Amazfit Neo

Cuando salió hace unos años el Amazfit Bip pensé en comprármelo. A fin de cuentas era el sucesor del Peeble que nunca llegué a tener, un reloj inteligente, pero que gracias a su gran autonomía por primera vez podía ser llamado como reloj. El principal problema que les veía es que por lo voluminoso de su tamaño, debían resultar incómodos para dormir siendo en mi caso inútil para monitorizar el sueño. Tengo una Miband 5 que cumple con eso perfectamente. La llevo en la muñeca derecha las 24 horas del día, cuenta mis pasos, me avisa de las notificaciones en el móvil y controla mis horas de sueño. Para saber la hora, llevo en la izquierda algún reloj de los que tengo.

Recientemente han aparecido los Amazfit Bip S, desgraciadamente sin muchas novedades comparados con su predecesor. Pero otro lanzamiento llamó mi atención, el Amazfit Neo, un smartwatch con pantalla LCD clásica y con una autonomía de 28 días. No es tampoco una pieza que crea que vaya a usar a menudo, pero con lo competitivo de su precio, casi al precio de un Casio Collection, valía la pena darse el capricho. Además, habiendo probado el Casio G-Shock GBD-H1000, me preguntaba hasta qué punto un reloj que cuesta 10 veces menos podría ser una buena opción.



GéneroUnisex
CajaResina. 40,3mm X 41mm x 11,7mm
BotonesCuatro de plástico
EsferaNegra
BiselResina
CristalResina
IluminaciónLED
TraseraPlástico atornillada
CorreaResina de 20mm de ancho
FuncionesHora, minutos, segundos, día de la semana, día del mes
Resistencia al agua5 ATM
Peso32g
MovimientoXiaomi A2001
ComplicacionesConectividad Bluetooth 5, monitor cardíaco, podómetro, monitor de sueño, alarma, cronógrafo
Prestaciones28 días de autonomía
OrigenMade in China
Garantía1 año
PVP70€. Oferta 31€
DistribuidorAmazfit / Aliexpress

Presentación

El packaging sigue el de los últimos lanzamientos de la marca china, abandonando aquellas cajas de cartón reciclado. La estética me recuerda a la de Apple, minimalista y elegante usando los blancos y los negros. Esta vez, con el blanco de fondo predominante.



Se acompaña de un grueso manual de instrucciones que parece detallado porque son 120 páginas en varios idiomas. Al final resulta que no es más que una guía de inicio rápido, con 8 páginas de contenido en cada uno de los 22 idiomas a las que está traducido. Se incluye el español y sorprendentemente el catalán. Lamentablemente apenas explica nada, esas 8 páginas incluyen 4 de disposiciones legales y de seguridad. O sea, que lo que contiene son apenas 4 páginas de contenido. Como curiosidad, en la documentación se referencia al reloj como modelo A2001, una denominación que no he visto en ningún otro sitio. Si os interesa ofrecen un chuletario que se puede descargar en un conveniente, pero poco habitual formato Word: 2,4 MB. en formato DOCX







También viene un cable conector propietario con entrada USB que hace de cargador del reloj y que es similar al de la Miband 5. A diferencia de otros dispositivos o de las nuevas Miband es un cargador a presión, no magnético.



Todo muy sencillo como uno espera por ese precio, pero al menos en cuanto a apariencia, muy bien resuelto.

Introducción

Amazfit es una de las marcas propiedad del conglomerado Xiaomi Corporation. Con ellos comencé con la Miband 1S, y desde entonces he tenido la oportunidad de usar diferentes dispositivos de la empresa Miband 2, 3, 4 y 5; Redmi 5A y 8; 9T Pro, … Y me ha gustado por su precio, pero además por sus prestaciones y durabilidad.

La empresa se fundó hace solamente 10 años, en 2010. Su crecimiento ha sido vertiginoso siendo líderes en las pulseras inteligentes y ocupando el Top 5 en los smartphones. Prueba de ello es que cuentan con más de 15.000 empleados. Desde sus inicios su presidente Lei Jun se puso como meta rebajar los márgenes económicos de cada venta. Es decir, ganar muy poco en cada unidad a cambio de vender mucha cantidad. Algo que les ha hecho diferentes y les está funcionando.

El Amazfit Neo empezó a ser protagonista de variados rumores durante junio y julio. Pero no fue hasta agosto que se lanzó en China y de manera limitada en Aliexpress. A partir de octubre se puso a la venta a nivel global. Lo que llama la atención del Neo es que por primera vez tenemos un smartwatch con arquitectura y apariencia de un reloj digital tradicional. Eso reduce el consumo energético dándole una autonomía típica de 28 días, y a su vez le da un carácter retro que a mi me parece muy especial. Aún no se desconoce el precio oficial en Europa. Yo pude comprarlo justo cuando se lanzó por 36€, aunque lo he visto a 31€.

Está disponible en tres colores: negro, naranja y verde oliva. La versión en negro es la más vintage, la que más se asemeja a un Casio de resina de los 80 y fue por tanto mi versión escogida. En realidad, prefería la naranja, aunque el frontal y los botones en negro desentonaban un poco, motivo por el que las descarté.



Fui de los primeros en adquirir el Neo, sin embargo debido a que el vendedor tardó muchísimo en enviarlo (más de una semana), y el envío de Aliexpress tardo mucho más en llegar, a día de hoy ya hay bastantes reseñas de este smartwatch. No he visto ninguna de primera mano en español, pero tampoco me gustaría repetirme, así que como hice con el GBD-H1000 le voy a dar un enfoque distinto, uno más centrado en la relojería que en la tecnología. También eliminaré algunos mitos, muchas cosas que se dicen en internet y que no son más que rumores de gente que no lo ha probado de primera mano.

Diseño y construcción

La caja es completamente de resina o de plástico, de tamaño más grande al de un Casio Collection: 40,3mm X 41mm x 11,7mm. Tiene un peso de 32g, muy ligero para ser un reloj, pero menos que un Casio F-91W o una Miband. Unos materiales baratos, pero que cumplen con su cometido. Después de todo nadie espera que un dispositivo de este tipo tenga un ciclo de vida superior a los 5 años. Remarcable que ofrece una resistencia al agua de hasta 5 ATM o 50M.



El cristal es de resina, una información que no recuerdo haber leído en ningún sitio, muy al estilo de los Casio básicos (y no tan básicos). Aunque el bisel, también de resina, sobresale bastante, quedando así algo protegido, siempre hubiera sido preferible un cristal mineral.



La composición de la esfera me recuerda un poco a la del Casio AE-1300. Tiene unos dígitos enormes y que son muy legibles. Combina los segmentos en los 2/3 inferiores con el dotmatrix en la parte superior. Eso explica porqué la fecha y el día de la semana son tan pequeños. En la parte izquierda hay algunos iconos que representan la alarma, el modo no molestar, y que está desconectado del teléfono.



Los botones son de plástico, pero ajustan bien y son de buen tamaño. El tacto es algo duro, aunque como tenemos un «Bip» de confirmación al pulsarlos se reducen los posibles errores. La ventaja es que es casi imposible que se presionen accidentalmente.



La trasera es de plástico atornillada. Si no fuera por el sensor cardíaco, nos recordaría mucho a los antiguos Casio F-30. Aquellos «all resin» que llevaban la tapa a presión. Volvemos a ver la mención a A2001, ¿tal vez su módulo?



La correa es de resina, de PUR en color negro y con 20mm de ancho. La hebilla es de plástico. Como suele ser habitual en los relojes deportivos es suficientemente larga, nada que ver con lo que nos tiene acostumbrados Casio en sus Collection. Es muy cómoda, pero veremos lo que ocurre cuando se rompa, porque aún no se sabe si habrá reemplazos. Aún así las asas son abiertas así que debería ser posible reemplazarla por cualquier otra.


Módulo

La pantalla es de tipo LCD con 1,2 pulgadas de tamaño. Usa tecnología STN (Super Twisted Nematic) la misma que tan buenos resultados dio en el Casio Pro Trek PRW-3100T, y que Casio reservaba para su modelos más elitistas como el Casio G-Shock GMW-B5000D. Resulta increíble que si buscamos un Seiko o un Casio con ese tipo de pantalla debamos desembolsar del orden de 300€ como mínimo y los de Amazfit lo logren por menos de 40€.



He leído por ahí que es posible ajustar el contraste de la pantalla. Sería algo muy interesante, lo mismo que contaban algunos relojes en el pasado y que recuerdo del Suunto Core o de las calculadoras Casio fx-991SPX, sin embargo no he encontrado ningún rastro de esa capacidad. También se dice que soporta horario de 12/24 horas. Bueno, eso no es exactamente así, no se puede modificar. Tomará simplemente el formato que tengamos en el sistema, es decir en el dispositivo donde hayamos instalado su App. Tampoco hay alarma por vibración ni por tanto notificaciones por vibración.



No es nada del otro mundo, pero en el círculo superior izquierdo, cada vez que cambiamos de modo el icono se muestra animado. Me ha recordado mucho a los teléfonos de Nokia.



El modo de operación es sencillo. A la derecha Up/Down para acceder a diferentes visualizaciones/modos. Select para entrar en una y Back para volver atrás. Entre sus prestaciones «autónomas», cuenta con 9 cronógrafos, la recepción de notificaciones desde el teléfono, el podómetro o contador de pasos gracias a los acelerómetros y el sensor de ritmo cardíaco. A partir de ahí, el resto de mediciones son cálculos o extrapolaciones en base a nuestros datos biológicos: consumo de calorías, distancia recorrida e índice PAI (Physiological Activity Index). Otras funciones obtienen los datos desde el smartphone, por ejemplo la previsión metereológica o las alarmas, es decir, requieren la App para funcionar.



Monta una batería de 160 mAh que es mucho. No sé cual tendrá el nuevo Casio GBD-H1000, pero el anterior GPR-B1000 tenía una de 200 mAh ofreciendo una autonomía de casi un año y medio sin usar ninguna función inteligente. Una Miband 5 la tiene de 125 mAh. Utiliza BLE (Bluetooth Low Energy) 5.0, lo que debería reducir aún más el consumo. La verdad que no me explico su relativamente baja autonomía porque en modo sólo reloj ésta debería ser del orden de varios meses. Extrañamente la marca indica indistintamente un tiempo de recarga de 2,5 o de 5 horas.





En cuanto a la aplicación, usa Zepp App. Al poco que la usemos nos daremos cuenta del parecido que tiene con la Mi Fit que usa la Miband. ¿Por qué no habrán usado la misma= Es algo que se me escapa y que parece que sólo sirve para doblar esfuerzos en cuanto al mantenimiento del software. La curiosidad es que Zepp puede vincularse también con una Miband, mientras que a la inversa, Mi Fit solo deja conectar con Amazfit Bip o Verge, pero no el Neo. Me imagino que alguien que lleve un Neo en su muñeca izquierda y una Mi Band en la derecha no será un caso de uso que hayan considerado como habitual, pero es posible vincular un reloj y una pulsera en Zepp. Sin embargo sólo uno de los dos puede estar activo, es decir, conectado al mismo tiempo.



Es fácil de utilizar y está bien resuelta, a diferencia del de otras compañías japonesas.

















Esta dualidad de aplicaciones explica porque hay algunas operaciones que sólo se pueden efectuar desde el reloj, aunque en su prima la Mi Fit sean posibles desde la App. Un ejemplo es activar el modo de «No molestar».



Algo que critiqué en su momento con los GBD-H1000 y GPR-B1000 es que aunque el hardware lo permitiera, no disponían ni de señal horaria ni de fecha en diferentes formatos/idiomas. Una característica que tienen de fábrica los Casio GW-B5600, pero que es algo que falla en el Neo. Tal vez en este caso tenga un pase debido a su bajo precio. Veremos si futuras actualizaciones deciden implementarlo. Las funciones de reloj recuerdan mucho a un Casio básico tipo Collection, porque aunque hay cronógrafo, no hay temporizador.



Sensaciones

Cuando me planteo cómo será futuro de los relojes inteligentes, me da que se parecerán bastante a este Amazfit Neo. Económicos y con una larga autonomía. Tal vez ya no usen pantalla LCD como en este caso, y seguramente cambiarán multitud de sus componentes internos, pero funcionalmente estoy seguro de que se parecerán mucho.



En mi Xiaomi Miband 5, al igual que en las anteriores generaciones, la batería me dura cerca de 2 meses. No le doy un uso extremo y he asumido que debe recargarse. Claro que yo no soy un entusiasta de estos gadgets y para mi es sólo un complemento que llevo cada día, así que me he acostumbrado a cargarla cuando es necesario. Por contra, sí soy un friki de los relojes. Me los cambio frecuentemente y me incomoda tener esa dependencia a la hora de cargarlo. Por mucho que su autonomía sin darle un uso intensivo rebase con creces esos 28 días que se declaran.



Pese a todas esas buenas virtudes, el reloj no me transmite nada especial. Ni la nostalgia de un Casio, ni el saber hacer de un mecánico. Es un guardatiempo práctico y barato sin más. Tal vez llamado a reemplazar a los relojes digitales más baratos, pero que no es más que un avance de lo que está por venir.



Conclusiones

Algo como el Amazfit Neo es el reloj que estoy seguro que hubiera lanzado la Casio de los años 80. Una tecnología que para nada es puntera, pero que han sabido adaptar para proporcionar unas funciones útiles y de precio muy contenido. Nada que ver con sus intentos de la familia WSD-F30 y sus predecesores. La lástima es que no cuenten con alimentación solar, una función que nos permita despreocuparnos de tenerlo que cargar.



No es un producto perfecto, tiene muchas carencias que todavía son importantes, pero por 35€ no se puede pedir más, al contrario. Por lo que he visto cualquier otra marca cobraría al menos 100€ por un reloj así. Siendo objetivos, salvo sus reminiscencias vintage y su pantalla siempre activa «always on», es más caro que una smartband y no creo que ofrezca más prestaciones, ni siquiera para ser usado ocasionalmente a la hora de realizar actividad física. Eso sí, como gadget tecnológico per sé, está muy bien.

Se nota que está sin terminar, que le faltan muchos detalles por pulir, pero esa es la esencia de los avances tecnológicos. Además, hablamos de 30€ en vez de 300€, tampoco perdemos demasiado.



▲ Más▼ Menos
Precio asequible
Avance tecnológico a precio módico
Sin señal horaria ni temporizador ni formato de fecha
Sin carga solar







26 comentarios en “Amazfit Neo”

  1. Buenos días a todos,

    Gracias por la reseña Guti, interesante aunque como destacas, quizás, escaso gadget.

    Yo si creo que las pantallas lcd clásicas están condenadas al destierro a medio o largo plazo. El avance el otras tecnologías mucho más atractivas visualmente, al always on display mejorado y el desarrollo de baterías mucho más densas creo que hará que el cristal líquido quede relegado a dispositivos terriblemente básicos o de mero control en maquinaria (termómetros, barómetros, orómetros, etc.).

    No obstante, la apariencia de este Neo para mi si es un plus. No sé, me parece simpático, humilde, gracioso… y baratito!.

    Te pediría si es posible tu opinión sobre el sensor cardíaco. Es decir, qué tal trabaja, si has podido contrastar su funcionamiento o si muestra los datos con claridad, si permite exportar o guardar sesiones fuera aparte de lo que dice su manual de instrucciones…

    De nuevo, gracias por tu dedicación.

    Un enorme saludo.

  2. Hola, Javier. Interesante análisis. Al final, ¿qué prefieres, este reloj o una smartband? Me interesaron en un principio los smartwatches hasta el punto de tener una web de afiliados que está abandonada, pero la experiencia con un Pebble me hizo volver a lo clásico. Estaba muy bien y tenía su utilidad, aunque me cansé de las recargas y la dependencia de servidores. Al final, mira qué ocurrió con la marca.
    Un saludo.

  3. Alfonso Montoya Quiles

    Gracias Guti por una nueva reseña de un cachivache tecnologico, en la distancia ,porque no lo tengo tampoco me dice nada ,me pasa como los relojes del decathlon, que no me transmiten sensaciones
    positivas, tambien es verdad que soy de relojes con pocas florituras ,prefiero los que son de fiar y no me van a dejar ¨tirado¨como los Casio y por supuesto los mecanicos de marcas contrastadas.
    Un saludo.

  4. Para mi es su mayor atractivo Eneko, ese aspecto retro que nos recuerda a un reloj digital de toda la vida. Estoy contigo en que LCD es el presente y el pasado, pero no el futuro. En cuanto mejore la tecnología OLED o la que venga, proporcionando mejor consumo, quedarán desterradas al olvido.

    La precisión del sensor cardíaco es buena, o al menos coincide con la de mi Miband 5. Se muestran claramente, tanto en la parte dotmatrix del LCD como en la app. Los históricos se guardan en la app, y en principio permite vincularlos con Google Health, aunque esa parte no la he probado. Directamente desde la app no son exportables.

  5. Mi caso es un tanto especial Víctor. Como sabes suelo llevar un reloj convencional en mi muñeca izquierda y una smartband en la derecha. La smartband me contabiliza pasos y monitoriza el ritmo cardíaco y el sueño, así como las notificaciones del móvil. Pero para ver la hora uso el reloj.

    En mi caso el Neo tiene un par de inconvenientes: Leer las notificaciones del móvil es engorroso porque tienes que pulsar botones en el reloj para verla; y su tamaño me incomoda a la hora de dormir. Lo que valoro de él es un adaptación tecnológica, usa lo que hay disponible para ofrecer un smartwatch «always on», y con mucha autonomía. A mi pareja por ejemplo, le encanta.

  6. Buenos días D. Javier y resto de lectores amigos.

    En primer término tenía muchas ganas de leer la reseña, me había dejado un regustito zona Casio.

    Ahora que lo observó, tiene cierto aire pero no es un Casio mejorado. Más bien parece un reloj tipo decatloon mejorado.

    Creo que para dos relojes una band es más disimulada; pasa por una pulsera y no pareces Fidel Castro con dos Rolex.

    Aún así reconozco que si mantienen precio tendrá buena venta. Casio, salvo algún ingenio o innovación lo tiene difícil en este campo y parece mentira con lo que han sido.

    Inmejorable trabajo D. Javier gracias

    Muy xula la reseña.

  7. No puedo anticiparme al éxito que tendrá, Sergi. Creo que es demasiado básico para los que gustan de smartwatches y demasiado avanzado para los que quieren un reloj digital. De todas formas, espero que tenga muchas ventas, es una tecnología que vale la pena seguir explorando. Tal vez estés en lo cierto, y muchos que vayan a comprar digamos un Casio AE-1200, se decanten por un Amazfit Neo del mismo precio. Habrá que estar pendientes.

  8. A mi estéticamente me encanta, estética totalmente de reloj Digital retro pero con unos dígitos muy legibles. Deben de estar teniendo los digitales un éxito arrollador cuando hasta los smartwatch copian su estética, para mi es imperdonable que lo último de casio en este sector no tenga control de sueño, me parece una función muy interesante, pero estoy de acuerdo en que es imposible dormir con según que todos.
    Este reloj debería haberlo sacado casio y no Xiaomi, tecnología puntera a precio casi ridículo.

    Me gustaría comprarmelo solo que querría usarlo todos los días y no veo llevando un reloj convencional en una muñeca y el smart watch en la otra, por lo que lo más lógico sería una pulsera y, lógicamente, este aparato no va a mandar a la Caja a mis queridos Seikos y casios

  9. Gran reseña, cosa a lo que nos tienes (mal)acostumbrados.

    Me llama la atención de que por ese precio el fabricante, Xiaomi, esté ofreciendo un display con tecnología Super Twisted Nematic (STN), cuando Casio sólo lo hace en relojes de gama alta.

    Cierto es Xiaomi tiene un modelo de negocio que se basa en márgenes bajos y grandes volúmenes de venta o, incluso, ventas a pérdidas que luego se compensan con ulteriores ventas de servicios.

    En todo caso, tal como señalas, da la impresión de que Casio infla los precios de los relojes equipados con displays STN.

  10. Una gran reseña, sin embargo comparto tu opinión y la de la mayoría: es un reloj que no transmite nada. Como dice Sergi, más bin parece un reloj baratejo de decatloon mejorado. La pena es que las cosas que lo podrían haber mejorado (temporizador, señal horaria…), no les habría costado nada ponérselas, lo que indica que han buscado solo la espectacularidad de presentar un smartwatch, aunque como reloj en sí no ofrezca más de lo que ya tenemos en un simple F-91 de 10 euros.

  11. Muchas gracias de verdad, un relojista. Es que aunque Xiaomi venda a coste significa que Casio le obtiene mucho margen de beneficio. Por eso me gustan este tipo de «inventos», porque hacen lo que Casio hacía en los 80, popularizar una tecnología, en este caso el STN. Estoy seguro que después de este, vendrán otros, ya sean de Amazfit/Xiaomi o de otras marcas.

  12. Muy bonito, me gustaría que Casio implementara estas aplicaciones tan demandadas hoy día y las combinara con la estetica de sus collection; tal vez no le interese por temor a devaluar su catálogo y las reserven para sus lanzamiento con tecnología de pantalla MIP, en cualquier caso el tiempo juega en su contra.

  13. Extraordinario artículo Guti, yo doy mi humilde opinión:
    Se parece a un Casio y nos da toda esa gama de tecnología útil en estos tiempos, entonces es una compra maestra y obligada.
    Muchas gracias por este trabajo y saludos a todos. (ya me tomé un tequila jeje)

  14. He tenido un casio GBX-100 la pantalla era espectacular, pero el conteo de pasos, las notificaciones de llamadas …. eran un desastre , me senti defraudado gastarme 150€ , que si, que la pantalla era muy buena pero poco mas…ahora me llego este Amazfit Neo y mira … hace bastante mas que el Casio y una app muy buena y intuitiva… unos angulos de vision muy buenos con el LCD STN … por 30€…. algo hace mal Casio… hace unos meses tambien tube un 5600 de esos con bluetooth y vaya angulos de vision mas mediocres y con la luz encendida aun peor…. Lo unico bueno que les veo actualmente a los casio G-shock es su durabilidad y robustez …. lo demas es muy mejorable para los precios que ponen. Joder que menos q un 5600 con bluetooth que cuesta 170€ que le pongan LCD STN ….

  15. Yo también pienso que eso es lo que les asusta jostma, devaluar su catálogo de referencias existentes. Pero es que si no lo hacen ellos, lo harán otros, y ahí tenemos el Amazfit Neo con cosas que según Casio y otros fabricantes establecidos eran imposibles por 30€.

  16. Fue por comentarios así Javi c que en mi review del Casio G-Shock GBD-H1000 quise comprobar la precisión del podómetro. Al final me sentí un poco como tu, un reloj espectacular una pantalla estupenda, pero con algunos fallos importantes. Que si en tu caso te molestan, en un reloj de 399€ imagínate. Por desgracia es algo a lo que nos vamos acostumbrando con los últimos lanzamientos de Casio, y que con el Casio G-Shock GPR-B1000 era todavía peor.

    Sí que coincido contigo en la pantalla STN, una gran mejora en legibilidad y que para Casio era imposible a esos precios. Por eso la equiparon en el GMW-B5000D de 499€ y no en el GW-B5600 que mencionas y que tiene un PVP de 199€.

    En lo que en general discrepo es en lo de la durabilidad de los G-Shock. Una cosa es que son robustos y resistentes, pero en general no son duraderos. Cajas de resina con tornillos de metal, biseles y correas de resina reemplazables. Requieren un mantenimiento, y en ese sentido es mucho más duradero un Citizen o un Orient de acero.

  17. Totalmente de acuerdo lo decia porque el plastico del amazfit parece debilucho y no ue se desgastara pronto…. pero claro son 30€

  18. Si, el plástico parece débil Javier C. Más que en un Casio F-91W o un W-59. Pero veremos si es apariencia o algo más. El cristal es de plástico también, aunque han tenido la buena idea de hacer que el bisel sobre salga un poco, así que dentro de lo que cabe no está mal.

  19. El mayor problema que les veo a estos relojes es el de siempre: su distribución. Pueden ser muy buenos, tener una tecnología de parar un tren y todo por 2 centavos, pero solo los puedes adquirir por internet, esperando días, y en la mayoría de casos de vendedores extranjeros del catapúm, que dime tú que un día te salga torcido y no des con uno que te envíe uno falso o uno destrozado, y después más líos para tratar de que se lo coma él.

    Con estos relojes no puedes bajar a la tienda de la esquina y comprarte de pronto uno, como sí puedes hacer con un F-91 por poner un ejemplo. Mientras no les llegue a la gente a Casio no les va a quitar el sueño. Yo quiero un GBD-H1000 y me voy dos calles más allá y lo tengo, pero quiero una milonga de Timex o este mismo, y a buscarme las habichuelas por ahí. Así que en Casio tan panchos, porque estos no son rivales en el segmento en el que se mueven.

    Otra cosa es que claro, quieras un reloj «premium» y estés dispuesto a gastarte una pasta por internet. Pero mientras estos sean la única competencia que sale, mucho me temo que tardaremos en ver STN y demás en un Casio «normalucho»

    Y lo que dice Javi c es totalmente cierto, los Casio cada vez tienen peor visión. No se qué les hacen, pero creo que quieren estirar tanto la pila que apenas encuentras ya contraste, y el display que les ponen debe ser lo más ruin que hay disponible. En mi W-10 de los ochenta por ejemplo, lo comparas con uno de los de ahora que se supone montan un módulo similar, y de lado parece que es otro reloj, como si el W-10 fuera el nuevo y el otro ya hubiese vivido dos guerras.

    Lo peor de todo es que creo que lo saben de sobra, y ni les importa.

  20. Si asi es… es que tenia mi hija un reloj del decathlon digital de esos de 15€ y se veia mejor y tenia mejores angulos que un 5600 de los de ahora que cuesta cerca de los 200€ . Seguro tienen unas ganancias bestiales con las gamas gshock … por eso van aguantando el tiron …

    por cierto estos dias el amazfit neo estaba sobre los 20 y poco euros con envio desde españa…

  21. La compra en Aliexpress era desde la tienda oficial de Amazfit Reflejo Creative, lo cual es una cierta garantía. Lo que ya no se es si los acabarán distribuyendo en las tiendas presenciales de Xiaomi, o si acabarán en bazares de terceros, lo cual sería genial porque como bien apuntas, es el inconveniente que tiene, su inaccesibilidad debido a una escasa distribución física.

Deja un comentario