hasta 230€, y que aunque está todo el año en el catálogo la vendemos sobre todo en la primera parte del año. Son casi todos Eco-Drive, aunque desde los últimos años siempre hay, al menos, una colección en automático. Si me permites el inciso es desde mi punto de vista aquello que más nos distingue de otras marcas. Es una patente de Citizen, lo que es conocido como reloj solar, pero a nosotros nos gusta subrayar sus dos características principales. En primer lugar que al funcionar con carga de luz es económico y ecológico. Pero nosotros hemos trabajado muy fuerte en su reserva de marcha, en hacer que la carga dure mucho tiempo aunque no se exponga a la luz.

Según me dicen los técnicos, hoy en día crear un reloj solar es relativamente sencillo. El punto más complicado es el ahorro de energía, no es lo mismo que la carga dure 4 días que 6 meses. En Citizen lo hemos desarrollado mucho, llevamos 40 años investigando en ello. El 98% o 99% de lo que vendemos es Eco-Drive, aunque todavía queda algo de cuarzo. No es algo que nos motive especialmente, pero los tenemos porque hay clientes que los piden y no podemos decirles que no. Hay presencia de automáticos, y esto cada vez va a ser mayor, según un nuevo rumbo tomado a partir de 2019, donde se acuerda desarrollar nuevos movimientos automáticos en todas las gamas de precio, desde la base hasta los productos más caros.

La siguiente colección de más valor añadido es la Super Titanium (ST), de 200€ a 350€. El ST es también un material desarrollado y patentado por Citizen. Es un 40% más ligero que el acero inoxidable normal, con una resistencia al desgaste al menos cinco veces mayor que la del titanio convencional y el ion plating que es el proceso de convertir el titanio en Super Titanium, le confiere también un color que es más similar al acero. Antes lo llamábamos Ti + IP (Titanio + Ion plated).

Ya sabes que trabajar el titanio es muy complicado, es algo que no está al alcance de todas las marcas, más aún si hablamos de Super Titanium. Hay que saberlo hacer y es un material con un coste de producción elevado. Pero como te decía antes, Citizen busca ser para todos, así que lo intentamos hacer a precios razonables.

Luego tenemos los radiocontrolados desde 400€ a 700€. Es una tecnología que desarrollamos en Alemania hace muchos años. El radiocontrol permite conectar el reloj a una antena que emite la señal horaria, y que en aquel momento estaba solamente en Alemania, aunque posteriormente se fueron implementando en Japón, Estados Unidos, China, etcétera. Nuestros radiocontrolados de ahora son capaces de conectar con cualquiera de ellas, recibiendo la señal horaria generada por los principales relojes atómicos del planeta a través de ondas de radio.

Los radiocontrolados de Citizen sólo son compatibles con los relojes atómicos de Alemania (Mainflingen), USA (Fort Collins en Denver), Japón (Fukushima, Kyushu) y China (Henan), con el resto no. Por ejemplo Casio usa el reloj de Inglaterra, nuestros relojes no pueden conectarse con el de UK.

Finalmente tenemos la categoría que llamamos Promaster de 200 a 700 euros, que aunque pueden ser radiocontrolados o supertitanio, se enfocan en realidad a una línea más profesional, por ejemplo los relojes de submarinismo donde hemos sido pioneros desde el Aqualand de 1985. Los relojes WR100 son sumergibles para actividades como nadar, snorkel, etc… Pero no son aptos para actividades de buceo, porque no cumplen la norma ISO 6425. Para nosotros los 100 metros es algo normal según nuestros estándares de hermetismo. Tenemos los OF de 120 o 130€ que ya lo ofrecen. En 200 metros es donde más hemos trabajado, con la certificación Diver’s que aplica a todos los relojes profesionales, y que no son muchos los fabricantes que lo pueden conseguir. Hay mucho trabajo detrás de esa construcción: fábricas, ingenieros, … Deben cumplir unas regulaciones muy estrictas, ya que es impensable que alguien arriesgase su vida buceando con un instrumento que no sea altamente fiable.

El modelo más vendido en España en el 2021 fue el CB5007-51H de 498 euros con el que superamos las 1.000 piezas.

Entrevista a Alberto Magliola de Citizen Watch Ibérica

En nuestra página web se explica una historia que es muy curiosa. Si desde que comenzó Eco-Drive, todos los relojes de cuarzo hubieran usado esa tecnología, se habría evitado tener que tirar tantas pilas como la altura de la montaña del Everest. Si lo piensas una pila más o una menos no hacen una gran diferencia, aunque es algo individual que nos permite que cada uno aporte. El problema es la dificultad en la práctica que requiere deshacerse de las pilas gastadas, o que se te agote en el peor momento y que tengas que desplazarte a un relojero. Eco-Drive es muy práctico y ecológico. Además de eso, es una tecnología del hoy y del mañana. Yo no sé cada cuanto hay que cambiar la pila de un reloj porque llevo muchísimos años usando Eco-Drive, pero me parece que las pilas son una tecnología de antaño.

Por tu experiencia, cuéntanos cómo de diferente es un cliente de España de uno de Alemania, Japón o Estados Unidos.
Yo he tenido experiencia sólo en Italia, España y ahora en Portugal también. Del resto de países lo que te puedo explicar es porque me lo han contado, no porque yo lo haya visto. Sí que te puedo decir que en Italia la gente gasta más en relojes, todavía lo consideran algo importante y se guían bastante por el estatus. Los italianos somos un poco presumidos, estamos más en la moda y le damos importancia a lo que pensará la otra persona cuando en nuestra muñeca ve la marca X.

Los españoles en cambio son más prácticos, les gusta gastar con buena calidad-precio; por supuesto el reloj les tiene que gustar, ocurre como los coches o los accesorios masculinos. Miran las especificaciones, el rendimiento del producto, el precio, y tiran menos el dinero que los italianos. Lo compran porque les gusta y porque son buenos.

En Portugal yo lo que veo es que el poder adquisitivo medio es algo inferior al de un español o un italiano. Pero he visto puntualmente tiendas que son mucho mejores que las italianas y las españolas, con mucho producto de calidad. Eso me hace pensar que el consumidor portugués es más tradicional, ve el reloj como algo muy importante, y considera que vale la pena hacer un desembolso superior.

En resumen, el italiano para demostrar algo a los demás, el español mucho más práctico y el portugués que considera el reloj como algo de valor más allá del propio producto.

Fuera de aquí, los alemanes le dan también mucha importancia al diseño, pero son muy prácticos. El Eco-Drive, el profundímetro, o el Super Titanium un 40% más ligero que el acero inoxidable, son avances que allí se valoran mucho. Es cierto que a veces nos encontramos con clientes a quienes les gustan los relojes pesados, no les interesan los relojes ligeros porque quieren sentir que los llevan.

Estados Unidos, creo que tienen un gusto diferente a los nuestros. Les gustan los relojes aparatosos y de gran tamaño. Claro que allí con tallas tan altas y la cantidad de sobrepeso que hay es normal que busquen relojes en proporción.

¿Nos puedes poner ejemplos de algunos modelos creados aquí que hayan tenido éxito fuera de nuestras fronteras?
Sí, la colección OF y los radiocontrol son básicamente desarrollos entre Italia y España. El motivo es que OF Collection es la gama de primer precio y que el radiocontrol surgió en Alemania, pero fuimos los italianos y los españoles los que le dimos más énfasis. Quizás en Alemania se veía solamente como un reto tecnológico.

El primer Pilot Radiocontrolado se desarrolló entre España e Italia, y luego acabó en Alemania, pese a que fue un invento de los alemanes y los japoneses. Por supuesto otras marcas usaban el radiocontrol gracias a la antena de Mainfligen, no estábamos sólo Citizen en la competencia, pero quizás sí que fuimos los primeros en combinarlo con un reloj tipo piloto.

Después de eso el reloj llegaría también a Estados Unidos. El Pilot Radiocontrolado fue y sigue siendo un modelo enormemente exitoso, tanto las versiones de 3 agujas como con los cronógrafos.

Sin ir más lejos, el CB-5007-51H que mencionaba antes, y que es radiocontrolado, lo impulsamos bastante con publicidad y en Navidad se vendió muy bien, gracias a su tecnología, pero también a su diseño. Siempre hay un modelo que despunta, yo cada vez que veo a alguien con un reloj radiocontrolado en la muñeca me doy cuenta de todo lo que se ha conseguido.

La prueba de que los radiocontrolados surgieron de Europa es que, mientras que los primeros tenían solamente un canal y se conectaban con la antena de Alemania, los de ahora se pueden conectar con cualquier antena que esté dentro del radio de alcance.

Han tenido también mucho éxito los Promaster, un reloj dedicado a los profesionales, pero que se venden muy bien, o los 200 metros diver’s como el que llevo ahora.

  • Gama OF: CA4210-16E, CA4486-82X, AW152X0-51L.
  • Gama Radiocontrolado: CB5920-86E, CB0240-88L.
  • Gama Super Titanium: AT2480-817L, BM8560-11X.

Entrevista a Alberto Magliola de Citizen Watch Ibérica

Entrevista a Alberto Magliola de Citizen Watch Ibérica

Entrevista a Alberto Magliola de Citizen Watch Ibérica

Como son piezas que se adaptan en cada país, por eso sus referencias no son iguales, si cambia alguna especificación ya se referencia diferente.

También es importante destacar que un tres agujas o un crono normal, hay muchas marcas que lo pueden hacer. Nosotros tenemos Eco-Drive que nos distingue, pero también los divers profesionales o el radiocontrol. Son tecnologías que no todos tienen entre sus capacidades de producción, y todo ello con una relación calidad-precio inmejorable.

No diré que se vendan solos, pero sí que son relojes que de cara a un consumidor que está bien informado, realmente valora sus cualidades y todo lo que ofrece. Alguien que quiere un reloj de buceo 200 metros sabe bastante del tema, más de lo que yo creo saber. Por lo tanto se da cuenta de todo el valor que le da Citizen por ese precio.

Es como cuando alguien es un apasionado de los coches o los relojes. Busca información, lee revistas, consulta tu blog, … Se forma una opinión del producto, y lógicamente si le gusta, al final lo elige. Porque la gente que entiende todo lo que ofrece el reloj, termina valorando toda calidad y la tecnología que hay detrás de una marca como Citizen.

¿Y los modelos más exitosos en nuestro mercado? ¿Cuáles son?
Te puedo mencionar el CB5007-51H (498€) -Radiocontrol-, el AW1365-19P (119€), el BN4021-02E (650€) -Altichron-, el BN2024-05E (590€) -Diver’s profesional con profundimetro y Eco-Drive-, o el NY0086-83L (248€) -Diver’s 200 metros automático-. Afortunadamente tenemos unos cuantos.

Entrevista a Alberto Magliola de Citizen Watch Ibérica

¿Recuerdas cuál es el modelo que lleva más tiempo en el catálogo y todavía se vende?
Sí, es el que comentábamos al principio, el Aqualand (JP2000-08E). Entró en el mercado a mediados de los 90 para sustituir al CQ-1012-50 que se estrenó en 1985. Lleva una maquina diferente pero estéticamente el reloj era casi igual. Es una referencia que sigue estando en el catálogo y que la gente pide. Es algo increíble y nos da una idea de que buena parte de los consumidores de Citizen son fieles a la marca y están bien informados.

Entrevista a Alberto Magliola de Citizen Watch Ibérica

Si te gusta la relojería y lees la historia del Aqualand tienes el hecho de ser el primer reloj con profundímetro incorporado. Es una historia de trabajo durante muchos años, de trabajo y de inventos. Factores que agregan valor al reloj. Lo mejor de todo es que es un reloj con un precio relativamente asequible (398€) y que te permite tener un pedazo de historia de la relojería japonesa en tu muñeca.

Citizen tiene a nivel mundial más de 20.000 empleados y fabrica más de 200 millones de relojes al año. Cifras abrumadoras que tienen aún más mérito porque sois manufactura propia, todo lo desarrolláis vosotros. Una de las relojeras más grandes del mundo. ¿Puedes darnos números sobre Ibérica? ¿Cuántas personas sois? ¿Cuántos relojes se venden? ¿Cuántos modelos nuevos se lanzan cada año?
Nosotros somos totalmente transparentes, te doy los números. Somos 12 personas internas y tenemos 12 vendedores externos y 8 servicios técnicos. Por supuesto los servicios técnicos no trabajan en exclusiva para nosotros, también suelen manejar otras marcas, pero sí que lo hacen como mínimo en parte.

Sobre el número de piezas estamos en casi 50.000 al año en toda la Península Ibérica. Es una cifra que deberíamos mejorar, pero que es satisfactoria, porque poner 50.000 unidades de producto de calidad en el mercado es algo interesante.

Anualmente lanzamos unos 70 modelos. Tenemos 300 referencias activas, y de éstas una parte se va renovando. Es una forma de trabajar que también usa la filial italiana y que nos permite renovar un 20% o un 25% de la colección cada año. Es una de las ventajas de ser fabricantes (manufactura) y multinacionales.

¿Qué consideras que hace diferente a Citizen de otras marcas de relojería?
Primero la manufactura que comentábamos. Personalmente me gusta su filosofía, Citizen ofrece una relación calidad-precio muy atractiva y que viene de que los japoneses ponen el precio de venta en función de los costes. Si un producto cuesta X, se establece un margen y se vende. No hacemos política aprovechándonos de si se vende más o se vende menos.

Hace unos años tenían el eslogan de «Value for money», es decir, dar lo que esperas por el dinero que pagas. Tanto por calidad, como por tecnología.

Entrevista a Alberto Magliola de Citizen Watch Ibérica

Cierto, y se nota que estáis guiando los precios. Mientras otras marcas que todos conocemos han disparado sus tarifas, vosotros las mantenéis más o menos igual que siempre, sin subidas abusivas, y por tanto haciéndoos cada vez más interesantes. Sin embargo, sigue habiendo mucha diferencia de precio entre los precios en mercados como el estadounidense y el europeo. ¿A qué se debe?
Bueno, es que USA es un mercado que funciona de una manera extraña, incluso para mí. Ellos trabajan con una filosofía de descuento, muchas veces empiezan con precios que son más elevados que en Europa, pero que en algunos casos acaban en importes más bajos que aquí. En nuestro caso sugerimos un precio, y luego el cliente puede fijar el que considere. Sin embargo allí se hacen descuentos muy extremos, mientras que el comercial se gane algo, ya les vale.

Por otro lado tienen modelos que no son iguales a los nuestros, y aunque sean parecidos, no se pueden comparar directamente. De hecho son modelos que ni siquiera yo sé lo que cuestan.

Ahora que has explicado Citizen, define cómo es el cliente de la marca.
El cliente de Citizen es un cliente informado. Es alguien que cuando entra en la tienda ya conoce la marca y sabe lo que va a comprar. Parte de los 30, 35 o 40 años y es de clase media. Eso no quita que algunos puedan tener un poder adquisitivo importante, al fin y al cabo nosotros tenemos relojes entre 100€ y 700€. Algunos tenderos nos dicen que les cuesta vender relojes de más de 250€, por eso en Citizen tenemos una gama tan amplia, y cada tienda tendrá su público y sus preferencias.

Luego hay otro tipo de cliente que es el cliente no informado que lo que hace es dejarse aconsejar por la tienda. Aquí vuelve a ser lo mismo, hay dependientes informados y otros que no lo están tanto. Si es relojero, tiene conocimientos y está al tanto de los detalles, entonces informará al cliente y pondrá de relieve nuestras virtudes; lógicamente, igual que hará con otras marcas. Lo cierto es que explicando el producto, lo que ofrece y comprendiendo el valor añadido que aporta por el dinero, es donde nosotros tenemos muchos puntos a favor.

Por el contrario, cuando no se sabe transmitir lo que ofrece el producto Citizen es cuando solamente queda la imagen de marca y el diseño.

Con décadas de experiencia trabajando en Citizen, qué cambios destacarías en estos años. ¿Cómo ves tu su evolución a futuro?
Ahora hay muchos más competidores en relojería que hace 20 o 30 años. Por otro lado está la incógnita de la gente joven, que si bien algunos se interesan por la parte vintage, se requiere hacer un trabajo para conquistarlos y que nos conozcan.

En cuanto a Citizen, yo lo veo mejor ahora que hace 30 años. Porque ahora quien compra un reloj es gente que es apasionada, que los valora y que no está dispuesto a comprar cualquier cosa. Busca un reloj que le de algo especial, ya sea por historia, o por manufactura. Citizen lo hace todo internamente, como todos tus lectores sabrán, una gran parte del negocio de Citizen Holdings es Miyota, que vende movimientos a todo el mundo, incluso a nuestros competidores. Evidentemente Eco-Drive es propietario y eso lo montan sólo los de marca Citizen, pero da una idea de nuestra capacidad de producción.

Hoy más que nunca, gracias a internet, se permite que el cliente se informe de todos los detalles. Y en esa parte Citizen siempre va a estar, porque junto a otras marcas de la manufactura mundial, destaca sobre el resto.

Aquellos consumidores que tienen interés en el producto están más dispuestos a invertir un tiempo e informarse, y con las especificaciones en la mano es donde estamos por delante.

¿Qué harías diferente si empezaras ahora en el sector sabiendo lo que ya sabes?
No venderle el profundímetro a nadie (Risas). Es algo que ha pasado, con FIAT y el common-rail, o con muchas otras innovaciones que se licenciaron. En serio, es lo único que haría, porque el resto lo veo bien.

Puede que sea porque ya llevo tiempo en Citizen, pero yo de joven era crítico con la mentalidad de los japoneses, no la entendía. Los mediterráneos somos muy diferentes. Italia es por ejemplo muy similar a España.

Es muy importante comunicar, y creo que en eso deberían involucrarse más. Justamente para aquellos que no son consumidores informados. Y soy consciente que hago autocrítica, porque yo también tengo que ver en ello. Hemos dicho que Citizen ofrece calidad-precio de primer nivel, pero los japoneses no lo van diciendo, no inciden en esos detalles. En cambio en fábrica sí que son el número 1 en una gran variedad de productos, incluyendo los relojes. Su obsesión por la calidad es algo espectacular. Así que como cultura dan por hecho que el consumidor debe conocer el producto.

Digamos que son muy «product oriented», se centran mucho en el producto, lo cual es algo estupendo porque les permite crear relojes muy avanzados y de calidad, pero olvidan un poco que los clientes también tienen que saber valorar y comprender esa calidad y esa tecnología.

Como decía, por suerte para nosotros el mercado está cada vez más protagonizado por gente que se informa, y eso nos beneficia.

Soy de la opinión que Eco-Drive sigue siendo la mejor tecnología del mercado. De hecho os centrasteis tanto en ella que dejasteis un poco de lado los relojes automáticos. Pero veo que desde hace 2 o 3 años estáis volviendo a impulsar esa gama.
Totalmente. Hay que aclarar que los japoneses vienen del tiempo en el que con el cuarzo se impusieron en la relojería tradicional que era mecánica. Es cierto que ha vuelto un tipo de consumidor más purista que valora un reloj como mecanismo que es, el origen histórico de la relojería, un poco como tu Javier. Por eso Citizen lo está potenciando, es algo que hemos visto con los Promaster 200 metros, que además de Eco-Drive tiene automáticos.

Aún así hay clientes que valoran la precisión y la practicidad, y por eso Eco-Drive tiene que seguir estando ahí, dentro de nuestras prioridades.

Muchos aficionados echamos de menos aquellos Citizen Eagle 7. Modelos que jugaban en la misma liga de los Seiko 5 y Orient Tristar. ¿Habéis considerado rescatarlos?
A mí de momento no me ha llegado nada. Sé que continuamente están desarrollando productos desde Japón, y que en automáticos veremos más cosas, pero en concreto lo del Eagle 7 es una información que no tengo.

¿Q&Q va también independiente? Lo digo porque ahí las similitudes son más parecidas y creo que es una marca que es poco conocida y valorada en nuestro país.
Q&Q es una marca del grupo que es muy respetada. Ofrecen relojes de cuarzo entorno a los 30€ y los 50€, que no tiene nada que ver con lo que hace Citizen. Aquí en España la lleva un distribuidor privado. Es una marca importante para Japón, pero nosotros solamente tocamos Citizen. Si la cosa funciona ellos no suelen poner trabas en cambiarlo.

Supongo que ya sabes que Citizen compró una fábrica en Suiza para entrar en la gama alta. Ellos consideran que es la cuna de la relojería. Su mentalidad es dividir la tipología de producto en diferentes marcas.

Cómo es el día a día de un director general de una multinacional relojera.
Es una buena pregunta, porque a mí nadie me enseñó como hacer de director general, un cargo que ya de por sí suena muy grande. Pienso que el trabajo hay que inventárselo.

En cualquier empresa hay dos áreas fundamentales: la interna y la externa. La interna es la que hace funcionar toda la organización, y la externa es la parte comercial que también debe ir bien. Tienes que estar abierto a manejar cualquier cosa, hablar con gente que sabe más que tú y buscar la mejor solución posible a los problemas. Además hay que ocuparse de la carencia más importante que haya en cada momento. Si ahora lanzamos un determinado producto, evidentemente hay que centrarse en ese producto.

En mi caso creo que fue una ventaja lo de comenzar como administrativo, porque eso me dio mucho conocimiento del interior, y me deja centrarme en la parte exterior. Salvo que seas la empresa más icónica del mundo y no tengas que escuchar a nadie porque te compran solos, el resto tenemos que hacer un esfuerzo comercial. Así que debemos entender el trabajo al que tienes que dedicarte. No puedes hacer todo a la vez, así que hay que delegar mucho, y para delegar hay que saber motivar. Eso es lo más difícil porque a veces uno tiene que motivarse a sí mismo también.

Es importante asumir riesgos, riesgos razonables, como la marca Citizen. Tanto es así que yo he intentado aplicar cosas que no me gustaban de mis jefes para ver cómo funcionaban. Todos tenemos que tener la oportunidad de equivocarnos sin que sea un drama.

Ceder poder es importante, si bien hay que saber cuándo y cómo cederlo. Porque pedir responsabilidad a la gente es imposible si no les das poder. Se trata de buscar el equilibrio entre lo que es importante y lo que son las personas. Todos queremos participar y todos queremos crecer. Nuestro trabajo está bastante consolidado, así que la forma de motivar es dar responsabilidad.

No hay un guión claro para mi trabajo, así que no puedo contestarte al 100% a la pregunta. El mismo hecho de estar ahora contigo, charlando sobre la marca, considero que es algo muy importante porque nos ha permitido intercambiar opiniones de una manera muy transparente, y todas las personas que confían en ti pueden formarse una opinión sobre la marca. Luego les gustará más o menos. Es un ejemplo de cómo podemos explicar lo que somos y de contar con gente como tú que nos ayuda a aclararlo. Lo importante es que la gente se interese por la relojería, porque si se interesan por los relojes siempre habrá un espacio para Citizen.

Conozco a Frederique Constant y Alpina y sé que sois operativamente independientes. ¿Con Bulova también es así o hay ciertas sinergias?
Somos independientes. Bulova tiene mucho recorrido y es una marca que tiene productos muy interesantes que podría ser un buen complemento a lo que da Citizen.

El pasado día 23 de marzo pude asistir una presentación mundial con las novedades de Citizen para este 2022. ¿Qué destacarías de ello?
Yo destacaría que Citizen sigue desarrollando relojes con movimientos automáticos. A mí me gustó mucho el Serie 8, es la alta gama de Citizen que demuestra que puede hacer cosas importantes. El Promaster Diver automático (NB6021-68L) que tú me mencionabas creo que es un aporte también muy interesante en la gama.

Entrevista a Alberto Magliola de Citizen Watch Ibérica

Sé que en España presentáis vuestras novedades en mayo, y entiendo que no puedas adelantarnos nada, así que salvo emplazarte a una futura entrevista, omitiremos ese tema de momento. ¿Qué reloj llevas puesto ahora? ¿Qué otros relojes hay en tu colección?
Lo que puedo explicar es que será en la línea de la temporada, al igual que otros años, o sea que hablaremos fundamentalmente de Promaster y por qué no, de sumergibles y de profundímetro, que es lo usual en esta época del año.

El que llevo puesto es el Citizen NY0086-83L. Que no sea de Citizen tengo un Swatch de cuando era joven y que aún lo conservo. Es de los años 80 cuando tuvo un éxito extraordinario en Italia, y como todo el mundo, yo también compré uno. Pero desde que entré en Citizen sólo he tenido Citizens. Al final te vuelves aficionado, conoces la marca y, te lo puede contar cualquiera, hacemos buenos relojes.

Tengo también un AY5000, un Pilot Radiocontrol, el primero que salió el AS2020-53E, un JP2000-08E, un NP3000-10L automático y también un Campanola edición limitada. Campanola es una marca que lanzaron los japoneses hace años y es muy especial, un producto de artesanía japonesa donde siempre se da lo mejor. Lleva un movimiento Eco-Drive de alta gama porque es uno de los relojes que más componentes tiene de todo Citizen.

Entrevista a Alberto Magliola de Citizen Watch Ibérica

Además de Citizen, ¿hay alguna otra marca que admires?
Patek Philippe, que son manifactura como Citizen, pero ese no me lo puedo comprar, especialmente con los precios de ahora (Risas).

Cada vez menos gente lleva un reloj convencional, pero creo que vosotros estáis posicionados como líderes de un segmento que sigue en aumento. Son relojes pero que ofrecen un plus tecnológico. La carga solar (Eco-Drive) que comentábamos, el radiocontrol, la sincronización por GPS…
El Altichron con GPS también es uno de los productos de más éxito. Una tecnología con presentación analógica, que te proporciona información de altura y de longitud y latitud que si estás en la montaña es indispensable. Al ser Eco-Drive no necesitas enchufe ni nada por el estilo, así que puedes irte tranquilo. Por eso hay un mercado de gente que está muy interesada en instrumentos que no necesiten conectarse o recargarse.

Pensando en alguien que se va a la montaña unos días y que no tenga la posibilidad de enchufarlo. O bien personas a quienes les gusta la información analógica y que con dos o tres informaciones básicas que en cualquier momento les puede salvar la vida, tienen suficiente. Otros en cambio quieren saber los pasos que han dado, las calorías, el recorrido… Ese es un tema que de momento no tocamos.

¿Cuál ha sido tu mayor éxito y vuestro mayor fracaso?
Donde yo creo que tengo que mejorar y participar en la mejora, es en trabajar para poder llegar a más público, explicando lo que es la marca Citizen, y toda su tecnología. Nuestros clientes nos dicen que cuando alguien quiere un buen reloj, Citizen está entre las marcas que recomiendan. Aún así muchos no saben que Eco-Drive evita el cambio de pila, que se reduce el mantenimiento del reloj, etcétera. Si quieres un buen reloj, y olvidarte de él porque es preciso, y porque no se le acabe la pila, Eco-Drive es perfecto, porque en general no vas a necesitar abrirlo para darle mantenimiento. Hay mucha gente que aún no sabe que Eco-Drive existe ni lo que es.

Yendo al éxito es para mi poder ir a un país distinto al mío, en este caso fue España, y estaré toda la vida agradecido a los españoles por haberme dado la oportunidad de descubrir que el mundo existe. El mundo no es lo que dice el telediario, es lo que ves cuando estás en ese determinado país y lo vives. Te das cuenta que hacen cosas peor que nosotros, pero también otras que lo hacen mejor, lo que te permite aprender de ello. Debería ser algo obligatorio para toda la gente joven durante su desarrollo educativo. Ya existen los Erasmus, sirven para darte cuenta que tu mentalidad no es la única del mundo y no necesariamente la mejor. Entonces aprendes a ser tolerante. A mí me pasó al principio de estar aquí, me sorprendían algunas cosas y al final tienes que asimilar que es diferente, aprendes el idioma, y eso te enriquece.

Siempre decimos que lo que hay en nuestra casa es lo mejor, por eso yo valoro cuando la gente descubre Eco-Drive y ya no quiere volver atrás. Les da una comodidad a la que es fácil acostumbrarse porque es super-práctico. Así que eso no lo digo yo, lo dicen los clientes. Es como tener un coche eléctrico que no tuvieras que recargar nunca. A veces tienes que darle un poco de carga, es lo que siempre recomendamos, que al menos una vez al mes lo expongas al sol para que se recargue, en especial si es un reloj con funciones avanzadas como el mismo radiocontrol. Con Eco-Drive nos distinguimos del reloj solar de siempre en que la energía se puede utilizar durante mucho tiempo. Su tecnología va más allá y mantiene la carga aunque esté a oscuras.

¿Hay algo más que te gustaría compartir con nosotros?
Simplemente darte las gracias por la pasión que tienes por la relojería, se nota en tus ojos y tu cara que se ilumina cuando hablas de ellos, y por haberme brindado la posibilidad de hablar contigo, y por supuesto de nuestra marca Citizen. Creo que tu trabajo de divulgación, para todas aquellas empresas manufactureras, no sólo para Citizen, es algo fundamental.

Ha sido un placer, creo que has sido muy transparente proporcionando datos e informaciones, y es algo de agradecer Alberto.
Muy agradecido, me ha gustado. Hasta la próxima Javier.

Videos

Entrevista completa:

Parte 1 de 2:

Parte 2 de 2:

26 comentarios en “Entrevista a Alberto Magliola de Citizen Watch Ibérica”

  1. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Alberto ha dado mucha información interesante, sin nada que ocultar y sin exageraciones y tácticas comerciales. Le agradezco mucho que aceptara mi invitación, y por supuesto a ti Sergio, muchas gracias por leerla.

  2. Aficionadoalosrelojes

    Felicidades a ambos por la entrevista. Guti quizás deberías haber aprovechado para preguntarle por la posibilidad de traer algún Campanola cuando comentó que tenía 1. Aunque ahora llegarán los SERIES 8, creo que es importante que las marcas tengan siempre un reloj de máximo nivel como referente aunque no sea un superventas. Da prestigio a las gamas más bajas.

    También te faltó preguntarle a Alberto si el profundímetro era su complicación favorita, creo que no quedó del todo claro. Perdóname Alberto por la broma.

  3. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    El tema de Campanola no lo comenté Aficionadoalosrelojes porque me hago a la idea que está un poco ahí estancada. De modo que si a nivel global no le dan la importancia que merece, a nivel nacional menos. Los Series 8 me parecen espectaculares, y ya has visto que es una gama que han ido completando, primero en el anuncio de 2021 y luego en el de 2022. Creo que es algo que hace mucho en favor del prestigio de Citizen.

  4. Buenas tardes amigos de la bitácora.

    Citizen me parece una de las marcas que hace las cosas bien; interesante que dejen maniobrar y modificar diferentes modelos propios por zonas.
    Sobre la serie 8, me parece un reloj top para competir con los Grand Seiko y marcas europeas. Ahora falta la acogida en el mercado europeo que es muy exigente en este aspecto.

    Enhorabuena por la entrevista y veré la segunda parte que le tengo ganas cuando acabe el trabajo.

  5. Muy buena entrevista Guti, y muy abierto el Sr Alberto el cual se explica muy bien , y representa muy bien esta excelente marca. Un saludo Fran

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Efectivamente Sergi. Citizen tiene mucha tecnología y mucho potencial. Con Eco-Drive lideran, sólo les faltaba enfocarse en los mecánicos, cosa que ya están haciendo. ¡Tiembra Seiko!

  7. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Te agradezco las palabras Fran. Siempre digo que yo hago mi trabajo de entrevistador siempre igual. Gestiono la entrevista, preparo las preguntas, la transcribo… Es al final el entrevistado el que marca la diferencia, y aquí sin duda Alberto Magliola lo ha hecho estupendamente.

  8. De nuevo una gran entrevista, Guti. Me ha gustado mucho conocer más a fondo esta marca. Nunca he tenido ningún Citizen, aunque hace unos años estuve muy tentado de hacerme con uno de sus Eco-Drive, aunque acabé comprando un ProTrek de Casio. Eso sí, no descarto tener al final un Citizen, sobretodo después de leer esta entrevista, me ha dado muy buenas sensaciones. Además no sabía que tenían algunos modelos automáticos, muy interesante.

    Saludos a todos.

  9. Excelente entrevista Guti y con un personaje como Alberto, pues aprendemos un poco más de esta excelente marca relojera.
    Muchas gracias por vuestro tiempo mi hermano. Saludos desde México.
    SALUD.

  10. Buenas noches amigos.

    Pues con citizen tengo emociones encontradas. Creo que podrían mejorar si consiguieran introducir el zafiro y reducir el diámetro de sus relojes. Por otro lado, volver a traer los Eagels sería una acierto; creo que tendrían una gran venta.
    Siempre pongo el ejemplo de TiMEX Q: un reloj que monta un miyota de 10 euros, con plexi, correa de chapa doblada y diámetro estándar 40/39 milímetros… como material de lo peor… tipo como un irony de Swatch… nada pues están vendiendo que no veas a la friolera de 120 euros. ¿De qué te sirve la historia, el efecto nostalgia, la tradición si no la sabes vender? Esto también vale par Casio y demás marcas relojeras.
    Citizen Eagle 7 autómatico movimiento 9000
    Citizen 5 joyas quartz con ecodrive…
    Venta nostálgica segura…

    Que pasen una buena noche.
    [Ricardo como va por méxico?]

  11. No hay duda de que la marca cuenta con puntos fuertes y muy reconocibles, espero que ésto sea suficiente para mantener su infraestructura y sus precios ante un panorama tan incierto. Me gustaría que le hubieses preguntado por el motivo de no lanzar un reloj íntegramente digital con tecnología eco-drive, creo que es una tecnología que se presta a este concepto de reloj. Enhorabuena por la entrevista.

  12. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Pese a todo su potencial económico las grandes marcas no suelen darse a conocer demasiado en los medios Gerardo, ni en este, ni en otros. Con la salvedad de los comunicados de prensa hay muy poca información de primera mano como ha sido el caso con el señor Magliola. Alguien que ha mirado por su marca, pero también que ha divulgado la relojería en general.

  13. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias por leerla RICARDO. A mi también me gustó mucho. Es un placer estar con alguien que se muestra tan transparente y ameno como él, y por supuesto un lujo poder contar con una marca como Citizen.

  14. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    El zafiro creo que poco a poco lo van introduciendo Sergi, y eso me gusta. Estoy contigo en cuanto a lo de rescatar modelos de antaño, lo hemos visto en Timex, pero también en Tissot. Muy curioso lo que mencionas del Timex Q, un reloj que irónicamente lleva un movimiento de Citizen.

  15. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Un digital Eco-Drive sería algo que me encantaría Jostma. Seiko hizo sus pinitos, aunque no duraron. Por esa razón temo que los relojes digitales ya no son negocio, que cada vez hay menos oferta porque cada vez hay menos demanda. Pienso en un digital con pantalla de tinta electrónica, solar, … Y me maravilla la idea. Pero como digo, lo que hizo Seiko con los Brightz Spirit que no cuajaron.

  16. Trabajazo Guti! Si señor! Que interesante ha sido y me quedo con varias cosas que ha tan amablemente el sr.Magliola ha explicado. Personalmente estoy muy satisfecho con mi eco-drive aunque tal vez un par de mm mas pequeño hubiese sido ya perfecto (por cierto Sergi el mio si tiene cristal de zafiro y menos mal….) un saludo a todos y Guti sigue asi!

  17. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias Juan. He tenido varios Eco-Drive a lo largo del tiempo y contentísimo con ellos. A día de hoy sólo conservo uno que es para mi especial porque fue el primer reloj de cierto precio que compré.

  18. Saludos a todos.
    He tenido pocos Citizen, pero han sido muy buenos, en especial los eagles, relojes de batalla con buen movimiento.
    Saludos Guti.
    Gracias por preguntar Sergi, todo bien aquí, el Covid en pausa, pero los productos básicos cada día más caros.
    Un abrazo amigo.
    Volví a checar la entrevista y es realmente muy interesante, de nuevo gracias Guti.
    SALUD.

  19. Buenas tardes… los últimos índices marcan una subida parcial de alrededor del 9-10%, pero la percepción es cada vez peor.

    Sobre Cítizen, pues cualquier aficionado de todo tipo (mecánicos, quarzos, submarino…) sabe que la relación calidad precio es bastante equilibrada.

    Otro apunte ¿Cómo creen que el alza de los precios se puede asumir por las marcas?
    – las manofacturas como citizen la asumen en su conjunto; por tanto toda la bajada la asumen ellos.
    – Los que hacen sin manofactura (compran movimientos, ebauches…) puede que las diferentes empresas asuman parte del alza… por tanto en suma pierden menos.

    que pasen buena tarde

  20. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Al menos en España RICARDO, los Eagle llegaron a ser incluso más populares que los Seiko 5, y por supuesto más que los Orient Tri-Star. Intuyo que en USA y probablemente también en América los Seiko 5 se vendieron más. Es muy extraño que Orient y Seiko mantienen esos relojes, pero incomprensiblemente Citizen no.

    Aquí estamos igual. El COVID parece que ya no preocupa a nadie (no sé si con motivo o sin), y todo cada vez más caro, sobre todo las cosas básicas como la electricidad, el gas y la comida.

  21. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Una pregunta muy interesante lo de las subidas de precios Sergi. Por lo que yo sé, esas subidas las asumen entre todas las partes, tanto en manufactura como en marcas que no lo son. Si el coste sube un 10%, el PVP sube un 20% (el incremento de coste y el incremento de margen).

    Cuando ocurrió la falta de oferta de los calibres Seiko, muchos se hicieron con un stock para ir usando. Eso mismo ocurrió cuando ETA decidió cerrar el grifo. Sin embargo ahora las subidas son generales porque han subido las materias primas y el transporte. Sube el precio de la caja, del cristal, y también del movimiento. Es decir, una coyuntura en la que no basta con acaparar calibres.

  22. Buenas tardes Javier, gracias por contestar.
    Normalmente la subida de costes (materia prima, distribución y comercialización) no lo asume el consumidor final. Por ejemplo: del combustible ha subido en último año ha aumentado un 70 % (más o menos) en un año de 1,10 a 1,80; pero el transporte de un paquete no ha aumentado el 70%, es decir, parte de este incremento lo asume la empresa.
    Vamos a manofacturas: Seiko, Citizen… el acero ha subido un 30%, la energia. 40 %, la distribución… aunque hayan subido los relojes, ese incremento no lo repercuten en el consumidor final y lo asume totalmente esa empresa.

    Por eso digo que las manofacturas lo van a pasar peor que las que compran a terceros, porque ellas asumen la subida en todas las líneas.

    «En la inflación solo se sale con dolor» como dice le bueno de Jesús Rivases
    https://www.larazon.es/opinion/20211123/golqploqijbgdoh6oy2ut4i36y.html
    que pasen buena tarde.

  23. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Hay una parte que no me cuadra de tu teoría Sergi, y es que las empresas pierdan dinero, o ganen menos, porque han subido los costes. Es cierto que si el combustible ha aumentado un 70%, ese coste no representa un aumento del 70% en digamos un cristal de zafiro, puede que sea sólo un 10%. Pero dudo que las marcas, si les suben un 10% los zafiros, no aumenten el precio del reloj para soportarlo, aunque en el conjunto eso sea una subida de solamente 5% en el reloj.

    Hay otra polémica interesante sobre la inflación y el IPC que algo de verdad tendrá: https://www.youtube.com/watch?v=bM3ZVHes4Sk

  24. Gran entrevista. Es todo un lujo contar con la colaboración de un profesional de primera.

    Cuando el entrenador de la selección nacional de fútbol da a conocer la alineación ocurre que cada español aficionado al fútbol dice que este futbolista sí y este otro no, esto es, que hay tantas alineaciones como aficionados. Con estas entrevistas ocurre algo parecido: las preguntas juegan el papel de los futbolistas y muchos acabamos diciéndonos algo como «Coño, Guti, por qué no le preguntaste …».

    La pregunta que echo de menos es por qué Citizen, al igual que buena parte de los grandes de esta industria, no está en el negocio de los relojes digitales, o lo hace de forma testimonial. Creo que una mayoría intuímos que para Seiko, Citizen y los fabricantes suizos en general los digitales no son negocio, o que de serlo no tiene un volumen tal que les interese. Es una pena que no preguntases a Alberto Magliola por esta cuestión, creo que podría dar detalles interesantes acerca de esta cuestión.

  25. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    En su momento vi de manera muy evidente que los digitales no eran negocio un relojista, eso implica la retirada absoluta de Citizen, de Tissot o de Orient entre otras. Sin embargo leyendo tu comentario se me ocurrió que Q&Q podía ser el laboratorio perfecto para sus digitales. Pero no nos engañemos, no son productos competitivos comparados con Casio, me imagino que porque el distribuidor nacional se lleva demasiado margen. Los digitales asequibles van a menos eclipsados por los smarts.

    Si bien sigue habiendo una demanda de digitales de calidad, tanto por construcción (acero), como por calidad de módulo. Algo a lo que no llega Q&Q y a lo que no quiere llegar Casio. Por su parte Citizen tiene la tecnología Eco-Drive que sería un complemento perfecto, además tiene las bases, de hecho los nuevos Aqualand siguen siendo ana-digi, así que domina la electrónica y los LCD. Pero además por lo que nos decía Alberto, en España las ventas son entorno a los 200€. Ese sería un precio ideal para un reloj digital de calidad, precio Nixon, pero con calidad y materiales Citizen.

    Puede que digitales de 200€ no se vendieran muchos, pero si se hacen bien, al estilo del Casio GMW-B5000D, y se venden a 200€, los pocos aficionados a este tipo de relojes que quedamos iríamos a por él. No sería un nicho muy grande, pero sí es un nicho sin apenas competencia.

    De manera que con esta reflexión en voz alta, me doy cuenta que la auto-respuesta que me di de que no son negocio no era tan obvia, acepta muchos matices.

Deja un comentario