';

Los teledirigidos de Rico

Ya comentaba en Juguetes que desaparecen que Rico S.A terminó cerrando en 1984. La empresa inicialmente conocida como Verdú y Cia que había comenzado su andadura en 1922 con un tipo de juguete que me pareció revolucionario y que es el protagonista de este artículo.

Recuerdo la marca porque para un niño a quien le gustaban los coches, Rico era el no va más. No solamente eran buenas reproducciones a escala de los modelos reales, sino que además se telecontrolaban. Inicialmente iba teledirigidos por cable, y luego usaron el radiocontrol. Sus vehículos teledirigidos, y digo vehículos porque no sólo eran automóviles eran el deseo de cualquier niño. Tuve la fortuna de que de muy pequeño me regalaran un Seat 131 de bomberos, al que de más mayor vendría el de asistencia SEAT o el de ambulancia. También la furgoneta Ebro que pese a la cantidad de kilómetros que debió recorrer aún la conservo.

Sin entrar en los modelos/maquetas (de las que aún conservo un Seat 1500), ni los de fricción, fabricaron un montón de vehículos teledirigidos. Y aunque entre ellos había variantes con diferentes decoraciones, y los diferentes modelos reaprovechaban elementos, la variedad fue enorme. Fueron tan prolíficos que no pretendo desarrollar un listado exhaustivo, solamente rendirles homenaje.

Seat 850 Coupe

Se vendió en diferentes colores.

Los teledirigidos de Rico

Seat 124

Lo he visto con diferentes decoraciones: Policía municipal, berlina, guardia civil, …

Los teledirigidos de Rico

Los teledirigidos de Rico

Seat 1430 familiar

Se vendió en ambulancia, autoescuela, guardia civil, … He visto versiones teledrigidas y por voz.

Los teledirigidos de Rico

Seat 131 familiar

Se vendió como ambulancia, bomberos, SEAT, …

Los teledirigidos de Rico

Los teledirigidos de Rico

Los teledirigidos de Rico

Camión Pegaso

Los teledirigidos de Rico

Trailer Pegaso

Los teledirigidos de Rico

Furgoneta Ebro F-275

La furgoneta Ebro también tuvo muchas variantes: Ambulancia, policía, bomberos, RTVE

Los teledirigidos de Rico

Autobús Mercedes Benz (Ricobus)

El autobús de Mercedes-Benz tenía nombre propio, el Ricobus. Se vendió en diferentes colores.
Los teledirigidos de Rico

Mercedes 250

El Mercedes 250, que solamente he visto como radiocontrol monocanal.
Los teledirigidos de Rico

Mercedes clase G 300 4×4

El Mercedes G300 de Rico que era radiocontrol
Radiocontrol

Los teledirigidos de Rico

Porsche 928

El deportivo más deseado que estuvo disponible en versión teledirigida y radiocontrolada multicanal.
Los teledirigidos de Rico

Mercedes 450

La lujosa berlina de representaciòn que estaba disponible como policía o vehículo privado.
Los teledirigidos de Rico

24 comentarios en “Los teledirigidos de Rico”

  1. Buenos días amigos de la bitácora.

    Aunque en mi casa nunca fuimos de motor, reconozco la calidad de este producto made in «nuestro». Lo que pasa es que este tipo de producto poco tenía de juego, más bien, parece de coleccionista. De niño era muy destructor… ja ja ja.

    Que pasen un feliz Sábado, amigos.

  2. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    A mi como me gustaban, los cuidaba bastante Sergi, pero claro, con la de kilómetros que llegaron a hacer, incluso en la calle, al final terminaban desfalleciendo. Grandes tiempos los de la juguetería española de entonces.

  3. Este post me ha generado tanta nostalgia… siempre me han encantado los coches y las motos y, por supuesto, los Reyes Magos lo sabían. Tuve tres modelos de Rico: dos furgonetas Ebro, una la de policía que aparece en el post y otra de color amarillo que creo era de RTVE. Y la que para mí era la joya de la corona, el Porsche 928, color negro y sin cable. Un mando a distancia con un volante y una palanca para marcha adelante y atrás. Fascinante levantarle los faros y que éstos se encendieran. Grandes recuerdos de grandes juguetes.

  4. Me encantan las fotos de los chavales haciendo de modelos en la caja, lo clavan. El del chiquillo haciendo de camionero es el no va más. De hecho, muchos de los atractivos de estas cosas, incluso a veces más que el juguete, eran los diseños de las cajas, totalmente alucinantes incluso superiores en muchos sentidos a los de hoy, tan anodinos y faltos de imaginación y en donde se abusa tanto de la infografía y el diseño por ordenador de las fuentes.

  5. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Bienvenido Juan D. Perán. Encantado de que te hayas decidido a comentar. El caso de Rico es espectacular, pero el de tu Porsche 928 más aún. Hay que pensar que en la España de aquella época, con el poder adquisitivo que había y los impuestos a la importación, alguien normal vería un 928 en la calle quizás 5 o 6 veces en su vida. Más o menos como hoy sería un Bugatti Chiron. En juguetería no era habitual que pudieras encontrar esos modelos, cosa que ahora se reproduce cualquier cosa. Y si encima era de calidad Rico, y tan avanzado como el radiocontrol resultaba impresionante.

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Tienes mucha razón Reflejo Creative, las cajas eran espectaculares. Las veías en la tienda y querías ser como ese niño. Pero es que además, querías ser así de mayor. Es algo que jugaba con la imaginación, no como ahora, que todo son fotografías y renders donde hay poco espacio para inventar. Con tantos años de historia, se percibe también la evolución de las cajas, algo que no se apreciaba en su época pero que es interesante.

    Eso por no hablar los dioramas a maxi-escala que requerían esos modelos y que se veían en los anuncios de televisión.

  7. Cesar José Maestre

    Que modelos tan hermosos! Me da mucha nostalgia, de muy chico tuve un auto de policía controlado con cable. Era casi todo negro, de esos autos americanos muy grandes creo recordar. Hasta donde recuerdo el nivel de detalle no se le acercaba a estos Rico, se notan muy superiores. Aún se me viene a la memoria cierto aroma que tenían, como a plástico caliente, no se describirlo bien.
    Un saludo a todos! Muchas gracias Guti por compartir con nosotros

  8. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Eran unos juguetes muy especiales Cesar José Maestre. Yo también los recordaba enormes, hasta que me pasé por casa de mis padres a verlo. En el contexto actual no son tanto como nos parecía, son de buen tamaño, pero los recordamos gigantescos porque nosotros éramos muy pequeños.

    Eso me recuerda un coche de policía americano que tuve, no recuerdo la marca, lo compré de más mayor en un mercadillo de cosas usadas, no funcionaba bien, pero estaba fabricado de chapa, y eso me dejó impresionado.

  9. increibles juguetes, especialmente me ha impresionado el autobús Mercedes. Extrañamente en mi caso nunca me dio por lo coches radiocontrolados (y éso que recuerdo de niño aquella escena del comienzo de «Poltergeist» donde unos chavales juegan con ellos), tan sólo los típicos coches 1/64 tipo Guisval y demás. Muchas gracias por la reseña, ya echaba de menos una de éstas.

  10. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Yo le daba a todo Jostma, y recuerdo con cariño los Guisval. De hecho hace unas semanas los vi en una tienda y me picó la curiosidad. A ver si me decido y los veo, aunque creo que me va a decepcionar.

  11. Saludos a todos.
    ¡¡Qué hermosos!!, una maravilla de artefactos que nos hicieron la vida de miel en nuestra infancia ( y en la adultez también para algunos, pues tengo un amigo mayor que tiene una colección como de 300 piezas), acerca de estos que muestras Guti, tuve uno que otro de metal, pero los que abundan aquí son los de madera y de esos tuve varios.
    Gracias por este artículo que nos ha transportado al pasado.
    Les mando un abrazo desde México.
    ¡SALUD!

  12. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muy afortunado tu amigo RICARDO. Supongo que nosotros le dimos más prioridad a los relojes que a los coches. En mi caso, 300 coches sería imposible que me cupieran en casa, jaja.

  13. Solo te comento que no todos son eléctricos, tiene docenas de los carros de Mattel y de otras marcas, de los pequeños a escala y algunos de ellos son valiosos. Algunos los compró de medio uso en USA. Este señor es dueño de un taller mecánico y también es amante de las bicis de carreras.
    Un abrazo Guti
    ¡SALUD!

  14. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Bonita colección debe tener por lo que describes RICARDO. Las bicis de carreras en cambio nunca me motivaron demasiado, sí en cambio las de montaña.

  15. Qué recuerdos! yo tuve un Citroen tiburón que juraría que era de esta marca, por lo menos el mando con cable era exactamente igual. Gracias por aflorar estos recuerdos

  16. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    No todo van a ser relojes scdone123. Con estos juguetes vivimos también una época, ya desaparecida que vale la pena rememorar y homenajear.

  17. En relación a la nota de SCDONE123, sobre el Citroen Tiburón, decir que era de la marca PAYA. Era espectacular. Muy bien conseguido. No todos los niños lo podian tener en aquella época. Yo no lo tenía, pero un amigo sí. Saludos

  18. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Yo tuve tres 131 familiares y una furgoneta Ebro/Avia José. Sólo conservo uno de los 131 y la furgoneta, desgraciadamente en muy mal estado por todo el uso que le di. Ciertamente me encantaría poderme hacer con uno en buen estado. Bienvenido a este espacio.

  19. Pues conservo el Formula Uno de Rico. Está por suerte bien conservado, ya que de pequeño cuidaba bastante los pocos juguetes que me traían los reyes. Quise que mis hijos lo disfrutarán también, pero claro, ya son otras épocas, y al final no le hacían caso. Lo tengo en el trastero, un recuerdo polvoriento que me habéis recordado. PD. Con pegatinas de Martini, impensable hoy un juguete con publicidad de bebidas alcohólicas.

  20. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias a ti José. A ver si me pongo con un nuevo artículo sobre juguetes retro, que es un tema que tengo algo abandonado.

  21. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    ¡Qué maravilla Xiquet de l’horta! Yo también era muy cuidadoso, pero estos coches debían tener en mi caso literalmente kilómetros. A menudo los sacaba a la calle y los llevaba mientras caminábamos, así que el desgaste era evidente. Esto me trae a colación el tema de las cuatro pilas «gordas» (tipo D). Duraban muchísimo, pero en aquellos tiempos eran enormemente caras y recuerdo que mis padres me las racionaban. Así que cuando se descargaban por completo había que guardar el vehículo en el «parking» a la espera de que llegaran nuevas pilas.

Deja un comentario