';

Reportajes de los lectores: La ingeniería de la «obsolescencia programada»

No es raro que algunos de los lectores os animéis a publicar vuestros artículos como un reportaje de los lectores. El último fue el Reportajes de los lectores: Hormas Bexley de Sergi. Pero hasta ahora todos han sido reseñas u opiniones de productos. Hoy traemos, porque es una argumentación sobre un concepto en general, una especie de reflexión en voz alta que está magistralmente explicada y justificada. A raíz de un diálogo tuitero con Fernando Herrero de Lab Fawno en Twitter en el cual explicaba las razones por las que los productos duran menos de lo que nos gustaría, se animó a redactar este didáctico e interesante contenido. En lo personal le estoy enormemente agradecido por ello.

Pero aún hay más, porque los más fieles conoceréis a Fernando por sus estupendos aportes científicos en forma de comentario, me ha corregido muchas veces, todas ellas con motivo, especialmente en cuanto a conceptos eléctricos y electrónicos. No era de extrañar que siendo una materia que domina, la ingeniería electrónica, este sea uno de esos reportajes de referencia.

La ingeniería de la «obsolescencia programada» (Por Fernando Herrero)

Cada vez que escucho «obsolescencia programada» me pongo de mal humor porque se usa con un significado y connotación errónea. La obsolescencia programada es una de las victorias de la ingeniería tan necesaria como útil, es la razón y la herramienta que nos permite ser cada vez más eficientes en el consumo de recursos como sociedad (tanto de materiales como energéticos).

Hablaré desde lo que conozco, de cómo nuestros dispositivos electrónicos han ido evolucionando desde «cacharros» eternos y reparables hasta los actuales artilugios tecnológicos de «usar y tirar» como teléfonos y relojes inteligentes.

Los primeros circuitos electrónicos que componían monstruos como el primer ordenador de propósito general (ENIAC 1946, John von Neumann y otros) se basaban en válvulas de vacío, relés y otros componentes electromecánicos de gran tamaño. Dichos componentes hacían prácticamente imposible la automatización de la fabricación. Además eran frágiles, poco fiables, su vida útil era escasa y el consumo enorme. Y sin embargo dichos circuitos eran reparables en manos entrenadas (bastaba con saber detectar los componentes estropeados y como cambiarlos), por lo tanto podemos considerar dichos circuitos «eternos».

Y sin embargo los ingenieros que diseñaron dichos circuitos no pretendían que estos duraran para siempre: era una consecuencia de las tecnologías empleadas.

El transistor (BJT 1947, John Bardeen, Walter Houser Brattain y William Bradford Shockley) supuso el comienzo de la era de los semiconductores. Supusieron una revolución: circuitos más pequeños, más fiables, más robustos y con menos consumo. La automatización de la fabricación de circuitos con semiconductores aún estaba lejos de ser viable y además ahora para reparar los circuitos se necesitaba un técnico especializado. Sin embargo aún eran circuitos eternos gracias a su reparabilidad.

La tecnología de los semiconductores ha permitido ser más eficientes en cuanto a materiales y energía: ahora una radio es más pequeña, necesita menos materiales para su fabricación, es más robusta y duradera y requiere menos energía: nacen los radiotransistores alimentados por baterías. El coste también baja.

Los circuitos integrados (CI, también denominados «chips», 1950, Werner Jacobi) suponen la siguiente gran evolución de los semiconductores: encapsular todo un circuito electrónico dentro de un empaquetado (conocidos como «garrapatas negras») con unos conectores para su conexión eléctrica. Al empaquetar partes de un circuito electrónico dentro de un encapsulado se facilita la fabricación automatizada, bajando los costes de fabricación. Además se disminuyen los materiales necesarios para fabricar los circuitos y se vuelve a reducir el consumo de los mismos. El tamaño y el peso también se reduce, aumentando la robustez y fiabilidad. La reparación de los circuitos electrónicos aún es posible, pero es necesario personal especializado y se está supeditado a que las piezas de repuesto (los CI) sigan estando disponibles. Los dispositivos electrónicos dejan de ser «eternos» y sus posibilidades de reparación se reducen por primera vez.

La tecnología de los CI permite tener aparatos cada vez más asequibles, requieren de menos materias primas para su fabricación y son energéticamente más eficientes, pero con un precio: ya no se podrán reparar de manera indefinida.

Los microprocesadores (uP, 1971, Intel) no suponen un cambio tecnológico en sí, ya que un microprocesador sigue siendo un CI, pero suponen la confirmación de la tendencia de aumentar la integración de los CI. Si antes la CPU de un ordenador requería de una placa de grandes proporciones, en un mismo chip se integran las partes fundamentales que la componen obteniendo lo que se denomina como microprocesador.

La escala de integración es la manera de determinar la cantidad de transistores que se encapsulan dentro de un chip. A mayor escala de integración, mayor número de componentes dentro del chip y por tanto más pequeños son. Cuando los fabricantes hablan de procesos de fabricación de 28nm (nanómetros, milmillonésima de metro o millonésima de milímetro) nos están hablando del tamaño medio de los transistores integrados dentro del chip.

El siguiente salto fue la integración de todo un sistema dentro de un chip: sistema en chip (SoC). Pero no existe ya una nueva tecnología de semiconductores, simplemente una mejora de los procesos existentes.

Al mismo tiempo se empiezan a emplear técnicas de fabricación automatizadas, se desarrolla el montaje sobre placa (SMD). Los componentes «tradicionales» tienen unos conectores que se hacen pasar por agujeros en las placas de circuito impreso (PCB) y se sueldan en la «cara de abajo» (la contraria a la cara donde está el componente). Los SMD se colocan y sueldan en la misma cara, son componentes mucho más pequeños y prácticamente requieren de máquinas para su montaje.

La alta integración de los CI y los SMD son tecnologías que siguen la evolución que persigue reducir las materias primas necesarias, permitir la fabricación automatizada, reducir el consumo de energía, aumentar la robustez y fiabilidad. Sin embargo el precio que se paga es la reparabilidad: con sistemas altamente integrados la disponibilidad de piezas de repuesto (CI) es fundamental, pero al ser chips muy especializados se fabrican sólo durante un tiempo limitado. El sistema SMD solo permite la reparación a personal con alta cualificación y herramientas especializadas, además no siempre es posible la reparación.

La tecnología de semiconductores que aumentaba la fiabilidad de los componentes electrónicos hasta casi hacerlos eternos se ve empañada por la misma tecnología que nos permite ahorrar en materias primas y energía: la alta integración. La alta integración nos provee de dispositivos minúsculos, con un coste de fabricación ridículo y que requieren una minúscula parte de la energía que los dispositivos equivalentes de hace 20 años.

Lo puedo hacer rápido, bien y barato: elije dos.

Además en los últimos años han aparecido tecnologías de semiconductores maravillosas, como las pantallas OLED. Sin embargo dichas tecnologías presentan cierta degradación con el tiempo: envejecen. La alta integración también conlleva trabajar al límite de la tecnología de los semiconductores, lo que supone que en pocos años se pueden observar efectos que antes sólo se veían tras décadas de funcionamiento. No se trata de un fallo de ingeniería. Se trata de un cálculo preciso de todos los factores de un producto en el que también se incluye el coste de fabricación, el tiempo promedio de fallo y lo que el usuario aceptará.

Y esto último es muy importante: un usuario puede aceptar que un dispositivo barato falle mucho antes que uno caro. También se cuenta el tipo de usuario y uso: profesional, aficionado, moda. Y esto se incluye en los cálculos.

74 comentarios en “Reportajes de los lectores: La ingeniería de la «obsolescencia programada»”

  1. Xiquet de l'horta

    Buenos días. Como siempre, excelente artículo. Está claro, cada cual arrima las ascuas a su sardina. El ingeniero tiene sus argumentos y el consumidor los suyos. Hay muchos puntos que debatir. Miren, lo puedo extrapolar, si me lo permiten, y salvando las distancias, a la vida de las personas. Imaginen la vida de algún «celebrity» que muere muy joven, pero habiendo vivido al máximo disfrutando y experimentando experiencias y emociones fuera del alcance de cualquier mortal . Ahora pongo en el otro lado la vida de una persona media, que muere triplicando la edad del anterior, pero que en su larga vida, aún habiendo vivido mucho, no tendrá ni una cuarta parte de experiencias que el primero, aunque esas sean autodestructivas. Con que vida se quedan?. Saludos, y feliz domingo.

  2. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muy interesante la dicotomía que planteas Xiquet de l’horta. Haciendo trampas todos nos quedaríamos con la intensidad del primero y la extensión del segundo. Pero como digo es trampa… Yo tengo un dilema más, en el ejemplo de la celebrity, ¿por qué tendemos a pensar que tantas experiencias son positivas o que aportan felicidad? Me explico, también sobre tópicos: Fiestas, drogas, deportes, viajes… Quizás nada de eso les satisfaga, y lo hacen porque tienen que hacerlo, porque se ven llevados a ello.

    El caso de la persona longeva tendemos a asociar que no es feliz y que no ha hecho nada, sin embargo el hacer o no, no es tanto algo físico (viajar, comprar o tener), sino más bien algo personal que te haga sentir realizado. Ya sea criar hijos, escribir un libro, o sencillamente aprender a cocinar o ser más amable.

  3. Xiquet de l'horta

    Muy bien Guti. Hay es donde quería llegar. Pongo un ejemplo que tengo; Radiocasete Sanyo, 45 años y sigue funcionando como el primer día, ninguna avería. Altavoz inteligente, a los 14 meses a la basura. En mi caso, prefiero el Radiocasete.

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Creo que todos tenemos ejemplos similares Xiquet de l’horta, en mi caso con un Radiocasete Sony. Sin embargo, y te cuento mi experiencia, fue carísimo, lo compró mi padre en Canarias, es decir, además fue difícil de conseguir. No creo que esperase que durara 45 años, pero sí al menos 10 o 20. Por contra, ese altavoz Bluetooth, no sé lo que costó, pero seguramente fue barato. Quizás no esperabas que durase 14 meses, pero tampoco esperabas 20 como el radiocasete. Aquí el dilema es que no en todo necesitamos o queremos que dure, aunque en algunas cosas sí.

    Justamente ayer hablaba con Sergi sobre algo parecido, y nuestra mentalidad. Parece ser que en Reíno Unido está bien visto que lleves un abrigo de hace 30 años, demuestra que es de calidad. En cambio aquí te miran mejor si llevas algo barato pero nuevo.

  5. Xiquet de l'horta

    Es lo que pasa en el frenesí consumista de nuestra sociedad. Se nos ofrecen muchas cosas, algunas más o menos asequibles, y para acabar de redondear, encima pasan de moda, o quedan obsoletas en un abrir y cerrar los ojos. Esto hace que perdamos ese sentimiento de valor y apego a las cosas. El radiocasete que mencioné en mi anterior comentario, lo rescaté hace años de casa de mis padres. Estaba olvidado en un rincón. Nadie lo quería. No me acordaba de el, y cuando lo vi, no dudé en llevarlo a mi casa. Actualmente lo tenemos en la cocina, y lo utilizamos diariamente. Pero, el sentimiento que me proporciona es muy grato. Recuerdo siendo niño cuando lo compraron mis padres. Llevaban un tiempo mirando en diferentes tiendas, hasta que por fin, se decidieron. Recuerdo la tarde en la que vino un señor de la tienda a traerlo. En casa nos hizo lo que hoy llamaríamos un » unboxing» del producto y nos enseñó su funcionamiento y mantenimiento. Ojo, para un simple radiocasete, menudo servicio que daban las tiendas, igual que Amazon y demás ahora. También es cierto que para el año 78 valía un pastizal. Creo recordar que sobre 10.000 pesetas, que para el sueldo de un obrero padre de familia, no le quedaba otra que pagar a plazos. Si, un radiocasete pagado a plazos. En definitiva, un pedazo de historia de mi vida. Recuerdo como nos peleamos los hermanos por cogerlo, de mi padre oyendo fútbol los domingos, de como mi madre escuchaba música mientras hacía las tareas de la casa, y de cómo pasaba tardes haciendo los deberes o estudiando con el radiocasete en pause, esperando grabar la música que me gustaba. Ahora, ocupa un lugar privilegiado en la cocina, y causa admiración de las visitas que lo ven con asombro, y tanto mi mujer como mis hijos y yo lo seguimos disfrutando. Sin embargo, ese altavoz de » ultacoña» igual que vino, se fue. Sin apenas dejar rastro. Pero no pasa nada, los Reyes Magos ya se han ocupado de traer otro que lo reemplaza, aún más moderno y que no se cuanto podrá durar en manos de mis hijos. Mientras, el Sanyo, impasible, cumpliendo años, ahora en la cocina.

  6. Para mi lo que explicas, en lo que estoy totalmente de acuerdo, no es lo que yo entiendo cómo obsolescencia programada (negativa)
    Obsolescencia programada, la negativa, es que se deje de dar soporte a equipos, pasados pocos años, aunque funcionen bien, o cuando se incluían en algunos equipos (no diré marcas) fusibles programados por tiempo para que el equipo tuviera que ir al servicio técnico (aunque sólo fuera para cambiar el propio fusible)
    Muchas gracias por tu explicación, porque pone en su sitio algunas creencias, incorrectas, de que lo antiguo era mejor
    Saludos

  7. En cuanto a la obsolescencia de un producto hay que tener en cuenta que tiene varias caras.
    Por un lado la tecnológica/industrial, si la tecnología se ha quedado desfasada y el aparato ya no funciona o su uso ya no tiene sentido (telegrafía, por ejemplo). También un desfase de tecnología puede incidir directamente en un mayor consumo y por tanto ser aconsejable su reemplazo por tecnología actual.
    Otro lado es la reparabilidad y soporte. En este sentido hay dispositivos y productos que son fácilmente reparables durante décadas pues las piezas de repuesto o son universales o se siguen fabricando porque se siguen utilizando en nuevos diseños o porque algún pequeño fabricante ha tomado el relevo del fabricante original con piezas compatibles (pasa en repuestos de coches, por ejemplo).
    El soporte es un tema complejo, pues requiere un esfuerzo por parte del fabricante y no es razonable dedicar de manera indefinida esfuerzos al soporte de todos los productos: restaría recursos al diseño y fabricación de nuevos productos (entre otras cosas). Aquí leyes como la reparabilidad tienen un hueco muy importante que cubrir.
    En informática el software con soporte extendido se denomina LTS, sería interesante tener productos a precio normal con soporte LTS (no todos los productos, pero si al menos tener uno de cada gama).
    Y luego está el mercado, resulta obvio que si existe una tendencia a cambiar de móvil (por ejemplo) cada 2/3 años, los fabricantes no se van a preocupar mucho por dar soporte mucho más allá de ese tiempo: luchan entre sí por sacar nuevos modelos constantemente, con más prestaciones al menor precio posible. Esto se traduce en una ingeniería de «supervivencia»: no se prueban los productos lo suficiente, el soporte es el mínimo imprescindible y en general se presiona a los ingenieros para que el balance de cuentas sea positivo: es lo único que importa.
    Y esto último es la parte negativa y la que ocasiona un descontento en una parte de los consumidores que las marcas asumen. Mientras el balance de cuentas salga positivo y no exista una demanda de cambio bien por parte importante de los consumidores o por imperativo legal seguiremos con esta tendencia.

  8. Básicamente he querido enfocar el artículo de forma objetiva, dando visibilidad a una parte de la ingeniería involucrada en la vida de los dispositivos electrónicos.
    La idea era luego posicionarnos y debatir distintos aspectos más o menos subjetivos.

    Un saludo y gracias por los comentarios.

  9. Cesar José Maestre

    Que buena reflexión la de esta entrada. Y aunque es un tema verdaderamente espinoso, tiene bastante sentido lo que expone Fernando Herrero. La relación costó – beneficio es muy complicada. Tu historia XIQUET DE L’HORTA es preciosa, y muy real. Me pregunto si hoy existe un producto similar, que tenga tanta durabilidad, que se disfrute tanto y sobre todo que estemos dispuestos a pagar a ese precio desmesurado.
    No se si existan productos así, deben ser de un costo tan prohibitivo que están fuera de mi orbita.
    No me imagino una TV que pueda durar 20 años y seguir funcionando como el primer día.
    Un factor que siempre me asalta es el software, algunos productos paracen estar perfectamente, pero ya su tecnología no es compatible con el software más reciente… No se que tan honesta es esta premisa… A mi siempre me genera una saludable sospecha.
    En los móviles pasa con frecuencia, se quedan desactualizados pronto, luego un grupo de entusiastas logran adaptar el software más actual a un móvil de hace ya… Cuatro, cinco años? No es tanto, pero demuestra que se puede seguir usando un aparato que oficialmente es un desecho tecnológico.
    Otra cosa es que alguien quiera eso, y me parece que las masas están por otro lado, quieren lo que este de moda, baratito y pasar rápido a lo siguiente. El consumismo y la publicidad comercial mandan hoy en día.
    Todo esto lo expone XIQUET DE L’HORTA de forma mucho mejor, una historia preciosa y que agradezco que compartas.
    Un saludo Guti, tu ejemplo sobre las celebridades en comparación con la gente sencilla es una reflexión muy acertada a mi parecer.
    Mis aprecios amigos

  10. El reportaje me parece muy condescendiente, muy pobre – poir ejemplo, cuando se menciona la cuestión de los costes, es para llevarse las manos a la cabeza – y muy sesgado; tan condescendiente, tan pobre y tan sesgado, que me da mucha pereza entrar a rebatirlo.

    No obstante, haré un pequeño esfuerzo planteando tres cuestiones.

    Primera, ¿es razonable que tenga que tirar a la basura mi altavoz Bluetooth, que me da muy buen servicio, por que su batería no es re-emplazable?

    Segunda, ¿por qué los fabricantes de televisores dotados de tecnología OLED no nos dicen en su publicidad que tras unos pocos años de uso veremos defectos en la imagen?

    Tercera, ¿por qué no hablamos de los residuos? Si la industria del automóvil hace grandes esfuerzos para fabricar automóviles que mejoran en aspectos como contaminación o uso de materiales reciclados [1], ¿por qué la industria que fabrica dispositivos electrónicos no hace lo mismo? [2]

    [1] https://motor.elpais.com/actualidad/como-se-puede-reciclar-un-coche/

    [2] https://es.euronews.com/2019/07/30/los-residuos-electronicos-europeos-terminan-en-uno-de-los-mayores-vertederos-de-africa

  11. Un Relojista
    1. No, no es razonable, en el ejemplo concreto de las baterías parece que las leyes Europeas van a obligar a que los dispositivos con baterías tengan sistemas de reemplazo por parte de los usuarios (como los móviles «antiguos»).

    2. Las pantallas OLED tienen componentes orgánicos, el agua y la humedad perjudica seriamente su vida útil. Es una tecnología con muchísimas ventajas, sin embargo el tema de su degradación es importante y debería informarse mejor.

    3. El tema de los residuos es un tema lo suficientemente grande y variado como para tratarlo a parte. Los circuitos electrónicos llevan muchos componentes reciclables, aunque necesiten sus propios procesos (yo mismo estuve hace años separando material para enviarlo a reciclar durante un tiempo en Traperos de Emaús).

    El problema es que muchos productos requieren ser llevados por el usuario al «punto limpio» y eso es un problema de cara al reciclaje. En mi pueblo viene un punto limpio móvil los jueves por la mañana, si tienes algo grande (colchones, tv…) puedes pedir que te lo recojan a casa (gratis) o llevarlo por tus medios a los puntos limpios fijos. Si por el motivo que sea no puedes llevarlo al punto limpio lo que podría ser reciclado o reusado termina en el contenedor de «resto».

    Opino que el cómo funciona la sociedad es consecuencia de la propia sociedad. La implicación de los consumidores en el cambio de mercado es lo que hará cambiar el mercado, no al revés.

  12. Buenos días parroquianos de la bitácora.
    Para mí el término obsolescencia programada consiste, fundamentalmente, en que en el diseño del producto se vea limitado de manera razonada a un período de tiempo en su vida útil o productiva. Es decir, cuando llega a 10000 copias una impresora muere.
    Otra cosa es que si la evolución tecnológica hace que los productos queden obsoletos por su configuración.
    Lo que me parece, es que muchas empresas tirando de «la evolución tecnológica» programan el diseño para que este se limite en el tiempo; cosa razonable…Lo «fuerte» es que la evolución tecnológica no diseñe productos duraderos para que el destinario sea un consumidor perpetúo.

    Pero bueno. Grandísimo artículo Fernando.
    Que pasen un buen dia.

  13. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Cuanto más leo sobre esto, más cuenta me doy que da mucho juego Xiquet de l’horta. Otra faceta que no hemos comentado a cuento de ese radiocassete es que siendo tan caro era una compra familiar importante como bien apuntas. Era valioso, y por tanto todos los usuarios lo cuidaban con el mayor de los mimos. En cambio por lo que leo entre líneas sobre el altavoz, es algo barato, y al que por tanto no se le atribuye valor y que no merece la pena cuidar. Digamos que eso es algo que también afecta en la longevidad del producto. No digo que el altavoz pudiera durar 5 años, pero tal vez bien cuidado en vez de 14 meses habría llegado a los 18.

  14. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Bienvenido Roma Font Liza. Creo que como dices hay dos tipos de obsolescencia programada, no sé que nombre darle, si negativa o activa, pero efectivamente el ejemplo más claro de ella es la que comenté en la Obsolescencia de Samsung.

    La otra es la pasiva, la de diseñar, fabricar y comercializar un producto concebido de una manera en la que la durabilidad no es el factor más importante y todo está balanceado, el caso que nos explica Fernando.

  15. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muy de acuerdo con el soporte y el LTS Fernando, un valor añadido que realmente es de los más caros en lo que a software se refiere, y que por otro lado es el que menos beneficio económico aporta.

  16. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Pues voy a explicar otra anécdota Cesar José Maestre. Cuando aparecieron las televisiones LCD y de Plasma, eran carísimas. La calidad de visión no era nada buena, así que fui de los últimos en comprar una vieja televisión Samsung de tubo (CRT), y un monitor con la misma tecnología de Philips. La televisión, 20 años después sigue funcionando perfectamente en el salón de casa, es la que usamos la familia. El monitor tuvo mucho uso y aún funciona perfectamente, lo quité simplemente por motivos de espacio.

    En ese tiempo, mis padres han tenido ya dos televisores de «nueva generación», uno LED y otro OLED, y yo sigo con mi Samsung que me da servicio y no se ha estropeado. Considero que es un buen ejemplo puesto que el aparato de televisión fue realmente barato, estaba en el apogeo de su evolución tecnológica, buena calidad a estupendo precio. Una tecnología madura que se podía comprar de forma asequible. Es decir, no todo lo duradero tiene porque ser caro.

  17. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias por las referencias un relojista, cómo siempre muy objetivas. Yo parto de la base que cualquier artículo o contenido en general es sesgado. Es imposible que sea lo suficientemente exhaustivo como para cubrir todos los ámbitos. El tema que sacas es el del mantenimiento y la reparación (que no la reparabilidad). Algunas soluciones parecen sencillas, por ejemplo baterías estándar que sean reemplazables, o baterías que no vengan soldadas. Una forma de darle nueva vida a ese tipo de aparatos. Pero también creo que estas carencias son culpa de los compradores, muchas veces poco informados. En mi caso prefiero un aparato que lleve pilas convencionales al que le pueda poner recargables, a uno que lleve baterías propietarias. Sin embargo es algo que el mercado no valora en general, por lo que los fabricantes con el afán de ahorrarse unos céntimos no lo aplican. No creo que hagan falta medidas gubernamentales para ello, sólo cierta conciencia y conocimiento acerca de lo que compramos.

    Tu segundo punto, creo que es una derivada del anterior. Cualquiera que trate de informarse en fuentes reputadas e imparciales comprenderá esa información. Lo mismo que sabe que la batería de su smartphone o vehículo eléctrico irá perdiendo capacidad con el paso del tiempo. Creo que más que «disclaimers» al modo norteamericano lo que hay que hacer es divulgar el conocimiento y el aprendizaje.

    El tercer punto, completamente de acuerdo contigo al 100%. Debería ser algo que se controlase y que se pusiera en evidencia.

  18. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Me quedo con tu frase final Fernando. Tendemos a buscar culpables a buscar gente que nos solucione los problemas, y el 90% de los problemas sociales son ni más ni menos culpa directa o indirecta de la sociedad.

  19. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Sergi. En eso podríamos entrar también en un problema que conoces bien, la moda. Tenemos a Shein que triunfa haciendo ropa barata de calidad escasa. Nadie lo ve como un problema porque son muchos los que desean tener una excusa para tirar la ropa a los 6 meses y así comprar la nueva temporada. Esa mentalidad es la que impide que haya calzado reparable, o que cada vez queden menos zapateros, por poner solamente un ejemplo.

  20. Guti gracias a tu último comentario me he dado cuenta de que los que valoramos la durabilidad de las cosas tenemos cierta edad.

    Lo veo con mis hijos: no piensan en que las cosas les duren una eternidad, ese concepto se les escapa. Disfrutan usando las cosas mientras pueden y cuando ya no pueden usarlas (cambio de talla o se rompen) pasan a la siguiente. No piensan que el calzado o la ropa que ya no les vale pueda usarlo otra persona, no les importa.

    Como padre el tema de reusar lo que no les vale a otros es algo que «viene con el cargo», al menos para un currito como yo. Pero yo lo he hecho mío en cuanto al ordenador de escritorio: llevo comprando desktop de segunda mano desde 2018 (lo voy cambiando cada vez que veo una oferta interesante y vendo el que tenía).

    Pero qué os voy a contar si el otro día mi madre «estrenaba» una blusa que se había hecho con un chaleco y las piernas de unos leggins de su nieta…

    En parte yo soy de reutilizar y reusar porque lo he vivido en casa, tengo la esperanza de que mis hijos también aprendan el mismo valor.

  21. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Siempre está mal juzgar al resto con nuestros criterios Fernando, pero considero que nuestra generación tiene el equilibrio entre la escasez de nuestros padres, y la falta de valor a las cosas de nuestros hijos. Nuestra labor es educar en lo afortunados que son pudiendo tener todo lo que no tuvieron nuestros padres, pero a su vez, en valorar las cosas que cuesta comprar, y por tanto fabricar.

    No es una cuestión sólo de dinero, sino que intervienen recursos naturales, energía, las personas que lo han diseñado, las máquinas que lo han construído, la cadena logística… Son muchas cosas que deberían tener nuestro respeto por hacerlas durar lo máximo que podamos.

  22. Yo lo que veo de la obsolescencia programada es más basura tecnológica cosa que al final nos repercute a todos. Cuando se terminan las actualizaciones en un dispositivo este se va a la basura y se compra otro lo que también se le llama capitalismo entre otras cosas. Yo entiendo que la tecnología avance pero no de esta forma. Es exagerado que por ejemplo Xiaomi saque 50 móviles al año o Samsung que le sucede lo mismo. Apple por ejemplo saca uno al año lo que veo bien porque hay menos.

  23. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Yo no creo que la cantidad de modelos sea algo relevante Óscar hostyn. He tenido Samsung y Xiaomi, y en los dos casos soportaban actualizaciones durante al menos un par de años. Creo que es más la seriedad o la política de la empresa. En el lado opuesto tengo un tablet Bq, y nunca lanzaron actualizaciones, eso por no hablar del Casio G-Shock GPR-B1000.

  24. En el tema concreto de los móviles (extrapolable a otros muchos productos) hay dos tipos de soporte: hardware y software.

    Respecto al hardware estamos limitados a la cantidad de piezas de repuesto que el fabricante halla considerado oportuno hacer stock o durante el tiempo que siga fabricándolas.

    Respecto del software podemos entender dos niveles: sistema operativo y parches de seguridad.

    El soporte de sistema operativo podemos entenderlo como las actualizaciones del mismo: el tiempo o número de versiones de SO que el fabricante actualizará. Así podemos ver móviles de Samsung de hace cuatro/cinco años que tuvieron actualización de SO durante un tiempo. Por ejemplo el A6 pasó de Android 8 a 10, y el A8 pasó de Android 7 a 9.

    El soporte de parches de seguridad es el soporte básico que soluciona problemas de seguridad principalmente (también pueden incluir solución a problemas que no afectan directamente a la seguridad). Estos parches no cambian la versión del sistema operativo, solo corrigen problemas del mismo. En los dos móviles que comentaba antes aún siguen recibiendo parches de seguridad.

    No me parece mal soporte el que está dando Samsung a estos dispositivos: dos actualizaciones de SO y soporte «extendido» de parches más allá de la permanencia en catálogo del dispositivo (desconozco cuanto «extenderá» Samsung el soporte de estos móviles).

    Es cierto que cuantos más modelos tenga una marca más recursos consume el soporte, pero hay alternativas teniendo modelos con LTS y otros sin soporte extendido.

    Lo que si hace falta es regular estas cosas y publicitarlo (darlo a conocer) de manera que el consumidor tenga la información adecuada para hacer la elección que más le convenga, pero siempre bien informado.

    Al final sería algo tan sencillo como regular los tipos de soporte y obligar a las marcas a un mínimo de soporte de cada tipo y también obligar a publicar el tiempo que cada dispositivo tendrá cada tipo de soporte. Algo así como la fecha de caducidad en los alimentos: que esa información venga en el embalaje de forma clara.

  25. Lo que se es que el cambio de piezas tanto para relojes como otras cosas son de 10 años. Es decir que tienen que tener durante 10 años los cambios de piezas a pesar de que el objeto(relojes ….) Este descatalogados.

  26. Buenas noches con su permiso.

    Amigos aquí lo que hace falta es ofrecer más que imponer. Dícese educar para que la gente prime la durabilidad Vs la frugalidad del momento (cuanto daño ha hecho el carpe diem). Por qué una persona se compra un Volvo Toyota: porque sabe que su durabilidad es mayor, porque sabe que por un poco más que la francesa de turno te ganas unos miles de quilómetros más. Por qué una persona se gasta en una parka encerada 400 euros en vez de dos 100, por que sabes que en casa la puedes encerar, sabes que te va a durar prácticamente una vida…. Qué pasa, que a las nuevas generaciones les estamos influyendo/ acostumbrando a determinados vicios de consumo inapropiados… allí está el futuro, como cuando el tabaco hacia publicidad para los adolescentes… comprate la manzanita por 1000, píllate las nique jordán por 125, tiene más éxito el que más tiene, lo viejo no vale, mochila cada año…
    Perdón por el talegazo es que me enciendo… con estos temas.

    Que pasen buena noche…

  27. Antes que nada, qué gran artículo científico-técnico de Fernando Herrero, felicitaciones. Es muy difícil sintetizar y explicar un tema tan complejo como éste.
    He leído el texto y los comentarios, y a partir de allí comentaré algunas cuestiones que se me han estado ocurriendo.
    Por ejemplo: mi marido tuvo un Toyota Camry durante 27 años y, aparte de los cambios lógicos de neumáticos, aceite, y alguna que otra correa, nada más ha requerido. Ese auto jamás había ido al mecánico, y si al final lo vendió fue porque necesitábamos un coche más pequeño, que gaste menos, que el seguro cubra sin pagar un dineral y porque Toyota ya no le brindaba servicio técnico oficial. Ahora tenemos un pequeño Subaru. Cuánto durará el Subaru… no sabemos.
    Me parece que hoy día la inundación de artículos de «poco tiempo y a tirar» es moneda corriente. Lo noto con el calzado -hago senderismo de montaña-: antes, unas Asolo duraban 10 años; hoy día te duran un par de años… y con suerte. Y cuestan un dineral.
    Con respecto a la ropa, tengo chaquetas que tienen 10 o 15 años y están fantásticas; y las camisas de buena calidad que compré en mis épocas de oro ( unos 10 o 15 años atrás) están impecables; y las que compré el último par de años son un desastre… y me costaron un ojo de la cara.

    Abrazos, y ojalá los reyes les hayan traído relojitos lindos.

  28. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Diste con una de las claves Fernando. Si el soporte no se regula, al menos debería formalizarse, que los consumidores supiéramos durante cuanto tiempo se va a dar soporte a ese dispositivo. Con los sistemas operativos tanto de escritorio como de servidor, hay una política clara al respecto… El resto deberían implementar algo parecido.

  29. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Estás en lo cierto Óscar hostyn, pero lo que es peor, muchas veces esas piezas de recambio no se suministran a quien las quiere, sino solamente a su SAT oficial, a talleres concretos, etcétera. Eso implica que tu como particular, o incluso una relojería en concreto sea incapaz de conseguirlos, porque aunque la marca los tiene como fija la ley, nadie le obliga a quién puede venderlos.

  30. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Creo que has pecado un poco de abuelo cebolleta Sergi. Una manzanita de 1000€ no es algo que estrictamente me parezca mal, y ojo que quizás ahora estoy pecando yo de progre. Lo que me parece mal es que esos enormes desembolsos no se valoren. Y aquí es donde te doy la razón. Una parka encerada que pagues a 400€ la cuidarás porque sabes que es valiosa para ti, le darás mantenimiento e intentarás que te dure lo máximo que sus materiales y construcción te permitan. Muchos de los que compran un iPhone o cualquier otro smartphone de gama alta no lo hacen: Lo llevan descuidado en el bolsillo, a expensas de pérdidas o hurtos, lo meten en el bolso de cualquier manera a riesgo de arañazos y caídas…

  31. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Opino como tu Gabriela, creo que la ropa y el calzado, de manera camuflada se han sumado a la tendencia de durar menos. Lo curioso, o al menos esa es mi percepción es que a nivel de publicidad y de imagen de marca precisamente intentan transmitir lo contrario, que son artículos que van a durar mucho.

    Los Reyes me trajeron un reloj chino que me hacía mucha ilusión, un homenaje al Breitling Top Time, pero que es un intermedio entre los Deus y los Shelby Cobra. Como el homenaje tiene poco interés, prefiero deleitarte con los originales. Unas bellezas que lo tienen todo salvo un precio atractivo.

  32. Bueno días Javier…
    Algo de abuelo cebolleta en estos temas me «surge», no lo niego.
    Yo en el cole observo que los nenes /as no dicen que tienen una manzanita de móvil por su avance tecnológico o rendimiento, lo hacen por el concepto de marca. Al igual que las mique jordán… y te sorprendería la cantidad de estos dispositivos que lo llevan las familias humildes… Supongo que es cuestión de prioridades.
    La educación en el cuidado es fundamental… pero eso lo dejo para charla… ja ja.

    Una abrazo.

  33. Sergi y sin embargo una marca que destaca por su soporte LTS es precisamente la de la manzanita. Lo pagas, por supuesto, pero el soporte LTS no te lo quita nadie. Y ojo porque personalmente no es una marca que me guste, pero al Cesar lo que es del Cesar.

  34. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Buen tema para la charla Sergi. Creo que ese estatus social que les proporciona o que le atribuyen es en parte un reflejo de su entorno.

  35. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es verdad Fernando. Justo es decirlo. No me gusta nada su filosofía, pero está claro que si hacemos honor al soporte y al cliente, son los verdaderos líderes. Gracias por ponerlo de manifiesto.

  36. Buenas tardes,

    Por aportar algo con respecto a la obsolescencia programada, es algo que observo de manera exagerada en la ropa… Mira que como «onvrre de verdac» soy poco aficionado a los «trapitos» y por ello me compro lo mínimo imprescindible, pero precisamente por ello me voy dando cuenta de lo que tardan las prendas en deteriorarse y el empeoramiento de calidades que he ido notando es BRUTAL en todos los sentidos: peores tejidos, menos densidad de hilos en los mismos, peores acabados/cosidos, etc. de manera que por ejemplo el pasado verano que quería un par de polos nuevos por estar ya los antiguos desvaídos de tantos años y lavados lo di por imposible por la calidad paupérrima que tenían los que vi incluso de «marca», que más parecían camisetas con forma de polo que otra cosa (al final para ese viaje me pillé 2 camisetas baratas resultonas y en paz)… otrosí con los zapatos, que tenía que irme muchas veces a marcas caras para encontrar materiales decentes (piel de «verdad», suela que fuera cosida y de caucho por ejemplo) y el tema de las zapatillas deportivas ya para llorar las brutalidades que te piden por zapas «de marca» por vete tú a saber qué «cámaras de aire» o «suelas amatómicas» y luego resulta que el empeine es de TELA que se rompe con mirarla…. después de 2 malas experiencias en ese sentido al final hace tiempo que me compro zapas cutres del Aldi o Lidl y andando, porque me dan un resultado similar (conque me duren un par de temporadas me vale, no soy «runner» de esos eso sí) y salen mucho más baratas….

    Luego en cambio te vas a una tienda de ropa de segunda mano de esas que venden al peso y las prendas son como mucho de los años 80, pero también de los 70 e incluso 60…. y si no te importan las «horteradas» que se llevaban en esos años, flipas en colores de las calidades tan buenas que tienen que las hacen ETERNAS a poco que las cuides…

    Porque vosotros véis que en un futuro vendan ropa de 2ª mano de más de 5 años del Primark, Zara o C&A por decir cadenas actuales conocidas…? Yo no desde luego… y los residuos que se generan a nivel mundial de prendas desechadas que además si son de tejidos artificiales tipo poliester son casi imposibles de reciclar son un problema gordísimo que está provocando incluso «islas» de basura en mitad de desiertos como el de Atacama:

    https://www.elespanol.com/enclave-ods/historias/20220901/gran-basurero-textil-atacama-convertido-desierto-usada/699180236_0.html

  37. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    No sé si tu percepción será correcta sir_eider, pero coincide con la mía. La ropa es cada vez de peor calidad, tengo la impresión que confeccionada para durar una temporada y listo. En cuanto a Aldi y Lidl, también me parece que han bajado de calidad, pero siguen durando esa misma temporada. Preveo que con gente que piensa como nosotros, algo que me parece que va en aumento, las tiendas de segunda mano empezarán a proliferar, de hecho ya me doy cuenta que los precios van en aumento, y si antes podías comprar unos buenos pantalones por 2€, ahora no suelen bajar de 5€.

  38. Buenas noches.
    (Día de rayos en el curro: una família que se había dejado a un….).

    Os cuento sobre la ropa y calzado.

    La ropa doy fe que cada vez da peor resultado… pero ¿qué tipo de ropa o prenda? a parte de que si que es verdad que cada vez nos encontramos más «telas» confecciones con mezclas con menor contenido «orgánico» El gramaje es bajo, nos han acostumbrado a «punto» cada vez más finos (pocos jerseis gruesos se observan en las tiendas)… Por otro lado, las grandes plataformas saben que el cliente valora otras cosas… En definitiva un cocketail perfecto.
    Zapato con cosido blake (simple) lo tienes alrededor de 80-100 euros.
    Zapatillas con pegado y cosido las hay a miles… pero claro has de saber dónde compras y qué compras [hay marcas y modelos específicos para outlets con calidades pésimas].
    A ver si hacemos la charla Javier..
    Una abrazo.

  39. Buenas noches.
    Fernando y Javier tenéis razón y por algo venden lo que venden… el soporte técnico, la baja depreciación de los modelos incluso el diseño y estructura. Además vamos a un mundo de prestado… esto parece los años 70… vamos a comprar en leasing / o renting hasta la fruta a este paso.

    Un abrazo Fenando eres un hacha digital…

  40. Hermosos esos Breitling, y no se ven mucho por ahí. Imagino que el homenaje es guapísimo, pues los chinos cada día están afinando mejor la puntería.
    Abrazos.
    PD: los reyes han estado esquivos conmigo: no me trajeron ni un pasador… ¡¡¡ja, ja, ja!!!.

  41. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Menuda forma de terminar el día Sergi… Tienes mucha razón. Si los clientes no valoran la durabilidad los fabricantes no la ofrecen. Es justamente el punto que comentaba Fernando, que se adaptan a lo que busca el mercado. Si la mayoría están dispuestos a que una prenda dure sólo una o dos temporadas, y a cambio ahorrarse 3€, pues eso es lo que dan. No nos damos cuenta, y como consumidores tenemos mucha responsabilidad, y hasta cierto punto poder. Somos capaces de premiar aquello que nos gusta y castigar a aquello que no, simplemente modificando nuestros hábitos de compra.

    Espero que hoy tengas un día mejor… Sí, sí, tenemos que ir pensando en esa nueva charla. Me apetece un montón.

  42. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Otro tema interesante Sergi, el «prestado» y el pago por servicio/uso. Hay muchas teorías al respecto, y algunas con conclusiones bastante preocupantes.

  43. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Me dejaste a cuadros Fernando, y creo que no soy el único. Gracias por compartir el enlace, una verdad que para mi era desconocida y que merece ser difundida.

  44. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    ¿Será que no te portaste bien Gabriela? Conociéndote me sorprendería, así que imagino que los Reyes Magos no fueron justos contigo.
    Los chinos empezaron copiando, y ahora ya se dedican a buscar oportunidades, ya fueran abandonadas como los Seiko 62MAS; o modelos inasequibles para la mayoría.

  45. Realmente Fernando lo que hacen los fabricantes es impedir que uses cartuchos no oficiales bloqueándolos en las impresoras a propósito para que pagues un precio abusivo por el original. Cuando la diferencia entre un cartucho original y uno compatible es una barbaridad y mas siendo toners. Ahora hp por ejemplo si pagas una suscripción mensual te reponen los cartuchos, una forma de competir contra terceros con cartuchos no originales como lo quieras llamar. Para mi estas prácticas son inhumanas y más sabiendo que pagarpor un toner de 100 euros es una barbaridad y mucha gente no está dispuesto a pagarlo. En cuanto que los fabricantes te bloquean la impresoras para que te compres otra es discutible.

  46. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es cierto, y parece mentira que estas cosas sigan funcionando oscar hostyn, pero lo hacen. Es lo que inventó el señor Gillete al ofrecer maquinillas a coste y ganar el dinero con las cuchillas, pues lo mismo con las impresoras.

  47. El artículo que enlazo habla de que si el driver detecta que usas cartuchos no oficiales te bloquea la impresora y ya no vuelve a imprimir aunque le pongas otra vez cartuchos oficiales. Y en el caso de que quieras aprovechar esos cartuchos oficiales tampoco podrás.
    Así que básicamente si que te dejan impresora y cartuchos inutilizados.
    Sea como fuere en USA no lo hacen porque las leyes se lo impiden…

  48. Me he quedado con las ganas por saber dónde habla de la obsolescencia programada en el artículo, lastima. Buena fusilada a la wikipedia, eso sí, felicidades.

  49. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es curioso que tendemos a pensar que EE.UU es un mercado muy libre Fernando, y bien que hacen regulando algunas cosas, de hecho mucho mejor que en Europa.

  50. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    En realidad de lo que habla es del balance entre coste, tiempo de fabricación, soporte y durabilidad Timekeeper. No una obsolescencia programada activa, pero sí una obsolescencia que está ahí por diseño.

  51. Timekeeper lamento que pienses que he fusilado a la Wiki. Primero porque he usado la Wiki ha sido para:
    1. Poner fechas y nombres correctos
    2. Aportar un enlace con más información, siempre es práctico aportar el enlace aunque pueda uno buscarlo por sí mismo.

    Lo creas o no todo el texto fue «parido» del tirón a golpe de memoria haciendo un recorrido de cómo ha evolucionado la tecnología/ingeniería electrónica. Por supuesto no es perfecto, está muy simplificado y algún error habré cometido, pero es «mío», no un refrito de corta-pega.

    Y ya puestos podemos preguntarnos: si hubiera sido un refrito de cosas que hubiera leído por ahí ¿carecería de valor lo escrito?

    Opino que dado que el objetivo era establecer un punto de partida para un debate el texto ha cumplido su función y por tanto tiene valor.

  52. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Entiendo que somos mayoría los que no pensamos de ese modo Fernando. Todas las opiniones se deben respetar.

  53. El artículo de Fernando es muy interesante. Los comentarios también. Aquí se plantea varias posibilidades, por ejemplo, por qué no poder cambiar los componentes electrónicos en algunos dispositivos, dejando las carcasas y bases en funcionamiento (pensar en las baterías de los coche, y como han evolucionado). O diferenciar los productos en cuanto a su durabilidad, o reciclaje.

    Entiendo que la reducción de consumo energético es una razón importante par reemplazar un artículo; está pasando eso con los coches, con las limitaciones de acceso a varios tipos de motores y combustibles en algunas ciudades. Con las pilas, con medicamentos y componentes de alimentos.

    Es un poco ridículo que se esté haciendo hincapié en contaminar menos con la quema de combustibles fósiles, y por otra parte se deje en la mano del consumidor el reciclaje de el combustible fósil en forma de plástico.

    A los gobiernos les compete cuidar el medio ambiente, la salud, el consumo responsable, el reciclado. Están legislando para eliminar ciertos productos, pero les veo cegatos, o cortoplacistas, pues fomentando la readaptación tecnológica podría generarse un nuevo sector económico. Tienen una oportunidad ahí y no la ven. Y la fuente de ingresos podría ser múltiple, estableciendo algo parecido a una ITV tecnológica.

    En fin, divagaciones. Si vamos a lo concreto los HP me han estado haciendo la pascua con la impresora, estoy suscrito al programa de cartuchos, pero como uso poco la impresora, y acumulo años, este 2022 me tuvieron 3 semanas con la impresora bloqueada, cuando vieron que no desistía, sorpresivamente y sin hacer nada, volvió a funcionar. Me he acordado mucho de sus madres, de estos HP, porque me cortaron el uso a mitad de impresión de tres archivos que me envió el gestor, de unos impuestos a pagar con urgencia. Vamos, parece que estaban vigilándome, esperando el peor momento. Ha sido tan fragrante la gestión, que desde luego han perdido un cliente, y sigo resistiendo.

  54. En el debate algunos han dicho que los consumidores avalan con sus compras que los productos que compran no sean duraderos.

    Esta afirmación me parece discutible. En la vida real nuestra libertad de elección se limita a las opciones que tenemos, que son finitas. Muchos fabricantes crean sus productos de tal forma que la opción de repararlos es antieconómica para el usuario.

    Hace unos 20 años trabajé para el SAT – Servicio de Atención al Cliente – de una conocida multinacional coreana conocida por sus electrodomésticos, teléfonos móviles y productos de electrónica de consumo en general. El SAT para el que trabajaba no era de la empresa, sino un call center subcontratado cuyo personal tan pronto vendía seguros como daba soporte a los dueños de un televisor. El trabajo por el que se nos pagaban salarios de m**rd* era más que dar soporte al cliente, tomarle el pelo y «comernos» su lógico enfado.

    Para esta multinacional, al igual que otras, un producto reparable es un producto que deja menos margen de beneficio: un SAT en condiciones cuesta mucho dinero.

    Por ese motivo, muchos de sus productos son, ya de entrada, no reparables por diseño, o de reparación antieconómica; no sólo eso, tampoco se esmeran en dar soporte a sus clientes.

    Luego nos extrañamos de que el consumidor promedio no valore los productos duraderos. Simplemente, la experiencia le ha enseñado que estos productos no existen; y lo que no existe, no se puede valorar.

  55. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Lo de diferenciar los productos en base a su duración es algo que yo también me había planteado Sergio. Un poco como las bombillas, que las hay de 10.000 horas, de 15.000 o hasta de 50.000. Me gustaría algo parecido a eso, sin embargo, puede llegar a ser sólo marketing. ¿Qué pasa si mi bombilla de 50.000 horas no las termina dando? A mi me ocurrió con las bombillas Artesolar, y no hay nada que puedas hacer al respecto.

    También hay muchas cosas que me siguen sorprendiendo: Baterías en smartphones y otros dispositivos que van soldadas en vez de ser reemplazables, y ese tipo de prácticas que por no estar reguladas incitan a la no reparación.

  56. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Pues curiosamente vivo a dos minutos del SAT de esa marca coreana en Barcelona un relojista. Me personé hace unos años a tantear una reparación, y efectivamente era más caro reparar, que sustituir por uno nuevo. Si no fuera por los remiendos con los paquistanís, se tirarían muchas más cosas de las que se tiran. Los SAT dan por no reparable cosas que al final sí que lo son.

    Pero creo que como consumidores, dentro de las opciones disponibles podemos elegir. El otro día hablaba con un amigo, buscaba un aftershave económico y le recomendé algunos. El caso es que le mencioné el Bálsamo 3 en 1 de LEA, el mejor que hay a mi modo de ver y que no es caro. Me contaba que entre las tiendas que recorrió fue a un Grupo IFA. Allí vio un bálsamo de marca blanca, enormemente barato, tanto que le dio mala espina y no lo compró. Terminó adquiriendo un after de Gillette a 7€. Tiempo después descubrió que ese bálsamo de marca blanca estaba fabricado por Lascaray, o sea Lea, y que costaba 2€ en vez de 3€. O sea que se habría ahorrado 5€ y habría obtenido mejor calidad. Es decir, que el marketing y la publicidad consiguen que nos equivoquemos.

  57. Buenos días amigos..

    Nada se me ha fundido la luz corta del coche… todo ignorante me pongo a cambiarla… resulta que has de tener tres ingenierías y unas manos de oro para poder poner la maldita luz de cruce. Al taller a pagar 20 euros por una cosa que vale tres y que uno puede hacer solo. Así, de esta moraleja, saco un siguiente concepto: el hazlo tu mismo o repáralo tú (evolución de las cosas duraderas reparables).

    A los relojes: El Suunto Core: «es una m**rd*a porque la pila te dura 1 año» sí pero me la puedo cambiar yo, al final mejor. Las Chaquetas enceradas cada año (dos) las tienes que llevar a encerar… si pero lo puedes hacer tú… Ect…

    Qué opinan?
    Que pasen un buen día.

  58. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es un dato importante Sergi. Las cosas a las que uno puede darle mantenimiento. Y sobre las luces, de hecho la cosa comenzó por imperativos técnicos, las bombillas halógenas no se podían tocar con los dedos, pero ahora con las LED, ya no es algo técnico, sino algo que creo que está hecho para dificultarnos la vida.

  59. Pues el otro día tuve que cambiar una de cruce halógena de mi coche, y fácil no fue. Vamos, que estás perdido en una carretera secundaria de noche, en la sierra turolense, y lo tienes crudo. En las instrucciones del coche no explicaba bien todo el proceso completo. Ya me dijo un amigo la Benemerita no te dice nada si llevas un halógeno fundido, por la dificultad que entrañan. Estamos hablando de un sistema fundamental de seguridad.

  60. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Estoy bastante desconectado del mundo del motor desde hacer años Sergio, pero creo que antaño, hablo cuando me saqué el carnet hace casi 30 años, era obligatorio llevar un juego de bombillas de recambio en el coche. Eliminaron esa norma porque no servía de nada llevarlas si luego eran imposibles de cambiar por parte del usuario. Eso lo dice todo. Otro tema que me viene ahora a la mente son las baterías «sin mantenimiento», que se hicieron las líderes a partir de los años 80.

  61. Buenos días.
    Preparado para mañana Javier…
    Para mi lo de las luces de los coches es un auténtico escándalo… no hay que olvidar que el diseño todo tiene una intención. Comentándolo con mi hermano, me decía que el antiguamente se cambiaba hasta el aceite de motor que era superfácil… Que claro que para que luego no lo dejaras tirado por hay lo quitaran, lo puedo llegar a entender (que no aprobar)… Pero lo de las luces, poner en riesgo la circulación hasta la vida de las personas por 15 euros… eso es de juzgado de guardia.
    Que pasen un feliz sábado soleado a la espera del frío.

  62. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Lo del aceite dicen que es por medidas medioambientales Sergi. No sé hasta que punto, al final si recoges el aceite de tu coche y lo llevas al punto de reciclaje, es como el aceite de cocina, ¿no? En fin, comportamientos raros…
    Con algo de nervios para mañana, pero sí, ahí estaré.

  63. En estos comentarios han salido dos conceptos ahora casi desaparecidos. «Compra familiar» , ahora las compras son individualizadas. «Hágalo usted mismo» … también desapareciendo. Que pasen un buen día.

  64. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Curioso Xiquet de l’horta. Yo también lo había pasado por alto. Y la verdad que sobre las dos cosas, ha habido una evolución similar. El «Hágalo usted mismo» se ve un inconveniente, todos vamos de ricos y nobles y queremos no poder hacer las cosas para así tener la excusa de que nos las hagan. Luego nos quejamos de los precios de un taller o de una relojería, pero una cosa no quita la otra…

    Y lo de «Compra familiar», es algo que nos gusta, nos gusta que exista ese término: familia, hogar… Pero luego buscamos lo individual, lo que es sólo para nosotros y nos hace sentir especiales. Digamos que preferimos ser «hombres de éxito» en vez de buenos padres o buenos ciudadanos.

    Da tristeza ver como se pierden estas cosas que para mi entran en la categoría de valores positivos…

  65. Pues si, Guti.El concepto de compra familiar, a mi parecer, me simboliza » compartir». Recuerdo de pequeño como todos en casa compartíamos los bienes que teníamos, ahora, en cada unidad familiar, y la mía incluida, cada uno tiene » lo suyo» , lo veo en los míos y en mi entorno. Si trasladará esta época a los valores de entonces, seguramente hubiese una sola tablet, por ejemplo, para todos, y no como ahora que cada uno de mis hijos tiene » la suya». Nos han programado al individualismo. Muy acertada tu opinión sobre el hágalo usted mismo. Nos hemos acomodado, y cada vez la gente ni sabe ni quiere aprender a hacer nada. Desde cocina, hasta bricolaje, incluso cosas muy simples. Mi vecino, electricista, me cuenta que le llaman para cambiar bombillas fundidas. Ya hay gente que no sabe desenroscar una bombilla y cambiarla, y ojo, algunos con titulaciones. A este paso, algún día acabarán vendiendonos comida ya masticada para no tener que molestarnos mascando.

  66. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Yo soy un patoso, y a cambiar una bombilla llego Xiquet de l’horta, quizás porque soy tacaño. Creo que no hay nada de malo que llames a un electricista para que te cambie la bombilla, pero luego no te quejes de que te cobra 20€, y es que si no lo quieres hacer tu, no queda otra que pagarlo… Somos injustos valorando en exceso nuestro tiempo y muy poco el de los demás.

  67. Buenos días Javier y Xiquet de l’horta.

    Yo no me considero manitas… pero si que sé obrar y algunas cosillas más que ten pueden salvar de algunos imprevistos: arreglar mecanismos inodoro, enchufes que hacen contacto, alisar paredes, pintar… Pero porque en mi familia nos lo metieron entre pecho y espalda (al criarte sin padre, porque falleció, uno tenía que saber hacer cosas). La cuestión es aceptar de antemano que no va a quedar como un profesional, utilizar el material adecuado y que un buen aprendizaje son 3000 horas de intento.
    Cada vez sabemos más de temas específicos y, poco a nada, del mundo en general. De eso me dio cuenta todos los días. No nos enfrentamos a la vida, nos escondemos de ella «esta frase es de mi sobrina» (psiquiatra de profesión). Pero bueno eso es otro tema.

    La compra familiar y consensuada ha llegado de parte de la individualización de los ingresos, es decir, la unidad familiar cobra por separado y gasta por separado. Es el precio que debemos pagar por la independencia familiar.

    Que pasen un buen día (yo al menos siempre lo digo).

  68. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    ¡Si tu no eres manitas con todo eso, imagínate yo Sergi! Ese tipo de obras son de las cosas que parecen fáciles, pero que están llena de trucos que no se aprecian desde fuera. Es como todo, atreverse e ir aprendiendo, pero tiene mucho mérito, al menos para mi.

    Es verdad que evolucionamos o nos encaminamos hacia la especialización, no lo veo algo malo de por si, pero me preocupa que se abandonen los temas más genéricos que son la base de muchas cosas.

    Feliz lunes don Sergi.

  69. Óscar Hostyng, eso no es capitalismo sino consumismo. Es diferente y hay que saber en que se basa cada uno. Aunque no te culpo, es un mal cultural que hemos sufrido sobre todo en el mundo hispano.
    El capitalismo se basa en el ahorro, propiedad privada y libertad de mercado. Nada tiene que ver con el consumo y la obligación a ello. Aunque en el último tercio del siglo XX se haya deformado y pervertido el concepto.
    El consumismo está más vinculado al keynesianismo, fomentar el consumo para provocar crecimiento aunque se distorsione el mecado, el ahorro y por ende el capitalismo.
    Dejando esto de lado quiero dar mi opinión sobre la obsolescencia programada a raíz de los comentarios que he leído y me han gustado, sin quitar la parte de razón del artículo.
    Para mi la OP se basa en el diseño de componentes con materiales con una vida útil cada vez más limitada. Por ejemplo un simple cable utilizado con una aleación que le otorga un número de horas más reducido a si se hiciera con una aleación mejor.
    Lo he intentado explicar de forma sencilla que creo sirve como ejemplo.

  70. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Estoy de acuerdo con eso Noel. El capitalismo, no hay más que leer a Marx, no tiene relación directa con el consumismo, si bien en la sociedad de la últimas dos décadas parecen ir de la mano.

    En cuanto a tu ejemplo del cable, creo que habría que matizarlo. Probablemente esa aleación que dura menos horas es también más económica, así que el precio final del producto será también más barato, y eso es lo que trataba de explicar Fernando Herrero. Se concibe un producto teniendo en cuenta diferentes parámetros, y el precio es uno de ellos pese a que vaya en contra de la durabilidad.

    Tu ejemplo sería diferente si ese cable fuera más caro de fabricar a costa que durase menos. Es justamente lo que ocurría con los cartuchos de impresora. Llevaban una electrónica adicional que era más cara con la finalidad de controlar la cantidad de impresiones y así implementar la obsolescencia.

  71. Buenos días amigos.
    Capitalismo Vs Consumismo. Pues tienen toda la razón el capitalismo son teorías del mercado basadas en el Liberalismo; dentro del liberalismo está el libre consumo, la evitación de interferencias al mercado… Pero es una utopía, puesto que no hay libre mercado. De hecho de aquí poco (dice mi bola de cristal) que estaremos delante de una de las concentraciones de mercado más grandes en este país. La automoción: coches… vas a ver como cierran los talleres pequeños, venta de segunda mano; propiciado por el renting de coches. ¿Cómo es posible que quieras comprar un coche y tengas que esperar 8 meses y luego en renting lo tengas en una semana? Claro, cuando la propia marca es quien lo pone en renting. Vamos vamos… viva el capitalismo. Decía un profesor de mi universidad: «Quien atienta contra los derechos comete un delito y tiene carcel» «En un estado de libre mercado quien se lo pasa por el arco del triunfo le meten una multa».

    Que pasen un feliz domingo.

Deja un comentario