';

Entrevista a Héctor Pérez Salgado de Minor Watches

Esta página se ha ido consolidando como la web de referencia en cuanto a relojería en español, y uno de los pilares de los que me siento más orgulloso es de la difusión de las marcas de relojes de España y el apoyo que he recibido por parte de sus protagonistas.

Prosigo con la cobertura del sector relojero del país, y en esta ocasión ofreciendo un formato inédito, ya que es la primera de las charlas que además podéis disfrutar en formato vídeo (lo encontraréis tanto en mi canal de Youtube como incrustado al final del texto), así que de antemano os pido disculpas por cualquier defectillo que podáis encontrar.

Hoy estamos con Héctor Pérez Salgado, fundador de la marca relojera Minor Watches, quien nos explicará de primera mano los detalles de este interesante proyecto. No os lo perdáis porque es una marca que tiene mucho que aportar al panorama actual.

Entrevista a Héctor Pérez Salgado de Minor Watches

Hola Héctor. Muchas gracias por prestarme tu tiempo.
¿Qué tal Javier? Buenas tardes. Es para mí un orgullo poder estar charlando contigo, alguien que es tan conocedor de la relojería, y por supuesto en una web tan conocida en el panorama relojero.

Somos dos aficionados a los relojes, porque yo sé que tú eres uno de ellos. Al final hemos coincidido, tu haciendo relojes y yo divulgándolos en la web. Minor Watches es una iniciativa propia a la que llevabas dando vueltas desde hacía tiempo hasta que en 2018 decides tirar para adelante, y apoyarte en tu hermano Santi. ¿Por qué decidiste dar el paso y qué aporta cada uno en la marca? ¿Por cierto, es dice «Minor» o «Mainor»?
El nombre de la marca viene del segundo apellido de mi abuelo que era «Menor», y decidimos traducirlo al inglés como «Minor» que se pronuncia como «Mainor». Independientemente de si decimos Minor a Mainor, creo que lo importante es que sea una marca que se nombre (Risas).

Sois de Ourense, pero ¿cuál es tu historia, más allá de Minor Watches?
Tengo 39 años, y en efecto soy de Ourense. Llevo trabajando en la administración desde 2008, he vivido en Madrid y Baleares hasta 2018 que fue cuando empezamos con Minor Watches y nos pusimos al frente del proyecto mi hermano y yo. Lo que me motivó a dar el salto fue sobre todo que me encanta la relojería. Pero también había una parte de reto personal por ver si era capaz de llevar adelante el proyecto y también para marcarme nuevos objetivos en la vida.

Me hacía mucha ilusión tener mi propia empresa y si era de relojes, pues mejor que mejor.

Una marca de relojes creo que es el sueño de todo aficionado. Luego entraremos en más detalles porque no debe ser nada fácil. El nombre de la marca en homenaje a tu abuelo, también un entusiasta de la relojería, ya nos da muchas pistas porque creo que tiene mucho que ver con los valores de Minor y de vuestro primer modelo.
Sí, es verdad. La colección de mi abuelo tampoco es que fuera demasiado extensa, pero sí que era un gran aficionado. Le encantaba Omega y Zenith, era de ideas fijas y no lo sacabas de esas dos marcas. Le gustaban los productos de calidad, que fue lo que nos inspiró a lanzar el reloj con la mejor calidad posible dentro de nuestras posibilidades.

¿No te preocupa que el nombre se asocie con “menor”? ¿Algo opuesto a lo que me parecen vuestras pretensiones?
En su momento lo pensamos, pero no fue algo a lo que diéramos demasiada importancia. No era el significado que nosotros le queríamos dar a la marca. Puede que haya algunos que hagan esa asociación, aunque para nosotros es lo opuesto. Era el nombre que mejor nos encajaba y más nos gustaba.

Claro. De hecho Omega que mencionabas corresponde a la última letra del alfabeto griego. Lo suyo hubiera sido llamarla Alfa, la primera. Como decías, lo que importa es cómo se establece la marca no tanto el significado de la palabra. Algo que me llamó la atención mientras preparaba la entrevista es que descubrí que existe un modelo de reloj llamado Minor, en realidad «Aero Minor», algo que no sabía. Pertenece a la marca checa Bohematic.
No tenía ni idea. No conozco la marca ni conozco el modelo. Me has despertado la curiosidad, así que ahora le echaré un vistazo. En su momento cuando pensábamos sobre la marca le dimos vueltas a internet buscando, pero no encontré nada al respecto.

A mí la marca me sonaba, pero el modelo en absoluto. Hablando de los principios de la marca, vosotros no os lanzasteis con micromecenazgos tipo Kickstarter como hacen la mayoría, así que en el fondo además de arriesgar tu tiempo, estás arriesgando tu dinero. Es algo que demuestra que tienes unas convicciones clara y la confianza que tienes en Minor. Pero, ¿qué razones hay tras hacerlo así?
Nosotros solamente queríamos llevar el proyecto adelante si era viable para nosotros. No queríamos involucrar a terceras personas. Ni familiares, ni amigos, tampoco páginas como Kickstarter y similares. Así que en cuanto vimos que nosotros éramos capaces de afrontarlo económicamente decidimos dar el salto.

Los recursos económicos son exclusivamente nuestros, principalmente míos. Otra razón por la que quisimos evitar las plataformas de micromecenazgo era que igualmente había que desarrollar los prototipos para la campaña. Ello implica que tienes un corto plazo de tiempo para ver si se financia o no. Quisimos evitar esa dependencia con los plazos de la financiación. Porque si no llegas al objetivo de recaudación también pierdes ese dinero. En cambio tú ya has invertido en el desarrollo y la creación de prototipos. Así que al ser viable para nosotros decidimos hacerlo de manera independiente.

Creo que es algo poco habitual y que merece la pena explicarlo como acabas de hacer. Otra particularidad que os diferencia del resto es que muchas micromarcas comienzan a medio gas, montando fornituras genéricas, con calibres Seiko NH35… En cambio vosotros habéis decidido comenzar con un plan muy ambicioso. Con un Sellita SW-200, fabricando relojes en Suiza (Swiss Made), y con componentes diseñados y creados en exclusiva para vosotros, algo que os loa, pero que al mismo tiempo impone un gran reto.
Ya desde el principio la idea que teníamos en mente era la de producir el mejor reloj posible dentro de nuestras posibilidades. Lo vimos de ese modo y empezamos a contactar con proveedores que ofrecieran el Swiss Made en base a nuestro propio diseño. No queríamos montar fornituras genéricas, es algo que abarata muchísimo el coste, pero era como si el reloj ya no tuviera nuestra personalidad, sería uno más. Apostamos por hacerlo con nuestro diseño y a nuestra manera, haciendo un reloj como a nosotros nos gustaba.

Si fuera el caso de componentes genéricos, quizás hubiéramos empezado de otra manera, usando Dropshipping o cosas similares. En cambio nosotros, todos, lo teníamos clarísimo. Queríamos hacerlo lo mejor posible. Era una forma también de probarnos, si fracasábamos lo hubiéramos dejado y habríamos abandonado el reto.

Me siento muy identificado con ese concepto. Para ofrecer un más de lo mismo ya tenemos multitud de marcas, tanto españolas como extranjeras. Así que valoro mucho el riesgo que habéis asumido y valoro la apuesta por ese «yo quiero esto y lo haré cueste lo que cueste». Sellita es un gran salto en cuanto a prestaciones y refinamiento. ¿Considerasteis otras opciones menos conocidas como los STP de los que soy un gran fan, o algún movimiento chino de nueva hornada tipo PT5000?
En absoluto, Sellita siempre fue nuestra primera opción. En cuanto contactamos con la private label era ya nuestra alternativa predilecta. Después cuando empezamos a trabajar con Miguel Bolea de DYW Bespoke nos planteó la posibilidad de usar STP. Nosotros ya habíamos abierto el perfil de Instagram, ya teníamos comunicaciones hechas con el Sellita SW-200, así que preferimos mantenernos con nuestra idea inicial y no alterar el proyecto en ese punto.

Mencionabas a Miguel Bolea… Se dice que el buen periodista no es aquel que lo sabe todo, sino quién sabe al que debe preguntarle. La industria relojera debe ser algo parecido, y en eso os habéis rodeado de los mejores. Javier Requejo Fernández un reconocido diseñador que os ayudó con el diseño, el español afincado en suiza Miguel Bolea Moreno de Develop Your Watch (DYW) quien aportó la consultoría en el desarrollo y finalmente Ronda AG que es quien se encarga del ensamblado y el control de calidad.
Intentamos rodearnos de la gente que nosotros pensamos que eran los mejores y los que más nos podían ayudar. Personas que aportasen sobre nuestra idea.

En el caso de Javier (Requejo) es amigo mío desde hace 25 años, y confío en él y su criterio al 100%. Él tiene su blog «Galicia Cool Magazine» donde se hace eco de diseñadores y artesanos. Es un mundo que le gusta. En cuanto le hablé del proyecto que tenía en mente se lanzó conmigo para ayudarme en lo que hiciera falta.

Con Miguel (Bolea), aunque el desarrollo de prototipos no lo hice con él, fue alguien a quien contacté más tarde para la fase de producción. Fue una pieza fundamental que nos ayudó a mejorar calidad, y a ajustar los precios. El resultado ha sido muy positivo, mucho mejor de lo que esperábamos y por supuesto de lo que habríamos logrado nosotros sin ninguna ayuda.

Aparte de eso hemos contado con muchas empresas a nivel local: Andrés López de Kuatro Marketing que nos preparó la web, el estudio de fotográfico Profocus, Silvia Meno que nos hizo las fotografías de Lifestyle… Todo empresas cercanas que tienen en común el ser pequeñas e independientes, como nosotros. Eso nos da mucha facilidad y flexibilidad a la hora de trabajar.

Es algo genial porque nos permite volver a reindustrializar. Quizás no de la mano de las grandes empresas que parece que serían las que más capacidades tienen, sino de las pequeñas que son las que aportan mayor creatividad y entusiasmo. Es como Minor Watches que demostráis que esto se puede hacer.
Al trabajar con empresas más grandes está todo más encorsetado, y son estos pequeños emprendedores con los que nos sentimos más cómodos en el proceso. Facilita la vida y obtienes un resultado que para nosotros es más óptimo.

Entrando en el reloj, me parece que habéis ido igualmente a por todas, yo me quedé alucinado. En vuestro modelo el Heritage, dais tratamiento antirreflejos en el cristal, zafiro incluso en la tapa trasera, correas artesanas de Jacobo Ramírez (Jacobstraps) y lanzando el reloj en 25 variantes: 4 esferas, 3 terminaciones de caja, 3 tipos de correa… ¿Por qué tanta variedad y cuál de todas es tu favorita?
La idea principal era lanzar el mayor número posible de variantes. Nos era imposible lanzar dos relojes con diseños diferentes, y tampoco era factible tener esferas diferentes porque los pedidos mínimos nos lo complicaban mucho. En cambio el proveedor sí que nos daba la facilidad de aprovechar la misma esfera pero cambiando algún color, y nosotros lo llevamos al extremo. Hicimos todas las combinaciones posibles con los cambios que nos permitían de color y así, poder llegar a ofrecer una mayor variedad a los clientes para que pudieran elegir. Se trata de cubrir el mayor abanico de gustos y personalidades.

Ya que teníamos un sólo modelo tendríamos que decidir o sacrificar, entre el más moderno o el más clásico. Lo que hemos conseguido es un rango que va del más atrevido al más tradicional, y por supuesto con muchos intermedios.

Entrevista a Héctor Pérez Salgado de Minor Watches

Son diseños que se ven muy diferentes. La caja PVD por ejemplo le da un aspecto diferente a la pulida. Además responde a la siguiente cuestión que tenía, viendo que en esa estética «Neoflieger» todas las variantes mantienen la esfera con numerales minuteros del 5 al 55 en vez del más común del 1 al 12. ¿Barajasteis la posibilidad de que se pudiera cambiar?
Efectivamente, hacerlo nos implicaría duplicar los costes. Por contra, de la forma que lo hemos hecho con el mismo reloj conseguimos cinco relojes diferentes entre sí.

En relojes de tres agujas, 42mm de diámetro me parece lo ideal. Esas son las cotas del Heritage, aunque en relojes de ese estilo empezamos a ver tamaños más pequeños. Me imagino que es una decisión consciente sobre el Modern Classic que me explicabas. Cuéntanos un poco sobre eso.
Es fácil. Los 42 milímetros son la medida con la que yo me siento más cómodo. Queríamos hacer un reloj que nos gustara a nosotros, que fuera nuestro reloj, así que el tamaño estaba claro. Además es un tamaño actual, de hoy en día. Aunque hay gente que opina que un reloj clásico debe tener 38mm o 40 como máximo, nosotros decidimos agrandarlo un poco. Pienso que nuestros 42 lo hacen más actual que es a su vez nuestro tamaño ideal. Fíjate que estamos mezclando un diseño clásico con unos colores modernos, así que creo que ese tamaño le encaja perfectamente.

Otro aspecto que me agrada además del tamaño es que las unidades están numeradas. De nuevo algo inusual al precio que ofrecéis y que me parece que aporta gran valor. ¿Será entonces una tirada limitada a un máximo de 500 unidades por color?
Realmente no es una tirada limitada en el sentido de que cuando se agoten las 500 dejemos de producir este reloj. Es una tirada inicial de 500 en la que entran todas las combinaciones. Lo que buscábamos era tener un mejor control del reloj, saber a quién se le vende, en qué fecha. Una forma que nos permita aprender y tenerlo todo controlado.

Una vez se hayan vendido esas 500 piezas, que esperemos que así sea, haremos una nueva tirada y veremos si es posible aplicar algunas adaptaciones o incluso lanzar un nuevo modelo: Otro color, un calibre diferente… Pero mantendremos el número de serie que aporta esa trazabilidad a lo largo de la vida del reloj. Que si por algún motivo tiene que volver a nosotros por motivos de garantía o de servicio técnico, lo tengamos controlado.

Pues lo encuentro muy útil. Tanto para vosotros como para el cliente, porque me parece que esa unicidad aporta valor. Héctor, algo que no he visto en ningún sitio es el grado del calibre que montáis. ¿Es el estándar?
Así es. Es un Sellita SW 200-1 en grado estándar. No lo especificamos porque asumimos que al no indicarlo se entendería que es el estándar y dado el precio en el que nos movemos es también lo lógico. Aún así creo que valdría la pena agregarlo en la web.

Tienes razón, porque el precio es algo en lo que aún no hemos entrado. Lo vais a vender a 726€ y ahora lo tenéis en promoción a 500€. Considerando lo que ofrece, y con ese calibre, pocas opciones hay que sean más económicas. ¿Cómo se consigue eso siendo una micromarca?
Somos unos recién llegados, así que no ha sido fácil, pero finalmente lo hemos conseguido. Yo creo que hay un cúmulo de factores. Para empezar el diseño lo hemos hecho nosotros, así que es un dinero que nos hemos ahorrado, es como si regaláramos nuestro tiempo. Después está el trabajar con empresas locales que nos ha permitido mucha flexibilidad y de esa manera ajustar los precios. También el papel fundamental que jugó Miguel Bolea, quien nos ayudó a ser mucho más eficientes, y manteniendo la misma calidad, o incluso más alta, mantener a raya los costes.

Por último fijar un margen que nos permita ser viables económicamente y al mismo tiempo no resultar excesivo por ser caro. Es decir, que te permita seguir reinvirtiendo el dinero para seguir creciendo y seguir avanzando con la empresa. Es un margen mínimo, no hay más secreto que ese.

Yo creo que lo habéis conseguido. Los 726€ es un buen precio, pero los 500€ son excepcionales. Y a ti, ¿qué es lo que más te gusta del reloj? ¿Y lo que menos, o al menos lo que temes que pueda no gustar?
A mí lo que más me gusta es lo cómodo que resulta el Minor Heritage. En mi opinión tiene el tamaño perfecto, así que me siento muy bien con él. El grosor (10,5mm) no es excesivo y eso refuerza la comodidad.

Lo que menos me gusta… Ahí no sabría qué decirte. Es nuestro reloj, así que me gusta todo de él. Tal vez en cuanto a cosas que el público pueda no aceptar pienso en que de momento no sea posible adquirirlo con brazalete de acero o con correa de goma.

Yo creo que lo de la correa es un detalle sin importancia, al menos en lo que respecta a los aficionados a la relojería. Sin embargo no hemos entrado en ese tema aún. ¿Quién es vuestro target? ¿Cómo dirías que es el cliente tipo de Minor? Tenéis la web en español e inglés, así que doy por sentado que apostáis por el mercado internacional.
Como veo al cliente de Minor es una persona urbana y cosmopolita. Alguien que disfruta de la vida y el lifestyle sin muchas ataduras. Un espíritu joven independientemente de la edad que tenga. Nuestra idea era llegar a un público más joven de lo habitual. Más allá del cliente tipo de estos relojes que suele estar a partir de los 35 años de edad, buscamos alcanzar a gente de a partir de los 20 o 25 años. Eso es lo que justifica también que hayamos optado por esos colores y esas variedades.

La web en inglés es algo que me parece fundamental. Hoy en día debemos utilizar todas las herramientas que están a tu disposición para poder llegar a cualquier sitio. Estás en un entorno globalizado y no te queda más remedio que salir fuera. Y eso también te ayuda, porque todo contribuye a que puedas seguir vendiendo y que la marca crezca sin depender solamente de un país.

Estoy muy de acuerdo en todo lo que dices. Creo que el paradigma de trabajo local y mercado global es la clave, tanto para España como para cualquier otro país. ¿Qué expectativas o previsiones de venta tenéis? ¿Cuál es el plan de negocio?
¡No tenemos previsiones! Piensa que acabamos de empezar y ha sido justo hoy que hemos abierto el stock. Anteriormente sólo se ofrecían como reserva o preorder. A corto plazo no nos hemos marcado ningún límite ni ningún mínimo. Tal vez en los próximos meses, dependiendo de cómo evolucionen las ventas podremos fijar un objetivo o unas previsiones más realistas.

Sin presión entonces. Lo entiendo como una forma de poner a prueba vuestra idea. Si vendo 2 ha ido mal, y si vendo 500 ha ido genial.
Esa es la idea. No nos hemos dicho: «este mes tenemos que vender 10 y el que viene subir a 15». No estaría a gusto trabajando con esa presión. La idea es ir evolucionando según lo hagan las ventas. A medida que transcurra el tiempo ya podremos saber algo más aproximado.

El modelo de negocio no es más que hacer que se vayan vendiendo los relojes e ir invirtiendo esos beneficios para el futuro. Me refiero a poder hacer alguna adaptación sobre la colección Heritage o lanzar un modelo nuevo. Hacer crecer la marca.

Centrándote en ese público más joven que decías, ¿qué crees que aporta Minor y el Heritage al panorama relojero actual?
Técnicamente para una micromarca es muy difícil aportar algo nuevo en la relojería. Al final tienes que innovar de otras maneras. Nosotros hemos intentado aportar variedad, diferentes combinaciones. Una forma en que el público pueda tener un reloj diferente para cada ocasión. Una posibilidad de elección que nos permita llegar a diferentes personalidades y gustos lo más amplio posibles.

Cuenta que incluyendo las correas son 25 opciones que yo creo que cubren un espectro muy amplio en cuanto a gustos relojeros.

Te veo muy modesto. Si recapitulamos lo que habéis conseguido es tener un reloj que es diferente a lo que existe, además ofrecéis unas especificaciones técnicas que son sobresalientes para ese precio. Y encima lo dais de entrada en 25 combinaciones. Yo creo que sí aportáis bastante en el panorama relojero. (Risas)
Me refería a la parte técnica. O sea a nivel de calibre o de ofrecer algo distinto no podemos llegar. Pero sí que en cuanto a diseño y combinaciones hemos intentado que sea un reloj algo diferente.

Hemos mezclado las combinaciones arriesgadas, alguna de ellas con hasta tres colores en la esfera que quizás a algunas personas les resulte un poco estridente, pero que son nuestra apuesta.

Por supuesto. Hay gustos para todo, así que tiene que haber relojes para todos los gustos. ¿Cuál dirías que ha sido vuestro mayor éxito? ¿Y vuestro mayor fracaso?
El mayor éxito es desde luego estar en el mercado. Ha sido increíble poder sacar la marca adelante. Ha sido mucho tiempo y mucha paciencia. Ha habido muchas horas de trabajo, sobre todo en lo relativo al diseño. Creo que estuvimos más de 6 meses e hicimos cuatro o cinco diseños diferentes hasta que dimos con el correcto para los prototipos.

También fue muy difícil al principio dar con el proveedor adecuado para que fabricara el diseño. Empezamos con ello en junio de 2018 hasta finales de noviembre en que fuimos a Suiza para ver el resultado. Durante todo ese tiempo fueron llamadas, emails… Nuestro mayor éxito es haber llegado hasta aquí. Todo lo que venga de ahora en adelante ya es un extra sobre lo conseguido.

No veo ningún fracaso en ello, porque nos ha servido de aprendizaje. Pero hemos perdido dinero con algún proveedor de packaging, alguna metedura de pata… Creo que son cosas normales, todos aprendemos a base de equivocarnos.

Cuando hablo con gente del sector me doy cuenta de la cantidad de complejidades que tiene diseñar un reloj, por más que a simple vista parezca que es algo sencillo. Así que mi admiración porque lo habéis conseguido. ¿Qué marcas relojeras te inspiran o dirías que son vuestro modelo a seguir, si es que hay alguna?
La verdad que me gustan casi todos los relojes. Hay muchísimas marcas que me gustan y prácticamente me pondría cualquier reloj. Si tuviera que destacar algunas, centrándonos en el reloj sin tener en cuenta otros aspectos como el precio etcétera, me gustan y me identifico con Panerai y Bell&Ross.

En otras gamas me fijo también en otras micromarcas y otros proyectos. Me gusta mucho una marca suiza que no sé si conoces, Laventure Watches. También los de Miguel Bolea de DYW Bespoke me parecen espectaculares y preciosos. Además con un concepto de poner al cliente en el centro y tratarlo como lo mejor. Es algo muy potente, y son las cosas a las que yo presto atención.

Hay que aprender de lo que hacen otros… ¿Por qué alguien debería comprar un Minor en vez de otra marca?
Principalmente quien compre un Minor debe ser alguien a quien le encaje en su personalidad y se identifique con los valores de la marca. Tiene que ver también que la relación calidad-precio le proporciona un buen reloj con mucho trabajo detrás.

Encajar con la personalidad de esa persona y que diga: ¡Este reloj está hecho para mí!

Yo siempre he pensado que hay que identificarse con los valores de la marca, pero también me doy cuenta que es algo que el público busca. Son detalles que aunque intangibles, dan entidad a todo el concepto. Y bueno, ahora ¿qué reloj llevas puesto?
Por supuesto llevo un Minor. Es la referencia MH-B211 con la esfera gris con efecto rayos de sol, la caja pulida y la correa en marrón oscuro. Además te quiero mostrar una mejora que hemos hecho para la versión de producción y que no tenían los prototipos. La tapa trasera ahora va enroscada en vez de a presión.

Este es el modelo que más me pongo y el que más me está gustando, pero también el modelo con caja negra con índices y agujas naranja (MH-C532).

Entrevista a Héctor Pérez Salgado de Minor Watches

Además de todos los Minors ¿qué otros relojes tienes en tu colección? ¿Algún Panerai como decías al antes?
No me da el presupuesto para un Panerai aunque me gustan mucho. No diría que mi colección sea demasiado amplia. Pertenecientes a mi abuelo tengo un par de Omega Constellation con la caja, el dial y el brazalete de oro. Luego dos Zenith Defy, un Seiko cronógrafo de los 70 y después ya piezas menos interesantes. El tema económico no da para más.

Así estamos todos, los sueños siempre son más caros de lo que nos podemos permitir. Por cierto que mirando la web de Minor veo que faltan algunas cosas para que la gente se haga una idea de todo lo que ofrecéis. Por ejemplo el empaquetado, que sé que es una caja de madera lacada en negro que es espectacular. O ver cómo es el lume en la oscuridad, debe ser curiosa esa mezcla de índices redondos y numerales luminosos.
Sí, estamos trabajando en ello. Queremos agregar mucho más secciones y contenidos a la página, incluso una sección de medios donde podamos enlazar a entrevistas como esta. Lo del lume tienes razón, son de las cosas en que nosotros no habíamos caído y de las que nos va muy bien tener feedback de alguien de fuera. Te mandaré una imagen para que puedas verla.

Entrevista a Héctor Pérez Salgado de Minor Watches

En cuanto a la relojería, ¿cómo la ves en el futuro? Parece que aunque un reloj es cada vez menos necesario, surgen más y más marcas nuevas y aparecen más entusiastas y coleccionistas.
Es algo muy difícil de predecir, los datos dicen que cada vez se venden menos relojes. A corto y medio plazo no creo que cambien demasiado las cosas. Las marcas más potentes seguirán vendiéndose porque entre los coleccionistas están muy valoradas. El resto de marcas tendremos que luchar mucho por ofrecer algo nuevo y sobrevivir. Hay miles y miles de marcas, una barbaridad, y ahí será importante la relación calidad-precio.

El otro día hablaba con un chico italiano que lleva una web como la tuya quien me explicaba que tras la pandemia la gente se había vuelto loca a comprar relojes. No sé si tú tienes algún dato al respecto…

Entrevista a Héctor Pérez Salgado de Minor Watches

No creo que haya datos, pero en España debió ocurrir algo parecido en cuanto al consumo en general. Después de la pandemia que la gente no salía y gastaba menos, si eras de los afortunados que mantenía su empleo llegaba un punto que decidías darte un capricho. No importa que fuera un reloj o unos zapatos. Lo que ya no sé es si aumentó comparado a las primeras fases de la pandemia, o que lo hiciera en comparación a antes de ella… Ya que hablamos de España, no es uno de los mejores países para emprender, parece que todo sean trabas. No descubrimos nada nuevo… ¿Pero crees que la marca España os aporta en cuanto a calidad o reconocimiento del diseño?
Yo creo que sí. Lo que fabricamos en España y el trabajo de sus profesionales es fenomenal. Sin ir más lejos, en el sector de la moda hay grandes firmas que hacen las cosas muy bien. Es cierto que siempre tendemos a valorar un poco más lo que viene de fuera en vez de lo que hay aquí en casa. Pero yo creo que sí, que es un valor que la gente tiene en cuenta.

Que el diseño se haya hecho en España, que se haya involucrado a la mayor cantidad de empresas locales, eso es importante. Cierto que tal y como está la industria hay cosas imposibles, si quieres un reloj Swiss Made lo tienes que hace en Suiza, pero fuera de eso hay muchas posibilidades y esa es nuestra idea. Acercar cada vez más la producción y ojalá que en un futuro podamos hacer otras piezas en nuevas colecciones. Siempre fabricando la mayor cantidad de componentes aquí en España.

Pues espero que vendáis muchísimo, que salgan nuevos proyectos y que haya más fabricación de calidad aquí, como estáis haciendo. Eso es lo que hace falta. ¿Hay algo más que te gustaría añadir?
Reiterarte el agradecimiento por invitarme y darte la enhorabuena por tu web y todo lo que estás consiguiendo. Haces un trabajo fenomenal y es la gente como tú la que hace falta, dando eco a todos estos nuevos proyectos. Así que te estoy muy agradecido.

Para mí es un placer. Hay muy buenas ideas aquí, pero que muchas veces son desconocidas, es eso lo que me llena dar a conocer. Ha sido un placer conversar contigo Héctor, espero que a los lectores y los suscriptores también se lo haya parecido. A ver si pronto puedo llevar a la página el Heritage y ver qué tal funciona.
Tu cuenta con ello, cuando quieras dalo por hecho.

36 comentarios en “Entrevista a Héctor Pérez Salgado de Minor Watches”

  1. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Paulina Menendez. Mi mérito y el de Héctor fueron solamente de escoger esas fotografías. El crédito para las instantáneas va para Silvia Meno, como se menciona en la entrevista.

  2. Ok pero en la web están a 413 aurelios. Por algo será.
    Además, 25 variantes de lo mismo, confunden al consumidor.
    ¿Acaso IPhone hace 253 variantes del mismo teléfono?

  3. Conocí la marca justamente por tu canal de youtube, sí, soy un suscriptor más 🙂
    Muy buena la entrevista. Mis congratulaciones para ti y para Hector

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Me da la impresión que o estás accediendo a su web desde fuera de la EU, o bien su plataforma te detecta allí y por eso no incluye el IVA Samoa.
    Estoy de acuerdo en que 25 variantes son muchas, sin embargo el sistema de encontrarlas en base a color de correa, color de esfera o acabado de caja lo facilita mucho. Tanto es así que una vez que te familiarizas con ese sistema, echas a faltar las combinaciones faltantes.

  5. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Encantado de que estés aquí y un placer que te haya gustado la entrevista RamonS, bienvenido. Si nos sigues visitando, en unas semanas podrás ver la reseña completa del Heritage.

  6. A mí que sean 25 variantes me gusta, de hecho bien podrían ser bastante más, así más opciones donde elegir.

    Las fotos son una pasada, dejando aparte a Héctor, que es muy fotogénico (todo hay que decirlo), el trabajo de Silvia es impresionante, muy buenas fotos.

  7. Relojería de calidad, con corazón suizo y desde Galicia para el mundo. EL reloj que sacan mis paisanos, me parece un portento en cuanto a relación calidad precio.

  8. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Bia Namaran. Las fotografías también me parecen muy bonitas, pero al mismo tiempo naturales. En cuanto a las variantes, esperemos que pronto los de Minor nos traigan muchas más.

  9. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Y tanto que lo es Sergio RV Hyuga. Y te lo puedo decir porque tal y como Héctor Pérez prometía, ya lo tengo en mi poder. Puedo adelantarte que en la realidad el reloj gama comparado con las fotografías, espero que en mis imágenes pueda capturarlo de ese modo.

  10. Buenas tardes amigos de la bitácora.
    En primer lugar enhorabuena por la entrevista y, también, a D. Héctor por su atrevimiento.
    Mi lectura del reloj, por tanto mi visión, consiste en un reloj de calidad con un estilo «fresco» huyendo de los estándares de DIVER, VESTIR, AVIADOR, MILITAR… tan comunes en marcas, precios y gamas de mercado. Pero por otro lado, para entendidos puesto que por el precio (ajustadísimo) a un no aficionado se le puede escapar la calidad allí está el trabajo de venta, publicidad y salida al mercado.

    Espero que tenga éxito y que sus ideas maduren… es que expandan la posibilidad de movimientos solares o cuarzos de alta calidad y duración…

    Que pasen una feliz tarde.

  11. Cesar José Maestre

    Disfrute mucho de la entrevista en Youtube, me parece que este Señor de Minor es muy cercano y afable, espero que tenga mucho éxito, y creo que es muy probable, sus guardatiempos son bastante atractivos y el precio no me parece exagerado. Y en cuanto variantes del reloj, soy de los que piensa que entre más mejor.
    Saludos Guti y demás comentaristas!

  12. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es cierto Sergi, es una combinación de estilos hecha con mucha elegancia y mucha gracia. Me parece algo muy diferente, y eso es difícil de encontrar.

  13. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Yo también lo pienso Cesar José Maestre. De hecho ni entrevisto a cualquiera, ni pruebo cualquier reloj que me ofrecen. Tiene que haber algo detrás, algo que me transmita algo. Y este Minor Heritage lo tiene.

  14. Una entrevista muy amena y un proyecto que por cuidado y ambicioso merece ser apoyado sin dudar; más si cabe cuando estamos hablando de una marca nacional. Muchas gracias Guti, esperaremos impaciente esa reseña.

  15. Buena entrevista y amena, les deseo suerte a Minor en su proyecto.
    Me gusta la variedad de combinaciones.
    Respecto a lo de marca gallego-suiza, me ha recordado a la marca Savar.

  16. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Jostma. El proyecto de Minor, incluso comparado con baremos internacionales es enormemente interesante. No les deseo ni más ni menos que lo que merecen, porque tanto el concepto de la marca, como el reloj en sí mismo son muy atractivos.

  17. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Te agradezco las palabras Lopatin. Además un contenido lleno de transparencia y sinceridad. Justo lo que todos buscamos pero que no todos los entrevistados están dispuestos a dar. Me permito copiar una breve historia de SaVar para aquellos que no la conozcan, porque tu comentario me ha dado qué pensar en la cantidad de marcas abandonadas y que valdría la pena recuperar. SaVar es una de ellas, pero Justina es otra. Esperemos que algún emprendedor del sector se haga con ellas.

    «Savar proviene del acrónimo de los apellidos de su fundador, Santos Varela, quién comienza en los años 50 con la distribución de relojería gruesa en la ciudad de A Coruña. Poco después, su hijo Benilde Santos toma las riendas del negocio familiar en los años 60 y lo hace crecer con la venta de sus propios relojes y con la distribución de los relojes (despertadores y de sobremesa) de la marca portuguesa «Reguladora» para media España y norte de Portugal.

    A finales de los años 60 la empresa comienza a montar relojes de pulsera con movimientos suizos y franceses, poniéndoles su marca. Según he leído, Savar hacía buenos contratos con los joyeros de la zona, ofreciendo unos márgenes de venta para el joyero bastante cuantiosos. Por ello, el propietario de la tienda compraba lotes de varias unidades, cuanto mayores más baratos le salían y era común ver los Savar en los escaparates ya que cada venta de uno de sus modelos era un buen negocio.

    Savar se posicionó muy bien y creció. Hasta el punto de que el señor Benilde gozaba de buena posición y podría considerarse poseedor de un imperio por aquella época.

    Según cuentan las historias coruñesas que recuerdan tiempos pasados, pasado un tiempo, el señor Benilde fue invitado una noche en el Gran Hotel de A Toxa en el cual había un casino. Se dice que aquella noche ganó una cuantiosa cifra y que es entonces donde comenzó lo malo. Despertó en él la ludopatía en la cual recorría casinos de la península y de la cual acabó siendo esclavo. Ese fue el fin de Savar, quizá también influiría la crisis del cuarzo, de eso ya no tengo datos. Pero lo que si que es cierto es que el señor Benilde calló en la pobreza y miseria por culpa del juego hasta que falleció.»

  18. Yo la verdad lo que veo en minor es que tiene futuro, sacar relojes con un sellita es muy interesante. Pero obviamente sacar 20 modelos exactamente iguales pero simplemente cambiando el color de la esfera o la correa no lo veo la verdad. Lo que sería mejor a mi parecer es que sacará cronógrafos, de cuarzo, de titanio… Que fueran de distintos materiales y variedades, osea sacar alguno con ronda por ejemplo. Aunque no lleva tiempo en el mercado y está empezando en este mundo que le felicito enormemente por su trabajo pero lo que veo que aún le falta mucho por delante. Todo tiene un comienzo pero la verdad repito si saca con cuarzo, titanio… Abarcará más mercado y no solo eso sí no podrá sacar relojes algo más asequibles para que la gente los pueda adquirir.

  19. Pues sacar infinidad de modelos cambiandoles solo el color es lo que lleva haciendo Casio con sus G-Shock desde hace lustros, y se están forrando. Así que tan mala idea no creo que sea.

  20. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Yo creo que eso depende al público al que se enfoquen Óscar hostyn. Un cronógrafo de cuarzo seguramente tiene más mercado que un automático sólo hora, pero también es un segmento de precio más económico. Si hablásemos de acero sería un máximo de 200€, es decir compitiendo con Festina y similares. Si agregas titanio, el precio subiría, y ahí sí que no sé si la gente estaría dispuesto a pagarlo. Son todo conjeturas que nadie sabe, desconocemos lo que podría funcionar mejor o peor. Así que ante eso, para mi han hecho lo correcto, crear el reloj que a ellos les gusta.

  21. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es cierto John Izarrebeitia. El propio Héctor lo comenta, de cara al proveedor el coste de esferas en diferentes colores es casi el mismo, por tanto es una variedad que puedes aportar sin que aumente demasiado la inversión. Si lo llevas al extremo de G-Shock donde encima hablamos de resinas, pues imagínate.

  22. Si tienes razón el problema es que ahora se están enfocando en un nicho muy pequeño y solo los venden en su página web. Por lo que está muy bien el concepto y repito olé por ellos que traigan cosas nuevas a la horologia pero yo creo que tienen que mirar y enfocarse en más nichos porque así difícil lo veo si no hacen mucha publicidad y solo venden en su página web. De hecho yo no la conocía hasta que la has presentado aquí. A ese precio está tissot o certina en el cual si hay marketing. Mi recomendación es que si ven esto que se enfoquen más en la publicidad para darse a conocer. Alomejor así tienen más ventas y pueden hacer cronos, de otros materiales y estilos así lo pienso yo

  23. Mi humilde opinión es que ahora mucha gente usa el reloj como parte del outfit, y esto favorece las ventas de relojes iguales pero de diferentes colores. En otras palabras, hay gente que ni le interesa qué movimiento tiene el reloj, solo se van a la apariencia. En el caso de este Minor, la compra es ventajosa, pues aparte de su bonito diseño y variados colores, tiene un movimiento de muy buena calidad. Ciertamente una buena inversión.
    Excelente entrevista Guti, muchas gracias. ¡Mis mejores deseos a este nuevo proyecto relojero!

  24. Si una de estas entrevistas que fluyen es un lujo, tenerla, además, en vídeo hace que el lujo sea doble. Es todo un placer escucharla.

    En cuanto al reloj, hay que reconocerles – y también agradecerles – que hayan tomado el riesgo de apostar por un diseño diferente.

    En la esfera, me gusta mucho el detalle de los dos puntos a las doce; soy de la opinión de que cuando de no se utilicen números, la grafía asociada a esa posición debería ser tal que la diferencie de las restantes posiciones.

    Echo de menos números que indiquen las horas. Creo que el diseño actual se podría mantener y añadir un circunferencia interior, de radio igual o ligeramente menor que la dedicada a los minutos, sobre la que se dispondrían números para las horas. Para no cargar la esfera, pondría ‘8’ entre 35 y 45 minutos; ’10’ entre 45 y 55 minutos; ‘2’ entre 5 y 15; y, por último, ‘4’ entre 15 y 25 mintuos. Estos nuevos números serían de menor tamaño que los dedicados a las horas.

    Por último, estaría bien que ofreciesen este modelo en tamaños menores. Para quienes tenemos muñecas tirando a pequeñas, no siempre nos apetece o podemos llever un reloj de 42 milímetros.

  25. @Guti, @Lopatin, en la cocina de la casa de un amigo mío hay un reloj Savar colgado en una de las paredes. Es un modelo de cuarzo. A ver si en mi próximo viaje a Galicia consigo hacer una foto a ese reloj.

  26. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Estás en lo cierto Óscar hostyn, el conocimiento, ya sea por la publicidad o por otros motivos es una de las claves del éxito de cualquier marca nueva. El problema es que la publicidad cuesta dinero, y no siempre te garantiza un retorno de la inversión.

  27. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Buen descubrimiento Óscar hostyn. Eso lo explica todo. El caucho natural, además de más caro es más suave y cómodo, pero claro, también parece ser que se degenera antes.

  28. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es cierto RICARDO. Gracias a los colores y la moda se ha conseguido que haya más gente que vuelva a usar reloj, aunque efectivamente, ni sólo se fijan en su diseño (y su precio).

  29. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias un relojista por la parte que me toca. En cuanto al indicador de horas en la parte interior, no sé decirte. Por un lado se ganaría funcionalidad, pero entonces perdería esa simplicidad. Tu compromiso de colocarlos sólo en las 2, 4, 8 y 10 puede que funcionase.

  30. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Pues mira, ahora me has hecho acordarme que en la cocina de la casa de mis padres hay un Radiant de cuarzo un relojista. El reloj debe ser de mediados de los 80, así que lleva casi 40 años funcionando, y ocasionalmente aguantando humos y grasas. A ver si me acuerdo cuando vaya a verlos y lo fotografío yo también.

  31. Un Savar setentero de pulsera y carga manual tengo yo, en alguna galería le tocará salir, igual en mayo, para o día das letras galegas, si no se me olvida claro.

  32. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Pues lo espero con ganas en la galería Lopatin. Un pedazo de historia de la relojería nacional.

  33. Un par de dias liado y no veas Guti , relojes, galeria, entrevistas … una pasada de verdad BRAVO! Bueno al tajo a mi este formato me ha encantado muy ameno e interesante. En cuanto a Minor enhorabuena por Héctor le deseo la mejor de todas las suertes. Análisis rápido 1) me gusta mucho las variaciones (en cuanto a iphones recordar que de un mismo modelo hay 4 variaciones y de cada uno como 5 colores…asi que no estoy muy de acuerdo con el comentario anterior) 2) movimiento de calidad también me gusta 3) sólo 42mm eso ya no me gustabtanto yo soy mas de 40/39 4) nos llenamos la boca de que en españa no valoramos lo propio y los relojes no tienen ni una referencia (almenos no la he visto) a que estan ni diseñados en españa hasta el nombre es en ingles ( por cierto eso tampoco me gusta me recuerda mucho a Mido, menor hubiese estado mejor creo) actualmente vivo en alemania y aqui hay un orgullo y una prisa por poner el made in germany muy envidiable la verdad cosa que no veo aqui…5) realmente lo desconozco pero creeis realmente que hay mucho mercado para los relojes de mas de 200-300€ ? Quiero decir yo me fijo bastante en la gente y diría que la media si esta en 100€ ya es mucho..no se es una reflexión a ver que me decís! Un saludo a todos!

  34. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Juan. Sacas muchas conclusiones interesantes. En cuanto a si hay mercado en esa franja de precios, quiero creer que sí. A nivel de ventas está claro que se polarizan entre relojes de alta gama y relojes asequibles. Tiende a desaparecer la gama media, lo prime, igual que ocurre en automóviles, neveras u ordenadores. Eso no quita que en realidad sea lo que la mayoría de entendidos buscamos: relojes de buena calidad a buen precio.

    El Made in Spain sería genial que pudiera llevarlo, pero a día de hoy no es factible. Minor podría lucir un «Diseñado en España», y a lo más que se ha llegado es al «Ensamblado en España» de Trigalux o Tempore Lux. Poco a poco espero que podamos acercarnos a eso. De hecho creo que Alemania debería ser el modelo, industria micrometalúrgica capaz de crear aquí componentes de reloj.

Deja un comentario