La marca Privata

La marca Privata hizo furor en los años 80. Todos recordamos sus amplios jerseys de lana, y probablemente todos quisimos tener uno en su época. Privata, que aún existe y que se publicita como fundada en 1973 es mucho más antigua que eso, y además está llena de misterios. Dejadme que os cuente…



Caminaba tranquilamente por el Carrer Gran de Sant Andreu cuando me topé con un nuevo comercio. En su escaparate figuraba el nombre «Originals Privata«, y efectivamente vendían artículos de Privata.



En 1925, Joan Sala i Villegas crea la marca Privat (privado en catalán), confeccionando ropa destinada a los trabajadores del campo: robusta, duradera y de precio razonable. Ya en ese época utilizaba una variante de su característica etiqueta triangular. Ese tipo de prendas rurales empiezan a extenderse y ganar popularidad, hasta que en en 1973 que deciden enfocarse a la moda urbana rebautizando la enseña como Privata y adoptando el logotipo del triángulo invertido.

Tras el auge de los dorados años 80 y principios de los 90, la deslocalización, la globalización y los cambios en las tendencias de moda, la marca se fue devaluando.

En 2010, la familia Soler de Berga (Barcelona), propietaria de Intergrup Aviapunt que fabricaba para Inditex y El Corte Inglés compra los derechos de la marca Privata. Sin embargo en 2011 los venden de nuevo a Creaciones Nicolás.

Después de eso se encuentran referencias de que la marca era propiedad a nivel mundial del grupo suizo Privata 1973. Ésta se había licenciado desde el 2000 a Gruppo Privata que explotaba los derechos en España. Danel Barrenechea comentaba que «Lo que hacemos es ceder el uso de la marca a otros fabricantes que no tiene un nombre en el mercado y lo necesitan».

A día de hoy en la web de privata.com se menciona que sus propietarios siguen siendo Gruppo Privatta S.L. ubicados en Getxo (Vizcaya), si bien anteriormente estaban en Igualada (Barcelona). Si lo he entendido bien, los propietarios suizos la ceden a los españoles, y estos la ceden a otros fabricantes. Una doble licencia que no se hasta que punto es habitual en el mercado.

Entre la información que se encuentra, por ejemplo las billeteras, mochilas y cinturones los fabrica Isafi, los mismos que trabajan para Vogue o FC Barcelona además de su marca propia Stamp. Los clásicos jerseys parece ser que siguen produciéndose por la propia marca.

Pero la cosa no es fácil, porque a tenor de la información en mi polo, el que llaman «Polo de manga corta con textura» y que tiene referencia 18620 se indica que está importado por Privaset Intimo S.L. de Cabrera de Mar (Barcelona). Éstos también usan la marca Privata como se puede ver en su web privaset.es. O bien la marca ha vuelto a cambiar de manos pese a que privata.com sigue coexistiendo con privaset.es, o bien es un nuevo colicenciatario o intermediario. La etiqueta menciona también «Privata Premium«, que podría ser una nueva submarca.



En cuanto a inscripciones vemos también un Diseñado en España, pero no aparece el país de fabricación. Por curiosidad, el PVP original era de 29,95€ en rebajas lo adquirí a 15€. La anterior tasación eran 24,95€ demostrando que como Ernest tienen un elevado margen de beneficios.



La explicación es que desde 2017 Gruppo Privata ha cedido sus licencias de moda masculina a Privaset (antes llevaban ropa interior y baño) y de calzado a Carnoli. Anteriormente la licencia ropa masculina era de Merletti / Dándara y la de calzado de Xicc Import.

Como histórico, las colecciones además de haber pasado por la mencionada Privaset y Dandara, lo hicieron por Creaciones Nicolás. En algún punto lo hicieron también con Lillotex y Montoto



12 comentarios en “La marca Privata”

  1. Así a lo pronto he encontrado «privaset.es» con un catálogo un tanto limitado (ni rastro de sus famosos jerseys ni referencia a los precios), y «privata.com», dedicado a complementos donde curiosamente se puede encontrar hasta relojes con esta marca.

  2. Buenas tardes amigos. Gratos recuerdos y agrio sabor.

    No he indagado, por curiosidad hace cinco años me compré una Rebeca privata en el centro de oportunidades corte inglés. La calidad estándar tirando a media.

    Una lástima con tanta licencia de licencia para una marca ochentera que tenía su » aquel». Aún recuerdo Nudos l, Liberto buenos, Lois, buenaventure… Hasta la propia Caramelo que ya me parece que está extinguida.

    Al textil español ( quitando los mega Inditex Grupo Cortefiel y Mango) Le queda muy poco recorrido, lo que fuimos y lo que somos. Hasta las marcas medias ( Adolfo dominguez, Custo Barcelona, P. Garcia…) Lo están pasando muy mal.

    Buenas tardes amigos.
    Gracias Javier por la entrada.

  3. Me pregunto que tan efectivo es ese negocio de licenciar una marca vieja, para el que compra la licencia. Para el que la «renta» es un negocio redondo, es hacer dinero sin hacer nada, si es que el precio en que la adquirieron fue razonable. Pero una marca que tuvo su apogeo en los 80s y 90s solo va a apelar a los caballeros de cierta edad, y va a tener muy difícil ponerse de moda nuevamente. Esas personas de cierta edad, por cierto, ya probablemente se han alejado del estilo manejado en los 80s y 90s, y van a ser mas discernientes a la hora de comprar. Creo que ver una marca nostálgica puede llegar a ser un «criterio de desempate» a la hora de elegir una prenda, pero dudo mucho que tú, Guti, por ejemplo, vayas a salir un día a buscar Privata explícitamente.
    Por cierto, hablando de Polos de los 80s y 90s, corríjanme si me equivoco, pero la hoy carísima marca Lacoste, no era muy barata en los 80s, sobre todo las polos? Recuerdo que de niño la usaba mucho, y créanme cuando les digo que mis padres nunca me iban a comprar algo que (comparativamente) costara entonces lo que cuesta hoy una camisa Lacoste

  4. Para el consumidor final tal vez no, pero de cara a distribuidores y comercios es posible que una marca con nombre desde los años 70 u 80 sea más atractiva frente a una nueva random que no dice nada. Buscar explotar el prestigio de la historia.

  5. Qué comodidad de ropa!!
    Me encantan estas prendas, no tenemos esta marca en México, pero tenemos Rams Cotton que tiene buenos acabados y tela importada.
    Gracias por este trabajo Guti, saludos.

  6. El textil español está mal Sergi. A ambos nos entristece, pero es que cuando vemos casos como este, comprendemos los motivos. Empresas que han apostado por lo fácil. Ya sea fabricar en China y vender a precio de aquí, como en aprovechar la marca. Es decir, no aportar valor. En cambio hay otras, mucho más pequeñas y desconocidas, que lo hacen bien, intentan salir adelante y son esas las que necesitan mi apoyo y el de todos.

  7. Evidentemente no es muy efectivo Kabe, porque de serlo la marca habría despegado y está peor que en sus inicios. Creo que se trata de ir a lo fácil, lograr beneficios aunque sean pocos, pero sin ningún esfuerzo. El esfuerzo lo hacen los licenciatarios. Me imagino que llama a la nostalgia de los que en su día compraban la marca y que ahora tienen hijos.

  8. Otra marca mexicana que no conocía Ricardo. Gracias por la sugerencia. Desgraciadamente en este mercado global parece que siempre conquistan el mundo las mismas marcas. ¿Por qué será que las buenas marcas españolas o mexicanas se quedan ahí aisladas? Personalmente no quiero un mundo Nike ni Adidas.

Deja un comentario