Entrevista a Daniel Jiménez Pastor de Pita Barcelona

Llevaba persiguiendo a la marca Pita Barcelona desde el año julio de 2017 con la finalidad de poderla contar con su presencia en mi popular serie de entrevistas a marcas de relojes españolas. La perseverancia dio sus frutos tres años después y en agosto de 2020 logré que me respondieran. La epidemia de COVID no ayudaba, así que decidimos aplazarla hasta septiembre fecha en la cual de nuevo tardaron en responderme.

Acordamos que por primera vez en la historia de esta sección la entrevista sería doble. Por una parte podría conversar con el CEO de la marca, Daniel Jiménez Pastor que vive actualmente en Japón, y al mismo tiempo visitar presencialmente los talleres de la marca y entrevistarme con el fundador de Pita Barcelona y a la sazón padre de Daniel, Aniceto Jiménez Pita.

Un día como hoy de hace justamente un año, el 27 de noviembre de 2020, iniciábamos la entrevista virtual con Daniel Jiménez Pastor. Un encuentro que debido a diferencias horarias se llevó a cabo a las 7 de la mañana hora española. Tras una noche y una mañana trabajando en el redactado y la transcripción del video de la sesión, al día siguiente le presentaba el borrador previo a la publicación a nuestro protagonista, sin de momento obtener respuesta.

El 5 de diciembre de 2020, a primera hora de la tarde me presentaba en el taller/tienda de Pita Barcelona/Relojería Pita muy próximos a mi domicilio. Tras casi tres horas de entrañables explicaciones y conversación con el maestro Aniceto Jiménez me esperaba de nuevo un día arduo de escuchar repetidamente las grabaciones de audio de la entrevista, revisar fotografías y cotejarlo con mis notas en papel. Lograba el objetivo haciendo entrega del borrador de esta entrevista también ese mismo día, es decir, 24 horas después de que se hubiera llevado a cabo el encuentro.

En vísperas navideñas, el 22 de diciembre de 2020 Daniel Jiménez me solicita ajustes a los borradores y me insta a que no los publique todavía. Me aplico con la finalidad de tener todo listo al cabo de un par de días. Tras ello me explican que todavía tienen mucho contenido que revisar, que por favor espere. Así lo hago, y aproximadamente cada mes les voy contactando para ver qué tal va. En marzo me informan que siguen repasándolo, que su dinámica es lenta y que en una entrevista que le publicaron en el New York Times en 2015 también tardaron mucho. En abril de 2021 aún siguen trabajando en ello, lentos pero seguros es lo que pienso.

Para mi sorpresa a partir de mayo se rompe toda comunicación. No tengo ninguna respuesta a mis insistencias mensuales ni en el email ni en WhatsApp ni en Telegram. Empiezo a desanimarme, tengo la impresión que la difusión de la marca Pita Barcelona me preocupa más a mi que a ellos. Mentalmente hago balance: el tiempo que pasé documentándome para preparar las preguntas, el hecho de que madrugué en la primera entrevista para adaptarme a sus horarios, me desplacé personalmente a la segunda; estuve horas y horas trabajando en la redacción. Todo ello sin tener en cuenta el tiempo invertido en mis contactos semanales. Decidí de dejar de insistirles y de volverles a contactar, viéndome venir otro caso tipo Ophion Watches y Miguel Morales Ribas.

Así se confirmó, y entrados en noviembre de 2021, justo un año después de que hiciéramos la primera entrevista, he decidido publicarla. Sé que a Pita la decisión no les va a gustar, pero considero que su actitud es una falta de respeto para con mi trabajo exhaustivo y desinteresado con ellos. No me importa que decidan rechazar el escaparate que les da la web de relojería más importante en español, pero sí el tiempo que he invertido.

Por eso cuando me argumentaban que había mucho contenido y que eso era lento, inmediatamente pensaba que si revisar tanto texto es complicado, imaginaros lo que representó para mi el escribirlo. ¡Y lo hice en un día! Mi conclusión es que desde Relojería Pita no tienen ningún interés al respecto, así lo he percibido por sus retrasos y escasa implicación. Al mismo tiempo estoy seguro que los lectores se merecen esta información, y de cierta manera es una forma de aprovechar el tiempo que invertí.

Puesto que se me acusó que el contenido era superficial e incorrecto, matizaré que lo que a continuación se expone es como he dicho una interpretación en base a la redacción de la videoconferencia que mantuvimos. Soy consciente que una charla suele dejar de lado muchos aspectos, y que en otros puede no profundizar al detalle que sería conveniente. Siendo así, esta fue la interpretación que yo le di al encuentro virtual de una hora con Daniel Jiménez Pastor, a la que seguirá la de Aniceto

Entrevista a Daniel Jiménez Pastor de Pita Barcelona

Entrevista a Daniel Jiménez Pastor de Pita Barcelona

Hay mucha información acerca de Pita Barcelona, lo cual me alegra. De ella se desprende que no sois profetas en vuestra tierra, algo que desgraciadamente les ocurre a muchas empresas de aquí, y que demuestra vuestra web en inglés.
Es verdad que tenemos la web solamente en inglés, pero es porque hemos cambiado recientemente de plataforma hace un año. La antigua la teníamos en 8 idiomas, lógicamente nuestro cliente es internacional.

Internacionales, ¿de alguna región en concreto?
Nuestros clientes son globales. Hay europeos, pero mayoritariamente provienen de Estados Unidos y Asia. Esa es una de las razones por las que yo estoy viviendo en Japón.

¿Cómo empezasteis con Pita Barcelona?
Cuando en 2005 asistimos a la feria de Basselworld, nosotros veníamos de una relojería de barrio, y este negocio era un concepto totalmente diferente. De aquel primer año aún conservamos revistas con reportajes que nos hicieron en China, Estados Unidos, … y por eso nos enfocamos.

Profesionalmente has estudiado ingeniería informática como yo, pero del algún modo has terminado en la industria relojera.
Todo empezó como un hobby, tanto para mi como para mi padre. Él tiene 30 años más que yo, y cuando tenía 23, en 1971 es cuando inició con su negocio de joyería-relojería de barrio. Le puso Pita por el apellido de su madre, era más corto que “Relojería Jiménez”. Y aunque a los americanos les hace risa, ya que para ellos PITA es “Pain In The Ass”, siempre les recordamos que no son unas siglas, sino una palabra. (risas)

Pienso también que la relojería debe ser honesta y veraz. Tal vez anteriormente se asociaba el lujo a algo exclusivo, pero yo creo que el lujo puede ser también honesto.

A mí siempre me ha gustado la tecnología, yo soy Ingeniero Informático por la Universidad Politécnica de Catalunya, y he estado trabajando en Inglaterra en el entorno de la Inteligencia Artificial. Pero recuerdo mi vida desde el principio rodeado de relojes. Tengo una fotografía en la que aparezco dentro de un reloj de pie, así que decidí volver a ese sector.

¿Y tu padre, cómo comenzó en esto? Porque trabajaba diseñando para Siemens.
Mi padre es un relojero autodidacta, todo lo que sabe lo aprendió por su cuenta leyendo libros. Porque incluso el Instituto Mare de Déu de la Mercè, la única escuela de relojería de España te enseñaba esencialmente reparación y mantenimiento de relojes, pero no la creación en sí misma.

El trabajaba como delineante para Siemens, y fue ahí donde con mucho esfuerzo logró aprender alemán para así entender los libros de relojería. Es curioso porque sabe alemán, pero no inglés.

Después puso su joyería-relojería y con la ayuda de mi madre, ese se convirtió en el negocio familiar durante muchos años. Pero a él siempre le había motivado lo de crear relojes. Así que después de que asistiéramos a las primeras ferias nos reunimos en varias ocasiones con la AHCI (Académie Horlogère Des Créateurs Indépendants): unos “locos” que hacían sus propios relojes, y eso es lo que nos dio paso.

Tras tantos años reparando relojes, era algo que no le terminaba de llenar, no le suponía un reto. Ahí fue cuando él y yo nos asociamos y nos repartimos las tareas. Él no sabía inglés y yo al haber vivido en Reino Unido sí, de manera que empezamos a hacer nuestros propios relojes como complemento a la tienda.

No debieron ser fáciles aquellos años…
En absoluto, pero era muy divertido. Nos lo íbamos compaginando, él continuaba con la relojería, y todas aquellas maquinarias que usaba en la tienda fueron la simiente de Pita Barcelona. Piensa que reparar un reloj de hace 100 o 200 años, no es una reparación, sino que implicaba fabricar nuevas piezas, así que tenía los medios, el conocimiento y sobre todo las ganas.

Fíjate que yo ejercía como consultor, y me cogía mis vacaciones para poder acompañar a mi padre a las ferias y mostrar nuestras creaciones en el coche. Esas eran mis vacaciones por aquel entonces.

Irónicamente ahora con el COVID tampoco lo debe ser.
Este no está siendo un año fácil para nosotros. Mi madre, la esposa de Aniceto falleció recientemente, lo que unido a la pandemia nos obligó a cerrar la tienda durante unos meses.

Lo siento mucho Daniel. No tenía ni idea de eso.
Gracias Javier. De todo ello salió algo positivo, y es que decidimos liquidar la tienda, la joyería-relojería y así podernos centrar todos en Pita Barcelona, en la creación.


La primera serie para coleccionistas la hicimos en 2005, pero las ideas que tenía mi padre desde el principio era la de ser el chef que crea una nueva receta, en vez del cocinero que las prepara de la mejor manera. Aunque no hay nada malo en ejecutar las piezas de relojería lo mejor posible, no era lo que él quería. Él buscaba hacer algo diferente. Por ejemplo un tourbillon es técnicamente admirable, pero construirlo no va más allá de hacer lo mismo.

Comenzamos con una serie para Relojes Especiales, hace como unos 15 años. Lógicamente montaba un calibre base, pero creo que el precio rondaba unos 1.000€. En aquella época parecía que sólo hubiera relojes buenos de 100.000€, que fuera una herejía no tener un calibre propio y nosotros queríamos cambiarlo, porque hay más opciones. Luego vinieron Seven Friday y otros en donde el calibre ya no era tan importante.

A mí lo que me sorprende es que por un lado domináis la metalurgia: el titanio, el acero, el bronce y el aluminio); pero también la joyería: las piedras preciosas, el oro… Y además domináis la ingeniería.
Piensa que de la AHCI somos los únicos miembros que además de relojería hacemos joyería. En nuestra tienda mi padre hasta fundía el oro. Él era capaz de fundir la caja, fabricar las hebillas, …

Por eso comenzamos con cajas de oro, es más maleable. Incluso tenemos correas de cuero que hemos hecho nosotros.

Lógicamente el zafiro es algo muy especializado, así que lo diseñamos y creamos las especificaciones y las encargamos en Japón, lo mismo que las espirales. Podríamos hacerlo nosotros mismos, pero el coste no lo justifica. Para nosotros el lujo no significa que sea caro sin que ese precio aporte nada.

Una espiral fabricada por nosotros funcionará igual de bien que una que compremos en Suiza, así que apostamos por centrarnos en cosas que marquen la diferencia.

¿Qué evolución le ves a Pita? ¿Los relojes de 1.000€ o los de 100.000€?
Empezamos con relojes de oro de 10.000€ hacia arriba, y después esa pequeña serie que ejecutamos en outsourcing. Pero nos dimos cuenta que teníamos muchas ideas y muchos caminos. No somos un creador de relojes sólo deportivos o sólo de lujo. Nuestro mote es “innovación en relojes mecánicos”, ahora “simplifying complications”, porque a menudo lo difícil es hacerlo fácil.

Nos dimos cuenta que para eso que queríamos hacer las herramientas tradicionales de relojería se nos quedaban cortas. Así que invertimos en nuestra propia máquina CNC que se conecta a un CAD/CAM. Es el mismo equipamiento que tiene Kari Voutilainen con el que hemos hablado muchas veces y que es colega nuestro de la AHCI, y eso nos permite dar rienda suelta a nuestras ideas.

En el modelo Roadster la caja es asimétrica, eso es imposible con las herramientas tradicionales. Sólo para las curvas y los ángulos necesitas una CNC de 5 ejes. No queremos hacer la típica caja de metal porque no podamos hacer otra cosa.

Claro, como él era delineante al principio él diseñaba en papel, pero todo evoluciona y por eso lo de actualizar nuevas herramientas.

¿Cómo estáis organizados?
Somos el relojero, el maquinista y nosotros dos. Nos dividimos en dos partes. Una es el laboratorio, donde hacemos las cosas que requieren más tecnología, allí llevamos a cabo el CAD/CAM y la mecanización. Luego tenemos el atelier con tornos y herramientas, algunas de hace 200 años.

¿Cómo surge la idea de una pieza?
Muchas veces empezamos con un boceto a mano. En muchas comidas con mi padre hemos terminado haciendo un boceto en un mantel de papel del restaurante y llevándonos el trocito a casa. A veces Aniceto se despierta por la noche, garabatea en un papel su idea de ahí surge el concepto del reloj, y que intentamos que sea diferente.

¿Qué relojes tenéis actualmente?
Tenemos el reloj Minimal, la mínima expresión: sin corona, con una aguja o a lo sumo dos, pero sin resultar aburrido.

Por otro lado tenemos un cronógrafo Racing. Hemos usado toda la filosofía de la Fórmula 1 con el mismo reloj. Hemos usado acero 907 o titanio, correa de fibra de carbono, un pulsador bullhead, hemos cambiado el orden de los índices inferiores, …

Cuando dijimos de hacer un sumergible buscamos titanio de grado 5, que requiere herramientas específicas. No se puede moldear el titanio en un torno convencional. Es fácil hacer oro, pero el titanio es complejo.

Sí, el titanio funde a muy elevada temperatura.
No se puede fundir titanio en el taller, necesitas a una metalurgia. Ella te suministra el metal y con la CNC le vas quitando material hasta que adopte la forma que quieras.

Perdona, te corté en lo del reloj sumergible…
Sí, te quería decir que durante todos los años en los que mi padre estuvo trabajando en la relojería, cada septiembre le llevaban multitud de clientes con relojes a los que durante el verano les había entrado agua.

Imagínate la de años que son eso y la de relojes que ha tenido que reparar. Bien porque la junta se ha degradado, porque el cliente se ha olvidado de enroscar la corona… Infinidad de causas.

Nos dimos cuenta que eso se debía a un problema de diseño. Rolex había lanzado su Oyster en los años 1920, pero desde entonces todo seguía más o menos igual. Había pequeñas mejoras, pero ninguna revolución que propiciase un cambio.

Un reloj sumergible es como un 4×4 lo más fuerte, porque si resiste el agua lo resistirá todo. Es una garantía.

Nosotros fuimos los primeros en registrar dos patentes. Eso nos permite introducir un engranaje magnético dentro del reloj.

¿Magnético? Pero eso afectará al movimiento.
Eso es lo que nos dice todo el mundo, pero por eso estuvimos 4 años desarrollándolo. Es una combinación de factores: diferentes aleaciones, cálculos de geometrías para canalizar el magnetismo. Es parecido al efecto de la Jaula de Faraday.

En el Oceana, desde el disco externo, o en el Steam que se ve mejor, actúa como tapa externa que contiene el engranaje magnético. El resto es una tapa que con dos piezas aísla el movimiento. Es lo que hemos llamado TSM (Time Setting Mechanism), un engranaje a distancia.

Eso nos permite prescindir de la corona, y de sus juntas. Es una caja cerrada sin hendiduras, por lo que no entrará el agua. Al no tener juntas de goma no es necesario el mantenimiento.

El contacto entre el cristal y la caja interna es cónico, como lo usaban los romanos en los botes de farmacia. Es la gravedad la que hace que ajuste, así que no hacen falta ni gomas ni plásticos. No se si será eterno, pero va a durar más que la vida del cliente.

El problema en un reloj sumergible es que nunca suaves cuando fallarán las gomas, te pueden dejar colgados en cualquier momento.

Lo que pasa es que entonces estáis dificultando el mantenimiento del reloj. Cuando alguien deba llevar su Pita a limpiar y engrasar el movimiento eso no lo podrá hacer cualquiera.
No, no. No es muy diferente de un reloj convencional. Claro, tu no llevarías tu Ferrari a cualquier taller de barrio, y por eso preferimos que los clientes nos los manden a nosotros. Nosotros cuando enviamos por FedEx a Estados Unidos, el envío tarda un día y medio, y eso que hay fronteras. Dentro de Europa sin aduanas todo es aún más rápido, hoy en día el envío no es un problema.

Pero hay muchos relojeros capaces de mantenerlos y tenemos una lista de reparadores seleccionados que son de confianza.

Me ha quedado claro lo del TSM, pero ¿qué es el Remote Transmission que también tenéis patentado?
El TSM lo tienen todos los Pita, básicamente es el sistema diferente de puesta en hora que te comentaba, el que va con un engranaje magnetizado. Es una arquitectura de dos partes. En un lado tenemos las destinadas al ajuste y la puesta en hora del reloj, y en la otra los componentes para el control del tiempo.

Eso te permite evitar la corona, con todas las ventajas que ello aporta, la simetría estética de no tener corona, y la fiabilidad que ello supone.

Pero una corona también aprisiona el movimiento dentro de la caja. Están unidos para bien y para mal. Cuando mueves las manecillas un reloj en sentido inverso puedes llegar a pararlo, lo estás como ahogando con el movimiento.

El Carousel que has visto, gira el propio movimiento sobre si mismo, porque puede rotar libre dentro del reloj. Depende a la hora que mires ves el calibre en una posición u otra.

El Oceana y el Steam son los únicos que llevan Remote Transmission (RT). Es una evolución del TSM, porque alguna de estas piezas en dos niveles ya no se encuentra en el movimiento, sino que se desplazan a la caja, y otras se eliminan completamente.

Una caja de un reloj de buceo suele tener unas 19 partes, las nuestras tienen 121, es por lo que las llamamos smartcase, porque albergan los elementos que tradicionalmente van dentro de la maquinaria, pero que no son requeridos para las mediciones de tiempo.

Es un concepto tan diferente que cuando introdujimos el magnetismo, muchos nos tildaron de locos, y ahora hasta nos intentan copiar.

Siendo una pequeña empresa tampoco podéis crecer mucho más.
Queremos hacer cosas especiales para públicos muy diversos. Lo que buscamos es que la gente se enamore de nuestras piezas. La relojería no tiene porque ser algo totalmente exclusivo.

En el Oceana usamos un movimiento base del que aprovechamos aproximadamente el 30% de los componentes. Aunque son unidades personalizadas y microtiradas, lo vendemos por 5.000€. En una marca suiza establecida eso sería muchísimo más caro.

Por eso en algunos relojes escogemos innovar en diseño, en mecanismo, o en todo al mismo tiempo y de forma exclusiva. Hay muchas maneras de hacerlo y eso es lo bonito.

Por ejemplo en el Sweet Candy de mujer, es todo un zafiro de color. Y al no tener corona, es limpio y etéreo. Teníamos un concepto en mente y así lo llevamos a la práctica.

El Oceana es un reloj que garantiza la resistencia al agua hasta 5.000 metros, y testado hasta 6.030. Si quisiéramos podríamos hacerlo de 10.000 porque el problema principal ya está solucionado, no hay corona.

Otras marcas están produciendo cajas y coronas monstruosas, pero eso no es innovación, es fuerza bruta y kilos de metal para resistir la presión. Esos relojes, si te duchas con ellos sin enroscar la corona, les entrará agua, las juntas les pueden fallar en cualquier momento. Si me permites la broma son bombas de relojería.

En los Pita Barcelona, incluso puedes ponerlos en hora bajo el agua. Realmente el no tener corona tiene muchas ventajas añadidas, elimina todos los puntos débiles.

Y también podéis hacer piezas únicas, ¿verdad?
Sí, lo que tenemos nos permite hacer cualquier cosa que queramos. A algunos clientes les gusta más el grano en el oro al haberlo trabajado a mano, pues eso lo hacemos. Hay pocas marcas que lo hagan.

Kari (Voutilainen), que acaba de recibir otro premio, es como nosotros, tiene de todo y usa cada técnica o tecnología cuando es más conveniente. Gaudí, si supiera que existe el hormigón armado lo usaría. Es combinar lo que existe en el momento para sacarle el mismo partido.

O el magnetismo, son imanes de neodimio que antes no existían. Si Breguet, los hubiera conocido, los habría utilizado. Es hacer que lo difícil parezca fácil.

Del resto, muchas de ellas son personalizaciones únicas, esas por respeto no las listamos en la web.

¿Cómo ves el futuro de la relojería?
La veo como un lujo. Hoy en día un reloj es algo que nadie necesita, no lo digo yo, lo dice Philippe du Bois de DuBois & Fils. Quien lleva un reloj, ya sea mecánico o de cuarzo lo hace por amor.

¿Y qué reloj llevas puesto?
Mira, hoy no llevo reloj, en realidad no suelo llevarlo salvo en ocasiones especiales. Igual que mi madre después de trabajar en una joyería jamás vestía joyas.

Mi padre es el otro extremo, el lleva reloj, pero no uno, sino dos y a veces tres. A veces cuando un cliente le deja una pieza para reparar él se lo pone protegido con plásticos para ver cómo se siente y asegurarse que está funcionando perfectamente.

¿Cuál es tu modelo favorito?
Siempre me gusta el último, es el más perfecto, dónde más has aprendido. Aún así es algo muy difícil, es cómo cuando tienes tres hijos y te preguntan a cuál quieres más… Nadie puede contestar a eso.

Si que te diré que depende del momento, cuando voy más elegante he llevado un Carrusel de oro rosa con correa de caucho. Cuando voy a esquiar me quedo impresionado con el Oceana.

Ahora estamos haciendo unos Carrusel en acero, muy minimalistas en dónde sólo hay dos colores, muy minimalista porque yo soy muy maniático con los colores. Entonces es el negro, y el metal, nada más.

¿Qué proyectos de futuro tenéis?
Puesto que hemos eliminado la corona, aquel problema que tenía mi padre ha quedado resuelto. Desde 2009 ningún Pita Barcelona ha tenido problemas de agua.

En vez de hacer ese reloj de 20.000 metros, que al final es reforzar materiales y nada más, lo que nos gustaría es hacer lo mismo, pero con un 500 metros, algo que para nosotros no es gran cosa. Entonces el reto estará en hacer lo más delgado, pequeño y ligero posible.

Gracias por tu tiempo Daniel, más aún con las ocho horas de diferencia no es fácil.
Ha sido un placer, y tu que puedes, dale un saludo a mi padre en su parte de la entrevista.

Entrevista a Daniel Jiménez Pastor de Pita Barcelona

41 comentarios en “Entrevista a Daniel Jiménez Pastor de Pita Barcelona”

  1. Hola

    Tenía ganas de que hablaras de Pita, tenía curiosidad y no ha defraudado la entrevista. Muy interesante los diseños e innovaciones, Es grato ver como se puede innovar, a veces con concepto muy sencillos, que luego aplicarlo no son nada fáciles
    Lo del proceso creativo del señor Aniceto Jimenez lo entiendo perfectamente, a mi también me pasaba. Es lo más satisfactorio de este tipo de trabajos, y a veces una esclavitud, siempre pensando cómo encontrar la solución.
    Lo del cono invertido de presión me ha hecho gracia, a parte de los botes de los romanos, es algo que se usa en lutheria, en las clavijas cónicas de violines y guitarras antiguas, evidentemente salvando las distancias en precisión, aunque hay instrumentos que valen tanto como alguno de estos relojes, también van personalizado, y llevan muchas horas de ajustes. diseños y precisión.
    No entiendo lo de la dilación en la entrevista. Tienen un concepto muy exclusivo, pero ahí radica su negocio, para ser selecto, tienes que ser codiciado, y para ello, conocido.
    Es su empresa, con una idea de negocio muy clara, y no podemos más que respetar sus criterios. Aunque espero que entiendan que otro punto de vista enriquece.

  2. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchísimas gracias Sergio. Así es, una marca verdaderamente innovadora, y que va mucho más allá de la innovación que la mayoría suelen tener, consistentes en reediciones de modelos legendarios y poco más. Por otro lado viendo como me trataron, se explica el porqué casi nadie hable de Pita Barcelona, a pesar de que todo lo han logrado. La mayoría de medios esperan cobrar una tarifa por ese trabajo, y por supuesto esa tarifa aumenta cuanto más dura el reportaje. Si hablamos de un año, puedes imaginarte.

    Con todo el cariño pienso que si fueran más ágiles tendrían mucha gente hablando de ellos, y eso es lo que hace falta, que la gente conozca lo que aportan de nuevo. Estate atento porque en una semana tendremos la de Aniceto, mucho más extensa y completa, incluyendo fotos en vivo de relojes y de prototipos.

  3. Gran entrevista Javier. Si esta es asi, apenas puedo esperar para leer la otra hecha al maestro Pita.
    Que increibles relojes. Para mi en lo respecto a caja, exteriores e interfase de puesta en hora, estas personas han dado una vuelta entera a la envoltura tradicional de toda la historia de la relojeria. Solo les falta enfocarse un poco mas en el tema calibres, (creacion de calibres propios) para alcanzar el Olimpo de los Dioses Horologico. Ese proyecto de reloj Diver 500 metros muy liviano, pequeño y cómodo suena como una caricia al oido para personas con poco diametro de muñeca. Existen ya algunos pocos relojes de buceo con estas caracteristicas, pero que yo conozca, ninguno con 500 metros de resistencia al ingreso de agua dentro de su caja. Ojala esta idea de Pita se haga realidad pronto.

  4. Perdón, la señora Pita, ¿murió de COVID?
    Seguramente si hubiera cumplido la cuarentena, estaba viva.

    Ahora que Pita no salga con una historia de Káncer ni nada de esas cosas pasadas de moda.

  5. Excelente e ilustrativa entrevista Guti, gracias por seguir dándonos tu tiempo con tus trabajos, te mando mis felicitaciones mi amigo. Saludos a todos.

  6. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Es impresionante lo que han conseguido solamente entre ellos, básicamente solamente Aniceto Pita ARB CuentaTiempos. Una muestra de su pasión y su ingenio que es verdaderamente increíble.

  7. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    No conozco los detalles Samoa, pero la causa no fue el COVID. Parece ser que la esposa llevaba ya mucho tiempo arrastrando la enfermedad.

  8. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Gracias RICARDO. Creo que ideas revolucionarias como las de ellos merecen nuestro interés y nuestro esfuerzo en comunicarlas. No me cabe duda que si en vez de españoles fueran estadounidenses o alemanas, todos se abrían encargado de hablar de ellos. Claro que su desinterés con los medios, es algo que realmente no ayuda.

  9. Me parece ofensivo el trato que te dieron. Así sin más, el respeto es un valor que parece anticuado, al igual que los relojes clásicos, pero creo que por ello mismo deben resaltarlo estos señores de Pita. Jamás había escuchado nada de ellos, pero por lo que logro leer en la entrevista es una marca con logros. Creo que al publicar este contenido honras tu esfuerzo y muestras aprecio por los que no tenemos a nuestro alcanze esta información y que en el fondo es un gran regalo a la misma marca. Difusión gratuita. Es de no creer esta gente macho…
    Bueno sin más te agradezco mucho tu talante al publicar esta información y te mentiría si no te digo que espero expectante la otra parte de la entrevista.
    Un saludo con gratitud Guti. Demuestras valentía, eso ya solo se ve en la literatura.
    Como siempre un disfrute leer los comentarios por cierto.

  10. Ya sabes lo que te he dicho de las entrevistas: no son ellos (los entrevistados) los que ponen los tiempos, tú les haces la entrevista y se publica en el calendario que tú tienes para TU publicación, no en el calendario que a ellos les salga de los cataplines, ¿sabes?

    Cuando entrevisté a aquella cantante… -no recuerdo ahora el nombre, perdón- para el blog, por deferencia el manager me pidió que la publicara a una fecha en concreta. Acordamos eso y así hice. Pero ni pitos, ni flautas, y mucho menos eso de mandarles por adelantado tu entrevista para que la revisen y «le cambies cosas» a su parecer, o sea, a toro pasado. Pero…, ¿pero cómo es esooo? O sea, yo entrevisto a un político hoy, me da un titular, y le envío la entrevista para pedirle permiso y se arrepiente y me pide que le falsee la entrevista y lo quite?¿?¿?¿?¿? Eso es ir contra la base del periodismo.

    He hecho bastantes entrevistas en mi vida, para prensa, radio, internet… Y nadie, ningún medio jamás de los jamases, te envía nada. Te dicen «aproximadamente» cuando podrá ser publicada «si cuadra» y pista (y eso si te lo dicen). Eso de enviársela para pedirles su permiso lo has hecho muy mal, la publicas cuando te cuadre a ti y listo, lo mismo que ellos tienen libertad para decirte, si tal caso, que no quieren hacer la entrevista. Pero una vez hecha, pues está, es tuya.

    Respecto a la entrevista en sí, podría extenderme mucho pero para no hacerlo veo que casi nadie se ha fijado en un detalle que aclara bastante el por qué no se debe ajustar «a contrarreloj» (valga la redundancia y con el permiso del señor Davis :D) un reloj mecánico, porque vas en contra de la inercia del movimiento.

    Saludos Javier y felicidades por esta genial entrevista, y al entrevistado si no le gusta lo que ha dicho, pues que no lo dijera, oye.

  11. La entrevista es muy interesante, y no veo nada raro en ella.

    Espero con gran interés la segunda y las fotos de la vista al taller.

    Dicho esto, creo que el tono/talante de la entrada es un poco «desafortunado».

    Tu trabajo en dar a conocer las marcas españolas sin pedir nada a cambio es admirable. Los contenidos de la bitácora son de indudable calidad, y eso te abre puertas como las de la presentación de Frederique Constant en Unión Suiza. También las puertas de Pita Barcelona. No creo que dediquen varias horas a enseñar sus talleres a cualquiera.

    Creo que es injusta la comparación con Ophion Watches y es a lo que me refería con lo de «desafortunado». Con decir que en un momento dado (la cronología está bien) se interrumpe la comunicación hubiera bastado.

    Entiendo la fustración de no poder acabar un trabajo que es tuyo y que tienes en la «nevera» para que el entrevistado pueda «rectificar malentendidos» y creo que hacer bien en publicarla ya.

    Lo que no entiendo (desde mi desconocimiento) qué pueda haber de malo en esta entrevista, a primera vista impecable. Si desde el punto de vista del entrevistado hay algo que corregir no puede ser que tarde tanto tiempo o lo deje pasar de esta manera.

    Ojo, también tengo mis quejas para Pita:

    Si tuviera la fortuna necesaria para adquirir uno de sus relojes y la mala suerte de necesitar algún ajuste/reparación ¿qué puedo esperar viendo este retraso/desatención «tras venderme el producto»?

    Y una reflexión tras visitar su página web.

    Como bien dices está sólo en inglés y me parece un error gravísimo. Entre los 500 millones de hispanohablantes, seguro que hay un puñado de posibles compradores. Si descuidan a los compradores que hablan español, ¿para qué se van a preocupar de los lectores que hablan español?

    En su «sala de prensa» los únicos artículos en español que citan son uno de «El Periódico» (2010) y otro de «La Vanguardia» (2011). ¿Hace una decada que nadie se preocupa por ellos?

    Una búsqueda rápida en google y encuentro una corta entrevista, de nuevo en «El Periódico», de 2014. No sé por qué no la ponen.

    En inglés el más reciente es uno de Bloomberg de 2018.

    Lo que más sorprende es que no digan nada de las 2 entradas que tienen en ablogtowatch, que se supone que es la referencia mundial en relojes «inalcanzables». Seguramente tuvieron que enviarles los relojes para que los probasen.

    Son cosas que no se explican y que son muy típicas de este país. Con la mitad de arte que tienen los italianos para vender, estaríamos a la vanguardia en muchos ámbitos, y con marcas propias.

    Montesa, Derby (por citar marcas de Cataluña) pese a ser las mejores han casi desaparecido de la historia. Igual que con el aceite de oliva: es nuestro pero a ojos del mundo es «italiano».

    Un saludo y buen fin de semana para todos.

  12. Muchas gracias por la entrevista, he disfrutado mucho. Mi impresión es que puede no tratarse -al menos no sólo-, de un problema de desidia por su parte, es posible que tras revisar el contenido hayan acordado que no les interesaba publicarla, el consejo de algún asesor tal vez, que ha valorado que el tono directo e informal que emplearon no les convenía; o simplemente a posteriori estimaron que era mejor no revelar la mayoría de información aportada, por el motivo que sea: quizá les interese seguir manteneniendo el halo de misterio sobre su pequeña empresa y salvaguardar así su imagen escondiendo sus carencias y debilidades. En este caso la demora en la respuesta tendría el objetivo de evitar la publicación de forma indirecta, de otro modo no le encuentro sentido.

  13. ¿En serio no murió de la Covid?
    ¿Entonces cerraron la joyería para no contagiar a los clientes de la larga enfermedad?

    ¿Cuál es tu aportación SERGIO?
    ¿Creerte lo que dicen el #perrosanxe y #pablofracasado?

  14. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    No le demos tanta importancia Sergio. No creo que el problema es de forma. Si deseaba conocer si el fallecimiento se había debido al COVID lo podría haber planteado de una forma menos hiriente.

  15. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Efectivamente Cesar jose Maestre. Creo además que las cosas tienen una vigencia, un período de actualidad que vale la pena mantener. Aquella entrevista que en unos días publicaré se llevó al poco de que reabriera la tienda de Pita para liquidar sus existencias. Era un contexto interesante y sin el cual cuesta un poco de entender el resto.

    Es una marca con muchísimos logros, muy avanzada y en pocas palabras, el sueño de la vida de un hombre.

  16. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    He aprendido mucho de tus consejos Bia Namaran. Tengo cierta habilidad para capturar ideas y escribirlas, se me da bien gracias al aprendizaje autodidacta. Pero soy un reportero completamente novato, me falta experiencia en eso. Elegir la fecha de publicación es algo que ya no permite, javiergutierrezchamorro.com es mi medio y publico cuando yo lo considero. Ahora bien, creo que el entrevistado tiene derecho a ver un borrador previo a la publicación. Se que ese es un esquema de publirreportaje pagado donde pagan por el contenido, mientras que lo mío es justo lo opuesto. Pero es cierto que a veces se pueden ajustar cosas, que sin cambiar para nada el contenido ayuden a aclararlo.

  17. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias WR_100. Sé que el caso de Ophion fue mucho más flagrante. Todo terminó con la parte que yo hice, mis preguntas. Hasta que al final lo que se confirmó es que no les interesaba aparecer en un medio por el cual no habían pagado. Y ciertamente es algo de lo que me voy percatando, muchos piensan que si es gratis no tiene valor. Creo que todo hubiera sido muy diferente si a cambio de las entrevistas les hubiera pedido un Pita, algún reloj de los que liquidaban en la relojería o dinero.

    Mencioné Ophion en la comparativa, en primer lugar porque van a un cliente similar, por más que sean conceptos de relojes diferentes. Pero el otro motivo es que ambos compartían la pérdida de tiempo de gestionarles a ellos y coordinarles. Por mi trabajo soy muy ordenado y pesado. Con periodicidad voy contactando a los entrevistados, qué les parece, cómo lo llevan… En el caso de Pita que es el que hablamos, eso era una vez al mes ponerme en contacto con ellos por diferentes vías. Es decir, que además del tiempo insitu y luego de redacción del contenido, estaba toda la gestión que le hacías a ellos. El secretariado para que pudieran planificarse.

    Has visto muchas cosas que ya muestran claramente el panorama. Casi nadie habla de Pita, pese a que son realmente innovadores. Que la falta de medios de ser solamente un cerebro y unas manos han logrado cosas que nadie más logró. Efectivamente si no hablan de ellos no se les conoce, y siendo tan complicado que te respondan, eso explica porque hay tan pocos artículos al respecto. Intuyo que es demasiado trabajo hacerlo, total para no sacar nada a cambio ni siquiera sentirte valorado, al contrario.

    Una de las cosas que me preocupaba, y que creo que en gran medida pueden ser la causa de todos estos problemas, es el traspaso de una marca que en el fondo es un hombre, a sus sucesores.

  18. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    También me planteé esa posibilidad jostma. Pero si no les interesaba publicar el contenido, no fueron muy inteligentes al decidir cómo «darme puerta». Si yo perdí decenas de horas con este trabajo, ellos perdieron 4 horas de tu tiempo. Hubiera sido mejor revisar mi página y decidir a priori que no les interesaba. Entiendo que el tono directo y honesto pueda no gustarles o no encajarles. Precisamente es lo que ocurrió a TAG Heuer, no querían verse mezclados con relojes Casio de 30€, esa fue su respuesta literal, y la razón por la que puedes ver TAG Heuer en otras webs, y no aquí. Honestamente tampoco nos hemos perdido mucho con ello.

    Creo que solamente ellos sabrán lo ocurrido, y lo que me agrada es que la caja de comentarios está abierta a todo el mundo, así que si en algún momento leen esto, pues encantados de conocer su versión.

  19. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    samoa, no lo se a ciencia cierta, un tema morboso y no relacionado con la relojería del que preferí mantenerme al margen. Pero por las fechas no me encajaba. Todo ocurrió en noviembre, el fallecimiento era de meses atrás tras una larga enfermedad. Si el COVID comenzó en enero, es difícil que sea eso, aunque no lo puedo descartar. No obstante lo interesante yo creo que son sus relojes, si bien mencioné el hecho porque al final son las personas las que marcan su contexto.

    Se juntaba que Aniceto quería jubilarse de su trabajo (la tienda), pero mantener su afición (las creaciones de Pita).

  20. Buenos días amigos.

    Javier excelente entrevista. Una lástima que Pita se desentienda y no confirme la entrevista. Supongo que serían cambios técnicos sobre sus innovaciones o desarrollo de productos.
    Me faltaron datos sobre totales de facturación y de creación de unidades.
    Creo que el Sr Aniceto es un auténtico genio un maestro relojero, que si hubiera trabajado para una marca Suiza estaría en el altar de los grandes.

    Desde aquí mi apoyo a esa marca, que con la entrevista no estuvo nada bien, pero son extraordinarios.
    Que le pasa al empresariado español que son tan reacios a entrevistas, reseñas… Por favor de verdad.
    Que pasen un feliz domingo

  21. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Tienes razón Sergi. Se nota que Daniel fue muy cauto con la información que quería proporcionar. En todo caso en la de Aniceto verás que fue mucho más abierto, mostrándome incluso la lista de pedidos pendientes en los que estaba trabajando.

    ¿Qué les pasa? Pues la verdad que no sé, pero se confirma aquello de que lo que mal empieza mal acaba. Estuve intentándoles contactar desde 2017. Si yo vendiera algo, lo que fuera, y alguien me ofrece el tipo de difusión que sea, la aceptos sin pensármelo. Quizás sea por eso que están donde están.

  22. Lamento decirlo, la entrevista no me ha gustado. Tres intentos, tres, y no he podido acabar de leerla.

    La sensación que percibo una y otra vez es que Daniel Jiménez se va por las ramas; hay veces en las que no veo un hilo conductor ni siquiera dentro de un respuesta corta. Intuyo que él no quería hacer esta entrevista.

    Como he opinado muchas veces, cuando el entrevistado no pone de su parte es imposible que la entrevista salga adelante.

    Si esto lo hiciese un fabricante de relojes que fuese uno más pues hasta me daría igual. No es este el caso. Pita tiene unas innovaciones cuya importancia desde el punto de vista técnico muy bien podrían estar a la altura del escape co-axial inventando por George Daniels.

    Me reservo otras impresiones para cuando lea la segunda entrevista.

    En todo caso, muchas gracias @Guti por el trabajo y tiempo dedicados.

  23. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Desde fuera te puedo decir que tengo la misma opinión que tu un relojista. Desde dentro, al menos al principio, reconoció tener mucho interés. Quizás es solamente que había temas que desconocía o cosas de las que prefería no hablar. Creo que la segunda compensará todo esto con creces, a mi modo de ver y quitando las circunstancias, es la entrevista más jugosa de las que he hecho.

  24. Respecto a la cuestión que como desde este empresa se desentendieron de la entrevista una vez comenzada, una anécdota ocurrida hace años en mi ciudad de provincias de origen.

    Érase una vez un albañil joven que vio una oportunidad de negocio en cierto material de obra utilizado en fachadas de edificios. Dejó su trabajo y tirando de ahorros, aprendió a trabajar dicho material y se estableció por su cuenta. El negocio empezó a irle muy bien, dado que el material de obra en cuestión ahorraba muchas horas de trabajo y, por tanto, reducía costes.

    Tan bien iba el negocio que, se dice, hasta compró al fabricante la exclusiva de dicho material para cierta parte de España.

    A pesar de que ya ganaba mucho dinero, este señor continuaba manchándose las manos, esto es, al igual que sus empleados se metía unos madrugones de campeonato, iba a la obra con el mono, subía al andamio y trabajaba en las fachadas.

    Un día entró en el concesionario de automóviles de cierta marca alemana de lujo. Quería comprar cierto deportivo tope gama. Lo hizo vistiendo su mono de trabajo sucio y un empleado del concesionario lo echó con cajas destempladas: «Un muerto de hambre como tú no puede comprar este deportivo ni en sueños»

    Ni corto ni perezoso, nuestro empresario fue al concesionario de automóviles de otra marca alemana de lujo de la competencia y pocos días después volvía a éste a recoger las llaves de su automóvil deportivo tope de gama. La primera parada la hizo en el primer concesionario para reírse en la cara del gilipollas que días antes le había echado.

    Horas después ese gilipollas fue despedido. El dueño del primer concesionario era un también empresario del ramo de la promoción inmobiliaria, de hecho era uno de los más importantes de la provincia. Se dice que montó en cólera cuando supo lo ocurrido, y que lo que menos le importaba era la venta perdida.

  25. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Bonita historia con moraleja, y encima verídica. Me encantó un relojista. Cierto que las apariencias engañan, y cierto que a nivel de relojería esta es la web con más audiencia, y creciendo, cosa que otras no pueden decir. Está claro que no tiene el nombre de algunas otras, el glamour, o la selección de piezas. Entiendo que a Pita si fuera el caso, a TAG Heuer o a Festina Group pueda no interesarles aparecer aquí.

    Sobre tu anécdota, me pregunto cuantos potenciales clientes hubieran dejado de comprar su coche premium al ver que un albañil en mono de trabajo se llevaba el tope de gama. Estamos llenos de prejuicios y a veces no buscamos lo mejor, sino aquello donde salen aquellos con los que nos identificamos.

    En lo que a mi respecta, y sabiendo que no tengo ninguna obligación contractual con Pita, que he invertido mi escaso tiempo desinteresadamente, y que encima he tenido que perseguirles a diestro y siniestro tengo la conciencia bien tranquila. Sé que otros cobran por ese servicio, y sé que los resultados son peores a mi modo de ver porque sólo muestran lo que quieren que se muestre. No es lo que quiero, y aunque me encantaría tener relaciones duraderas a largo plazo con las marcas, creo que esto es como las familias. Es imposible que te lleves bien con todos, porque sencillamente algunos no se quieren llevar bien contigo. Así que por más que hagas o más que des, no importa para ellos.

  26. Buenas tardes amigos.
    Yo lo que no entiendo, llamarme iluso, pero no comprendo que una opción gratuita y de notable difusión, no le interese a las marcas españolas.
    Vamos que no voy a comprar un reloj de Pita, ni aunque tuviera el dinero, pero me gusta la relojería y me gusta esa marca. Podemos hablar de de arte sin ser poseedores de un Pizarro, Monet o Velázquez.
    Lo que me lleva a pensar que muchas marcas ven sus productos como negocio y no como arte… y luego se gastan fortunas para intentar volver a cubrir su producto de alma (eso de los intangibles).

    Señores/as de la industria relojera amen lo que hacen.

    Buenas tardes amigos.

  27. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Tampoco lo entiendo Sergi. Quizás sea que ya no ven a Pita Barcelona como un negocio, sino como un laboratorio de ideas y de creación. Pero en ese caso: ¿por qué mantienen su web activa y sin actualizar? ¿Por qué aceptaron la entrevista, la llevaron a cabo, pero no fueron capaces de rematarla?

    Son de ese tipo de cosas que a los amantes de la relojería y de las empresas españolas nos duelen. Por capacidad, en Pita podría estar a la altura de los mejores. Si no lo están es porque se niegan a ser difundidos.

  28. Con permiso dejenme aventurar una hipotesis: Tal ves sea porque ven en esta pagina lo que al final es, un sitio muy bueno, imparcial, verídico pero un sitio de artículos variados y no uno especializado en relojeria. Puede que esas personas en el momento de la entrevista todavia no habian caido en cuenta de este importante (para ellos) dato, y después cambiaran de idea al ver con mas claridad. Particularmente creo que obraron mal aun si este fuera el caso, no debieron tratar a una persona tan despreocupadamente por un error de interpretación que es solo suyo. Quizas sea el momento para Guti de definir una linea editorial mas específica para la Bitácora si quiere mas presencia de grandes marcas en su blog. Una Bitácora solo para relojes. Si no quiere abandonar sus otras queridas lineas de afeitado clásico, coches, sofwares, etc, perfectamente las puede dejar unidas en una segunda página independiente de la que atenderia solo relojes. Por supuesto todo esto es solo una hipotesis entre las tantas causas que pudieran estar ocasionando estos desplantes tan feos a un sitio tan serio y a una persona tan cuidadosa como Javier.

  29. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Pues si fuera ese el motivo ARBcuentatiempos, cosa que desconozco pero que podría ser, aún peor. Y digo esto porque tener a una persona perdiendo el tiempo, y dándole largas durante un año no es en absoluto de recibo.

    El tema de la web de relojería me lo he planteado en varias ocasiones, igual que en su momento me planteé una específicamente dedicada a la tecnología. Finalmente lo descarté, en primer lugar por motivos de tiempo, no es lo mismo mantener una web que mantener dos, eso por no hablar del coste económico que también se multiplica.

    El segundo motivo es que a mi me encantan los relojes, pero más que eso me gusta comunicar y difundir. Cierto que ahora mis aficiones son 70% relojería, y así se refleja en la página, pero eso puede llegar a cambiar. Digo esto, porque mi capacidad de adquirir y de guardar relojes es limitada, de manera que tarde o temprano llegará a su fin (espero que sea más bien tarde).

    La web temática es un proyecto editorial que me atrae, pero creo que es algo que debe enfocarse de manera colectiva y con la rentabilidad en la cabeza. Al inicio de los blogs colaboré en varios de ellos, éramos 6 o 7 editores y cobrábamos por ello. Es como siempre ha funcionado la prensa, pero creo que eso acaba sesgando las opiniones. Difícilmente pondrás mal a una marca que se anuncia en tu espacio, y siendo honestos, difícilmente vas a poder competir con otros blogs en español con ánimo de lucro que se centran en la relojería.

  30. Pues como lo veo cuando lo leo en tu comentario Javier, tienes tres motivos para no hacerlo pero objetivamente me parece que solo uno de los tres te impide hacerlo y mejorar la información que brindas.

    1- El tiempo

    2-Que te gusta mas comunicar y difundir que lo que te gustan los relojes.

    3-El motivo económico.

    Asi que te lo desgloso:

    1-El tiempo con los dos blogs si te lo propones seria el mismo que consumes ahora. El dia que publiques en el de relojes no publicas en el blog mixto y viceversa.

    2-Que te gusta mas comunicar y difundir que lo que te gustan los relojes. Pues si tu mismo reconoces que ahora tus prioridades de comunicación y difusión son un 70 porciento en relojes, eso es lo que tienes que potenciar. El presente es ahora y el futuro será cuando esto cambie, entonces cambiaras tu frequencia de publicacion sobre relojes o la abandonaras llegado el caso y momento. Ahora estarias haciendo lo que te gusta 2×1 Comunicando y difundiendo y encima de relojes que tambien te gusta mucho.

    3-El motivo economico… Ahh el dinero, el maldito dinero… este si es un muy justo motivo que debemos reconocer. El mundo entero anda muy enfermo en esta recesión economica y pandemia asesina para pedirte que gastes más en algo que nos gusta demasiado. Seria muy injusto pedirte esto, por eso solo lo sugerí por si no habias caido en cuenta. Me alegra que no sea asi y que ya lo tenias todo en mente bien analizado amigo.

  31. Con respecto a la forma en que te llegan a las manos los relojes para analizarlos, eso con un blog especializado en relojeria y criterios tan serios como los que haces gala, podria cambiar al sistema de préstamos y regalos que usan otros blogs pero dejando claro que no comprometeras tus reviews por ninguna paga. Asi solo las marcas con verdaderamente buenos relojes se atreverian a pasar un filtro tan riguroso.

  32. Buenas tardes amigos. Javier, ARB, D. Ricardo, Cesar….

    Respetando la opinión de nuestro gran amigo ARB, creo que uno de los encantos de la Bitácora es la miscelania y que a su vez atrae a un público diverso a diferentes temas de interés colectivo.
    Es cierto, que como apunta ARB, esa página podría llegar a cierto nivel de acceso hoy imposible. Pero, mi pregunta es ¿no has llegado a un buen nivel? Yo creo que sí, tu anterior entrada de la empresa del grupo cítizen de la gama Top, tus entrevistas con GES y demás blog demuestra que tu obra tiene un reconocimiento a nivel alto tirando a muy alto en el panorama español. Vamos si te nombran hasta en el blog de suelas de goma con tu prueba de las J hayber (uno de los blogs de referencia de la nueva cultura de las zapatillas). Pero es tu decisión y siempre tendrás mi apoyo.

    Buenas tardes amigos.

  33. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Por una parte tienes razón ARBcuentatiempos, en cuanto al tiempo si se reparte entre las dos páginas es el mismo. Sin embargo si publicas con menos frecuencia de una vez a la semana en alguno de los dos, y de momento el blog no-relojero tendría esa periodicidad, dejas de tener lectores fieles. En internet las cosas van así y la gente se olvida.

    En cuanto a conseguir más piezas, por supuesto que sería genial, y por mi parte estoy trabajando en ello. Pero es la parte en la que me refería que es necesario un equipo de gente. Sólo la logística de hablar con las marcas, recibir el reloj, reseñarlo, empaquetarlo, asegurarte que vuelve… Son tareas que no se ven, pero que están ahí y consumen muchísimo tiempo. A eso es a lo que iba que medios profesionales con acceso a relojes de primer nivel suelen ser gestionados por varias personas. Al mismo tiempo si hay varias personas implicadas los costes aumentan, y se hace necesaria una contraprestación económica que es como funcionan la mayoría de páginas. Desde Hondikee hasta Ablogtowatch. Es verdad que hay espacio, no hay ninguna de ese estilo en español. Tenemos algunas que difunden notas de prensa, otras que publican fotografías en vivo, pero el equivalente a alguna página de referencia en español no existe. Tanto es así que salvando las distancias lo más similar soy yo.

    Cuando mezclas temas económicos todo se complica. Ya no es estrictamente un hobby sino una actividad empresarial, y ello además requiere ciertas reglas a nivel de facturación, impuestos, etcétera. Es muy complejo y abrumador.

  34. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Estoy de acuerdo Sergi. Sabes que uno de mis modelos era la prensa escrita de calidad. Por mis aficiones me fijo mucho en las de automóviles. En ellas había un 80% del mundo del automóvil, pero había secciones como entrevistas a personajes famosos con su coche, artículos sobre estilo de vida… Que no eran automoción, pero sí estaban relacionados.

    Desde javiergutierrezchamorro.com lo que intento es transmitir mi forma de pensar unido a las cosas que me gustan. Es curioso, pero esa forma de pensar aunque todavía minoritaria cada vez abunda más. Es habitual que si te gustan los relojes te gusten también los coches, o el afeitado clásico, o los zapatos o los instrumentos de escritura por poner un ejemplo. Van relacionados. Y la ventaja de una web, algo que no tienen las revistas es que como no pagas por ella, si un contenido no te gusta, pues lo saltas. Para esos que sólo quieren estar al tanto de un tema es para los que monté el tema de categorías y etiquetas, una forma de que obtengan lo que les interesa y no se sientas «contaminados».

    El nivel al que ha llegado es muy bueno, tanto por calidad de contenidos (modestia a parte), como por el de la audiencia y la calidad de los comentarios y los comentaristas. Va creciendo mes a mes, y esa es la prueba del éxito. Es decir, es la línea editorial que me gusta.

    Eso no quita que en bastantes ocasiones me haya planteado diversificar, separar relojes de las otras cosas. Aunque lo hice al revés de como sugería guardatiempo, es decir, tanteé la idea de un espacio dedicado sólo a relojes: https://guardatiempo.wordpress.com/ Se quedó a medias, sin dominio, sin alojamiento y naturalmente sin contenidos. El fallo aquí fue que los comienzos son muy difíciles. Si empiezas publicando comunicados de prensa, a nadie le va a interesar, hay decenas de lugares mejores para publicarlos. Si quiere probar relojes, como estás empezando tampoco vas a tener reputación.

    Ahora tengo esa reputación, buena o mala, pero toda derivada de la transparencia. Lo que me permite hablar de cosas desde un punto de vista que las páginas de mi tamaño no suelen poderse permitir ya que viven del dinero de esas cosas.

  35. Todo muy cierto Sergi lo que comentas. Tal vez no me supe explicar bien. Cuando escribi «mejorar la información que brindas» no me referia a la calidad del contenido publicado por Javier que ya sabemos que lleva mucho de ello, mas bien me referia a acceder con mas frequencia a relojes mas top, presumiblemente de alta relojeria (que como bien decias aunque no nos llegue el presupuesto, nada nos impide admirarlos) y de paso aliviarse de tener que invertir su propio patrimonio en adquirirlos para poder hacerles la review para este blog. Pero como bien explicó Javier, la dinámica de este tipo de sitios es muy compleja para que la lleve una sola persona por muy habil que sea en estos menesteres. Una verdadera lástima ya que un idioma como el español, 4to del mundo por su numero de hablantes (solo por detrás del ingles, el chino y el hindi) se merece un sitio al nivel mas top como los existentes en ingles (Hodinkee, Ablogtowatch, etc.)

  36. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Nunca he traído alta relojería ARBcuentatiempos, aunque me encantaría. Pero si extrapolo las dificultades con relojes de lujo que sí he traído aquí (Oris, Hanhart o Stowa entre otros), el tema es complicado. Se deben enviar y retornar asegurados. Estando las marcas en Suiza eso requiere trámites de importación/exportación de aduanas. Es muy tedioso.

    Lo suyo, y creo que es lo que hacen otros y que yo estoy comenzando a hacer es tener como contacto a un distribuidor, pero claro, no es nada fácil que el representante de Vacheron Constantin para España crea en la idea. Quizás por lo que tu dices, porque entre medias ve un boli Bic. Pero por otro lado, es algo que deben asumir, puesto que aunque no vieran bolígrafos Bic, verían relojes Casio de 30€ o relojes soviéticos Vostok.

    Ahí es donde me parece que muchas marcas están equivocadas. Porque si no les apetece verse rodeados de otras marcas, entonces lo que tienen que hacer es potenciar su web y sus tiendas. Agregar contenido como este, con pruebas a fondo, revisiones de primera mano… Me sorprende como medios internacionales de renombre ni siquiera pasan un IWC por el cronocomparador… Cuando veo eso tiendo a ser mal pensado, y es que quizás a IWC lo que le interesa es que sea así, que nadie vea realmente cuál es la precisión del reloj y que lean sólo cosas bonitas.

    Interesante los idiomas. Hasta hace unos años se omitía de los rankings el hindi, el español era el segundo. Hemos bajado a la cuarta posición…

    En ese sentido lo que quería comentar es que cuando hablamos de relojes de prestigio, sus clientes y aficionados interesados tienen un nivel cultural suficiente como para que puedan comprender el inglés. No hace tanta falta un medio en español, porque al final el español es un idioma «de pobres», y los negocios siguen gestionándose en inglés.

  37. Buenos amigos.
    Interesantes reflexiones sobre la evolución de la bitácora y su futuro. Como comenta Javier y ARB, la supermarcas quieren algo que igual no tenían pensado y que la bitácora puede ofrecer han de verlo y salir de lo común (foros y publicaciones especializadas)
    A mi la miscelánea y la variedad de artículos me gusta porque trata temas sobre mis gustos y preferencias personales. Con las cifras en la mano creo que no le ha ido mal a Javier.

    ARB, como bien dices, la calidad de las reseñas tiene un gran nivel y el tráfico de comentarios ayuda a los aficionados a aumentar su nivel de conocimiento. Por eso la bitácora tiene eso números.

    Que pasen un buen día.

  38. Javier Gutiérrez Chamorro (Guti)

    Muchas gracias Sergi. Creo que es algo muy racional el querer buscar el placer en esas pequeñas cosas, en ir más allá de la función o de la obligación. Hoy en día el tiempo es inevitable: no llegar tarde, organizarse… Una esclavitud que si en parte puede ser aliviada por el reloj como ese instrumento que además nos deleita, creo que nos hace más libres y más felices. Lo mismo podemos decir de un bolígrafo o una estilográfica, que suple nuestra necesidad de escribir con algo que nos haga sentir bien, aunque sólo sea por el recuerdo.

    Son esos valores o esa filosofía de vida la que creo que muchos compartimos. Objetos cotidianos que bien valorados podemos disfrutar.

    Feliz martes.

Deja un comentario