';

Entrevista a Miguel Martínez de S’hora des rellotge

Continúa esta aclamada sección en apoyo a la relojería española contando con sus protagonistas más relevantes. Hoy abrimos un nuevo capítulo, una encuentro que nos va a mostrar la relojería por dentro. Para ello invité S’hora des rellotge, servicio técnico oficial de marcas como Omega, Longines o Citizen, pero también la empresa que ensambla en España los relojes de Tempore Lux.

Miguel Ángel Martínez Alonso es su fundador y máximo responsable, un hombre que a diferencia de mí, tiene conocimientos relojeros en la práctica.

Entrevista a Miguel Martínez de S’hora des rellotge

Hola Miguel. Llevamos coincidiendo un tiempo últimamente por estos mundos horológicos, así que estoy encantado de poderte tener aquí.
Hola Javier. Es verdad, recientemente hemos coincidido bastante, y hablado mucho, pero no nos conocíamos en persona. Ahora lo hacemos en persona y en directo.

Me han contado que con 8 años ya desmontabas relojes, algo que muchos hicimos. Pero me imagino que además tú eras capaz de más o menos volverlos a montar. ¿O no?
Sí, sí. Montaba, desmontaba y a veces simplemente trasteaba. Los volvía a montar y los tuneaba, aunque no sólo relojes, lo hacía con cualquier juguete que cayera en mi mano. Terminaba jugando con el juguete y no con el juego del juguete.

En 1996 fuiste el primero de tu promoción en la escuela de la relojería Mare de Déu de la Mercè. Explícanos tu trayectoria académica.
Es cierto. La escuela «Mare de Déu de la Mercè» es la única que hay en España, al menos oficial. En aquella época había una beca para el primero, ahora hay más, y en cuanto me enteré que existía traté de conseguirla. Eso me permitió tener el privilegio de ganar una estancia en Suiza estando en diferentes marcas: Omega, Tissot, Rado, Longines… Estuvo muy bien.

Entrevista a Miguel Martínez de S’hora des rellotge

Sé que eres de origen catalán, y que eras jefe del servicio técnico de Omega. Cuando llevabas más de 20 años en la relojería, tanto en Suiza como en Barcelona decidiste trasladarme a Palma de Mallorca en 2013 para montar tu propia empresa.
Exacto. Fue un poco atrevido, pero así lo hice. Llevaba un tiempo queriendo hacer más cosas, e incluso había barajado la opción de ir a Suiza o al extranjero. Son inquietudes que tienes. Había llegado a jefe de taller de Barcelona, una de las dos delegaciones más importantes que tienen en España, me encontraba a gusto y satisfecho con el trabajo que hacía, pero había algo que me faltaba.

Mi mujer es mallorquina, conocía mucho la isla, y ella sabía la afición a los relojes que hay aquí. Investigué un poco acerca de las relojerías que había, las marcas, las tiendas… Y entonces me di cuenta que era una opción y fue a la que finalmente le di forma.

2013 era un año complicado para abandonar un trabajo físico, se estaba pasando una mala época a nivel global, pero ya sea por atrevido o por inconsciente, lo hice, y aquí estoy.

¿Qué cualidades crees que tiene que tener un buen relojero?
En cualquier trabajo, pero especialmente en la relojería tienes que ser tenaz y serio en lo que haces. Hay que perseguir la excelencia e intentar hacerlo de la mejor forma que seas capaz. Se habla de tener buen pulso, de la concentración, de la vista, … Hoy en día existen las gafas, y en cuanto al pulso hay días que estamos más nerviosos que otros, así que sobre todo es eso. Estudiar bien la pieza, ser cuidadoso con el reloj a tratar para no dañarlo.

A veces nos encontramos con relojes dañados, problemas que no tienen que ver con el cliente, sino porque se han abierto por manos inexpertas.

En S’hora des Rellotge estáis certificados por Swatch Group (Omega, Longines, Rado, Tissot, Hamilton, Certina o Mido), pero también por Citizen y Vagary. Me imagino que el nivel de exigencia que imponen esas marcas es elevadísimo.
La relojería suiza es muy diferente a la japonesa. Swatch Group tiene un nivel de exigencia muy alto en sus marcas. Uno se acostumbra a trabajar con esos mínimos que exigen en la primera marca con el resto de ellas. En nuestro caso es Omega, así que terminas trasladando esas exigencias a relojes de segundas o terceras marcas. Se convierte en tu metodología de trabajo.

Citizen, y la relojería japonesa es otro concepto. No diría que es un usar y tirar, pero sí que hay muchas cosas que no tienen recambio. Tienen tantos modelos y tantas colecciones que es inevitable que eliminen modelos anteriores y se quedan fuera de producción. Con la relojería suiza ocurre con menos probabilidad.

Entrevista a Miguel Martínez de S’hora des rellotge

Tengo entendido que cada marca te obliga a certificarte para ellos vía exámenes específicos, con maquinarias específicas y siguiendo sus procedimientos propios. Cuéntanos más de ellos.
Así es. Primero la marca tiene que ver que tú eres un buen relojero. Después necesitas hacer un curso, un examen y unos controles calificativos. Para reparar cada marca o cada modelo hay una serie de útiles específicos, herramientas, maquinarias… La marca te exige la que ellos consideran necesarias para sus relojes. Terminas teniendo herramientas de Omega para un modelo determinado, herramientas de Rado, de Longines… La maquinaria de comprobación de hermeticidad, de lavado de la máquina, los movimientos de los relojes…

Debes cumplir esos requisitos para poder trabajar con la marca. Y también el procedimiento de trabajo que es muy importante, ellos te marca cómo proceder con cada reloj.

Nos puedes explicar cómo son esos procedimientos, o las diferencias entre por ejemplo Certina o Citizen u Omega.
En cuanto a lo que percibe el cliente son los acabados. Un Omega siempre debe salir del taller pulido, mientras que en las terceras marcas es un opcional que se ofrece al cliente. En cambio dentro del precio de una revisión completa de Omega entra el pulido del reloj.

Por lo demás es un procedimiento similar. Entra el reloj, se le hace un diagnóstico previo, se le pasa un presupuesto al cliente avisándole de lo que se debe hacer obligatoriamente y las tareas opcionales.

Los recambios deben ser de cada marca. A veces hay maquinarias equivalentes, pero no son lo mismo. La base es la misma, pero hay diferentes estados de calidad entre ellas. Así que existe la posibilidad de que podamos estropear un Omega si usamos una pieza de otra marca o que no sea específica.

Sobre estándares de calidad, la diferencia es mayoritariamente el pulido y el acabado exterior. El acabado de la máquina, los líquidos y los procedimientos son los mismos. Si bien no podemos pedirle la misma exactitud a la de un Tissot que a la de un Omega. Por eso en un Omega se requiere más tiempo de trabajo para lograr tener esa exactitud. En un Tissot, consigues la precisión que fija la marca. No son 5 posiciones que establece COSC, aunque tienen unos modelos que sí tienen ese certificado.

Como te decía, nos hemos acostumbrado a trabajar con los estándares más altos, así que cuando revisamos un Tissot, a veces lo dejamos también a +2 segundos (Risas).

¿Cuántas personas sois en S’hora des Rellotge? ¿Cuántos relojes reparáis al mes o al año?
Aquí somos dos personas. La que se encarga de la administración y yo que estoy en el taller. Este último año, con el post-COVID habremos reparado unos 800 relojes. Vamos creciendo poco a poco y haciendo cosas nuevas, pero esas son nuestras cifras.

La lista de marcas sobre las que estáis autorizados es enorme, porque también hay que sumar Rolex, Cartier, Girard-Perregaux, Montblanc, Breitling, Panerai, Oris, Maurice-Lacroix Raymond-Weil… Siempre pensé que en la relojería de lujo las marcas buscaban la diferenciación, pero veo que en S’hora des rellotge convive dos grandes grupos rivales. El mencionado Swatch Group, pero también veo que no hay marcas de LVMH (Zenith, TAG Heuer, Hublot). ¿Entonces, buscan diferenciarse, o buscan la máxima profesionalidad?
Estamos certificados por una serie de marcas y autorizados por otras, que no es lo mismo. La certificación es mucho más exigente que la autorización. Además reparamos otra serie de marcas como Rolex y Cartier, que aunque no somos servicio oficial también los reparamos. Cartier sí que está certificando talleres y la puedes solicitar, pero es independiente de que tengas la de Swatch Group o la de Omega.

Son marcas que buscan la calidad del trabajo que se da a sus clientes. No les importa que tengas una certificación aparte mientras el trabajo que hagas sea del máximo nivel. Si desarrollas el trabajo como ellos exigen, no tienes ningún problema.

Hay otras como Raymond Weil o Maurice Lacroix que son mucho menos exigentes en sus requisitos y que te permiten acceder a sus recambios aunque no estés certificado. Verifican que seas un profesional porque hay mucho intrusismo en este sector.

Hay gente que en su tiempo libre repara relojes, algo que me parece bien cuando son suyos, pero que lo hace también como actividad económica para obtener un beneficio sin estar cualificado. No son relojeros, así que tampoco saben cómo acabará el proceso con ese reloj, por lo que las marcas intentan no vender a los usuarios y sí a los servicios técnicos.

Yo que soy un negado admiro eso, porque me imagino que no tendrá nada que ver revisar un Citizen GPS (Satellite Wave) con un Omega Speedmaster.
No tienen nada que ver. En un Citizen muchas veces te limitas a cambiar un módulo electrónico y poco más. Realmente es un componente cerrado al que no tienes acceso a la reparación. No es como un reloj mecánico en donde puedes ajustar cualquier rueda, cambiarla; cualquier centro o eje dañado se puede sustituir. En cambio en esos relojes es pura electrónica, hay un rodaje mínimo y en muchas ocasiones los componentes ya no son de acero, así que no puedes trabajarlos porque a la mínima se marcan, se rayan o se dañan. Son ruedas con dientes de plástico débil que no están pensados para ser reparados sino para ser cambiados.

Citizen tiene una tecnología muy buena y que funciona muy bien sin dar ningún problema salvo por el mantenimiento periódico, y una vez que se daña algo se cambia. Un Omega, hay que repararlo, ajustarlo, centrarlo bien. Son muy diferentes la relojería tradicional de toda la vida comparado con algo que es innovación tecnológica. Cuanta más complicación hay en el interior, más complejidad a la hora de reparar, así que se acaba cambiando todo.

Cualquiera que haya visto un reloj barato por dentro y uno de alta gama habrá percibido las diferencias. No son enormes pero sí multitud de pequeños detalles que marcan la diferencia. ¿Nos puedes hablar un poco de las cosas que tú ves?
Cuando ves un reloj de alta gama lo primero que se ve es el acabado de la máquina. La dureza de los materiales no es algo que se pueda apreciar a simple vista, pero está ahí. Simplemente el tacto de un tornillo al ser apretado o aflojado te das cuenta que estás apretando algo con una fuerza. En modelos más asequibles hay veces en que te quedas con el tornillo en la punta del destornillador. Son materiales más débiles, partes de la maquinaria que están remachadas y que por tanto dificultan el acceso a la reparación o incluso embellecedores pensados para disimular la calidad que hay detrás.

En relojes de peor calidad hay componentes que no hay por donde tocarlos, o que no están pensados para ser reparados. Ocurre en cuarzos, pero también en mecánicos que van ensamblados de manera automatizada y que cuando se desmontan se deforma alguna pieza. En esos casos es mejor no tocarlos, porque se va a provocar más daño que arreglo.

Por tu experiencia consideras que digamos un Longines sale de fábrica con menos problemas que un Citizen? ¿Es decir, se notan esos controles de calidad?
Totalmente. Hay una parte crucial que es la fijación de la máquina a la caja. Muchos llevan un aro de fijación que sustenta la máquina en la caja, ese conjunto de maquinaria, aro y caja, hay marcas de prestigio en donde te sorprende que va solamente cogida una parte; el aro a la caja, pero no el aro a la máquina, o que usan aros de plástico, o lleva unos muelles que en cuanto se abran cuatro veces ya cogen holgura causando que la máquina se mueva dentro de la caja. Son detalles importantes, pero que no se cuidan y en donde se nota la diferencia entre una segunda marca económica y una de prestigio.

Se dice que un reloj mecánico siempre será más duradero, pero si comparamos un buen cuarzo con un buen automático, de verdad hay diferencias? Háblanos del mecánico y el cuarzo más antiguos que hayas reparado.
Lo más antiguo en relojes mecánicos, serían piezas de pared o de sobremesa. No hace mucho reparamos una ratera, un reloj de la Selva Negra con puentes de madera que era de 1850-1870. Era un reloj que había estado en la familia durante toda la vida.

En cuarzos, de a partir de 1970 los primeros Omega que es cuando empezaron a extenderse. No es fácil encontrar recambios, así que pocas cosas se van a poder reparar. Me encuentro también con muchos que están dañados por la sulfatación de la pila en el interior, y ahí poco se puede hacer.

¿Qué diferencias has encontrado entre reparar o repasar un reloj y ensamblar uno desde cero como has hecho con los Tempore Lux V One y harás con los Chrono Mechanical?
Muchísima diferencia. Al ensamblar un reloj partes de componentes totalmente nuevos, y aunque no es un trabajo en cadena porque lo hacemos uno a uno manualmente, pero no hay problemas. Es el ajuste de un reloj nuevo. Hay que dejarlo completamente acabado porque el nivel de exigencia del cliente es el de un reloj de estreno. Todos miramos los relojes que compramos, pero sobre todo si es nuevo.

En cambio un reloj de reparación o de mantenimiento tiene suciedad, tiene descuidos. Hay problemas no intencionados, pero que están dentro del reloj aunque el cliente no lo sepa, o problema causados por un mal uso del reloj en los que tienes que averiguar qué problema tiene, y empezar desde cero a repararlo.

Yo siempre digo que los relojeros empezamos a trabajar cuando el cliente tiene un problema. Porque aquí en España falta un poco de cultura relojera, y no hacemos un mantenimiento preventivo periódico a los relojes. Casi siempre si funciona no lo tocamos. En cambio el coche lo llevas a hacer la revisión cuando está funcionando, no cuando ya se ha estropeado, porque si no sí que tienes un problema. Las reparaciones tienen mucho más trabajo que montar y ensamblar un reloj donde todos son lo mismo y sabes lo que hay que hacer y cómo debe acabar.

A mí me han realizado el desmontaje, limpieza, engasado y montaje de un reloj por unos 40€. En marcas de prestigio el precio aumenta a la par de la fama de la misma. ¿Qué diferencias hay entre ambos tipos de revisión?
Bueno, hablábamos de procedimientos, de materiales, de maquinaria y de herramientas. Todo eso tiene un coste. Yo no sé qué procesos sigue el relojero de tu barrio, pero sí te diría que un trabajo hecho como una marca especifica que debe hacerse lleva tiempo y un proceso, por tanto hacerlo bien y usar los materiales que ellos indican, sus aceites, los líquidos de lavado que especifican y toda la infraestructura necesaria para dar un servicio técnico acorde tiene un coste que está más cerca de lo que te cobra el SAT a lo del relojero de barrio.

A nivel de reparación imagino que habrás visto de todo. Entrada de agua por coronas sin enroscar, pilas sulfatadas… Cuéntanos que es lo más habitual o lo más raro que ves.
Lo más común es lo que has comentado: agua y sulfato de baterías. Pero también esferas desplazadas. Ocurre bastante y el cliente no se da cuenta, cuando un reloj recibe un golpe contra una superficie más blanda que el acero, por ejemplo el marco de madera de una puerta, ese golpe no se aprecia en la caja, no causa daños. Sin embargo al poco tiempo puede acabar atrasando o haciendo cosas raras. Lo que ha ocurrido es que pese a no tener señales externas, la máquina sí ha sufrido el impacto. Nos encontramos la esfera desplazada, los tornillos de fijación de la bata a la caja que se ha movido o doblado… Es ahí donde vemos que ha habido un golpe aunque externamente no se aprecie.

Las esferas van fijadas con unas patitas que van encajadas a la máquina con tornillos, son patas de acero de 0,70mm o 1,1mm, o sea muy delgadas, que pueden partirse o romperse con un golpe. También hemos visto relojes que han sido reparados por algún relojero, y por no tener acceso a los recambios, o por abaratarlo ha usado adhesivo de cianoacrilato para pegarlo. Entonces vemos el aro de fijación pegado a la esfera y son ese tipo de sorpresas y cosas raras las que nos encontramos. Son cosas que cuestan mucho más de deshacer que de hacer.

Muchos pensamos que un relojero, por bueno que sea sabe hacer de todo. A mí me han chivado que no es así, y que la observación es fundamental para hacer trabajos que no se sabe muy bien cómo enfocar. Encontrar la lógica de cómo está todo.
Si, es así. Lo que es desmontar un reloj, limpiarlo, engrasarlo y volverlo a montar, no suele dar problemas. Pero en ocasiones hay algún tipo de problema y no ves de dónde viene el falla. Si en un momento determinado está fallando tienes que analizar y ver cuál puede ser la causa.

¿Cuál es la reparación más complicada que habéis hecho?
En Mallorca hay muchos barcos, tenemos clientes que nos encargan que pasemos la revisión a sus relojes en el barco. Una vez fuimos llamados para un yate que tenía 15 relojes de sobremesa, todos ellos anclados en diferentes zonas. Era un barco grande, tenía helicóptero y hasta un ascensor interno. Tenía relojes de alta gama (Harrington & Hallworth, Asprey, …). Eso es lo más complicado que hemos hecho.

¿Cuánto tiempo te lleva una reparación típica?
Yo diría que la revisión de un reloj entre que llega, se diagnostica, se mira y se atiende, son unas dos horas o dos horas y media. Luego si hay que pulir o hacer otros trabajos, se añade más tiempo.

Después de eso viene el período de observación, son tiempos que se agregan, pero que tampoco te implica que tengas que estar ahí permanentemente pendiente del reloj, así que lo vas compaginando con otras tareas.

Supongo que muchas veces ni siquiera podéis encontrar ciertos recambios, ¿Es así? ¿Qué hacéis en esos casos? ¿Adaptáis otros? ¿Los fabricáis de cero?
En ocasiones se fabrican piezas, sí. El mundo de la relojería está muy especializado, es un poco como la medicina. Hay esferistas que se dedican a trabajar con esferas, hacen desde soldar las patitas que comentábamos, hasta restaurarla por completo dejándola como el primer día. Otros relojeros que fabrican ruedas y componentes completamente nuevos.

Es cierto que hay algunos que tocan un poco de todo, pero el sector tiende a la especialización, a ser bueno en una cosa. Por nuestra parte nos apoyamos en este tipo de profesionales cuando los necesitamos.

En cuanto a relojes mecánicos las marcas indican un plazo de revisión de entre 4 y 7 años. Sin embargo algunos compañeros tuyos me dicen que es algo demasiado prudente, que los lubricantes de hoy no son como los de antes, y que especialmente si el reloj no se usa a diario se pueden revisar cada 10 o llegar a los 20. ¿Qué piensas?
En absoluto, estás muy equivocado (Risas). Todo depende del tipo de reloj. Si es un cuarzo que no vas a usar y le quitas la pila para que no se sulfate, no se va a dañar nada con el paso del tiempo.

Pero en un mecánico, no es sólo que el aceite pierda sus propiedades, que es cierto que ahora son mucho mejores que los de antes. El problema es que un reloj sin uso, los aceites pueden abandonar los rubís, que es donde deben estar para lubrificar el centro, y marcharse hacia los ejes o las llantas de las ruedas, y terminar en los dientes de las ruedas o en los piñones.

He visto relojes que llevan 10 o 15 años sin revisar, que tienen todas las llantas, todas las ruedas, parte de los puentes por debajo llenos de aceite, y los ejes completamente secos. El cliente dice que el reloj funciona bien, pero que atrasa un poco. Claro, ocurre porque las ruedas se pegan unas con otras. El problema ya está causado, porque aunque se limpie y vuelva aceitar, el eje ya habrá tenido desgaste y puede que haya ruedas inservibles que encarece el mantenimiento notablemente.

En un reloj mecánico que se use 5 días al mes, yo no dejaría pasar más de 8 años sin darle mantenimiento. Tampoco es bueno no usarlo, al menos hay que darle cuerda una vez al mes para que el reloj funcione durante 48 horas. Una máquina en desuso que está parada se estropea.

Danos más consejos para que nuestro reloj viva mejor y dure más tiempo.
El mantenimiento de la máquina, que es fundamental. Luego vigilar el agua, porque es un problema grave. Si no pones cuidado en la hermeticidad del reloj, el agua se puede colar por cualquier parte. Si no estás seguro de ello es mejor no mojarlo. Habría que cambiar sus juntas cada 2 años.

Mucha gente piensa que un reloj está cerrado al vacío, pero no es así. Dentro del reloj hay aire, cuando el reloj se cierra son las gomas las que impiden que penetre el agua. Cuando comprobamos el hermetismo lo que se hace es meterlo en una cámara de vacío donde vemos que el aire que hay dentro se escapa o no entra nuevo aire. Si hay una fuga indica que el reloj no es estanco, porque también permitiría la entrada de agua.

Un reloj que no sea sumergible, por supuesto que no entre en contacto con el agua, pero en caso de serlo y si lleva más de dos años sin cambiar las juntas, tampoco.

Son importantes los golpes y las vibraciones. Con vibraciones continuas se pueden llegar a aflojar tornillos. Tengo un cliente que tiene una moto, siempre tenía problemas con los relojes hasta que vimos que sufría de vibraciones, eran los bajos de su Harley Davidson los que desestabilizaban el reloj. Son cosas que pueden ocurrir, aunque también tenemos otros clientes con motos a quién no les ha pasado. En su caso era un reloj muy pesado.

Por muy sumergible que sea un reloj, incluso siendo totalmente nuevo le afectan los cambios de temperatura. Cuando está al sol, pasa como el salpicadero de un coche que está al sol y nos quema. En un reloj es lo mismo, la esfera, los aceites tienen que resistirlo… Ese calor interior, si luego pasa al frío de una ducha o de la piscina, puede crear condensación del H2O. Todo lo que sea humedad en el reloj es negativo para el mecanismo.

Ciertos deportes, sobre todo con golpes indirectos: el golf, el tenis, pueden ser delicados para un reloj.

Por último tener en cuenta que cuando lleves un reloj a reparar, hay que tener cuidado de donde lo llevas. Por ejemplo un Omega Seamaster 1120 con la ETA 2892 la puede reparar cualquiera porque encuentras recambios fácilmente, pero si es COSC, se pierde al cambiar un volante, un muelle real o cualquier otro tipo de componente interno. Destrozan su esencia.

Muchos comparan el motor de un coche con el movimiento mecánico de un reloj. Pero son cosas muy diferentes, porque mientras que un coche funciona unas pocas horas al día, un reloj lo hace las 24 horas al día y no puede haber fallos en cuanto a precisión. Se usan diferentes tipos de lubricante para cada pieza, y las tolerancias son micrométricas.
Claro, es que es una máquina muy compleja y a la que le pedimos que no falle ni un segundo. A nivel de exigencia son comparables. Sin embargo a nivel de reparación es muy distinto, en un coche no hay que desmontar el motor entero cuando hay un problema. En un reloj, salvo que sea un mantenimiento parcial, sí que se hace. A veces se ha caído una aguja y pensamos que cambiándola ya se soluciona el problema, pero ¿por qué se ha caído esa manecilla? Puede ser por un golpe, y aunque ves el resultado externamente, quizás haya afectado a algún componente interno.

Incluso cuando se rompe el cristal, no es suficiente con cambiarlo, puede que hayan entrado astillas del mismo al interior y haya que hacer una revisión completa. Es necesario entonces desmontar todo el reloj para limpiarlo, mientras que en un coche es más puntual. Hay que pasar una revisión periódica, pero no es necesario desmontar todo el coche.

Hay un tópico en el cine que es el del viejo relojero. Algo que no cuadra con la imagen que tú tienes Miguel, que eres joven. Muchas veces se ve al reparador auscultando con sus oídos la maquinaria para saber si va bien o va mal. Con un viejo despertador de cuerda, de adolescente yo sabía que iba mal, pero iba tan mal que era fácil. ¿Si tú ves, o escuchas un reloj, puedes saber si va fino? ¿O la relojería es algo que hoy en día necesita equipamiento de última generación?
Son las dos cosas. En algunos relojes puedes aprovechar esa tecnología, pero por ejemplo en el reloj de 1870 que te decía, no se podía colocar en el cronocomparador. Ahí es donde necesitas experiencia y mucho de oído. Saber cómo cae el movimiento y cómo funciona de fino.

Cuando trabajé en un servicio técnico rápido ubicado en un centro comercial, había muchísimo ruido de ambiente y era imposible escuchar el sonidos de los relojes. Para los relojes de pared, donde además de saber si está bien centrado con el nivel necesitas auscultar el ritmo, yo trabajaba con un estetoscopio como el de los médicos, era la única forma de hacerlo, con el oído. Los relojes antiguos requieren técnicas de su época.

Con el COVID y las crisis que hemos tenido y que vendrán, estamos volviendo a retomar el hábito de reparar, y la relojería es una gran candidata a ello, desde cambiar la correa a operaciones más complejas. ¿Cómo lo ves tú?
Realmente sí que percibo que hay más ganas de arreglar. Tenemos mucho de eso en el taller, sobre todo relojes antiguos. Relojes que has heredado o que has encontrado en casa. Lo vintage está de moda y gusta. Aunque hay mucha tecnología y relojes de usar y tirar que cuando no funcionan se compran otros, para quién es amante de los relojes o para aquellas piezas familiares o tiene añoranza, quiere repararlo y se repara mucho.

A veces no compensa, según en qué relojes hay que buscar otras soluciones, porque puede costar más el arreglo que uno nuevo, pero si el reloj tiene valor sentimental, entonces no tiene precio.

Entrevista a Miguel Martínez de S’hora des rellotge

Los aficionados nos quejamos que cada vez quedan menos relojeros profesionales exceptuando los cambia pilas. ¿Crees que esto es así, o está cambiando?
Los aficionados a los relojes con internet tienen la facilidad de encontrar los servicios autorizados que puedan reparar sus relojes. Hoy en día hay muchos relojeros que se especializan en algún tipo de reloj o en algún tipo de marca, y no es que queden menos, es que no están a pie de calle.

Lo que se está perdiendo son esas tiendas que en su día montó un señor que era relojero y que ya es mayor, pero que la ha heredado un hijo o un familiar que ya no es relojero, así que lo único que hacen es cambiar las pilas.

Hay muchos relojeros que no están a pie de calle como nosotros, que dan la calidad que exige la marca, pero que hay que buscarlos. Todas las marcas ofrecen en su web accesos a los puntos de reparación, no hace falta que vayas a la tienda, puedes localizar directamente el servicio técnico de tu zona. Parece que no pero hay muchos.

Desde el punto de vista empresarial en S’hora des rellotge, ¿De qué te sientes más orgulloso? ¿Cuál ha sido vuestro mayor éxito y vuestro mayor fracaso?
Empezamos en 2013, un momento complicado, así que estar aquí ya es algo de lo que me siento orgulloso. También de Tempore Lux, una marca mallorquina que ya tiene cierto recorrido, y que apuesta por hacer el montaje en España con nosotros.

Fracasos no. Hay errores, se aprende de ellos y eso es lo que te hace luchar y seguir adelante con cada vez un mejor posicionamiento en el sector.

¿Qué planes de futuro tenéis?
Continuar apostando por lo nuestro. Mallorca tiene muchos amantes y afición a los relojes, queremos ofrecerles más marcas, más certificaciones…

¿Qué reloj llevas puesto y qué otras piezas tienes en tu colección?
Llevo un Tempore Lux Racing One Chrono Mechanical, ahora mismo sólo hay cuatro de estos. Es uno de los prototipos que existen, a la espera de que el próximo mes de marzo nos lleguen los movimientos para hacer el montaje de todos. Este es un panda, con la esfera azul y blanca que es precioso, me encanta.

En mi colección hay muchos relojes. Desde un Lotus, un Casio o un Swatch; también Omega, Hamilton, Tissot… Como relojero tengo grandes opciones, aunque a veces no sean grandes maravillas. Tienes la oportunidad de conseguir buenas piezas a buenos precios, pero otras te gustaría tener piezas que no puedes conseguir.

¿En qué se fija un relojero a la hora de comprar un reloj? La gente “normal” nos fijamos en lo de fuera y en lo poco que conocemos. ¿Y tú?
Es como cuando me pregunta un amigo que le aconseje un reloj, depende del presupuesto que tenga. El reloj primero tiene que entrarte por la vista, pero claro en la maquinaria y la hermeticidad también. En mi caso me fijo en esas cosas que no se ven, los acabados internos de esas marcas que si no son reparables ni siquiera por ti mismo, te desencantan. Es lo malo de pedir consejo a un relojero, porque puedes sacarle fallos a todos. Y los que me gustan, no me los puedo permitir.

Se trata de ajustarse a tu presupuesto y a partir de ahí escoger la mejor opción. Longines que calidad-precio es una de las mejores marcas junto a Mido, aunque aquí en España no haya mucha distribución., pero bueno están volviendo. Tenemos un amigo común que es Dani Nicols que recientemente ha conseguido la concesión de Mido, así que yo ya lo he ido aconsejando a algunos clientes.

Swatch Group cuida mucho la relojería, a diferencia de otras marcas que se dedican a otras cosas como la joyería. Hacen cosas muy bonitas por fuera, pero por dentro te echan para atrás.

¿Cómo ves el futuro de la relojería? Por un lado con los teléfonos móviles y los smartwatches un reloj es cada vez más innecesario, pero por otro veo incluso a chicos jóvenes que llevan un Seiko 5 o un Orient en su muñeca.
Yo tampoco creo que haya crisis. Siempre ha existido aquel Casio calculadora que te lo hacía todo, pero nunca dejaron de existir los Certina, Orient o Citizen de toda la vida. Una cosa puede coexistir con la otra.

En mi otra muñeca llevo una pulsera de actividad, al igual que tú. A los que nos gustan los relojes, puedes seguir disfrutando de tu reloj y al mismo tiempo aprovecharte de la tecnología. Un reloj conectado está muy bien para según qué cosas, mientras que con un reloj convencional puedes ir en el día a día y en cualquier tipo de evento. Hay mucha personas jóvenes que llevan un reloj tradicional. El sector de la relojería va a seguir funcionando.

Hay relojes que no compensa ser reparados, pero eso ocurre con la relojería los móviles o los electrodomésticos. Cuando se estropea tu lavadora y no lo arreglas, porque entre unas cosas y otras cuesta casi lo mismo que una nueva.

Un reloj tenemos la suerte de poderlo usar a los 5, 6 o 7 años, que no es poco tiempo, más tiempo del que dura una nevera, que transcurrido ese tiempo puedes darle un mantenimiento y vuelves a tener garantía de dos años. No importa que te gastes la mitad de lo que costaba el reloj, porque vuelves a tener más años de vida y te has gastado menos dinero. En un reloj de quizás 100€ te lo piensas, según como no vale la pena ser reparado.

Entrevista a Miguel Martínez de S’hora des rellotge

Y también veo que en España las cosas están yendo a más. Se mantienen muchas de las marcas legendarias (Kronos, Duward, Thermidor, …) y tenemos nuevas que han llegado incluso a ensamblar en España como Tempore Lux contigo o Trigalux.
En España somos muy emprendedores, así que hay que seguir adelante.

Mallorca nunca ha sido un impulsor de la relojería, pero desde hace poco os estáis encontrando algunos como tú mismo, Tempore Lux o Safonagastrocrono que cada uno en su disciplina, estáis fomentando la pasión relojera. ¿Cómo ves las cosas a futuro en la isla?
No te creas, Mallorca es la zona donde prácticamente existen mayor cantidad de relojes de sol de toda España. Nos hemos juntado los que mencionabas, Tempore Lux, Safonagastrocrono Club y yo, que de diferentes formas intentamos divulgar la relojería.

Algunos clientes me han pedido que haga vídeos explicando cómo funciona un reloj. Fotos de relojes se ven muchas, pero del interior o de sus problemas no es tan fácil. Así comencé con Instagram haciendo directos, y ahora vídeos en Youtube, se trata de ir subiendo vídeos y explicando sus entresijos para fomentar la cultura relojera.

Quizás aquí no haya demasiada cultura relojera, pero consumo de relojes hay muchísimo. Hay turismo, hay poder adquisitivo, y mucha extranjero residente en Mallorca que sí tienen una cultura de la que nosotros carecemos. A mí me ha venido un señor alemán pidiéndome perdón porque un reloj que yo había reparado le dieron un golpe y se paró. Era como si hubiera arruinado mi trabajo. En España somos diferentes, y abunda más la picaresca. Casi la mitad de nuestros clientes son extranjeros.

Pues esto ha sido todo por mi parte Miguel. Muchas gracias por tu tiempo.
Encantado de hablar contigo Javier. Espero que cuando viaje a Barcelona nos podamos conocer en persona.

28 comentarios en “Entrevista a Miguel Martínez de S’hora des rellotge”

  1. menudo currazo te pegas transcribiendo las entrevistas… Un trabajo de negros que te honra, y además esta entrevista es muy jugosa porque pocas veces tenemos oportunidad de conocer los entresijos de la relojería desde los SAT y desde el personal que trabaja en reparación de relojes. Muchas gracias

  2. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias Cerillo. Ciertamente es laborioso, solamente transcribir son varias horas de trabajo escuchando la grabación repetidas veces. Luego la revisión, la corrección y la publicación. Pero también creo que es algo que vale la pena, una forma de poner contenido interesante a la disposición del público, por más que de aquí a 2 años permanezca casi oculto entre los vídeos más recientes del canal de Youtube. Además, una fuente de consulta futura, que pueda permitirnos resolver alguna duda puntual sin necesidad de escuchar la entrevista completa.

  3. Igualmente te agradezco que hayas transcrito la entrevista, pues yo soy también más de leer que ver vídeos, escrita la puedo leer un montón de veces y en vídeo se me hace largo.

    Como nos acaba de comunicar David de Tempore Lux los movimientos de Seagull del nuevo Racing One ya están casi terminados. y a punto de que le lleguen para que Miguel Angel los vaya montando, seguro que esta larga espera a valido la pena.

    También quiero poneros al día de la situación de mi V-ONE, que en prueba que le hizo Javier comenté que se adelantaba el calendario al roscar la corona. Después hacerle un envío pagado por David y nada más le llegó, me comentó que lo hacía aleatoriamente y por ello no lo había detectado al enviármelo. Como Miguel Ángel anda con mucho trabajo actualmente me ofreció otro reloj completamente nuevo, que yo rechacé por no tener prisa en volver a tener el reloj y generarle un problema con una unidad ya usada. Por ello quiero comentar que estas son las marcas que merecen de verdad la pena, y no te traicionan una vez te han vendido el reloj y se olvidan de ti. Puede parecer que al ser una micromarca no tiene capacidad en casos como este, y es al revés pues para el un cliente satisfecho siempre vuelve y además te trae a otros pues mejor marketing que este no hay.

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias Miguel A.. Te agradezco las palabras. En lo personal yo también prefiero la versión escrita, me permite incluso irla leyendo a trozos o releyendo aquello que me interesa más.

    En cuanto a los Seagull del Racing One, justo hoy recibí el comunicado de David. Estupenda noticia, aunque la impaciencia aumenta deseando que llegue abril.

    El trato que te han dado en Tempore Lux es digno de mención y de reconocimiento, como bien dicen, muchas marcas sólo son marketing. Siempre he dicho que lo bueno de una marca se demuestra cuando las cosas no salen como debieran. Ese soporte, y esa atención demuestran que es una marca recomendable. Ojalá que sigan así.

  5. Esta muy bien el reportaje, aunque yo prefiero verlo , una imagen vale mas que mil palabras, je,je. Pero si soy muy nuevo en esto y es bueno aprender, nunca te acostaras sin aprender una cosa mas

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias Fran. Sois muchos los que como tu me habéis comentado que preferís el formato vídeo, de ahí que decidiera crear el canal en Youtube. En mi opinión son complementarios, el vídeo te da una visión más cómoda y amena del asunto, mientras que el texto te permite un análisis más profundo. Mi intención es seguir manteniendo ambas opciones.

  7. Buenas tardes amigos.
    Enhorabuena por el currazo Javier.

    Ahora como dige en el canal me parece una de las mejores entrevistas sobre horología publicadas en habla hispana.
    ¿Por qué?.
    1- Se nota que el hombre no defiende una marca en concreto, es decir: «he venido a hablar de mi libro» (F. Umbral).
    2- Conocimiento funcional práctico: el servicio técnico te vuelve a renovar la garantía, Longines es una marca buena relación/calidad, citizen….
    3- Tono el que utiliza.
    4- Se nota que ama la relojería, no como otros que son amantes de una marca.
    5- Otros.

    Esta es mi reflexión… que pasen buenas tarde.

  8. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Óscar hostyn. Es un trabajazo, pero cuando ves que es útil a gente como vosotros, vale la pena.
    Está chula la tienda Citizen.

  9. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Estoy totalmente de acuerdo contigo Sergi. Además tiene la capacidad de explicarse muy bien, de hacer fácil lo difícil, y eso abunda aún menos.

  10. Muy buena entrevista, con preguntas oportunas e incisivas que nos interesan a los aficionados, y un profesional -generoso y didáctico en sus respuestas-, que no ha eludido ninguna cuestión comprometida, sin duda va directa a mis marcadores. En la parte en la que compara la relojería suiza con la japonesa, recordé un comentario en el blog acerca de una supuesta preferencia de los relojeros por los calibres japoneses -en el sentido de que éstos serían más resistentes y fáciles de reparar (no sé si aludiría tal vez a los relojes de gama más asequible), aquí sin embargo el señor Martínez da a entender que es al revés.

    La entrevista es muy extensa y seguro que se me escapa temas más interesante que apuntar, pero no he podido reprimir una sonrisa cuando ha comparado el mundo smartwatch con el precedente del reloj calculadora de Casio, no sé como le sentaría ésto a nuestro amigo de ZonaCasio, aunque se entiende a lo que se refiere y realmente creo que tiene razón, quizá nos estemos preocupando demasiado con este asunto sin motivo, éso sí, otro tema son los digitales convencionales que tanto nos gustan, aquí sí pienso que su futuro está amenazado. Muchas gracias por el trabajo y la transcripción, espero que sigas entrevistando a profesionales del sector.

  11. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias Jostma. Yo también la disfruté mucho. De hecho voy manteniendo el contacto más o menos regular con Miguel Ángel y con otros entrevistados, y puedo decirte que él es tal y como aparece en el vídeo. Alguien con la fortuna de poderse dedicar a su pasión. Como suelo decir, yo todas las entrevistas las hago igual. Me documento, me preparo las preguntas y las planteo. Ahí acaba mi trabajo (a parte de gestionarlo, grabar el vídeo o publicar la transcripción). La diferencia la marca el invitado, y Miguel ha sido muy transparente y muy divulgativo, algo que creo que aporta mucho en la relojería.

  12. Cesar José Maestre

    Que lujazo de entrevista. Gracias por compartirla escrita, se que es muy pesado para ti, pero puedo disfrutarla en muchas circunstancias y muy discretamente.
    Ver el punto de un verdadero profesional y con tanta experiencia no es nada fácil.
    Pero en el fondo creo que llevas mucho mérito Guti, por qué es gracias a tu carácter respetuoso y tambien por la trayectoria que muestra tu trabajo. De otra forma dudo mucho que alguien serio te concediera ninguna entrevista.
    Un saludo y gracias Guti.

  13. Gracias a ti Guti, es un placer aprender de ti. Ya se que no tiene nada que ver con este tema, podrias decirme que sabes de la Marca Werax, de donde es y cuando empezo? De Exactime, segun dijiste es una comercial de aqui ¿Pero cuando empezaron? Un saludo y gracias

  14. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Eso mismo pienso yo Cesar José Maestre. Miguel Ángel es alguien serio y respetado en el sector, así que le estoy enormemente agradecido por aceptar mi invitación y por todas las conversaciones que hemos tenido al margen de la entrevista. Creo también que alguien que se presta a ser expuesto en una entrevista es porque se siente seguro, controla su materia y no tiene nada que ocultar. Ese es su caso, y lo admiro.

  15. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Fran. De Exactime apenas hay información, y como ni la tienda ni la marca se han dignado a responderme, no he podido averiguar nada más.
    En cuanto a Werax tengo un ligero recuerdo de la marca cuando frecuentaba foros, por lo que he visto parece que suelen montar calibres soviéticos. Ya nos contarás si tienes algún avance con alguna de las dos.

  16. Fantástica entrevista.

    Hacia el minuto 14 preguntas por las diferencias que hay entre reparar un reloj Citizen con GPS incorporado y un Omega. Buena pregunta, no obstante he echado de menos que preguntases por la diferencia entre reparar un Citizen mecánico (o Seiko mecánico u Orient mecánico) y un Omega. Creo que un pregunta así hubiese dado mucho juego.

  17. Se menciona en otros comentarios que los Racing One de Tempore Lux van a utilizar unos movimientos de Seagull.

    Yo hace unos días regulé un Parnis con un movimiento Seagull ST36 [1] y estoy impresionado con el resultado conseguido: mérito no mío, sino de los diseñadores – es una copia de un movimiento suizo – y del fabricante, que por un precio muy reducido ofrece mucha calidad.

    El tiempo dará o quitará razones, en mi opinión esa apuesta que han hecho en Tempore Lux por un movimiento Seagull les va a salir bien.

    [1] https://www.seagullwatchcompany.com/products/seagull-st36-mechanical-movement

  18. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Tienes razón un relojista. Hubiera sido una pregunta interesante de plantear. De todas formas, volviendo a leer la entrevista, mi conclusión es que en S’hora des rellotge no hay ninguna diferencia entre reparar un Citizen o un Omega automático. Por lo que dice Miguel Ángel de que ellos usan los estándares de la marca más elevada creo que debe ir por ahí la cosa. Como sé que de tanto en tanto nos leen, a ver si nos aclara ese detalle y así nos aprovechamos de él una vez más.

  19. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Yo tengo bastantes Seagull ST36 un relojista. Tanto en relojes baratos como el Parnis Classic S9 o el Geervo Classic GR09-20 (unos relojes idénticos a los Parnis), como en relojes más caros como el AEGAON Peacemaker 53.

    Efectivamente son clones de los ETA/Unitas 6497 y 6498, y funcionan realmente bien. De hecho creo que esa leyenda de que cuando Seagull suministra calibres a terceros lo hace sin engrasarlos creo que es puro bulo. En estos modelos de remonte manual más sencillos pudiera ser que no me hubiera percatado. Pero tengo otros relojes con Seagull automáticos de hace más tiempo y perfecto.

    El Racing One montará un ST19, es decir casi un Venus 175 de los 60 que precisamente Seagull compraría en aquella época. Una de sus gracias es que es un cronógrafo por rueda de pilares, algo imposible de ver a ese precio. De hecho el mucho más caro ETA Valjoux 7750 va por palancas. Si además el ajuste lo hace Miguel Ángel, no me cabe duda de que va a tener un rendimiento y una calidad inmejorable.

  20. Pedazo curro Javier, muchas gracias por transcribir la entrevista.
    La entrevista amena como hasta la fecha nos tienes acostumbrados, cosa que se agradece.
    Se ve efectivamente que Miguel Ángel efectivamente le gusta su trabajo y está especializado, lo cual se agradece por que últimamente es una cosa que parece que ni se valora, ni se quiere pagar.
    Lo de cuarzos no reparables, quizá lo que no sea económicamente viable, tengo un Paul Versan crono, regalo de mí padre hace años y ya lleva dos reparaciones de calibre (Miyota 0S30), cierto que me ha costado más el collar que el galgo, como se suele decir, una fue el motor y la otra no recuerdo, creo que el oscilador, y cada reparación me da que fue 2-3€ más cara que haber cambiado el calibre entero. También es cierto que es un reloj que sentimentalmente no tiene precio, y evito dentro de lo posible llegar a la paradoja de Teseo.
    Y lo de falta de cultura relojera, es lo que he dicho más veces, tengo este reloj por que me lo puedo permitir, es ostentación, el resto me da igual, por mantener la comparativa que dice sobre los coches, si se les para el Patek, no es tan tragedia como que se pare el Rols.

  21. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Te agradezco ese testimonio Lopatin. Hay relojes, no necesariamente caros que tienen mucho valor para nosotros. La ventaja de esos Miyota 0S30 y otros calibres populares es que siempre podremos encontrar recambios, aunque sean procedentes de otro reloj. Para mi la paradoja que se demuestra en estas economías de escala tan asequibles, es que fabricar un reloj de forma automatizada, puede que cueste 20€ o menos. En cambio la tarea artesanal de abrirlo ya va a ser esencialmente más cara.

    Es lo mismo que vemos en neveras, automóviles u ordenadores. A poco que haya que corregir, sale más a cuenta comprar uno nuevo. Creo que es algo con lo que deberíamos terminar, pero no sé si será posible.

  22. Hola Javier, me llamo Salva y llevo ya tiempo leyendo tu blog habitualmente, me encanta como lo haces, la pasión y el esfuerzo que pones, y yo creía que era un raro, pero leyendo a otros compañeros no soy el único al que le gusta más leer que ver videos, y te lo agradezco mucho.

    Por otro lado me ha encantado la entrevista, es un profesional como un pino, y da gusto ver los entresijos de las concesiones de las marcas, y se parecen al mundo de la automoción de alguna manera, soy técnico de inyección y trabajo en un laboratorio, soy técnico oficial certificado Bosch (con examen en la fábrica para la titulación) pero también soy técnico autorizado Delphi, VDO y Denso, con lo que no es excluyente una concesión con la otra y es un detalle que al menos a mí, por la similitud con mi trabajo me da gusto leer este tipo de entrevistas no tan habituales. Un abrazo fuerte y nos seguimos leyendo

  23. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Bienvenido Salva S.. Muchas gracias por leerme, y encantado de que comentes por aquí.

    Lo que explicas de las certificaciones en los sistemas de inyección es muy parecido a lo que explica Miguel Ángel. Por eso creo que son tan interesantes estas tareas divulgativas, nos permiten conocer los entresijos de un mundo que desde fuera tal vez parezca extraño, pero que tiene similitudes con aquello que conocemos.

  24. Estos de Hotmail, son unos ………, me habían puesto esta contestacion en correo no deseado. Muchas gracias por informarme sobre los 2 relojes, de werax no e podido averiguar nada solo lo que tu me as informado, ya que el que me lo vendió me dijo que era suizo, lo cual al decirme tu que es ruso, pues me a desanimado un poquito, ya que con lo bien acabado que esta creía lo contrario. Asi que si alguna vez te acuerdas o sabes cuando empezaron (ya que creo que desaparecieron) te lo agradecería mucho. En cuanto a Exactime ellos se lo pierden, ya que el no dirigirse a ti, ya creo que con eso pierden algo de prestigio, ya que gracias a tu pagina , las marcas se conocen mas, y eso abre mas sus puertas a la gente que busca cierto tipo de reloj. Un saludo Fran

  25. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Fran. Con Werax he visto muchos con movimiento ruso. Quizás si que era suiza y decidió seguir ese camino para reducir costes. Pero vamos, que en cuanto a su historia, no he encontrado nada de nada.

    Muchas gracias por tus palabras. Animan mucho a seguir trabajando en la divulgación relojera.

  26. Muchas Gracias Guti. Si. Yo creo que este es suizo, esta muy bien acabado para ser ruso. Asta en el armis pone la marca. Armis que cuando encuentre alguno parecido, se lo pongo respetando el cierre con la marca, ya que podria ser un modelo junior y me viene apretado, lleva de los años parte del pastico protector de la tapa como fundido a la tapa de los años. (NOS). Seguire buscando, aunque asta hay muy pocos de estos relojes, y creo que de aí , que no haya mucha informacion. Un saludo de Fran

  27. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es increíble la cantidad de marcas que han hecho cosas interesantes y de las que tiempo después ni siquiera se encuentra información Fran. Es el caso de Werax, y uno de los motivos por los que prefiero hablar de cosas o marcas menos conocidas.

    Te rogaría que si descubres algo al respecto nos lo hicieras saber.

Deja un comentario