Cuando en la Fórmula 1 pasaron de llevar Casio Collection a relojes de lujo

De manera completamente opuesta a Cuando los militares pasaron de llevar relojes de lujo a llevar Casio, en la Fórmula 1, no hace muchos años que algunos pilotos llevaban modestos Casio Collection.

Quizás el caso más conocido es el de Michael Schumacher que en 1995 con su Benetton llevaba pegado al volante un Casio F-30. En aquella época los volantes eran bastante convencionales, sin display ni profusión de botones. El siete veces campeón del mundo de la disciplina, necesitaba saber la hora mientras disputaba una carrera y aquel Casio era todo lo que necesitaba.





Con anterioridad, el tristemente desaparecido Ayrton Senna en el equipo Toleman en 1984, lucía un Casio de resina en su muñeca.



Ahora todo es diferente. Todos los equipos de F1 sin excepción cuentan con un patrocinador de relojes. No importa que los pilotos sigan conduciendo sin reloj en la muñeca. Se ha llegado al extremo de pintar sus monos ignífugos con la silueta de un reloj, como vemos aquí con Lewis Hamilton en su Mercedes y un «reloj» IWC.



No ha transcurrido tanto tiempo desde que Heuer cedía sus relojes a los pilotos de la Fórmula 1. Relojes que usaban y que lucían con orgullo, no porque fueran gratis, no porque les pagaran por hacerlo. Sencillamente porque les gustaban y les eran útiles.

30 comentarios en “Cuando en la Fórmula 1 pasaron de llevar Casio Collection a relojes de lujo”

  1. Bueno, hasta Casio se he metido en este juego. Actualmente es un los patrocinadores de la escudería Toro Rosso y en el pasado lo ha sido de Red Bull. Hay que vender, empleados y proveedores cobran.

    No veo mucho sentido a que un piloto de Fórmula 1 utilice un reloj mecánico en carrera.

    Sí, hace unas décadas la única tecnología existente era la mecánica. Actualmente la tecnología de cuarzo tiene mucho más sentido, habida cuenta de que precisa de muchas menos partes móviles y las duras condiciones – fuertes vibraciones, frecuentes cambios de aceleracón, fuerzas centrífugas … – que se dan en el puesto de conducción de uno de estos coches.

    Ciertos patrocinios – como el mostrado en la foto de Lewis Hamilton – me parecen una tomadura de pelo. Al menos Casio no hace estas payasadas.

    Por cierto, ¿Michael Schumacher con un F-30 en el volante? Dios mío, yo tengo uno nuevo en mi colección y da la impresion de que se va a deshacer con solo mirarlo. Yo hubiese tirado del incombustible F-91W o, ya puestos, de un G-Shock.

  2. Pienso igual que tu un relojista. Esos patrocinios son un absurdo. Quiero decir, que cualqueira que sepa un poco de coches y de relojes, sabe que en lo que es la F1 actual, no cuadran. Obviamente los patrocinadores invierten dinerales en ello, habrán hecho sus cálculos. Y si se pelean en las pujas por ser patrocinador, será que les compensa.

  3. El consumismo desenfrenado ha llegado a limites asombrosos. Yo estoy convencido de que la gente se compra el reloj solo porque lo lleva su piloto favorito, sin pensar que a él se lo dan gratis y encima le pagan por llevarlo y obviamente, la fidelidad a la marca es nula. Coincido con un relojista, lo de Hamilton es de chiste, pero ahí se demuestra la personalidad ( e inteligencia) del comprador medio y las marcas lo saben.

  4. Tomando en cuenta el costo de tener un equipo de F1, no puedo culpar a los gerentes de buscar todos y cada uno de los patrocinadores posibles.

  5. Y no sólo en relojes, y no sólo en Fórmula 1, hablamos de embajadores, influencers, y product placement por doquier Jose Carlos. Prácticas que como bien dices no tienen en cuenta la fidelidad. Hoy aparece un reloj Hamilton y mañana un Rolex, hoy lleva un IWC,y pasado mañana un TAG Heuer…

  6. Evidentemente Kabe, la responsabilidad no es de los equipos, ellos buscan sacar el máximo ingreso posible. Tampoco de las marcas, que lo que pretenden es recuperar con creces lo invertido. La culpa es directamente nuestra, puesto que si esas técnicas no funcionaran no compraríamos el IWC que lleva Hamilton, IWC no contrararía el patrocinio de Mercedes, y en Mercedes no llevarían reloj.

  7. A mí no me parece mal que se utilicen eventos deportivos con grandes audiencias, como las carreras de Fórmula 1, para hacer publicidad de relojes, calzado, refrescos o pólizas de seguro. Tampoco me parecen mal los patrocinios.

    Lo que me parece mal son las tomaduras de pelo. Red Bull patrocina una escudería de Fórmula 1, pero su publicidad no da a entender que los éxitos deportivos de la misma están ligados a que los deportistas consumen estas bebidas; al menos yo no he visto semejante publicidad.

    Lo del ‘reloj’ de Hamilton sí me parece una tomadura de pelo por dos motivos.

    Primero: hoy en día no tiene sentido utilizar un reloj mecánico en el puesto de conducción de un coche. Un reloj de cuarzo dotado de un humilde movimiento Miyota 2025 es tan preciso – o posiblemente más – que movimiento mecánico Swiss made de alta gama con certificación COSC, además de soportar el primero mejor las intentas fuerzas y vibraciones que se dan en un carrera.

    Segundo: cuando se conduce un coche no se utiliza un reloj de muñeca. Se puede llevar puesto, pero no se consulta. Es peligroso hacerlo cuando conduces tu coche de tu domicilio a tu puesto de trabajo, y es un disparate hacerlo conduciendo un coche en una carrera de Fórmula 1 a velocidades superiores a los 200 km/h, incluso los 300 km/h. Por ese motivo la práctica totalidad de los coches, tanto los que utilizamos los simples mortales como los de competición, disponen en el salpicadero de un reloj fácilmente visible.

    Al menos Casio en sus patrocinios de Formula 1 no mea fuera del tiesto.

  8. Un relojista: me parece que ya no estamos en esa época en que la publicidad implica que alguien se crea todo lo que el comercial incluye. «las tomaduras de pelo» ya no existen (con la excepción de cosméticos y «suplementos» alimenticios y medicinales, por que nadie tiene la expectativa de que lo que relata la publicidad sea cierto. Los contratos, voceros, «influencers» (brrr) y exclusivos únicamente le dan notoriedad al producto al relacionarlo con alguien conocido.

  9. Lo del «reloj» de Hamilton fue una brillantada/puntada/chistesillo para generar que sigamos burlandonos/riendonos del detallito. Funcionó

  10. Kabe, a saber si alguien con ganas de tener un buen reloj pero que no sabe del tema, se compra uno de la marca que ‘lleva’ Hamilton en su muñeca porque piensa que los corredores de ese equipo lo utilizan.

  11. Hombre, es que pintarle el reloj en el guante para que la gente lo vea, me parece un insulto a la inteligencia, se lo trague la gente o no. Pero claro, es como dice Un Relojista, pocas cosas tiene que haber más incomodas y más inútiles que llevar un reloj automático de alta gama en una carrera de formula 1, salvo que esté pintado,je je.

  12. Por culpa de la Formula 1 y en particular de Fernando Alonso, he estado unos años sin poder comprar los Casio que me gustaban aunque por otro lado tampoco me arrepiento. Mi mujer y mi hijo casi que me obligaron a comprar un Clase C estando mi Scenic prácticamente nueva con 23.000 kilómetros. El dichoso anuncio lo ponían cada 5 minutos y la mano de Fernando Alonso dándome la llave me salía del plato de sopa, debajo de la cama y al levantar la tapadera del WC.Al final tuve que coger la dichosa llave con la estrella.
    Este artículo es como lo que me pasó a mi pero con un resultado contrario ya que pasé de los Casio Collection a cero relojes pero ya digo que no me arrepiento porque el coche incluso lleva la batería de casa y ya tiene 12 años y 4 meses y está impoluto, no se lo que es un taller y el aceite y filtros me los cambia un amigo mecánico que no me cobra nada eso si compramos la marca que recomienda la casa, solamente tuve que poner las 4 ruedas a los 60.000 kilómetros.

  13. Tu testimonio Pepe Casio es la prueba de que los anuncios funcionan. En tu caso sorprendentemente deberían haberte hecho efecto a ti, pero lo hicieron sobre tu familia. ¿Cuántos IWC, o Hublot que rozan los 10.000€ se habrán vendido en condiciones similares a la tuya?

  14. Lo de los guantes pintados fue una estrategia para burlar la prohibicion de Ecclestone,de que salieran cosas en tv,que no pagaran derechos,creo recordar,corrijanme si me equivoco,pero sigue siendo una payasada,que,al parecer,funciono…A mi me encantan los Casio del equipo Red Bull,aunque no los cambio por mi Gshock,que ya salio en la galeria de Zona Casio,a -22°C.

  15. Hace ya tiempo que la fórmula 1 se convirtió en un circo,en un espectáculo de masas diseñado en pos del consumo y como tal las marcas cada vez hacen más hincapie en estar ahì,ropa,complementos,electrónica,olvidèmonos ya de las tabacaleras y de las destilerìas.La inmensa mayorìa de los compradores adquieren los productos por impulso,no por conocimiento,como tal un impacto visual es lo que persiguen las marcas,no una imágenes lógica u honesta,como bien han comentado el portar un reloj mecánico en actividades sometidas a grandes aceleraciones,vibraciones y cambios de temperatura no es que resulten las condiciones idóneas para un reloj mecánico,al igual que me entra la risa floja cuando veo anuncios de Rolex o Breitling aseverando que el afamado expedicionario o renomvrado buzo fulabito de tal portan sus relojes cuando cualquiera sabré que la opción lógica,sensata e inteligente resulta en un «simple» Casio mudman,pero bueno,en el perfil de compradores de Rolex encontramos mucho afán de aparentar y por lo general poco conocimiento de la relojerìa… La historia siempre es la misma,se engaña a quien desea le engañen.Un saludo.

  16. Tienes razón Julian Gonzalez. En el pasado con pilotos como James Hunt, que fumaban y bebían, ese tipo de publicidad tenía sentido. Algo después con los relojes, que realmente usaban, también. Sin embargo ahora está anclada en el pasado. No es sólo un problema de la F1, también de los pilotos de caza de aviación, de la equitación… Intentan posicionar unos relojes como instrumento, cuando en realidad son unos relojes de lujo.

  17. Schumacher pegaba un F30 en el volante en cada fin de semana de carrera para poder ver la hora cuando tocaba.
    Senna no. ¿Para qué si ya llevaba el reloj en la muñeca? Lo miraría en más de una recta, o ya enfilando la subida de Eau Rouge en Spa o camino de la 130R en Suzuka y ya está, mira qué problema… xD

    Hablando de patrocinios, parece que últimamente en los circuitos de F1 se ve mucho más Rolex. La cual es ya casi histórica patrocinando en las 24 Horas de Le Mans o las 24 Horas de Daytona, 12 horas de Sebring y otras pruebas de resistencia por todo el Mundo.

  18. Creo que cuando conducían no llevaban reloj Alejandro. Es lógico teniendo en cuenta el poco espacio que tenían. Por eso lo pegaba al volante. Claro que teniendo en cuenta que el volante casi siempre estaba girado, no debía de ser fácil.

    Lo de Rolex, es de 2012 o así, lo denominan «cronometrador oficial», que creo que ya no es nada, porque los instrumentos de medida son del circuito, no es que los traiga Rolex a cada Gran Premio. Además, que yo sepa Rolex no produce GPS, y ahora los tiempos se miden así 🙂

  19. Sí, así lo llaman es verdad. «Cronometrador oficial». En fin… publicidad engañosa, y encima con productos de no menos de 3500-4000 euros. xD

    Lo de mirar la hora en el F1 lo sabía hombre. Era una broma tirando de la maestría y destreza que tenía Senna… que bueno, en los F1 de principios de los ’90 aún no iban tan encajonados como hoy de hombros para arriba, y aún llevaban la palanca de cambios como tal a la derecha, no las levas bajo el volante. Así que tampoco me habría extrañado que de necesitarlo, en alguna recta miraran el reloj puntualmente para controlar el tiempo.

    En la misma época o ni 3 años atrás, un tal Wayne Gardner si no se sentía el día de la carrera muy allá, bajo de ánimos o flojeras, poco centrado… se metía unas cuantas cervezas, y decía que salía como león. Más si salía con casi al punto de dolerle la cabeza como contó que hizo un año en el Gran Premio de Australia en el que hizo podio o ganó, pero decía que iba cabreado por el dolor de cabeza de subírsele la cerveza. Eran otros tiempos. xD

  20. Por supuesto Alejandro, entendí tu broma. Y es que yo siempre fui de Schumacher, pero antes que él, de Senna, por supuesto. Lo de Wayne Gardner no lo sabía, en aquella época no seguía mucho las motos, ahora tampoco, me va a temporadas, la verdad. Pero lo de la cerveza, explicado en pleno 2019, parece como si fuera algo de 100 años atrás, y ya ves, será de 1990-1995, no hace tanto de aquello.

  21. Lo de Gardner es más bien hacia finales de los 80. Si no recuerdo mal, Gardner se retiró en el 93. Prácticamente lo relevó Doohan.

    Hay otra anécdota con al cerveza de por medio y en las motos. En una entrevista Randy Mamola respondía a una pregunta por cuál temporada recordaba con más cariño, y ni corto ni perezoso respondió que los años que fue con el equipo patrocinado por Budweiser (Yamaha, y creo que alguno con Cagiva, ambos en 500 c.c.) los recordaba como en los que se lo pasó mejor. xDDDD

    ¿Hoy? Dice eso un piloto salvo el discurso publicitario, y les leen la cartilla en el mismo equipo y campeonato. xD

  22. Muy buena la anéctoda de Budweiser Alejandro. Tampoco la conocía.

    Hablando de eso, hace poco leí el libro «Mi vida en la Fórmula Uno», escrito por el Mexicano Jo Ramírez, pues ahí habla de las fiestas que se pegaban los equipos, desde los años 70 o así, hasta bien entrados los 90. Entre otras anécdotas, es una lectura bastante interesante.

  23. Si el mismo Ecclestone, por ejemplo, hablara…

    Yo no sé si es que voy para viejo, o es que la mercadotecnia y la influencia de muchos pilotos con su mercadotecnia exageradísima alrededor han hecho demasiado daño. Pero de lo que recuerdo, hasta en polémicas puntuales porque algún piloto u otro fuera de lengua más suelta o «showman»… hasta más o menos 2005, había cierta gracia, elitismo o cercanía según el personaje con la publicidad alrededor.

    Ahora percibo demasiada publicidad vestida de falsa cercanía, menos aún pasión de algún tipo, y poca gracia. Con todo tan medido, o que incluso cuando hay algún roce o algo, más saltan muchos por lo borde. O quizás sea por algo que pienso cada vez más, que antes a según qué niveles de competiciones y más en el motor ya llegaba gente normalmente bien avanzada en la veintena o treintañeros y con palos y tiros ya dados… mientras que ya llegan con 10 años menos tranquilamente y en nada de tiempo.

  24. Me parece que todo lo que dices ha influído Alejandro. Pilotos jóvenes, que empezaron muy pronto a conducir, tenían habilidades, suerte y las desarrollaron. Pero son chavales de 20 años y eso es lo que han vivido, la experiencia de la vida que tienen, es poca.

    Los roces seguro que existe. No se yo si Max Verstappen a sus 22 años se siente muy identificado con los Casio Edifice por poner un ejemplo. Es de la generación de no llevar reloj, así que tenerse que poner eso que no le gusta, le debe tocar la moral bastante. Hace años el panorama era distinto, cigarrillos y bebidas alcohólicas sí, pero también muchas marcas relacionadas con la automoción: combustibles, lubricantes, neumáticos. Eran productos con los que los pilotos podían identificarse más. Ahora, que me cuenten a mi lo que les identifica Kaspersky, HP, …

    Como ejemplo abrumador, estas imagenes sacadas de Reddit:

    »

  25. Pues mira, Rexona quizás sí pega, sobre todo pensando en recién acabada la carrera. xD

    El equipo Renault, como lo compró una financiera, pues ahí va… una aseguradora, RCI Bank, GENII Capital (esta última quienes compraron el equipo)…

    Pero todo cada vez más aséptico. Hasta que cualquier algún equipo llevado por un locuelo revolucione un poco como hizo Eddie Jordan a principios de siglo. O que llegue algún patrocinador dispuesto a dar la campanada y destaque, como el cachondeo que se montó cuando a un jovencísimo Álex Crivillé y tan tímido como era le patrocinó DUREX.

  26. Yo soy seguidor de la F1 desde los 80, y los relojes siempre han estado ligados a este deporte, aunque el patrocinio a los pilotos empezó más tarde. Ahora todas las escuderías/pilotos están relacionados con algún reloj. Y no sólo eso, también muchos deportistas de alto nivel.

    Un caso extremo es Rafa Nadal, con «su» Kia con 7 años de garantía y su Richard Mille (que por cierto juega con él). Iceman también tiene su Richard Mille de 1 millón de euros…

    https://robbreport.com/style/watch-collector/richard-mille-rm-50-04-tourbillon-split-seconds-chronograph-kimi-raikkonen-2870279/

    Pero para mí lo más curioso es que Rolex (ningún reloj digital en el mercado) sea el cronometrador oficial y que Casio (el digital por antonomasia) promocione sus analógicos.

  27. Buena observación la de Rolex y Casio WR_100. De hecho Rolex no solamente es que no tengan ningún reloj digital, sino que no tiene ningún modelo de cuarzo, algo que es imprescindible para garantizar la precisión de los tiempos. Pensemos que incluso según el estándar de «Superlative Chronometre», mejor aún que COSC puesto que el desfase diario no puede exceder los +/-2 segundos. Puede no parecer mucho, pero en carreras de élite donde el tiempo se mide hasta en milésimas de segundo, es insuficiente. Esos 2 segundos diarios equivalen a 166 milésimas de segundo de error en el período de 2 horas que dura una carrera. ¿Alguien aceptaría ese desfase? Evidentemente no.

Deja un comentario