Tres relojes abandonados (II)

Cuando hace unos meses escribía Tres relojes abandonados, haciendo un poco de investigación arqueolo-relojeril de un Delma Sello Aureo Felipe II, un Gucci 90001 y un Sami RSM-86351, sabía que me acabarían llegando más relojes así. Piezas que porque han pasado de moda ya nadie quiere. Lo que no me podía imaginar es que volverían a ser tres relojes, y todos ellos con una historia detrás.

Pertegaz

Hubo una época en la que el recientemente fallecido (2014) Manuel Pertegaz Ibáñez también diseñaba relojes. Y hubo una época que que los bancos y cajas, lejos de fusionarse o de necesitar rescates, se lucraban como los que más. Así era «La Caixa», ahora CaixaBank, que como muestra de ello regalaba a sus clientes un reloj de Pertegaz, con maquinaria de cuarzo Swiss Parts. Un reloj en estado evidente de no haber sido usado, incluyendo su aparente caja de presentación.

Indagando en la web hay evidencias que la colaboración entre la entidad financiera y el diseñador se extendió a varios modelos de relojes, sin embargo este que presento es el menos habitual de todos, puesto que apenas hay referencias sobre el mismo. Como indica la trasera, está bañado en plata, con un grosor de 3 micras, y se vendían entorno a los 130€, con el típico abismal margen de las firmas de moda, que en la actualidad nos permiten conseguirlo por 30€ o 40€.







Atlas Copco

Siguiendo con el caso anterior, hubo un tiempo en que las empresas hacían buenos regalos a sus clientes. Pasados los años 80, esos regalos comenzaron a ser cosas más baratas, hechas en China, Hong Kong o Japón. Como este reloj personalizado para Atlas Copco, la empresa donde trabajaba mi padre, y sin ninguna señal del fabricante en él. Un Private Label en toda regla, pero todavía muy lejos de las baratijas chinas que se regalan ahora, si es que todavía se regala algo.





Calypso K5537

Calypso de Festina Group fue la apuesta de el grupo relojero para lanzar una marca más asequible. Un modelo que luego imitarían los de Marea de Grupo Relojería y Complementos, Nowley de Industrial Martí de Relojería y
DW de Duward.

Se trata del K5537, un aparente reloj que por menos de 30€, ofrecía un cristal mineral, y una maquinaria de cuarzo analógica. Tenía un aspecto deportivo, ocultando así la caja y la correa de resina, ésta última, el elemento que ha dejado colgado al reloj.





13 comentarios en “Tres relojes abandonados (II)”

  1. No me extraña que estén abandonados son horribles jeje. Yo el otro día encontré uno que en la esfera ponía «telefónica», no estaba mal: caja de acero, cuarzo japonés y Correa de cuero. Lo acabé tirando ya que no me gustaba la estética y seguro que nadie me lo iba a comprar.
    Nunca entendí lo de los regalos, que nos den dinerito y ya compramos nosotros. Otra cosa es que, por ejemplo, al jubilarte te regalen un reloj o por cumplir x años en la empresa.

  2. Por cierto Guti, leyendo la entrada de «Tres relojes abandonados (I). me ha dado por entrar a la web de Q&Q y en catalogo tiene modelos muy chulos. Hasta hay uno con cierto aire al seiko samurái que es precioso (con referencia «superior») y un digital de caja de «metal» (así lo denominan ellos sin concretar) y milanesa que está muy bien. Sin embargo, creo que los modelos actuales son difíciles de encontrar, ya que la web tiene extensión japonesa y en las plataformas de venta habituales solo veo modelos muy antiguos ya descatalogados. Bueno habrá que investigar.

    Se me olvidó añadir antes que lo malo de estos regalos es que, si uno tiene mujer, normalmente computa igual un reloj regalado con valor de 5 euros que un seiko de 400 para la frase «ya tienes muchos relojes». Lo mejor en estos casos es meterlos en un cajón lejos de la colección «oficial» jeje

  3. Buenos días D. Javier, D. Stainless, D. Ricardo y demás lectores.

    Estos relojes dormirán «el sueño de los justos» [frase hecha de origen griego, que hacía alusión a que los hombre gentiles dormían mejor que los deshonrados). Pero mejor dormiría el diseñador de estas tres castañas, porque si que ha quedado descansado.

    D. Stainless, QandQ siempre me ha llamado la atención tienen solares por 40-50 aunque son plasticosos. No sé por qué en España es tan difícil encontrar relojes que en otros países los venden a capazos llenos.

    Buenos días caballeros.

    P.D.
    Don Ricardo aquí en España la cosa se está volviendo a poner malita, Barcelona y zona metropolitana y un par de provincias más han tenido fuertes brotes.

  4. No son demasiado agraciados Stainless, aunque les intento encontrar el valor emocional en base a su historia y el reflejo de una época. Quizás además tienen una historia personal de alguien que los guardó en un cajón, forma parte de la vida del reloj, algo que me agrada.

    Tienes razón, hubiera sido mejor que en vez de regalos dieran dinero, pero bueno, ahora ni regalos ni dinero, jeje.

  5. Hace tiempo que no visito la web japonesa de Q&Q Stainless, pero sí recuerdo que tenían piezas muy interesantes, incluso solares y creo recordar que radiocontrolados. Digitales que no produce ninguna de sus otras hermanas de Seiko. Lo malo es lo que dices, sólo los baratos salen de Japón, el resto se deben importar, y suponiendo que lo encuentres, pringas con gastos de envío y aduanas.

    Buena observación… Si, me suena de algo. Además el comentario de «pero si este es igual que este otro!» (aunque para nosotros no se parezcan en nada).

  6. Relojes con valor sentimental solamente, pero al fin y al cabo para coleccionar jeje.
    Buena lectura GUTI, gracias por tu tiempo amigo mío.

  7. Sergi, la situación está terrible aquí en México y creo que en muchos países también. Creo que lo más importante ahora es cuidarse y estar tranquilo. Te agradezco tu interés y hay que cuidarse mucho. Saludos mi hermano.

  8. Hola amigos,

    con vuestro permiso, «refloto» esta entrada, a la cual he llegado desde la review «Radiant Metal&Roses» (bonito relieve muestra el Radiant, por cierto).

    Simplemente quiero aportar mi punto de vista al respecto de la «belleza» o «fealdad» de los relojes de los que Guti tuvo a bien hablarnos. Para nada creo que sean feos. Es más, no existen los relojes feos. Fuera de su contexto y de su época pueden ser máquinas incomprendidas, pero nunca feas. Incluso podemos decir que son recargados, simples, incómodos, enormes o diminutos, pero no feos. Bueno, al menos para mi. Otra cosa es que tenga algún manifiesto fallo de diseño o de fabricación, algo habitual en relojes de moda y en máquinas chinas de poco precio.

    Sé que sonará absurdo, pero creo que los relojes que mostró Guti merecen respeto y comprensión. Se pueden debatir las creencias religiosas, filosóficas o existenciales, pero cada cual tiene las suyas, y en el fondo de mi ser (pragmático como pocos, por cierto) intuyo que todo reloj tiene su «alma». Desde el digital non notam de 2 euros hasta el P. Philippe de 28 millones de euros (si, existe).

    Sin más, espero no molestar con este comentario. Nótese también el tono humorístico 😉

    Un fuerte saludo a todos, y por favor, cuidaros!

    Postdata: Stainless, por la sagrada Virgen de la Rosa!, no tires ningún reloj!! me ofrezco para la adopción de estos pequeños seres! 🙂

  9. Gracias por el apoyo Eneko y por supuesto que no suena absurdo. Te entiendo perfectamente y pienso lo mismo porque son piezas que hay que juzgar dentro de una época, de un contexto y de una situación personal. Justo es esa parte, la de hacer arqueología relojeril comprendiendo sus motivos lo que me atrae. Sería ilógico afirmar que una vasija romana del año 19 A.C. es una basura porque está rota, o porque es de arcilla en vez de plástico. Esa vasija tuvo sus motivos, tuvo sus materiales y tuvo sus usos.

    Estos relojes de aquí reflejan como era una época, y en dos de ellos eran piezas de «merchandising» que regalaban las empresas. Ni siquiera en su época podían considerarse estupendos relojes, pero siendo gratis creo que nadie daría algo a ese precio hoy en día.

Deja un comentario