Weishi timegrapher NO 1000 / MTG1000

Hoy traigo aquí la reseña de una nueva herramienta de relojería, las anteriores fueron el desmagnetizador para relojes y el cargador para relojes solares. En este caso se trata de un timegrapher o cronocomparador, es decir un instrumento capaz de auscultar el corazón de los relojes mecánicos ya sean estos de cuerda manual o de carga automática.

Se trata del Weishi NO 1000 / MTG1000, el modelo de entrada y por tanto más económico de la gama que se puede comprar por unos de 95€ (112€) si se envía desde España para evitar aduanas). Weishi o Wei Shi es una marca que sólo conocía del afeitado clásico así que intuyo que no son más que un remarcador o un distribuidor. Es por esa razón que este Weishi 1000 lo podemos encontrar también bajo las firmas de TYMC, Ace o Elma entre muchas otras. No confundir con Witschi de Witschi Electronic AG una marca suiza que fabrica el crono-comparador Watch Expert que cuesta a partir de 2.000€.

Además de este NO.1000 existen el NO.1500, NO.1900 así como las series 2000, 3000 y 5000. A nivel electrónico nadie tiene muy claras las diferencias entre ellos, así que todos suelen adquirir el 1000 que es el más barato. Externamente se diferencian porque el 1000 tiene 4 botones; el 1900 una pantalla más grande y a color; el 2000 tiene impresora y más botones; el 3000 que es más caro que el 2000 y el 5000 que es más caro que el 3000.

Centrémonos en las especificaciones del Weishi 1000 entonces:

  • Detección automática de frecuencia: 12000, 14400, 18000, 19800, 21600, 25200, 28800, 36000 y 43200 vph.
  • Selección manual de frecuencia: 3600, 6000, 7200, 7380, 7440, 7800, 9000, 9100, 10800, 11880 12000, 12342, 12480, 12600, 13320, 13440, 13500, 14000, 14040, 14160, 14200, 14280, 14400, 14520, 14580, 14760, 14850, 15000, 15360, 15600, 16200, 16320, 16800, 17196, 17258, 17280, 17786, 17897, 18000, 18049, 18514, 19332, 19940, 19800, 20160, 20222, 20944, 21000, 21031, 21306, 21600, 25200, 28800,
    32400, 36000 y 43200 vph.
  • Tamaño de 172mm X 124mm X 95mm. Peso: 402g
  • Funciona con tensiones de 110v a 240v.
  • Se puede escoger con enchufes USA o EU.
  • Cálculo y visualización en tiempo real de:
    • Frecuencia (Beat rate).
    • Error (Beat error).
    • Cantidad de oscilaciones (Beat number).
    • Amplitud.

Recibimos el cronocomparador en un envoltorio de porexpan, que más parece marisco congelado que un aparato electrónico.



En el interior tenemos separados sus componentes: la unidad principal, el micrófono con su cable y la toma de alimentación.



No hay ni rastro del manual de instrucciones, así que antes de continuar, os detallo unas pequeñas indicaciones. Básicamente, lo que se ve en pantalla del timegrapher 1000 al encenderlo y colocar un reloj, son 4 números arriba de la línea punteada. De izquierda a derecha representan:
1) Adelanto o retraso en segundos/día.
2) Grados de amplitud del volante. Lo óptimo es entorno a 270º.
3) Beat error, o indice de escape, con esto se mide como de preciso es el movimiento.
4) Ángulo de alzamiento o lift angle. Cada calibre tiene el propio, aunque en la mayoría es de sobre 52º, y que es como viene configurado el dispositivo por defecto, aunque lo podemos modificar. Alternancias/hora del movimiento. Esta característica viene de fábrica con autodetección para las alternancias más usuales. Desde 14.400 hasta 42.000, pero de necesitarse también se puede cambiar manualmente.

Hay un Botón debajo que dice «Menu/Speaker». Con este botón se activa o desactiva el altavoz mientras la medición está en curso. Si no hay ninguna medición en curso actúa a modo de menú permitiéndonos cambiar los ajustes de la medición, por ejemplo el lift angle. Los botones de «Up» y «Down» son los que nos permiten navegar por ese menú y cambiar valores.

Si lo necesitáis en formato electrónico, lo dejo a vuestra disposición aquí (156 KB. en formato PDF).



La unidad central es el componente principal. Una pantalla LCD y 4 botones. Algo sencillo.



En la parte trasera tenemos los conectores. No hay posibilidad de error, sólo dos, el correspondiente al micrófono y el de la toma de corrience.



Una vez enchufado lo conectamos con el interruptor tipo pera que trae el cable de corriente.



Tras una pantalla de inicio o splash, automáticamente se pone a escuchar el micrófono, detectando automáticamente la frecuencia en vph o bph del reloj que hayamos colocado. No debemos pulsar ningún botón, lo cual es muy cómodo y sencillo. La verdad que el aspecto con los colores tipo Turbo C me ha resultado entrañable.



Casi de inmediato empieza a registrar las mediciones en la parte superior de la pantalla, y a graficar la evolución a lo largo del tiempo en la parte central. Un LED se enciende y se apaga confirmando la detección de cada beat o latido.



El siguiente vídeo que he grabado creo que es más esclarecedor y autoexplicativo.

Hay más cosas interesantes que no he visto en vídeos ni en reseñas. Por ejemplo el soporte del micrófono gira en diferentes direcciones, permitiéndonos así medir la marcha del movimiento en diferentes posiciones. Ya he dicho que no hay que abrir el reloj en absoluto para medirlo (sí para regularlo, claro). Aclarar que tampoco es necesario quitar el brazalete y la correa, por más que lo hayáis visto en muchos sitios que lo hacen así, lo puedes poner tal cual, ahorrando mucho tiempo.

Estoy impresionado con lo bien que funciona y con la calidad y robustez aparente del medidor. Asusta, porque siendo un producto de origen chino quizás no dure en absoluto, pero de momento no se puede pedir más.

Al igual que yo, tendréis bastantes preguntas, así que las voy a intentar responder.

Que ventajas tiene sobre una app?

Aquí he explicado diferentes apps de móvil que yo usaba anteriormente: WildSpectra Mobile, Clock Tuner o Tickoprint. Su ventaja es que las puedes usar gratuitamente. Su inconveniente es que requieren que hagas las mediciones con mucho cuidado. Probablemente necesites comprar un micrófono de mejor calidad, meter el reloj dentro de un vaso para aislarlo de los ruidos, o probablemente, abrir la tapa trasera para que el micrófono lo escuche con claridad. Nada de esto te hace falta con un timegrapher como el Weishi 1000. Colocas el reloj sobre el micrófono, sin importar que tengas la televisión encendida al lado, o que el reloj tenga una gruesa caja de acero resistente 500M, empezará a medir.

¿Qué diferencia hay entre las diferentes marcas?

Ninguna diferencia. Es un componente chino que remarcan diferentes vendedores y distribuidores. El No. 1000 que podemos encontrar en Aliexpress por menos de 90€ enviado desde China es exactamente el mismo que podemos encontrar en Amazon o eBay enviado desde España o Europa por entre 130€ y 300€.

Se puede ver marcado como Eco-Worthy, Kohstar además de las ya mencionadas TYMC, Ace o Elma entre otras.

¿Cual debo comprar? El ¿MTG-1000, el MTG-1500 o el MTG-1900?

Yo he comprado el NO 1000. El 1900 tiene pantalla en color, algo que no tiene ninguna utilidad. Del NO.1500 no hay información sobre sus diferencias. El 1500 permite medir el desfase diario en décimas de segundo en vez de segundos y tiene una mejor pantalla. En todo caso, el 1000 no me ha dado ningún problema con ningún reloj. Mientras buscaba información me topé con esta tabla.



Soporta la lectura de calibres Omega Co-axial?

Este es uno de los rumores que corren. Que el Weishi No.1000 no es capaz de medir relojes con calibres de escape co-axial. Parece ser que es falso, lo cual tiene lógica si sabes lo que es el Coaxial de Omega. Aunque dicen que entonces mide erróneamente la amplitud. No tengo ningún Omega, así que estaré encantado de confirmártelo si me lo mandas.

¿Cómo puedo saber el ángulo de alzado de mi reloj?

Lo habitual es de 48º a 54º, pero es el fabricante del calibre el que indica el ángulo óptimo. Hay bastantes bases de datos en internet que recopilan los lift angles de diferentes maquinarias. La de WatchGuy es bastante completa, así que la he convertido a Excel y te la ofrezco para descargar aquí (52 KB. en formato XLSX).

15 comentarios en “Weishi timegrapher NO 1000 / MTG1000”

  1. Un saludo a todos.
    Muchas gracias por su reseña es muy buena y útil.
    Muy interesante, por cierto.
    Con la inversión para comprar este aparato se puede uno comprar un buen SteelDive automático. Desde mi punto de vista, que tengo ahora mismo solo un solo automático (he tenido más pero están vendidos) es una compra inutil. La medición real es en condiciones reales, es decir usando el reloj día a día en diferentes escenarios y comprobar el desvío. Pongo un ejemplo de este semana con el SteelDive NH35. Trabajo planchando americanas y muevo mucho la mano izquierda. Bueno durante 4 horas de trabajo se me adelanta 35 segundos (en 4 horas se me adelanta casi cómo el Seiko Padi Solar en un año je je je ) y desde el viernes por la noche hasta ahora domingo a mediodía esta al segundo y eso con movimientos normales.
    Bueno para saber eso eso no hace falta que gastar el valor de un buen reloj en un aparato así y con eso no quiero decir que no tiene su utilidad pero considero que no es necesario de verdad. Si fuera que iba a ajustar la marcaha del reloj seria otra cosa, pero soy realista.
    Por eso no pienso comprar otro reloj mecánico aunque me gustan a pesar de ser tan poco precisos. En mi caso debido a mi trabajo se adelantan una barbaridad en cuestión de horas y he tenido más calibres incluso y chinos.
    Conclusión: No necesito gastar en ese aparato para saber cómo me va el reloj, basta con usarlo unas cuantas horas/dias y ya me queda claro.

  2. Buenos tardes D. Javier, D. Sorin y D. Rubén, así como al resto de lectores de la bitácora.

    Muy buena reseña sabía de la existencia de estos artilugios pero nunca me había reparado en ellos.
    Me parece interesante y supongo que su funcionamiento nos ayuda a saber el estado nuestros relojes y si necesitan un ajuste.
    Estoy con Sorin el trabajo puede marcar la opción de un modelo u otro. Por ejemplo trabajos de extrema puntualidad o medición del tiempo un cuarzo digital es bueno…

    Buenas tardes amigos.

  3. Tienes toda la razón Sorin. Para conocer el desfase de un reloj no hace falta un cronocomparador. Con algo de paciencia y un buen cuarzo como tu Seiko Solar hay más que suficiente. También es cierto que hablamos de relojes mecánicos de bajo precio, en donde se ha escatimado por dentro. Quiero decir, su bata o su aislamiento no será tan eficaz como el de un reloj reputado. Eso por no hablar que esos NH35 de TMI, tampoco serán tan «selectos» como los NH35 de Seiko.

    Para mi es el placer de un mecánico. A fin de cuentas aprendes a conocerlos, a saber cuándo atrasan y cuándo adelantan. Con un poco de suerte podrás compensar ese adelanto dejándolo a «dormir» en una posición determinada. Por supuesto todos somos distintos y hay gente como tu que prima el sentido práctico de la precisión y la fiabilidad.

  4. Buenas tardes amigos!

    Gran entrada Guti, como siempre. También tengo en el punto de mira un cronocomparador desde hace tiempo. Nombre poco adecuado desde mi punto de vista, aunque supongo que tiempógrafo multifunción no es un nombre muy vendible en nuestra lengua castellana 😀

    En cualquier caso, respeto muy mucho la opinión de Sorin, faltaría más, pero yo sí le veo la utilidad al cacharrillo este. Puede que entre dentro del mundo de las «frikadas» pero, por analogía con el campo del automóvil, le encuentro similar servicio al que puede dar un lector OBDII, por ejemplo. ¿Te va a arreglar el reloj? pues no, por supuesto, del mismo modo que el escáner OBDII no te va a arreglar el coche. Pero te sirve para ese ritual maravilloso que, al menos para mi, supone sentarte delante de tus relojes y poder dejarlos en «perfecta revista de armas», aún cuando, como es mi caso, la colección sea de unas pocas decenas de unidades y/o de un valor económico no relevante. Vamos, que en mi cohorte no hay ningún Patek Philippe, Richard Miller ni un Daytona de oro (ojalá los hubiera!)… pero a mis Seiko 5, Orient, Invicta o Patic les vendría de perlas para regular esos segundos de más o de menos que su corazón gasta cada día. Y de rebote, a mi, que cuando tengo algo de tiempo disfruto simplemente pasándoles un paño por encima para ver su brillo o ajustando la hora a la precisión de las señales de radiocontrol desde la lejana Mainhausen. Cosa que por cierto, hace mucho que no puedo hacer y me contento con comprobarlo cuando suenan las horarias de la radio o las que me chiva mi teléfono, jejeje.

    En resumen, que como gasto (o inversión, según como lo miremos) para un aficionado me parece recomendable, especialmente teniendo en cuenta que hace unos años no era siquiera viable plantearse la compra de un cronocomparador.

    En fin, todo depende de la intención y de los ojos que miran. Desde luego, si tienes pocos automáticos o manuales, o simplemente prefieres corregir la desviación que tengan cada X tiempo, si que es una compra que no tendría demasiado sentido. PAra gustos, los colores.

    Un saludo a todos los lectores! Cuidaros!

  5. Es un gasto Eneko. Pero al final el mismo gasto inútil que ir al cine, tunearse el coche, o tener más de un reloj. Son cosas innecesarias. Pero dentro de las frikadas, a mi me ha gustado mucho. Tenía serías dudas, no deja de ser un aparato chino y pensé que sería basura. Pero al ver que lo usaban bastantes profesionales, opté por él. Ciertamente pasaba de pagar 1.000€ por uno de renombre.

    Justamente hice este post porque se que hay muchos aficionados planteándoselo, y fue una forma de poner en conjunto todas las preguntas que yo me había hecho (con sus respuestas).

  6. Vaya una coincidencia, mi cronocomparador lo recibiré en unos días. Y será el mismo mismo modelo.

    Por si alguien considera utilizar una aplicación para ordenador o smartphone, que para captar el sonido utiliza un micrófono o unos auriculares, no lo recomiendo. Este tipo de soluciones tienen un gran inconveniente: la captación del sonido.

    Para que el software dé buenas mediciones del rendimiento de nuestro reloj mecánico es necesario que los datos de entrada sean de calidad.

    Para ello se precisa, en primer lugar, de un micrófono de elevada sensibilidad. Los micrófonos que conectamos a la tarjeta de sonido de nuestro ordenador no cumplen este requisito. En caso de que utilicemos unos auriculares en vez de micrófono, peor.

    En segundo lugar, la señal eléctrica que devuelve uno de estos micrófonos – es un transductor que transforma ondas mecánicas en una corriente eléctrica – tiene voltajes del orden de milivoltios. Una vez ingresa a la tarjeta de sonido, dicha señal es muestreada (sampled) y convertida a bits. El sonido producido por el mecanismo del reloj es muy bajo, por lo que la señal eléctrica correspondiente será muy débil. Por tanto, es muy conveniente pre-amplificar la señal antes de que ingrese en la tarjeta de sonido. Aunque ninguna de estas aplicaciones impide que se introduzca dicha etapa de pre-amplificación, en todo caso estamos ante una tarea que tendría que hacer el usuario por su cuenta utilizando un circuito electrónico adicional.

    Hay otro inconveniente. Internamente la aplicación utilizada necesitará una señal periódica muy estable que utilizará como referencia ‘contra’ la que comparar los datos de entrada. En caso de que el hardware – PC, ordenador portátil o smartphone – que utilicemos sea incapaz de proporcionarnos una señal de referencia de suficiente calidad, estamos un problema que tiene muy mala solución.

    Por todos estos motivos merece la pena comprarse un cronocomparador de cierta calidad.

  7. Coincido con un comentario anterior de Guti, uno al final conoce sus automaticos, cada uno es diferente, pero, con el tiempo, sabes como evoluciona tanto su marcha como su reserva de marcha en según que circunstancias, para mi eso es casi magia jeje

  8. Yo lo tengo desde hace unas semanas un relojista, tardo un poco en escribir y publicar la reseña. Como afición es muy interesante. Ayuda mucho a medir los relojes para ajustarlos. Justo el problema de una App de móvil es esa. La sensibilidad del micrófono. Te requería un buen micro, una estancia silenciosa y a veces incluso tener que abrir la trasera. Con el Weishi puedes incluso estar hablando a su lado y sin problemas.

    Lo siguiente que verás que hace falta es una buena llave. Estoy cansado de las jaxa y estoy buscando una de tornillo que esté bien. Como creo que tu pasarás por lo mismo cuando lo tengas, ya compartiremos conocimientos.

    De cara a las reseñas, creo que aporta un toque de seriedad y rigurosidad que voy a ir usando en los relojes que revise. Curiosamente algo que ni siquiera hacen medios especializados.

  9. Al menos este modelo no sirve para relojes de cuarzo dracxabi. Dado que el único sonido que hace un cuarzo es cuando mueve la segundera, y dado que son super-precisos, haría falta un aparato que lo «escuchase», pero que detectase que ese segundo que ha transcurrido ha durado en realidad 1,000001 segundos. O sea un desfase de un segundo al mes.

    En su momento no me planteé si para cuarzos existe otro sistema. Quizás se pueda conectar un medidor al cristal de cuarzo, que ese sí se supone que a 32768 veces por segundo debe ser más fácil de detectar el error.

Deja un comentario