';

Maui Jim Mavericks

Si te hablo de Hawái (en anglosajón Hawaii), te vendrá a la mente un conjunto de islas o archipiélago perteneciente a los Estados Unidos de Norteamérica, con playas paradisíacas y la esencia que vemos en Magnum, P.I., o en Hawai Five-0. Personalmente llevaba mucho tiempo con ganas de tener unas gafas de Maui Jim, a continuación os explicaré los motivos, pero contra todo pronóstico, su origen es hawaiano, concretamente de Lahaina.

Maui Jim Mavericks

Su historia empieza en tiempos tan recientes como 1980, de ahí que mencionara la serie de televisión Magnum emitida por primera vez el mismo año. Jim Richards, un pescador que según la leyenda era conocido como MauiJim, comenzó a vender gafas de sol en las playas de Maui.

Maui Jim Mavericks

En 1987 la marca ya desarrollaba sus propios cristales polarizados, razón por la cual, algunas fuentes emplazan el origen de la marca en ese año.

En 1991, Walter Hester un capitán de barco decidió adquirirles la patente de aquellas gafas, fundando Hester Enterprises, Inc. para comercializarlas bajo la marca Maui Jim Sunglasses.

En 1993 Mike Dalton de Peoria’s RLI Vision negocia la distribución de sus productos en los Estados Unidos.

En 1996 Hester Enterprises compra a RLI Vision, aprovechando para formar Maui Jim Inc cuyos máximos accionistas son Hester y Dalton.

En 2015 adquieren Zeal Optics. En aquel momento la empresa tiene una plantilla de 500 trabajadores, un catálogo de 125 modelos de gafas, y exportan a 100 países.

En 2019, Maui Jim era considerada la marca independiente de gafas de sol más grande del mundo, logro que duraría hasta unos meses atrás, concretamente en marzo de 2022 cuando Kering Eyewear, parte del holding del lujo francés Kering Group propietario de marcas como Gucci, Yves Saint Laurent, Ulysse Nardin, Girard-Perregaux, JeanRichard o parcialmente Puma, decidía hacerse con el control de Maui Jim.

Fiel a sus orígenes de los tiempos en que aún vendían gafas a los surfistas de la playa, sus gafas de sol son reconocidas por ofrecer una protección y calidad de visión sinigual, pero también por su valor diferencial clave, sus monturas son resistentes y capaces de soportar el uso acuático.

En su catálogo había dos formas completamente opuestas, pero que me llamaban especialmente la atención. Por un lado las Velzyland de acetato, y por el otro las Mavericks metálicas. Andaba en un mar de dudas mirando fotografías, especificaciones y analizando la situación cuando descubrí que tras la forma de lágrima de las Mavericks se ocultaba una montura de titanio, por lo que ya ni me lo pensé, y fue la opción escogida (además que son uno de los modelos recomendados para la conducción).

Las Maui Jim Mavericks de base se ofrecen en cuatro variantes:
B264-17: Montura plateada y lente MauiPure color blue Hawaii.
GS264-17: Montura plateada y lente MauiPure color gris neutro.
HS264-16: Montura dorada y lente MauiPure color HCL® Bronze.
P264-16R: Montura color oro rosa y lente MauiPure color MAUI Sunrise.

Sin embargo la marca permite personalizarlas sin coste añadido, combinando las tres monturas anteriores (plateada, dorada u oro rosa) con los cuatro tipos de cristal (MauiPure Blue Hawaii, MauiPure Gris neutro, MauiPure HCL® Bronze y MauiPure MAUI Sunrise), a los que se suman los MauiBrilliant Maui HT™, MauiBrilliant Maui Rose® y MauiBrilliant HAWAII LAVA™. Un total de 21 combinaciones.

Maui Jim Mavericks

Las Mavericks, probablemente adoptando el apodo de Pete «Maverick» Mitchell en la película «Top Gun» de 1986, no son en absoluto un lanzamiento nuevo, se remontan a 2014, años atrás incluso de que se barajara la posibilidad de la segunda parte de la saga cinematográfica. No obstante, la posibilidad de montar estos lentes Blue Hawaii no llegaría hasta 2015.

De todas las combinaciones opté por la B264-17, es decir, acabado en titanio plateado y cristales en color azul. Su montura con diseño de gafa de aviador o piloto adopta las líneas conocidas por la especificación AN-6531 tipo 2 (MIL-G-6250) de 1941 que hicieron famosas a las Bausch & Lomb/Ray-Ban Aviators, pero con ligeras modificaciones. La primera de ellas ya la he adelantado, y es el uso de titanio puro. En ese sentido hay que recordar que el metal de las Rayban Aviator Classic, ni siquiera es acero, solamente aleación. De esa manera tenemos una ligereza excepcional con una dureza muy superior a la del acero, y por supuesto a la del «alloy», pero además una resistencia a la oxidación inigualable.

Sólo se ofrece en un tamaño, el 61-14-137, a medio camino entre lo que Rayban considera Standard (58-14-135) y Large (62-14-140). Sin embargo ese aparente volumen, no impide que la marca lo aconseje como tamaño medio, apto para un público unisex, que favorece las caras de tamaños pequeños y medianos. Prueba de ello es que en su escaparate de fans que mantienen en la web, muchas de sus propietarias, o modelos al menos son mujeres tal y como nos muestra @elissamarie80.

Maui Jim Mavericks

Salvo que son unas gafas muy ligeras, la marca no nos proporciona más detalles, así que usando mi balanza de precisión he obtenido un peso de sólo 18 gramos, una cifra casi increíble porque incluye sus cristales.

Maui Jim Mavericks

La gafa mantiene su curvatura base 6, el mismo grado que las conocidas Aviator, pero que en estas Maui Jim lo aprovecha algo mejor. Como además son más grandes, ofrecen una protección envolvente. Es algo importante porque sin importar si estás haciendo surf, paseando en la calle, o pilotando un avión como era su origen, nuestra posición relativa ante el sol siempre cambia. Sus rayos no van a llegarnos siempre de frente, en algunos momentos vendrán de los laterales, y en otros de la parte superior o incluso desde atrás. Así que cuanto más cubiertos estén nuestros ojos, más eficaces serán las gafas. Nunca expliqué lo que son los grados de curvatura o base curves, un concepto sencillo que representa lo grande o pequeña que es la curvatura de los cristales. Hoy en día es una cifra que puede oscilar entre el 4 y el 10; siendo el primero el más plano y que es típico de las gafas de ver, y el 10 de las más curvadas y envolventes. Si recordaréis hace muchos años, no todas las gafas de sol eran «graduables», el motivo era porque los cristales ópticos no podían fabricarse con curvaturas demasiado grandes, algo que hoy en día con los policarbonatos ha pasado a la historia.

Maui Jim Mavericks

En cuanto a construcción, los acabados son de primer nivel, pero la diferencia la marcan los detalles, por ejemplo las bisagras que unen la frente con la varilla y que aunque tienen una forma tradicional, son resistentes a la corrosión.

Maui Jim Mavericks

Las plaquetas nasales son convencionales de silicona, no habría estado mal que fueran de titanio como ofrecen en algunos modelos los de Randolph USA. Finalmente destacar los controles de calidad durante el proceso de fabricación, porque pasan por cinco etapas de inspección con el objetivo que todo esté perfecto. No se puede esperar menos de una marca premium.

Maui Jim Mavericks

En lo que se refiere a la composición, hay mucha confusión, en gran parte acrecentado por el celo de Maui Jim. Afirman que se trata de un material propietario que ofrece una visión casi tan nítida como el cristal mineral superdelgado, pero a una fracción de su peso al tiempo que proporciona una excelente resistencia ante la rotura y los arañazos. La tratan como algo totalmente distinto a los policarbonatos, pero dejan entrever que tampoco es un cristal mineral al uso. Tras mis primeras inspecciones, la sensación de la de estar ante resistente vidrio mineral de espesor muy fino, sin embargo aunque pueda replicar algunas de sus cualidades, está más cerca del policarbonato CR-39. Es igualmente un polímero, pero su forma se ha conformado en vez de inyectándolo, moldeándolo. Sucesivos tratamientos y coberturas, hacen que el resultado sea muy superior al de éste, y que por tanto sea un secreto muy bien guardado. Es verdad que al tacto parece una lente mineral delgada, se asemeja a ella incluso en el sonido, yo mismo pensaba que su base era mineral.

Maui Jim Mavericks

Antes de que Luxottica adquiriese Barberini Eyewear, los italianos eran los que según la formulación de Maui Jim manufacturaban las lentes minerales. Ahora la producción ha emigrado a Japón, con los mismos o incluso más elevados controles de calidad, pero por motivos obvios desterrando las lentes minerales de cristal superfino (ST -SuperThin-).

Maui Jim Mavericks

Todas las lentes incorporan la tecnología de polarización exclusiva de Maui Jim, la PolarizedPlus2®, y estas Maverick Blue Hawaii no son la excepción. El tratamiento funciona muy bien eliminando los rayos que no vienen en sentido horizontal, aunque echo de menos que para algunos usos no se ofrezcan sin el PolarizedPlus.

Maui Jim Mavericks

El azul Hawaii es un color diseñado para entornos con mucha luminosidad, de hecho se basan en las MauiPure Gris Neutro, a las que se le ha añadido un recubrimiento espejado en la parte externa, ello le da un toque más estiloso, pero también mayor protección ante los deslumbramientos y el contraste de colores, sin perjudicar la nitidez de visión. Muchos tratamientos y acabados en los cristales, especialmente los de tipo espejo, contienen elementos metálicos. El hecho de que todas las Maui Jim estén concebidas para ser resistentes al agua, incluso en medios salinos, implica que sus propiedades y su aspecto, no van a mermar pese a que las sometamos al agua de mar. Son de categoría 3, certificadas como protección total ante los rayos UV A, B y C según la ISO 12312:2013

Maui Jim Mavericks

He leído algunos comentarios, incluso en la web oficial de Maui Jim en inglés que se quejan de que los cristales se arañan. No hay detalles acerca del material de la lente a la que hacen referencia, ni tampoco con qué lo están comparando. Ellos mismos admiten que son «casi tan resistentes» como las minerales; si bien por mi experiencia no he tenido ningún problema con ello en el uso normal ni durante su limpieza.

Se visten con muchísima comodidad, en primer lugar por su ligereza, y en segundo porque el diseño con varillas delgadas, concebidas para ser compatibles con los casos de piloto hacen que se adapten muy bien, y que reposen sin presión excesiva en orejas y nariz. Quedan bien fijadas, sin moverse, pero sin molestar.

No hay síntomas que nos hagan pensar que es endeble, más bien al contrario con un refuerzo sobre el puente que mejora la resistencia torsional y proporciona más confianza, podemos quitárnoslas y ponérnoslas sin ningún problema.

Maui Jim Mavericks

La protección lateral es asombrosa, la cuenca ocular permanece casi aislada por completo, evitando los cambios de luz en diferentes ángulos, y por tanto relajando la vista. Lo mismo cabe decir de la zona inferior, totalmente ceñida a nuestra cara.

Por la curvatura y el tamaño de los aros, en según qué expresiones faciales podemos sentir la parte inferior de la montura en contacto con nuestra piel. Es un comportamiento habitual en todas las monturas con cristales en forma de lágrima, es decir, las de tipo AN6531, que no molesta ni presenta ningún riesgo, pero sí que es un indicador de que el tamaño es más grande de lo que parece.

Maui Jim Mavericks

Subjetivamente me encanta su estética. Es la forma probada y funcional de unas Aviator, pero rodeada de materiales de primera calidad con un aspecto cool que la hace sentirse diferente. Los lentes espejados incentivan ese aire veraniego, y al tiempo complican pasar desapercibido con ellas.

Suelo comenzar con el packaging, y deliberadamente en este caso he optado por dejarlo para el final. Es lo único que no está a la altura, un estuche negro de triple pliegue que está fabricado en material sintético y que se vende a 10€ en su tienda oficial, que aún siendo originales, me recuerdan demasiado al de las Ernest Sabato de 50€. Una funda de aspecto discreto, pero que no es capaz de proteger eficazmente las gafas.

Maui Jim Mavericks

Maui Jim Mavericks

Maui Jim Mavericks

Maui Jim Mavericks

Maui Jim Mavericks

Maui Jim Mavericks

Mi opinión es que estas Mavericks de Maui Jim ofrecen una montura excepcional y unos lentes buenos o muy buenos. Algunos criticarán su precio, pero a poco que uno busque no es complicado de justificar. Las Ray-Ban Aviator Titanium RB8125M con una montura similar cuestan 495€, así que si lo comparamos con los 317€ de las Maui Jim nos da una clara ventaja. Al final, los materiales y los controles de calidad tienen un precio.

Maui Jim Mavericks

Desempaquetado (Vídeo)

Galería

Maui Jim Mavericks

Maui Jim Mavericks

Maui Jim Mavericks

Maui Jim Mavericks

Maui Jim Mavericks

Maui Jim Mavericks

Maui Jim Mavericks

12 comentarios en “Maui Jim Mavericks”

  1. Una diseño ciertamente acertado el combinar el estilo de gafas tan mítico de esta película de los 80s y una tonalidad en cristal que nos evoca playas paradisíacas, si a ello se le suma calidad de materiales, control de calidad y precio razonable, me parece una gran recomendación, felicidades.

  2. Buenos días amigos de la bitácora.

    En primer lugar me parecen una gafas de calidad. Lo cierto, que en cuanto a diseño es uno muy tradicional y no tiene la aureola de ser de los primeros: carrera, ray ban, persol… No obstante, los detalles hacen que sobresalga a los modelos dichos… Aún no siendo de titanio está sobre 60-100 (en función de ofertas) por encima de rayban 50-60 por encima de Persol [cristal polarizado en ambas] Así que cada uno elija.

    Que pasen un feliz domingo.

  3. Preciosas. Me encanta ese estilo aviator tan Ray-Ban. Y ya con el Glycine prácticamente a juego, quedan de lujo. Felicitaciones!

  4. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias Jostma. Es una marca que tenía muchas ganas de probar. Con tanto prestigio ganado con tanta rapidez me esperaba algo rompedor. La montura tiene una calidad de primera, y los cristales, son en conjunto muy cool y con mucha tecnología, aunque honestamente, no están a la altura del resto.

  5. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    En breve traeré unas Ray-Ban por aquí Sergi, y bueno, salvo el precio que mencionas en ofertas puntuales, donde entonces es muy competitivo, son unas buenas gafas, pero ni de lejos las mejores.

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Jaume. Creo que su esencia conjunta mucho con ese Glycine, además del color. Lástima que Glycine no tenga modelos en titanio, porque en ese caso serían el uno para el otro.

  7. Excelente artículo Guti, la mejor foto es de una princesa con sus lentes jajaja.
    No he podido participar en tu Bitácora porque tengo COVID de nuevo. Me recupero lentamente en mi casa. Un abrazo amigo.

  8. Buenas tardes amigos de la bitácora.
    Ricardo cuídate… tengo conocidos que ya van por la segunda infección. Lo mejor es estar vacunado y el cuidado; aquí en España lo volvemos a tener.
    Un abrazo Ricardo.

  9. Están muy chulas estas gafas. Una estupenda review y genial e interesante el apartado sobre la historia del fabricante. Saludos.

  10. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias Ricardo. Esas fotografías fueron la parte divertida de la review, y también una forma de demostrar que incluso en caras pequeñas, este diseño no queda nada mal.
    Espero que este nuevo contagio sea suave. Los conocidos que tengo que están en la segunda o tercera infección lo han pasado sin contratiempos. Por favor, a poco que puedas ves contándonos que tal sigues.

  11. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Sergi, tenían razón los que dijeron que este bicho venía para quedarse. No quiero asustaros, pero conozco gente que ha pillado la gripe aviar de nuevo. No sé que nos pasa, pero vamos de epidemia en epidemia.

  12. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Te agradezco el comentario Gerardo. Es una marca aún poco conocida, pero que ofrece una calidad muy elevada. Me encanta las historias, todas tienen algo de lo que se desprenden sus valores, y el énfasis en Maui Jim por los entornos acuáticos es muy valorable.

Deja un comentario