Figgën Manhattan

Admito que después del Vintro Le Mans 1952 Automatic y el Creux Automatiq Diamondback CA-06, tenía ganas de volver a entrar en la relojería española, el último modelo fue el Benetti Watches UNO SW2 y de aquello hace más de 4 meses. Porque aunque por el nombre parezca finlandesa, noruega o sueca, Figgën Watches es una marca española, de Lugo (Galicia) concretamente y fundada en 2018.

La propuesta de Figgën Watches pasa por crear relojes que se salgan de lo común en cuanto a diseño, pero sin resultar estridentes. Apostando por materiales y acabados superiores a los de su segmento, y con especial atención a los detalles. Por el momento sólo cuentan con un modelo, serie como ellos lo denominan, el Manhattan, un reloj de concepción bastante minimalista, pero que huye de la simplificación máxima que tenía por ejemplo el Lilienthal Berlin Zeitgeist para darle un aire de sobriedad y vanguardia. El toque de originalidad lo aportan sus colores de esfera (verde, azul, blanco y negro), y sus diferentes correas a escoger (piel de becerro, nylon, y milanesa de acero).

Como soy muy previsible, la opción elegida es quizás la de esfera de color blanco, quizás la menos original, pero que le vamos a hacer, es mi obsersión por los diales de color claro. La opción de correa ha sido la maya milanesa de acero, el denominado Manhattan Series 897 White.



Ficha técnica

GéneroHombres
CajaAcero inoxidable 316L. 42mm de diámetro sin contar la corona. 11mm de alto
CoronaA presión de acero
EsferaBlanca
BiselFijo de acero
CristalZafiro
Lumen
TraseraAcero roscada
CorreaMilanesa de acero de 22mm de ancho
FuncionesHora, minutos, segundos
Resistencia al agua10 ATM
Peso72g sin correa
MovimientoMiyota 2035
Complicaciones
Prestaciones+/- 20 segundos/mes. 3 años de duración de pila.
OrigenEspaña
Garantía2 años
PVP189€
DistribuidorFIGGËN International Watch Group

Presentación

El Manhattan viene en una caja de piel sintética negra con letras blancas, y bastante compacta. Salvo el tacto exterior, que es como si fuera un poco gomoso, no tiene nada de particular.



Cuando la abrimos, destaca el reloj de gran tamaño, sobre la almohadilla de cartón y la etiqueta de la marca.



El manual que hace las veces de tarjeta de garantía, incluye una nota de agradecimiento, y una descripción sobre la filosofía de la marca y el reloj que me encanta. Una pena que no la ofrezcan para descargar desde la web, y que pudierais leerlo enterlo. Eso sí, solamente en inglés. Como cortesía, dos adhesivos de la marca.



Diseño y construcción

Con respecto al misterioso nombre de la marca Figgën, la explicación es bien sencilla. Buscaban una marca que no se limitase a España solamente, y que les permitiera expandirse internacionalmente. Que pudiera tener aceptación en cualquier mercado, y que a su vez, llamara la atención y fuera diferente. Con Figgën lo han conseguido, aunque admito que a mi personalmente, aún me cuesta de recordar. Así que Figgën, no tiene ningún significado, es una invención. Sin embargo, la denominación del modelo, Manhattan, sí que es relevante. Es un reflejo de cuando Javier, uno de los fundadores estuvo viviendo en Nueva York, le parecía que aquella ciudad reflejaba el espíritu emprendedor con el que querían identificar a su primer modelo, y también la marca.



El Manhattan tiene una concepción muy clásica de reloj de tres agujas sin fechador, sin embargo, pequeños detalles en su estética, le dan el aire de modernidad que buscan sus creadores. La caja es de acero inoxidable 316L de 42mm de diámetro sin contar la corona. Con 11mm de alto y 76g de peso, es un reloj contundente, que parece hecho para durar. El delgado bisel externo es pulido, mientras que el resto es cepillado.

La esfera de color blanco y de inspiración minimalista, no renuncia por ello a los detalles. Por ejemplo el mosaico en diagonal, que a diferencia del Creux Automatiq, no sólo embellece la esfera, sino que además facilita su lectura aumentando el contraste, y proporcionando una sensación de profundidad extra. Los numerales son minuteros en vez de horarios, y de pequeño tamaño, dejando así la esfera sin contaminar. Sin embargo van pintados, creo que aplicados habrían dado un mayor carácter y prestancia al reloj.



El bisel interno es bastante grueso, casi tanto como en los Seiko Military (SNZG). Es una solución que a algunos les gusta, porque da volumen y ayuda a centrar la vista en el reloj, pero que evita que las manecillas puedan llegar hasta el extremo.

Hablando de manecillas, aplican una solución que aunque obvia, no he visto en ningún otro reloj hasta el momento, y es que cada una es de un color diferente. Va más allá del UNDONE Basecamp, que resalta solamente la saeta horaria. La segundera tiene además un diseño con contrapeso, y la punta indicadora es romboidal.



Según las especificaciones de la marca, no queda claro si el cristal es mineral con un recubrimiento de zafiro, o completamente de zafiro. La tapa trasera indica lo segundo, que es todo zafiro. Por mis pruebas, en efecto lo es, pero no puedo determinar si solamente la capa superior, o todo. Es plano, lo que me gusta mucho, pero no lleva tratamiento antireflejos.

Lleva lumen, pero solamente en las dos agujas principales, lo que nos permite salir del paso. No ofrece un rendimiento majestuoso como en los relojes de buceo, pero sí que me parece que es mejor que en otros relojes de este estilo, muchos de ellos, que ni siquiera cuentan con luminescencia.



La corona va firmada y es a presión, todo un logro considerando que ofrece 100M (10 ATM) de resistencia al agua, esto es, podemos nadar con él.



La trasera es roscada y también de acero inoxidable, con la información básica grabada por láser.



El brazalete tipo maya milanesa de 22mm de ancho es excelente. La cota de maya es muy suave y flexible, y eso que es gruesa y masiva. Para que os hagáis una idea, el reloj completo lo he pesado en 130g, casi tanto como el AEGAON Tabula Rasa, que es de mayor tamaño. La venden también por separado, al precio de 49€. Los acabados y el cierre firmado son buenos.



Movimiento

Los Figgën Manhattan montan un calibre Citizen/Miyota 2035. Un calibre básico y asequible, pero también fiable, lo que lo hace muy popular. No tiene grandes refinamientos, pero funciona bien. Una precisión de +/- 20 segundos por mes, y una autonomía de 3 años con una pila de botón SR626SW. Puedes descargar las especificaciones técnicas aquí (333 KB. en formato PDF).

Hubiera estado bien subir hasta la versión Super 2035 incrementa la precisión a +/- 15 segundos/mes y la autonomía hasta los 4 años; más que nada para darle algo más de exclusividad al reloj.



Sensaciones

En la muñeca se nota que lo llevas, y eso me gusta. Además, tengo que volver a alabar la milanesa, muy cómoda, suave, y respetuosa con el vello del brazo. La legibilidad es buena, que es lo que esencialmente busca un comprador de un reloj sólo hora. La aguja segundera llama mucho la atención, con casi tanta personalidad como la del Rolex Milgauss, y para mi, superior a la del Mondaine SBB.



La segundera pide a gritos un movimiento mecánico de barrido continuo, una mecánica que aumente el disfrute del reloj.



Conclusiones

Me parece que en FIGGËN International Watch Group lo han hecho muy bien con este primer modelo, el Manhattan. Es verdad que con precios que parten de 169€, es más caro que productos similares, aunque se nota que el diseño y los materiales no son tampoco iguales. La robusta caja, el cristal de zafiro, o los componentes o fornituras que parecen diseñados especialmente para Figgën, en vez de utilizar modelos genéricos, incrementan inevitablemente el precio.



▲ Más▼ Menos
Diseño elegante y moderno
Buenos acabados
Calibre de cuarzo básico

4 comentarios en “Figgën Manhattan”

  1. Tiene muy buena pinta el reloj. Y yo diría que una correa tipo NATO, pero de dos piezas, y de color verde oliva o negro combinaría muy bien.

    A mí modo de ver, este reloj ‘pide’ tres cosas más a cambio de un incremento razonable en el precio de venta.

    Una, como ya se indicó, mejorar el lumen; a mi modo de ver, aplicarlo también en los indicadores más externos de la esfera. Otra, poner corona a las 4 en vez de a las 3. Y la última, si nos quedamos en el cuarzo, subir la apuesta que hace Guti de un movimiento Miyota Super 2035 a uno termocompensado.

  2. Hay versiones del Manhanttan con correa textil NATO como el series 877 green que me parece muy bonito un relojista, sin embargo por lo que se ve en las fotografías es de una pieza. Personalmente encuentro también más cómodas y prácticas las de dos piezas, aunque tengan menos esencia.

  3. Bonito en general. La esfera es original, hay que reconocérselo. PERO, yo no termino de verle al menos al que tú has probado Guti, esas agujas y en esos dos tonos. Creo que de ser las mismas formas, más bonito estaría que fueran las mismas agujas, pero con contorno negro y ahuecadas (sin lumen). Sin embargo, en el de esfera verde por ejemplo, sí veo más conjuntadas las dos agujas tal cual.

    La marca, no me gusta. No me dice nada. ¿No podían haber ideado algo más original también en lo internacional, y tirando de algo del terruño gallego? No me lo puedo creer… ¿y Manhattan por qué? Ni siquiera es art-decó o mezclado con algo de victoriano colonial… Lo siento, si no es por ti y tu blog Guti, yo veo este reloj por ahí y como dijo UN RELOJISTA en otra entrada reciente, yo lo veo y pienso «otro reloj chino»… barato, o no tan barato. Que además, te digo una cosa: hasta que lo ves de lado con su terminación cepillada o su trasera con la tapa roscada, visto de frente es un calco el molde al de la caja de un Radiant Boss el cual tengo. Hasta en ancho entre asas coinciden, 22 mm. Claro, que el Radiant en cuestión es un relojillo de 30-35 euros en tienda, con maquinita Epson-Seiko de la más normalucha y la caja es de latón o aleación con tapa trasera en acero a presión. Pero ya digo, las formas de asas y visita frontal, bisel… son gemelos.

    Y con eso último, el precio, llego a lo que sí le veo injustificable: este reloj es caro como me lo parecen muchos GUESS ó FOSSIL. Y más con esa maquinita que le han equipado. En cuarzo, hasta ese precio, y siendo un reloj solo, siendo un reloj con buena caja de acero, estanco hasta 10 atmósferas estáticas hay maquinarias nada caras, pero mucho mejores. Incluso suiza (Ronda). En este tipo de relojes, solo hora, más o menos minimalistas de diseño de esfera, con o sin fechador de algún tipo, segundero grande o pequeño o sin él… HAY PARA ABURRIR. Y no digo ya por 150 euros, si no por en torno a 100 y menos. Y ojo, con calidad y maquinaria superiores también. Igual no todos WR100, eso sí, pero WR30 y WR50 sí. Aunque bueno… en Candino siendo cuarzo (Ronda) por 150 euros tienes relojes del estilo, WR100 y hasta con cristal de zafiro.

    Y si es en Citizen o Seiko, tiene que ser para meterse en el catálogo o pedir que te enseñen por ahí de los que no tengan expuestos en tanta cantidad… que por hasta 150 euros en ese estilo, te llevas un relojazo, Eco-Drive, y si pillas oferta puntual igual hasta solar o Kinetic en Seiko.

    Está la cosa dura…

  4. Lo del precio es complicado Alejandro. Figgën vende muchas menos unidades que Citizen, Seiko o Guess, así que sus precios unitarios son más elevados. Lo compensan dándole un diseño propio, pero hasta que no superen una masa crítica y tengan más modelos, será difícil que los rebajen.

Deja un comentario