El tourbillon

Todos los aficionados a la relojería conocemos el tourbillon, ¿pero sabemos su historia o su función?. Tourbillon, a veces españolizado como tourbillón es una palabra francesa que significa torbellino. Si bien en la actualidad es el alemán el idioma más hablado en Suiza, en la época a la que nos vamos a retrotraer era el francés, de ahí esa denominación.

El maestro Abraham Louis Breguet lo creó inicialmente en 1795 patentándolo en 1801. Ya a principios del siglo XVIII aparecía la necesidad de los cronómetros como instrumentos en la forma de ser capaces de medir con precisión en transcurso del tiempo. El principal ámbito de aplicación consistía en conocer la posición de los buques en el mar, o al menos una parte de ella, su longitud, o sea el avance sobre los actuales husos horarios que el navío había avanzado o retrocedido. Si partimos que un reloj de sol nos proporciona la hora solar, es decir la hora local en dónde estemos y tuviéramos una medición perfecta del tiempo usando un reloj muy preciso, bastaría restar ambas horas para saber cuánta distancia habíamos recorrido. La cosa no era tan sencilla porque esa medición daba una distancia angular, pero esencialmente se sabía que una hora de diferencia equivalía a 15 grados, y que cada grado representaba unos 111 kilómetros de distancia sobre el mismo meridiano. De esta forma, una hora de diferencia eran casi 1.700 kilómetros de distancia, por lo que un desfase de un minuto eran 28 kilómetros de error. Si a ello le sumamos que los barcos a vela navegaban a unos 6 nudos (11 kilómetros por hora), nos daremos cuenta que esos 1.700 kilómetros iban a demorarse 154 horas es decir cerca de una semana de trayecto en la que el reloj habría desfasado considerablemente.

El tourbillon

Esa era la prioridad en cuanto a los cronómetros marinos, que no obstante se enfrentaban con un gran problema. Al ser su posición fija, es decir que el reloj permanecía en reposo durante mucho tiempo, la gravedad siempre hacía más fuerza sobre unos elementos que otros, desestabilizando la regularidad del volante y la rueda de escape y por tanto afectando a la precisión. «Tiraba» de ellos haciendo que la marcha del volante y la rueda de escape. Como es sabido años antes Isaac Newton se había percatado que las manzanas de los árboles siempre caen hacia abajo, es decir hacia el suelo y no salen disparadas al espacio y que por tanto nos explica cómo esa fuerza de la gravedad tiende a forzar que los mecanismos de un reloj también tiendan a ir en la misma dirección.

A Breguet se le ocurrió un mecanismo que aprovechando la misma energía de la cuerda, hiciera girar sobre un eje una jaula o armazón que contenía los elementos más sensibles del reloj, los mencionados volante y escape. Como iban a ir cambiando de posición, habitualmente rotando los 360 grados completos cada minuto, los efectos gravitacionales se compensarían y por tanto la precisión aumentaría.

El tourbillon

La complejidad que tiene hacer algo así es considerable, para empezar deben separarse esos dos órganos del resto de elementos del reloj. Por supuesto lo ideal sería que todo el mecanismo girase, sin embargo estando anclada a la caja por la tija que sustenta la corona, y requiriendo que las manecillas mantengan su posición es algo imposible. No es de extrañar que debido a estos orígenes sea la marca Breguet la que más ha apostado por este tipo de complicación en sus relojes, pero que en lo que a firmas suizas difícilmente encontraremos a menos de 20.000€.

Como muestra, este precioso 1907BA disponible en la actual colección de la marca y tarifado a 857.500€.

El tourbillon

Este Breguet modelo 1176 adquirido en 1809 por el conde Jan Nepomucen Potocki de Pilawa fue adjudicado por Christie’s en 2014 por 769.000€.

El tourbillon

O también el modelo de pulsera 5367BR de 164.800€ en donde apreciamos muy bien como trabaja el tourbillon.

El tourbillon

Todo ello comenzó a cambiar, como no, cuando llegaron los chinos que gracias al movimiento Beijing TB01 que a partir de 2010 comenzaron a vender en China por unos 3.000€, y que daría paso a los Seagull por unos 1.000€ que en segundas o terceras marcas como Sugess o Sea Kors podemos encontrar actualmente en el mercado por unos 500€.

El tourbillon

No debemos confundirlo con los relojes openheart o esqueletizados. Aunque estáticamente sean muy similares ya que es una apertura en la esfera que permite ver el movimiento, funcionalmente y a nivel de complicación son muy distintos. En un reloj esqueletizado es solamente una parte de la maquinaria la que queda visible a través de la esfera. Suele ser la rueda de escape, ya que es la más «vistosa» de apreciar. En un tourbillón, además de eso, la veremos girar sobre su propio eje.

El carrusel, inventado en 1892 por Bahne Bonniksen utiliza un concepto parecido. La transmisión del movimiento es igual que en un reloj convencional, el carrusel no forma parte del sistema de transmisión del movimiento, gira arrastrado por una rueda suplementaria, normalmente añadida al eje de la rueda primera, dando en ese caso una vuelta cada hora. La rueda de escape, aunque incorporada a la plataforma del carrusel (junto con el áncora y el volante), es arrastrada como en un reloj normal por la rueda de segundos, que va alojada dentro del carrusel, aunque sin apoyarse ni ser desplazada por él, sino que su piñón y pivote inferior pasan a través de la plataforma del carrusel por un agujero practicado en la misma.

Finalmente está el gyrotourbillon, una complicación ideada por Jaeger‑LeCoultre en tiempos mucho más recientes en las que se permite que el tourbillon gire en más de un eje, por ejemplo en dos, o como es el caso en tres. Esto permite que la fuerza de la gravedad se compense en todas las dimensiones, no sólo en la vertical como hacen los tourbillones o los carruseles.

Tanta complejidad no obstante, carece de sentido práctico en los relojes de pulsera que es dónde más la vemos implementada. Y es que cómo habéis visto, compensa muy bien un reloj que esté en posición estática o casi estática como es un reloj de bolsillo guardado en el chaleco, pero no va a poder compensar el efecto gravitatorio en un reloj donde la muñeca se va moviendo de manera casi arbitraria. Sin embargo, casi todas las marcas, tanto en la relojería de lujo como en la alta relojería tienen o han tenido algún modelo de tourbillon: Audermars Piguet, TAG Heuer, Frederique Constant, Ulysse Nardin, Montblanc, Bell&Ross, Bvlgari , Panerai, Hublot, Girard-Perregaux, Blancpain, Zenith, Omega, Greubel Forsey, Moritz Grossmann, … ¿Por qué? Porque es una complicación que demuestra técnica y maestría, es una forma de representación y ciertamente es bonita de contemplar.

Pero que también demuestra cómo dadas las cifras cronométricas de Omega con METAS, Grand Seiko con el VFA (Very Fine Adjusted) o Rolex con el (Superlative Chronometer) confirman que el tourbillon no es necesario para obtener elevadas cifras de precisión. Intuyo que podría hacerse de manera computerizada, los smartwaches incluyen acelerómetros que les permite conocer en qué posición ha estado más tiempo el reloj y por tanto compensarla, sin embargo es precisamente en un reloj de cuarzo donde las interferencias gravitatorias no tienen efecto alguno (sí las térmicas).

27 comentarios en “El tourbillon”

  1. Bueno en cuanto a los chinos también tenemos a Pagani design que vende relojes con esta complicación por unos 100 euros.

  2. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muy interesante que saques el tema Stainless. Supongo que te refieres al Pagani Design PD-1656 Tourbillon con calibre Shanghai JHS35 o al Pagani Design PD-1658 con el Hangzhou. Aunque replican el efecto del tourbillon, ya que realmente gira, cosa que en otros openheart no hace, ese giro no está rotando ningún órgano del calibre, es pura simulación.

    Eso sí, por 100€ que se vende, está muy curioso.

  3. A mí hay un reloj que me encanta por su complicación es este. Los tourbillon es una obra de de ingeniería. Porque ves el corazón del reloj que se mueve 360 grados y nunca te cansas de verlo.
    https://horasyminutos.com/2021/03/03/greubel-forsey-gmt-quadruple-tourbillon-titanio-el-reloj-mundial-mas-complicado/amp/

    A parte de esto mira el espectacular lumen si te digo la verdad ahora que he conseguido hacerle una buena foto diría que es el de Seiko lumibrite
    https://1drv.ms/u/s!AgEAcdngs-kwg55jtQjADmwGsNyaGw

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es que Greubel Forsey es de otro mundo. Son espectaculares. Muchas gracias por compartir el enlace Oscar hostyn. Y mira que yo no soy mucho de tourbillones, por un lado en lo estético no me agrada tener la esfera perforada, y en lo funcional, no aporta ninguna ventaja a la precisión. Lo admiro como maestría relojera, y eso si que tiene mérito.

    Que tu Casio usa lumen Seiko era una de mis teorías. Gracias por secundarla. Veremos a ver si alguien con otro Casio u otro Edifice de otro modelo nos lo confirma también.

  5. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    No te preocupes cuando ocurra eso OSCAR HOSTYN MARTINEZ. Es solamente que para evitar el spam, si el comentario tiene más de un enlace se queda pendiente de publicación hasta que yo lo revise.

  6. Perdón Guti es que lo se enviaba y no sabía porque. Pensaba que se había quedado congelada la página o algo. Ahora ya lo sé cuándo envié uno me esperaré

  7. Greubel Forsey es una marca Suiza? Es que siempre me ha picado la curisodad. El reloj en si como bien dices no es uno que vaya a comprar pero si es mi favorito por la complicación que lleva. Porque la verdad me fascina que tenga varios tourbillones yo pensaba que solo podían llevar uno hasta que vi esa publicación de horas y minutos

  8. Me ha encantado este especial histórico-técnico sobre el Tourbilón, me pregunto cual será el nivel de acabado y limitaciones de las opciones chinas al respecto.

  9. Aunque no soy fan del Tourbillon, me da mucha admiración esa ingeniería que se presume en este tipo de relojes. Comento también que no me gusta ver incompleta una esfera en el reloj, también les aseguro que mientras menos información tenga una esfera, para mí mejor, (ya he mencionado en otra ocasión, que soy fan del Calatrava).
    Acerca del artículo, con sinceridad, es exquisito. Muchas gracias Guti por tus aportes y trabajos. Saludos.

  10. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    No te preocupes. No eres el primero que piensa que el comentario no se ha guardado, y desgraciadamente a veces es así, no se guarda. Si no estoy equivocado, una vez se publica sale un mensaje tipo «el comentario está a la espera de moderación» o algo parecido. Pues aunque no lo parezca

    Aunque no lo parezca, Greubel Forsey es de La Chaux-de-Fonds, una de las cunas relojeras de Suiza. Su nombre puede engañar, y la razón es que son los apellidos de sus fundadores que no son suizos: Robert Greubel que es francés, y Stephen Forsey que es inglés.

  11. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias Jostma. Soy consciente de haberme dejado algunos detalles en el tintero, pero mi idea es ir metiendo este contenido de divulgación más puramente relojera entre el resto de contenidos. He leído varios comentarios sobre gente que ha comprado relojes con el Hangzhou ST3300 y están muy contentos con él. Aunque me temo que los que compran estos relojes, como sería mi caso, no pueden compararlo con los otros para tener una referencia. Dicho sea de paso, creo que los que tienen un suizo, tampoco tienen interés en el chino así que tampoco se puede comparar. Me quedo con la idea de que funcionan bien, y si los extrapolo a otros calibres chinos, no serán tan refinados, pero es una buena aproximación por una fracción del precio.

  12. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Pensamos exactamente igual RICARDO. Una esfera debe ser limpia y legible. El resto son distracciones que complican la lectura. Eso sí, como técnica e ingeniería, una maravilla.

    En cuanto a Alba, creo que esa es una de las cosas bonitas de la lectura. Sobre la misma historia cada uno le pone cosas de su imaginación. Así que si la quieres mexicana, pues mexicana.

  13. Excelente artículo Guti como siempre, sigue así. Mecánicamente es una exquisitez ahora para mi ‘ensucia’ la esfera (como los openhearts o el Federique constant de 40Hz) al final complican la lectura de la hora (me estoy volviendo un radical en esto, últimamente me molesta hasta que tengan fechador). Sólo quería comentar que los cuarzos en forma de horquilla (lo que llevamos el 99% de los mortales) si que se ven afectados por l gravedad (dejemoslo en campo gravitatorio ni curvaturas en el espacio tiempo ni interacciones con el bosón …) en una medida muy muy infeeior a un mecánico claro esta y es por ello que citizen se vió obligado a variarlo y hacerlo mas semejante al antiguo cuarzo en forma de lenteja. Saludos a todos!

  14. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Somos bastantes los que compartimos ese gusto por la simplicidad Juan. Creo que todos empezamos buscando cosas complejas y al final nos damos cuenta de la belleza de la sencillez. Buen comentario lo del cuarzo y la gravedad. Cierto que lo que más le afectan son los cambios de temperatura, pero la gravedad con su fuerza invisible también les afecta.

    Cuando decía sobre la inutilidad del tourbillon me refería a que tiene sentido en un reloj de bolsillo, esa fue su intención original. Relojes que al estar siempre en la misma posición sufren el tirón de la gravedad siempre en el mismo sentido. En un reloj de pulsera en donde más o menos la manos se mueve de forma arbitraria, todo ello es mucho más difícil de compensar.

  15. Un matiz, con tu permiso.

    Antes del gyrotourbillon, de Jaeger‑LeCoultre, ya había movimientos con tourbillon de dos ejes. El gyrotourbillon data del año 2004, pero a finales de los años 70 Anthony Randall [1] ya había patentado un tourbillon de dos ejes [2].

    [1] https://www.watchonista.com/articles/history/prix-gaia-2003-anthony-g-randall-craftsmanship-creation-category

    [2] https://en.wikipedia.org/wiki/Tourbillon#Double_and_quadruple_tourbillons

  16. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias un relojista. A eso me refería cuando comentaba que había unas cuantas omisiones. Te agradezco la contribución.

  17. Pues siento contradeciros, pero personalmente el tourbillón me encanta. Claro, mucho más un remontador como solución técnica, pero si un reloj mecánico es arte (porque utilidad no tiene mucha, ciertamente), el tourbillón es uno de sus máximos exponentes.

    Por desgracia, dejando aparte cuatro marcas, la relojería mecánica no ha experimentado demasiados cambios desde los sesenta. Y lo que hicieran los chinos no sirve porque básicamente lo que hacen es copiar 🙂

  18. Buenas noches amigos.

    Como anécdota he de decir que el mecanismo del Turbillón me gusta, me atrae que el ingenio humano pueda desarrollar la contención del tiempo en un movimiento mecánico compensado. Ahora, como dice Bia, desde una función funcional dista mucho de usarlo no más que al deleite y el exclusivismo, también incluye al funcionamiento de los mecánicos (últimamente estoy muy cuarcista /ja ja ja ja/).

    Sobre las esferas soy de la opinión de todos limpias y simples que acompañen la danza rápida de la segundera, el compás del minuto y el lento devenir de la hora.

    Buenas noches amigos. Excelente artículo.

  19. Yo me pregunto si el tourbillon sería útil – más allá del goce estético – en relojes de mesa mecánicos dado que, al contrario que los de pulsera, están permanentemente en posición vertical.

    El tourbillon es una complicación de difícil construcción, e intuyo que eso será en buena parte debido a que las dimensiones de un reloj de bolsillo o de muñeca impone la construcción de piezas de muy pequeño tamaño. Ahora bien, en en el caso de los relojes de mesa las dimensiones que entran en juego son sensiblemente mayores y, por tanto, la construcción sería menos complicada al ser piezas de mayor tamaño.

    Sería todo un festin para la vista tener en tu mesa un reloj con tourbillon.

  20. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Los diseños sí me gustan oscar hostyn. Creo que en eso Seiko suele acertar. El 4R36 es que es un calibre igual al NH36, o sea el del Duward Elegance Tyylikas que cuesta menos de la mitad o del RSWC Heian Instant Date que cuesta cuatro veces menos. Ya lo hemos comentado varias veces, y es que los precios de tarifa oficial de Seiko en España están disparados. Son casi al nivel de reloj suizo.

  21. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Parece mentira eso Bia Namaran. En 50 años apenas ha cambiado. Salvo contadas excepciones recientes como las de Frederique Constant, me resulta increíble. Incluso en algunas cosas creo que la relojería mecánica ha retrocedido. Por ejemplo en los 60 era impensable que un reloj mecánico no estuviera ajustado. Ahora los ponen a la venta sin ni siquiera mirarlos.

  22. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Aunque por nuestro poder adquisitivo no somos el cliente de los tourbillones tradicionales Sergi, coincidimos en esa opinión. Eso me lleva a pensar que quizás los que puedan pagarlos no lo hagan por su estética o su utilidad, sino por lo mismo que nosotros valoramos. Tu técnica y su ingeniería.

  23. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Nunca pensé en eso un relojista. Con su uso tradicional en relojes de bolsillo, un tourbillon en un reloj de sobremesa, de pie o incluso de pared sería excepcional. Un deleite para la vista. Además con un tamaño superior permitiría apreciar su movimiento en toda su completitud. Sería algo genial. Esperemos que algún fabricante asiático tome nota, porque como lo haga un suizo va a ser igual que nada. Algo completamente alejado de nuestras posibilidades.

    Eso me recuerda a los Jaeger-LeCoultre Atmos. Un tipo de reloj del que nunca he hablado y que bien valdría la pena un especial.

  24. Buenas noches a la bitácora. Lo primero, felicitarte por la explicación.
    Respecto al tourbillon, mecánicamente es una auténtica virguería, y como tal me parece fascinante; ahora bien, como cosa útil en relojes actualmente, me parece algo más como comentas en la siguiente entrada, algo relacionado con el «estatus», es decir, lo monto por que mis relojes son muy caros y excluyentes, solo gente con cierto «estatus» pueden adquirirlo y por consiguiente me «justifico» con esta complicación, aunque los chinos la «democraticen».
    En cuanto a esferas abiertas y esqueletizados, no soy muy fan de ellos, de por sí, solo tengo un Forsining chino, que apenas es una «barra» el calibre y el resto es todo caja vacía, que lo compre más por curiosidad de como algo tan sencillo puede dar la hora, por no tener no se puede ni dar hacia atrás la hora, que por otra cosa.

  25. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Interesante Lopatin. Eso de lo pongo porque es muy caro me recuerda el parque automovilístico de Mónaco. Superdeportivos de más de 600 caballos que se dedican a circular por unas calles ratoneras donde incluso el más osado no podrá si quiera llegar a los 100 Km/h. Lo tienen porque es caro.

Deja un comentario